Los vacunados contra covid-19 sí pueden donar sangre

Las personas vacunadas contra covid-19 sí pueden donar sangre, en contra de lo que afirman mensajes difundidos en redes sociales en América Latina que tergiversan criterios estadounidenses para limitar exclusivamente las donaciones de plasma convaleciente a enfermos de coronavirus.


Fuente: EFE

Desde hace días circulan tanto en Facebook como en Twitter mensajes que atribuyen a la organización estadounidense de Cruz Roja en Estados Unidos la afirmación de que "las personas vacunadas" contra la covid-19 "no pueden donar sangre" porque "la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales".

Algunos de estos mensajes van acompañados de un vídeo que recoge un fragmento de un programa informativo de televisión.

En la grabación, que dura menos de medio minuto, la presentadora del informativo subraya en inglés: "Cruz Roja dice que quienes hayan recibido la vacuna contra la covid no pueden donar plasma convaleciente para ayudar a pacientes hospitalizados" con esta enfermedad.

DATOS: En realidad, no es que la Cruz Roja avise de que no pueden donar sangre los vacunados contra la covid-19, sino que esta organización ha suspendido la recepción de plasma convaleciente para enfermos de coronavirus por falta de demanda. Y que EEUU empezó a excluir como donantes de ese plasma a vacunados que no hubieran pasado la enfermedad.

SE SUSPENDIÓ LA DONACIÓN DE PLASMA CONVALECIENTE POR BAJA DEMANDA

Lo que únicamente ha hecho la Cruz Roja estadounidense ha sido rechazar plasma convaleciente -con anticuerpos contra la covid-19- si procedía de personas vacunadas que no hubieran pasado previamente la enfermedad. Y suspender por completo este tipo de donaciones ante la disminución de la demanda hospitalaria.

El pasado 26 de marzo, Cruz Roja suspendió en este país todas las donaciones de plasma convaleciente de coronavirus para el tratamiento de enfermos de covid-19 porque había suficiente oferta industrial frente a una demanda hospitalaria que se había reducido.

En todo caso, la organización precisa que analizará todas las donaciones de sangre que recibe e identificará las que den positivo por niveles altos de anticuerpos, además de cumplir otros requisitos, para poder usarlas como plasma de convalecencia ante eventuales necesidades futuras de los pacientes con covid.

Asimismo, explicaba en su web que el donante de este tipo de plasma debe ser alguien que haya superado la covid-19 y no que solo haya sido vacunado, con el fin de asegurar que posea "suficientes anticuerpos directamente relacionados con su respuesta inmune a una infección" por coronavirus "y no solo a la vacuna, ya que los anticuerpos de una infección y los de una vacuna no son iguales".

Cruz Roja aplicaba de este modo los criterios que había establecido el 11 de febrero en EEUU la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en una actualización de sus orientaciones a la industria sobre el uso del plasma convaleciente de covid-19.

SE PUEDE DONAR CON DISTINTOS PLAZOS DE ESPERA SEGÚN LOS PAÍSES

Pero ninguno de estos requisitos y precisiones impide a los vacunados contra la covid poder realizar donaciones de sangre, ni en Estados Unidos ni en Europa, según confirman autoridades sanitarias nacionales e internacionales.

En EEUU, la propia Cruz Roja explica que "la mayoría" de inmunizados no necesita dejar pasar tiempo siquiera tras recibir las dosis, siempre que no noten fiebre u otros síntomas y se sientan bien en el momento de la donación. Eso ocurre con todos quienes han recibido las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna, Janssen y Novavax.

Para los que hayan recibido otras vacunas o no sepan cuál se le ha administrado, la recomendación es esperar dos semanas antes de donar sangre.

En el caso de Europa, todos los países de la UE autorizan a los vacunados a realizar donaciones de sangre, si bien varían los tiempos de espera tanto para quienes notan síntomas tras la vacuna como para quienes carecen de ellos.

Así, en un extremo, siete países comunitarios permiten a todos los vacunados sin síntomas donar de forma inmediata (Alemania, Francia, Grecia, Hungría, Dinamarca, Finlandia y Lituania), mientras que, en el otro, el periodo de espera se alarga hasta los 28 días en Bulgaria y, para los inmunizados con AstraZeneca, también en República Checa, Estonia y Croacia.

En Rumanía, Eslovaquia y Chipre, los vacunados con Janssen sin síntomas se suman a los de AstraZeneca en ese tiempo de espera de 28 días antes de la donación, el más largo entre los recomendados en la Unión Europea.

LA VACUNACIÓN NO DESTRUYE LOS ANTICUERPOS NATURALES

También es falso que los vacunados no podrían donar sangre porque "la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales". Al contrario, como recuerdan los estadounidenses Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las vacunas anticovid ayudan a proteger el organismo "al crear una respuesta de generación de anticuerpos" sin necesidad de sufrir la enfermedad.

"Donar sangre después de recibir una vacuna anticovid no reduce la protección del donante contra el virus", señala asimismo la Cruz Roja de EEUU, antes de recalcar que, al igual que otras vacunas, la del coronavirus "está diseñada para generar una respuesta inmune" que ayuda a proteger a una persona de la enfermedad, de modo que "la respuesta inmunitaria de un donante no se ve afectada por la donación de sangre".

La Cruz Roja precisa igualmente que, aunque suspendiera en marzo en EEUU la recepción de plasma convaleciente porque no había demanda hospitalaria que lo hiciera necesario, la FDA sí permite a los vacunados donar este plasma si previamente han pasado la enfermedad y no han transcurrido aún seis meses desde entonces, porque los anticuerpos de la infección natural pueden disminuir después.

 

El G7 se compromete a distribuir mil millones de vacunas del covid-19 a países pobres

Los líderes del G7 se comprometerán a distribuir mil millones de dosis de vacunas contra el covid-19 a los países pobres con el objetivo de "poner fin a la pandemia" en 2022, anunció el jueves el gobierno británico.


Fuente: AFP

El G7 es una organización formada por las siete economías avanzadas más grandes del mundo: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

Reunidos del viernes al domingo en el suroeste de Inglaterra, "los líderes mundiales deben anunciar que proporcionarán al menos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, compartiéndolas y financiándolas", afirmó el Reino Unido, que tiene la presidencia rotatoria del grupo.

También deben "establecer un plan para ampliar la producción de vacunas para cumplir este objetivo", agregó.

"Al vacunar a más personas en todo el mundo, no sólo ayudaremos a detener la pandemia de coronavirus, sino que también reduciremos el riesgo para los habitantes del Reino Unido" al "reducir la amenaza que suponen las variantes resistentes a las vacunas que aparecen en zonas con brotes importantes", añadió.

Por su parte, Londres donará 100 millones de dosis sobrantes de varios laboratorios gracias al avance de su programa de vacunación, que ya ha administrado casi 70 millones de inyecciones.

Se suministrarán cinco millones de dosis antes de septiembre y el resto hasta 2022, principalmente mediante el programa internacional Covax.

Estados Unidos ya se ha comprometido a proporcionar 500 millones de vacunas de Pfizer/BioNTech, que incluyen 200 millones este año, y el presidente francés Emmanuel Macron pidió a las empresas farmacéuticas que donen a países desfavorecidos el 10% de las dosis vendidas.

La presidencia británica del G7 también quiere pedir a los grandes laboratorios que proporcionen vacunas a precio de coste durante toda la pandemia, siguiendo el ejemplo de AstraZeneca/Oxford.

En mayo, Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson se comprometieron a suministrar 3.500 millones de dosis a precio de coste o con descuento a los países más pobres en 2021 y 2022, incluyendo 1.300 millones este año.

Los líderes del G7 también debatirán el establecimiento de "mecanismos para prevenir futuras pandemias".

 

Castillo lidera las elecciones peruanas con el 100 % de las actas procesadas

Con el 100 % de las actas electorales procesadas y el 99,295 % contabilizadas, Pedro Castillo es el candidato con más votos en las elecciones presidenciales peruanas con al menos 8.803.629 sufragios.


Fuente: EFE

Si bien aún resta un 0,705 % de los votos por escrutar, y ese porcentaje es mayor al que separa a Castillo de la candidata Keiko Fujimori (0,40 puntos porcentuales), es inviable que se pueda revertir este resultado.

Ni la tendencia de las últimas horas, ni la certeza de que gran parte de los votos que restan por contabilizar provienen de una región (Datem del Marañón, Loreto) en donde Castillo domina por 67 % -33 % el recuento de los votos, habilitan una recuperación de la candidata derechista.

La ventaja en votos de Castillo es de 68.473 y de un 50,195 % frente al 49,805 % de Fujimori y solo resta por contabilizar 608 actas que están siendo revisadas por los Jurados Electorales Especiales (JEE) por diversas tachas, impugnaciones, errores materiales o falta de las firmas correspondientes, entre otros asuntos.

Apenas la mitad de esas actas observadas proceden de zonas donde Fujimori es la candidata más votada, casi todas de Lima (273), mientras que el resto se reparten en áreas donde Castillo es el amplio ganador.

ANULACIÓN DEL VOTO

Está previsto que entre este jueves y el viernes se termine el recuento de los votos que restan, si bien el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la única autoridad con capacidad para nombrar al ganador de la contienda, tendrá que esperar aún a resolver el pedido de Fujimori para anular 802 actas (aproximadamente 200.000 votos) en zonas donde Castillo es el más votado.

Fujimori y su organización política, Fuerza Popular, denunciaron la existencia de aparentes irregularidades y "fraude de mesa" en esas actas con el fin de sacarlas del recuento.

Ahora los diversos JEE que han recibido esos pedidos de impugnación de mesa deberán analizar las denuncias una por una y decidir si aceptan sacar esos votos del cómputo oficial.

Se espera que este proceso tarde entre una y dos semanas para culminar, entre impugnaciones, análisis y recursos que se pueden plantear antes de que el JNE nombre a un ganador de los comicios.

 

Brasil registra casi 90.000 nuevos casos de COVID-19 por segunda jornada seguida

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia, registró 88.092 nuevos positivos por covid-19 en las últimas 24 horas, en lo que supuso la segunda jornada consecutiva con casi 90.000 nuevas infecciones, informó este jueves el Ministerio de Salud.


Fuente: EFE

Según los datos más recientes divulgados por la cartera, el país ya acumula un total de 17.210.969 casos confirmados de la enfermedad, en poco más de 15 meses desde el inicio de la pandemia.

En cuanto a los decesos, el gigante latinoamericano encadenó la tercera jornada consecutiva por encima de los 2.000 diarios y confirmó 2.504 nuevas muertes en las últimas 24 horas.

Así, el país ya contabiliza un total de 482.019 fallecidos a causa de covid desde el registro de la primera muerte, el 12 de marzo de 2020.

Si bien el número de óbitos se ha mantenido estable en las últimas semanas, con un promedio diario de 1.804 en los últimos siete días, Brasil vive un repunte de casos, con una media diaria de 58.214 en la misma comparación.

Los datos apuntan a una aceleración de la pandemia en el país y coinciden con las proyecciones de los expertos, que advierten sobre la inminente llegada de una tercera ola pandémica en las próximas semanas en caso de que no sean tomadas medidas más concretas por parte de estados y municipios para frenar la propagación del virus.

El Ministerio de Salud informó además que 15,6 millones de personas ya se han recuperado de covid-19, en tanto que otros 1,05 millón de pacientes permanecen bajo atención médica.

Asimismo, cerca del 25 % de los más de 212 millones de habitantes del país ya han sido vacunados con la primera dosis de la vacuna, mientras que poco más del 11 % recibieron la segunda.

Brasil es el segundo país del mundo con más muertos a causa de la enfermedad, detrás solamente de Estados Unidos, y el tercero con más infectados, después de EE.UU. e India.

Pese a la preocupante situación sanitaria, el país recibirá a partir del domingo próximo la Copa América de fútbol, tras el rechazo de Colombia y Argentina, sedes originales de la competición, en celebrarla.

La celebración del torneo generó duras críticas y reacciones por parte de los partidos políticos y especialistas contra el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro y llevó la polémica hasta la Corte Suprema, que finalmente ratificó este mismo jueves su realización en el país.