Las pistolas inteligentes llegan a la conquista del mercado de EEUU

Las pistolas inteligentes, que solo responden a personas previamente identificadas, podrían comercializarse este año en Estados Unidos, donde los legisladores están estancados en la regulación de las armas de fuego.


Fuente: AFP


El interés de integrar chips electrónicos en determinadas armas, y la fiabilidad de estos, ha sido objeto de debate durante años. El objetivo es evitar que niños, delincuentes y suicidas aprieten el gatillo.

Sin embargo, en este momento no hay evidencia de que los seguidores de la defensa personal armada estén listos para adoptarlas, ni de que estas llamadas pistolas "inteligentes" funcionen tan bien como se prometió.

"No tengo una bola de cristal para saber si serán en su mayoría positivas, en su mayoría negativas o, en última instancia, si tendrán la misma falla que otras armas inteligentes en el pasado", comenta Adam Skaggs, asesor legal de Giffords, una asociación reguladora de armas de fuego.

La empresa SmartGunz ha utilizado chips RFID (de identificación por radiofrecuencia), como los que se utilizan en las tarjetas de peajes electrónicos, por ejemplo. El usuario debe usar un anillo conectado para poder disparar.

Su director, Tom Holland, les habla a los agentes de policía preocupados de que una persona detenida les apunte con su arma, o a los padres preocupados de que sus hijos encuentren la suya.

"Las personas que quieren un arma 'más segura' pueden elegir, si sienten que necesitan protección letal en casa", explica.

Sus productos ya están siendo probados por unidades policiales de todo el país y espera comercializarlos al público en la primavera boreal.
Alrededor del 40% de los adultos estadounidenses vive en un hogar donde hay armas, según la firma Pew Research Center.

- Mediante huella dactilar -

Se vendieron casi 23 millones de unidades en 2020, un récord, según Small Arms Analytics & Forecasting, que espera 20 millones para 2021.

La pandemia y las protestas contra la discriminación racial contribuyeron a un fuerte aumento de los homicidios en 2020, aunque los niveles se mantuvieron por debajo de los picos de la década de 1990.

Si bien las tragedias estadounidenses en las escuelas o lugares públicos son las que suelen aparecer en los titulares, más de la mitad de las 40.000 muertes por armas de fuego cada año son suicidios.

Ginger Chandler, cofundadora del fabricante LodeStar Works, ve los sistemas de autenticación como una barrera física pero también psicológica para los incidentes.

"En un momento de estrés, la persona autorizada toma el arma pero existirá este paso adicional", señala. "Tal vez les dé tiempo para pensar: '¿Realmente quiero hacer esto?'".

Su empresa tiene previsto comercializar un 9 mm en 2023 que podrá activarse a través de una aplicación móvil o directamente con un código secreto o mediante reconocimiento biométrico de la huella dactilar.
Las empresas probablemente no podrán contar con los legisladores para que aprueben estos nuevos equipos. El tema divide a los votantes hasta el punto de impedir cualquier evolución de las leyes.

- Más "inteligentes" pero aún mortales -

En 2000, el fabricante estadounidense Smith & Wesson y el gobierno de Bill Clinton habían acordado que las pistolas inteligentes serían parte de las reformas para reducir la violencia, pero el proyecto no prosperó ante la oposición del poderoso lobby de las armas.

De igual forma, en 2002, una ley en el estado de Nueva Jersey, que habría prohibido las pistolas sin mecanismos de autenticación, causó indignación. Se transformó en 2019 en una simple obligación para las armerías estatales de vender estas armas de nueva generación cuando se comercialicen.

El episodio del fracaso del fabricante alemán Armatix tampoco ayudó a esta tecnología: en 2017 un hacker eludió su sistema de identificación con imanes.

Más allá de los antecedentes, el concepto no es unánime ni siquiera entre los partidarios de la regulación de las armas de fuego. Porque inteligentes o no, estas armas siguen siendo mortales.

Además "pocos propietarios o familias en situación de riesgo comprarán estas pistolas más caras que las demás. Atraerán especialmente a aquellos que ya se preocupan por la seguridad", subraya Daniel Webster, investigador especializado en el tema en la Universidad Johns Hopkins.

Gareth Glaser, cofundador de LodeStar, no quiere meterse en debates políticos: "Preferimos que el gobierno no se meta y que el consumidor elija".

 

México autoriza la pastilla de Pfizer contra el COVID-19

El regulador sanitario mexicano dijo este viernes que otorgó autorización de emergencia a la pastilla del laboratorio Pfizer para tratar el covid-19.


Fuente: AFP

“El medicamento que combina nirmatrelvir y ritonavir en presentación tabletas, será destinado para atender pacientes adultos con Covid-19 leve o moderado y con riesgo de complicaciones”, dijo la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en un comunicado.

El regulador dijo que el uso de la pastilla requiere prescripción medica “considerando los factores de uso y riesgo detallados en el oficio de autorización para evitar mal uso de este medicamento, automedicación y/o su venta irregular”.

Explicó que los componentes de la pastilla reducen hasta en 88% la tasa de hospitalizacion y mortalidad por covid.

Apenas el 7 de enero pasado, el regulador aprobó de emergencia el uso de la pastilla fabricada por el laboratorio Merck.

México, de 126 millones de habitantes, experimenta un fuerte aumento de contagios de covid-19 en el arranque de 2022. El miércoles el país anotó un récord histórico de casos positivos con 44.187 registros en 24 horas.

Además, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta misma semana que está contagiado de covid-19 por segunda ocasión.

México registra en total 4,2 millones de contagios y 300.912 defunciones.

 

Uruguay permite corredores seguros para entrada de residentes con COVID

Uruguay permitirá el "ingreso excepcional" de residentes nacionales o extranjeros contagiados de covid-19 y que deseen guardar la cuarentena en su casa, según un decreto del Ejecutivo.


Fuente: EFE

El texto, que puede verse este viernes en la web de Presidencia, hace oficial el anuncio adelantado días atrás por el mandatario, Luis Lacalle Pou, sobre la situación de ciudadanos uruguayos o residentes extranjeros que habían enfermado durante sus vacaciones.

El decreto permite la entrada "de aquellos ciudadanos uruguayos o extranjeros residentes en el país que, cursando la enfermedad COVID-19, requieran ingresar al país", siempre que lo hagan en vehículos "particulares y no colectivos" que garanticen "su permanencia aislada" o con "su núcleo familiar o convivientes durante el viaje".

El segundo artículo del decreto regula que, una vez dentro del país, las personas afectadas "deberán dar cumplimiento al régimen de aislamiento social preventivo y demás medidas sanitarias vigentes".

Desde el 1 de noviembre, pueden entrar en Uruguay aquellas personas -nacionales o extranjeras- que cuenten con el esquema completo de vacunación (es decir, 14 días transcurridos desde la última dosis necesaria) y un PCR negativo, además de una declaración jurada de salud.

Además, el Ejecutivo eliminó la obligatoriedad de segundo PCR a los siete días de la permanencia en el país.

Uruguay vive su segunda ola de covid-19, tras la entrada de ómicron en diciembre pasado, y cada día bate récords de contagios y casos activos.

Desde el 13 de marzo de 2020, Uruguay acumula 483.820 casos totales -de los que 65.665 son personas que cursan actualmente la enfermedad, 55 en cuidados intensivos- y 6.211 fallecimientos.

 

Ira, decepción y resignación entre los electores de Boris Johnson por el "partygate"

¿Volvería a votar por Boris Johnson? "Me lo pensaré dos veces", contestan muchos electores de la circunscripción londinense del primer ministro británico, entre la resignación, la decepción y el enfado por la acumulación de escándalos del controvertido líder conservador.


Fuente: AFP


"Es arrogante. El hombre no tiene vergüenza. No se puede creer ni una palabra de lo que dice", afirma a la AFP Daniel Hoares, de 67 años, en la salida de la estación de tren de Uxbridge, un suburbio del oeste de Londres.

En las elecciones generales de 2019, los 70.000 electores de esta circunscripción votaron en un 52,6% por Johnson, eligiéndolo como su diputado por 7.000 votos de diferencia sobre su oponente laborista.

Desde entonces, el ánimo ha cambiado. ¿El motivo del enfado? Un nuevo escándalo que involucra al primer ministro, cuya residencia oficial acogió varias fiestas durante los confinamientos de 2020 contra el coronavirus, mientras los británicos veían sus interacciones sociales impedidas por ley.

A pesar de las disculpas ante el Parlamento y la reina -ya que dos de las fiestas se celebraron en la víspera del funeral de su marido Felipe-, a la opinión pública le cuesta seguir tragando.
"Es absolutamente repugnante que quien se supone es el líder rompa sus propias reglas", sentencia Keith Kelly. "Es despreciable, una vergüenza para la democracia", agrega este pensionista sin afiliación política.

- "Decepcionado pero no sorprendido" -

"Uno espera que su diputado esté a la altura de ciertas normas. En ese sentido, estoy decepcionado", pero "no sorprendido", asegura.

"Aunque es horrible, la gente esperaba algo así de Boris Johnson porque pone el listón tan bajo que tropieza todo el tiempo", dice.

Pero a Kelly no le sorprendería que volviese a ganar en las próximas legislativas, previstas para 2024, porque los electores "se encogen de hombros y simplemente dicen 'bueno, es Boris'".

Entre los votantes conservadores, la situación provoca malestar. Algunos, como Rima Zantout, no creen que Johnson "deba ser castigado", e incluso hablan de una "conspiración" para hacerlo caer.

"No se puede juzgar a la gente por tan poca cosa", considera esta ama de casa de 56 años.
Otros, como John Taylor, no saben qué pensar. Johnson "defraudó a la gente que sufría de covid, que tenía a sus seres queridos en el hospital", dice este octogenario que votó por él en 2019. "Pero por otro lado, está haciendo un trabajo muy difícil y lo está haciendo bien".

- "No es un drama" -

"Lo que hizo estuvo mal pero tampoco es una tragedia", resume este exbibliotecario, en el cruce de una callejuela histórica con un moderno centro comercial.

"Es una decepción para los que confiaban en él", estima Veronika Machu. "Todo el mundo hablaba de ello cuando saltó" el primer escándalo por una fiesta durante el confinamiento a la que poco a poco se han ido sumando muchas otras, hasta una quincena.

"Y tras la decepción vino la rabia" contra este político "demasiado seguro de sí mismo", que se cree "por encima de todos" y piensa que "nada puede afectarle", añade esta conservadora convencida bajo un frío sol de enero.

En opinión de esta empleada en licencia por maternidad, Johnson no dimitirá, "seguirá diciendo que lo siente" y creará una distracción para "barrer rápidamente esto bajo la alfombra".

"Me lo pensaré dos veces" antes de volver a votar por él, dice Machu. "Es un líder fuerte, no hay duda de ello. Pero me pregunto si es la persona adecuada para estar en el poder".

Taylor cree que el primer ministro debería dimitir, pero dice "no ver a nadie para ocupar su lugar".

Ni siquiera el ministro de Finanzas Rishi Sunak o la ministra de Relaciones Exteriores Liz Truss, a la que se está presionando para que suceda a Johnson.

"Simplemente no tienen las mismas habilidades que Boris", afirma. "Es el mejor, aunque se salga de lo establecido".