Lactancia materna juega papel crucial como defensa ante patógenos como covid

La lactancia materna juega un papel crucial frente a la pandemia de coronavirus pues es una de las principales defensas contra cualquier agente patógeno como los virus, señaló este sábado una especialista.

“Frente a la covid-19, la alimentación será básica para el sistema inmunológico. Es la principal defensa contra cualquier agente patógeno, en este caso los virus”, dijo a Efe la pediatra y especialista en nutrición Sydney Greenawalt.

Por la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra la primera semana de agosto, expresó que no obstante la importancia de esta práctica, México sigue enfrentando un rezago en la lactancia materna, pues solo 47,7 % de los bebés acceden a la leche de la mamá.

Y de acuerdo con datos del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), en México solo tres de cada 10 niñas y niños menores de seis meses reciben lactancia materna exclusiva.

Esto pone al país por debajo del consumo en América Latina, el Caribe y el promedio mundial y se encuentra lejos de alcanzar las metas de desarrollo sostenible de 50 % para 2025.

La experta señaló que la leche materna no solo nutre al bebé, sino que le proporciona defensas ante infecciones y factores de crecimiento, lo que hace que el niño crezca sano “y lo programa también para ser un adulto sano”.

Explicó que la lactancia materna, entre otras cosas, disminuye el riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión, enfermedades como el cáncer y, además, crea defensas ante nuevos virus.

“No sabemos si van a surgir nuevos virus, por ello, lo que tenemos que hacer es tener buenas bases de alimentación dentro de nuestros hogares, empezando por la lactancia”, apuntó.

Puntualizó que ante la pandemia por coronavirus, es urgente que la población, principalmente la infantil, acceda a vitaminas A, B, D y zinc, para reforzar el sistema inmune.

“No podemos salir a una libertad de pandemia hasta que se puedan reunir las características que para ello se requieren”, zanjó.

NECESARIO IMPULSAR LA LACTANCIA

Greenawalt expresó que la lactancia materna está influenciada por factores sociales, culturales, prácticas y políticas hospitalarias y de atención médica inadecuadas, falta de conocimiento y apoyo calificado, licencia y maternidad insuficiente y ausente, además de una fuerte comercialización de alimentos sucedáneos.

Es por ello, señaló, que se requiere impulsar campañas de información para cambiar comportamientos, así como normas sociales y laborales para ampliar la licencia de maternidad a 24 semanas en el sector formal y también incluir a las mujeres del sector informal, entre otras.

Sin embargo, explicó que aún hay muy poca información respecto a esta práctica. “Desde detalles técnicos como saber cómo pegarse al bebé al pecho o afrontar el dolor, hasta pensar que el bebé no se llena con la leche que la mamá produce”, indicó.

Del mismo modo, dijo que cuando por alguna razón se suspende la lactancia materna, es necesario acceder a una fórmula (sucedáneo de leche) que contenga los mismos nutrientes, por lo que es importante consultar con un especialista sobre la mejor opción.

Finalmente, dijo que es importante apoyar a las mamás, tanto a las que lactan como a las que no pueden o no quieren hacerlo.

“Como sociedad estamos obligados a ayudar a las mamás y a las familias para que tengan conocimiento de lo que es la lactancia y cómo llevarla a cabo. Y ser conscientes de que muchas veces no puede ser y también apoyarlas. No debemos juzgar”, concluyó.

Opositores al pase sanitario toman las calles de Francia

París.- Los opositores al certificado sanitario en Francia y al conjunto de medidas adoptadas por el Ejecutivo galo para contener la nueva ola de la pandemia tomaron hoy por cuarto sábado consecutivo las calles del país, donde se congregaron decenas de miles de personas.

Esta última protesta llegó precedida del aval que el Consejo Constitucional, el organismo que vela por que la legislación sea conforme a la Carta Magna, dio el jueves a la ampliación del certificado sanitario para entrar en bares, restaurantes u hospitales, o para los viajes internos de larga distancia.

Desde el 21 de julio ese documento que certifica tener la pauta de vacunación completa o no estar contagiado ya era obligatorio para acceder a los centros culturales, pero desde este lunes, 9 de agosto, su exigencia marcará de forma mucho más amplia el día a día de la población.

“Aunque no me quedará otro remedio, voy a boicotear a todos los comercios que lo pidan. Soy creadora, voy a ferias y mercados y habrá ciertas actividades que no vaya a poder hacer. Va a ser complicado a nivel financiero, pero acepto asumir ese riesgo”, explica a EFE Marie, participante en una protesta parisina.

El proyecto de ley validado también exige al personal sanitario estar vacunado totalmente como muy tarde para el 15 de octubre, una confluencia de requisitos que desde hace un mes ha canalizado a sus detractores en una oleada de protestas.

MÚLTIPLES PROTESTAS MASIVAS

En toda Francia, 150 ciudades albergaron manifestaciones. En París hubo cuatro, reflejo de la heterogeneidad de un movimiento que reúne a antivacunas, a contrarios a la exigencia del pase sanitario o de la vacuna obligatoria y a opositores en general de la gestión de la crisis sanitaria.

Según las cifras del Ministerio francés del Interior, más de 204.000 personas se manifestaron en el país el pasado sábado, 31 de julio, frente a las 161.000 de la semana anterior o las 110.000 del día 17.

“Somos ciudadanos responsables, absolutamente comprometidos en la defensa de nuestros derechos fundamentales y de nuestras libertades. Somos irreprochables, estamos unidos y sin etiquetas políticas”, señaló hoy la coordinadora de uno de los cortejos parisinos, Sophie Tissier, del colectivo Paris pour la Liberté.

Otra de las movilizaciones de la capital volvió a estar encabezada por el ultraderechista Florian Philippot, antigua mano derecha de Marine Le Pen, excluido de su partido, la Agrupación Nacional, y que criticó en Twitter que el presidente, Emmanuel Macron, ejerza solo “a través del miedo y la mentira”.

“El gobierno dice desde el principio una cosa y la contraria. No hay ninguna base ni ninguna lógica”, critica igualmente Marie, para la que la obligatoriedad de la mascarilla en el exterior fue “el principio del fin”.

MACRON SE MANTIENE FIRME

Macron se encuentra oficialmente de vacaciones en la residencia oficial estival de Brégançon, en el sur del país, pero esta semana ha estado omnipresente en las redes y en los medios con vídeos diarios donde respondía a las dudas de los reticentes o una entrevista en Paris Match donde dejó claro que no retrocederá.

“Todas las medidas restrictivas han sido votadas por la ley. Somos el único país que ha tenido tantos controles parlamentarios durante la crisis. ¿Y se habla de dictadura? ¡Seamos serios!”, decía en ese semanario.

El movimiento encadena de momento cuatro sábados consecutivos, pero no tiene fecha de caducidad.

“Esta lucha va a continuar. Confío en que en septiembre, cuando todo el mundo haya vuelto de las vacaciones, haya más gente”, afirmó a EFE Franck, ingeniero de 51 años que, como muchos participantes, no está vacunado.

El certificado sanitario, en su opinión, “es liberticida y erosiona el pacto de igualdad. Son medidas totalmente desproporcionadas con la situación. El Gobierno debería impulsar la vacunación, pero no hacerla obligatoria”.

Las últimas cifras, del viernes, apuntan que desde el inicio de la campaña de vacunación en diciembre 44,4 millones de ciudadanos han recibido al menos una dosis, el 65,9 % de la población total, y 36,9 millones tienen la pauta completa, el 54,6 %. De media, según la web Vaccin Tracker, se inocula por primera vez a 323.416 personas al día. EFE

Uruguay presenta 45 casos activos de variante delta y uno de alfa y lambda

Uruguay presenta 45 casos activos de variante delta, uno de alfa y otro de lambda del coronavirus SARS-CoV-2, según la información facilitada este viernes por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

La cartera informó, mediante un comunicado, que mantiene desde el pasado 1 de julio “una estrategia de fortalecimiento de la vigilancia focalizada en los viajeros que ingresan al país desde el exterior, con el objetivo de controlar el ingreso por las fronteras de las nuevas variantes”.

Según el texto oficial, se ha verificado hasta el momento el ingreso “de tres variantes de preocupación y una variante de interés”, cuyos casos “fueron identificados, luego aislados y sus contactos rastreados”.

De esta manera, el MSP confirmó que no se ha detectado la circulación comunitaria de las variantes.

Días atrás, científicos uruguayos hallaron la P.6, una variante propia del país sudamericano, que, según su análisis, habría contribuido a la primera ola de casos registrada a fines de 2020 pero que luego fue aplazada por la brasileña P.1 y, desde fines de abril, desapareció.

Según el comunicado del Instituto Pasteur de Montevideo, la variante uruguaya del SARS-CoV-2 fue detectada gracias a un estudio hecho por los investigadores del Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI) en vigilancia genómica del virus y acotó que esta variante apareció por primera vez en noviembre de 2020 y fue la predominante hasta marzo.

Hasta ahora, la última muestra detectada con la variante uruguaya data del 26 de abril.

Desde diciembre de 2020, Uruguay vivió un fuerte crecimiento de casos del covid-19 y ello empeoró desde marzo con la llegada de la P.1 brasileña. A partir de allí, los positivos y las muertes aumentaron de manera exponencial y no fue hasta junio cuando los números mejoraron, ayudados por la vacunación en un alto porcentaje de población.

El país suma 382.295 casos de covid-19 desde el comienzo de la emergencia sanitaria, que en Uruguay se declaró el 13 de marzo de 2020, de los que 1.742 son personas que se encuentran cursando la enfermedad, 35 de estas ingresadas en centros de tratamientos intensivos (CTI).

Además, han fallecido 5.986 personas por esta enfermedad.

Argentina amplía el cupo diario de ingreso de nacionales y residentes

Argentina anunció este viernes que desde este sábado ampliará a 1.700 la cantidad de argentinos y residentes que dejará entrar por día al país, que representa un aumento respecto a las mil personas por día que permite ingresar desde fin de julio pasado para retrasar la llegada de la variante delta del covid-19.

En plena segunda ola del covid-19, Argentina acotó, entre el 28 de junio y hasta el 9 de julio, a 600 personas por día el cupo máximo de entrada de argentinos y residentes en el país, lo que generó malestar en las aerolíneas y entre los argentinos varados en el exterior.

A partir de entonces, mejoró la cifra gradualmente hasta alcanzar un total de 7.000 personas que podían entrar por vía aérea a Argentina entre el 31 de julio al 6 de agosto.

El Ministerio de Salud informó este viernes en un comunicado que el cupo semanal será de 11.900 plazas para argentinos y residentes desde este sábado hasta el 6 de septiembre próximo.

Y previó que el cupo semanal subirá a 16.100 plazas si se habilitan nuevos corredores seguros.

En tanto, sigue prohibido el ingreso de turistas extranjeros y se mantienen cerradas las fronteras terrestres.

Para los viajeros seguirá la obligación de hacerse un test para poder tomar el avión con destino a Argentina; otro al llegar al país y un tercero al séptimo día de ingreso. Además, deberán aislarse durante 10 días, contados desde el testeo realizado en el país de origen.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, destacó en una rueda de prensa que se han identificado “menos de 100 casos” en el país de la variante delta y que “no es la variante predominante en la Argentina”.

ALARMA EPIDEMIOLOGICA

Argentina -que desde el inicio de la pandemia acumula 5.002.951 de casos y 107.213 de fallecidos- aplica desde principios de mayo un semáforo epidemiológico para determinar las restricciones a adoptar para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Vizzotti indicó que se modificarán los indicadores a considerar para avanzar con restricciones, al pasar a observar si la variación porcentual intersemanal de la ocupación de camas de terapia intensiva por enfermos de covid-19 supera el 20 % y si la ocupación de camas totales de terapia intensiva es superior al 80 %.

En tanto, indicó que ante una situación de alarma epidemiológica en un conglomerado urbano, se prevén medidas limitadas a nueve días en relación con la disminución de aforos (50% para actividades económicas y 30% para culturales), se prohíbe la circulación nocturna de 20 a 60 del día siguiente y se suspenden los eventos masivos.

TRES ETAPAS

El presidente argentino, Alberto Fernández, había anticipado este viernes que prepara una salida gradual a las restricciones todavía vigentes en el país para frenar la pandemia de coronavirus, que incluirá el regreso del público a eventos y la habilitación del turismo internacional.

Según detalló Vizzotti, el Gobierno trabaja en “la recuperación gradual de las actividades” en “tres etapas”.

Según se detalló, la primera etapa estará vigente hasta el 1 de octubre próximo y se denomina de “protección en progreso”, ya que el Gobierno tiene como objetivo lograr completar el esquema de vacunación en la mayor cantidad de personas posibles.

Argentina, con una población de unos 45 millones de habitantes, ha aplicado 33,8 millones de dosis de la vacuna, pero sólo 7,98 millones han sido vacunados con las dos dosis.

La segunda etapa prevé aumentar los aforos en lugares cerrados, permitir encuentros al aire libre sin límite de personas y los eventos masivos primero al 30 % hasta llegar al 60 %. También, se piensa en viajes grupales para mayores con el esquema completo de vacunación.

Y en esta etapa se prevé una apertura progresiva de las fronteras para que Argentina pueda recibir extranjeros vacunados, primero desde países limítrofes.

La etapa tres sería de recuperación total de la actividad. Para llegar a esta etapa la ministra dijo que se está trabajando en vacunar a los adolescentes no priorizados en septiembre y octubre próximos.