Lo matan a golpes por ser homosexual

Un joven homosexual chileno que fue víctima de una feroz paliza falleció hoy tras permanecer internado por varios meses con un daño cerebral severo, según informó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).


Fuente: EFE

​Wladimir Sepúlveda Arce, de 21 años, sufrió en octubre pasado un brutal ataque a golpes por parte de al menos cuatro individuos en la localidad de San Francisco de Mostazal, al sur de Santiago.

Desde esa fecha el joven permanecía en estado grave conectado a un ventilador mecánico en el hospital de Rancagua, a 90 kilómetros de la capital chilena.

La familia de la víctima y el Movilh anunciaron en ese momento la presentación de una querella contra los responsables del ataque, similar al que le costó la vida en marzo de 2012 al joven Daniel Zamudio, cuyo caso dio origen a una ley contra la discriminación.

El Gobierno chileno expresó hoy su pesar y condolencias tras conocerse la muerte de Sepúlveda.

"Esta nueva muerte desnuda cuanto nos queda todavía por avanzar como sociedad", señaló el ministro portavoz, Alvaro Elizalde, en un comunicado difundido el domingo. Esperamos que la Justicia haga su labor, esclareciendo los hechos y aplicando las sanciones correspondientes", agregó.

Jorge Mena, fiscal encargado de investigar la agresión contra Sepúlveda, ha dicho que uno de sus objetivos es probar que ésta tuvo un móvil homofóbico, a fin de enmarcar el juicio en la nueva normativa contra la discriminación, conocida como "ley Zamudio".

Esta disposición establece mayores penas para los delitos motivados por el rechazo a una raza, religión, apariencia o condición sexual.

 

​Terremoto en Chile dañó a más de 9.500 viviendas

Santiago de Chile.- Más de 9.500 viviendas resultaron dañadas en el norte de Chile por el terremoto de 8,2 grados de magnitud que golpeó la zona el martes.


Fuente: EFE

"Son más de 9.500 casas las que presentan algún tipo de daños, siendo la I Región la que concentra la mayoría de las construcciones siniestradas", informó la noche del sábado el Ministerio de

Vivienda, tras realizar un catastro preliminar del impacto del sismo, que provocó la muerte de seis personas.

De esa cantidad 1.246 viviendas han sido declaradas, hasta ahora, con daños graves y, por lo mismo, irreparables, en las regiones Arica y Parinacota y Tarapacá, tras el terremoto y una réplica de 7,8 grados el miércoles.

Varios ministros del Gobierno, encabezados por el titular del Interior, Rodrigo Peñailillo, se encuentran en la zona norte evaluando los daños y tratando de agilizar la ayuda a los damnificados, así como la reposición de los servicios básicos.

Las localidades con mayores problemas son Pozo al Monte, Alto Hospicio y Huara, en la región de Tarapacá.

También se detectaron daños graves en Arica, Putre y Camarones, en la I Región del país.

"Vamos a disponer la posibilidad de un subsidio de arriendo, que les permita habitar transitoriamente en una vivienda próxima a sus hogares", dijo la ministra de Vivienda, Paulina Saball, refiriéndose a quienes sufrieron la destrucción de sus casas.

Saball precisó que la reconstrucción demandará la creación y fortalecimiento de pequeñas empresas y de constructores que "estén dispuestos a participar en esta reparación".

Agregó que aunque no hay plazos definidos para la tarea, espera que se desarrolle entre seis meses y un año.

Por su parte, el ministro Peñailillo dijo que "se requiere de un esfuerzo mayor del Estado" para llevar adelante la reconstrucción y reiteró que "los recursos necesarios van a estar disponibles".

También afirmó que el Ejército seguirá colaborando en el resguardo de las zonas golpeadas por el sismo para garantizar la seguridad y evitar robos o saqueos.

Aunque se han redoblado los esfuerzos porque el norte chileno recupere en parte la normalidad, las réplicas del terremoto persisten y ya se han registrado más de 500.

Eso sí, la intensidad de los movimientos telúricos ha bajado y el más fuerte que se sintió a las 02.44 hora local del sábado (0544 GMT) fue de 5,4 grados.

 

Búsqueda del avión sigue tres señales acústicas

​Los equipos de rescate investigan hoy en el océano Índico tres señales acústicas detectadas en la zona de búsqueda del avión de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, parecidas a las de una caja negra.


Fuente: EFE

"Este es un acontecimiento importante y esperanzador", dijo el director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, el australiano Angus Houston, en rueda de prensa transmitida por televisión.

Varias embarcaciones y aviones han sido enviados a la zona donde el navío chino Haixun 01 ha detectado dos señales, una el viernes y otra el sábado, para comprobar si tienen alguna relación con el avión del vuelo MH370.

Mientras, el buque australiano Ocean Shield, que lleva un localizador de cajas negras prestado por la Armada estadounidense, analiza una tercera señal detectada esta mañana a unos 550 kilómetros de distancia pero de la que "de momento no tenemos más detalles".

La segunda señal registrada por el Haixun 01, de 90 segundos de duración, fue captada a unos dos kilómetros del lugar donde el día anterior el mismo barco chino detectó una primera emisión, que duró unos instantes, a una latitud de 25 grados sur y una longitud de 101 grados este.

Houston indicó que el Haixun 01, que se encuentra en una posición "central" en el operativo, captó una señal electrónica de una frecuencia de 37,5 kilohercios por segundo que "es consistente con las de una caja negra de un avión".

También aclaró que la distancia podría explicar que no se reciba una señal continua como la que emiten estos dispositivos.

El coordinador del operativo dijo que en la misma zona aviones de reconocimiento avistaron objetos blancos flotando pero advirtió que de momento no se puede confirmar si estos y las señales tienen alguna relación con el avión.

El barco británico HMS Echo de investigación oceanográfica se dirige a la zona donde, según Houston, llegará dentro de uno o dos días.

"Tenemos tres casos acústicos distintos. Estamos tratando cada uno de ellos muy seriamente. Trabajaremos en estas posiciones hasta que podamos decir 'sí' o 'no' (tienen relación con el avión)", dijo el coordinador de la misión de búsqueda.

"Tenemos que investigarlo (...) es algo que lleva tiempo. Estamos en una zona de gran profundidad, con señales falsas. Hay muchos ruidos en el océano, ecos que rebotan", indicó el militar australiano.

Durante la rueda de prensa, Houston precisó que los investigadores han revisado la hipotética trayectoria del avión al considerar que pudo volar a una velocidad superior a la considerada inicialmente, lo que ha desplazado el rastreo hacia el sur.

También dijo que se desconoce si el avión entró de cabeza o plano en el agua y pidió que se eviten las especulaciones.

"Tenemos ahí a los mejores expertos y al mejor equipamiento y lo que necesitan es hacer su trabajo. Este es un entorno muy dinámico y las cosas bajo el agua llevan su tiempo", recordó Houston.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, se mostró esta mañana cauto para no despertar falsas esperanzas, en declaraciones a los periodistas en Japón, donde efectúa una visita.

"Lo que quiero decir es que tenemos esperanzas pero no estamos seguros. Esta es la búsqueda más difícil de la historia de la humanidad. Estamos buscando un avión en el fondo de un océano muy profundo y en un área muy vasta", destacó Abbott, según la radio australiana ABC.

Diez aviones militares, dos civiles y trece buques participaron este domingo en las operaciones de búsqueda en un área de aproximadamente 216.000 kilómetros cuadrados, que se ha dividido en tres zonas, a unos 2.000 kilómetros al noroeste de Perth, la capital del estado de Australia Occidental.

Las operaciones de rastreo se han convertido en una carrera contrarreloj debido a que las baterías de las cajas negras del avión, de un mes de duración, están a punto de agotarse.

 

Paracaidista esquivó un meteorito de pura casualidad

Un paracaidista noruego escapó por muy poco a un meteorito que pasó a pocos metros de él durante un salto en su país, según un video difundido la noche del jueves por la cadena pública NRK.


Fuente: AFP

Las imágenes del episodio, captadas por una cámara colocada en el casco, muestran cómo una piedra de gran tamaño pasa a gran velocidad muy cerca de Anders Helstrup, cuando éste acababa de abrir su paracaídas.

"Hemos barajado todas las opciones posibles. ¿Podía ser algo que tuviéramos en la mochila? ¿O un objeto caído de un avión? ¿O perteneciente a otros paracaidista?", explicó Anders Helstrup a NRK, añadiendo que en ese momento "no había nada encima ni cerca de [él]".

A juzgar por las imágenes, el geólogo Hans Amundsen identificó el objeto como un meteorito caído del cinturón de Júpiter, y en una fase de vuelo post-incandescente.

"Si hubieras saltado una fracción de segundo antes, estarías muerto", le dijo al paracaidista.

El video ha circulado mucho en las redes sociales. Algunos expertos se muestran no obstante circunspectos.

"Soy un poco escéptico respecto a esta historia, pero no es totalmente ridícula", dijo un astrónomo, Scott Manley, en Twitter.

"No puedo decir si es auténtico o no (...) pero parece inverosímil", dijo un bloguero especializado en cuestiones de astronomía, Phil Plait.

Interrogado por la AFP, el canal NRK ha afirmado que las imágenes son auténticas.

A continuación, un video publicado por el portal Terra de Chile.