Maduro jura para segundo período y será presidente de Venezuela hasta 2025

Caracas.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juró hoy para un segundo período de Gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025 en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que el líder chavista consiguió la reelección.


Fuente: EFE

El mandatario tomó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, acompañado por otros seis jefes de Estado que fueron los únicos en asistir a este acto señalado por opositores y buena parte de la comunidad internacional como el inicio de la “usurpación” de la Presidencia de Venezuela.

 

"Con Maduro no hay diálogo posible, situación en Venezuela está peor"

El vicecanciller paraguayo, Hugo Saguier Caballero, cuestionó el ultimátum del presidente venezolano Nicolás Maduro al Grupo de Lima -del cual también forma parte Paraguay- y sostuvo que el mandatario provoca un tremendo perjuicio a toda la región.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, amenazó a los países integrantes del Grupo de Lima con “las más urgentes y crudas medidas diplomáticas” si en 48 horas no rectifican su postura respecto a su gobierno.

En su última declaración conjunta, el bloque regional conformado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía había instado a Maduro a que no asuma un nuevo mandato de 6 años.

El vicecanciller nacional (y actual canciller en ejercicio), Hugo Saguier Caballero, habló sobre este tema y señaló que se trata de “un despropósito más” del gobierno del mandatario venezolano, a quien cuestionó por su intención de perpetuarse en el poder.

“El Grupo de Lima se constituyó para tratar de buscar alguna manera de que este señor (Maduro) entienda de una vez por todas que está haciendo un tremendo perjuicio, no solo a su país sino a toda la región”, expresó a la 730 AM.

Así también, sostuvo que la propuesta de una intervención armada en Venezuela para dar solución a la crisis que se vive en dicho país desde hace varios años no es una alternativa viable.

Según el canciller en ejercicio, si se aplicara la carta democrática de la OEA al gobierno venezolano “se le va a ir cerrando el círculo”, refiriéndose a las consecuencias que tendría dicha medida. “Con Maduro no hay diálogo posible”, añadió Saguier Caballero.

“La situación de Venezuela cada vez es peor, esta diáspora que está afectando a países de forma seria es realmente preocupante”, expresó.

 

Brasil se retira del Pacto Migratorio: "No cualquiera entra en nuestra casa", dice Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó hoy que su país se retiró del pacto de migraciones consensuado en el marco de las Naciones Unidas, para preservar los valores nacionales.


Fuente: EFE

"Brasil es soberano para decidir si acepta o no migrantes", dijo el mandatario brasileño en un mensaje que publicó este martes en su cuenta en Twitter.

En el mensaje, el líder ultraderechista también aseguró que las personas que entren al país tendrán que someterse a las leyes brasileñas y respetar su cultura.

"Quien venga aquí debe estar sujeto a nuestras leyes, reglas y costumbres, así como deberá cantar nuestro himno y respetar nuestra cultura. No cualquiera entra en nuestra casa, ni cualquiera entrará en Brasil vía pacto adoptado por terceros", añadió.

El nuevo presidente de Brasil cerró su mensaje con un "NO AL PACTO MIGRATORIO", con lo que ratificó algo que ya había anunciado en días pasados.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular fue ratificado en diciembre en la Asamblea General de la ONU por 152 países, entre ellos Brasil, durante la gestión del ahora expresidente Michel Temer.

Dos de los países que rechazaron adherir al pacto fueron Estados Unidos e Israel, con los que el Gobierno de Bolsonaro busca estrechar los lazos durante su gestión que comenzó el pasado 1 de enero.

Bolsonaro, expresó su voluntad de salir del Pacto Migratorio la misma semana en la que fue firmado el acuerdo en Marrakech, pero la retirada se hizo efectiva este martes, después de que el Ministerio de Relaciones Exteriores notificara a las Naciones Unidas.

Al justificar la decisión, el pasado diciembre, el nuevo canciller brasileño, Ernesto Araújo, aseguró que el país no puede "dejar las puertas totalmente abiertas para que quien quiera entre", una declaración que ha sido respaldada por Bolsonaro.

El ultraderechista defiende la adopción de un "criterio riguroso" para la entrada de inmigrantes en Brasil, país que en los últimos años ha recibido un éxodo de venezolanos que huyen de la crisis política y social de Venezuela.

"No somos contrarios a los inmigrantes, pero para entrar en Brasil hace falta un criterio bastante riguroso. En caso contrario, en lo que dependan de mí, no entrarán", aseguró Bolsonaro en una declaración realizada a través de sus redes sociales el pasado mes de diciembre, antes de asumir la Presidencia.

Bolsonaro citó como ejemplo el "sufrimiento" de Francia ante la llegada de inmigrantes y aseguró que es "insoportable" vivir en algunas regiones del país europeo.

"Está siendo insoportable vivir en algunos lugares de Francia y la tendencia es un aumento de la intolerancia. Los que fueron hacía allí, el pueblo (francés) los acogió de la mejor manera posible, pero ustedes saben de la historia de esas personas, ellos tienen algo dentro de sí que no abandonan sus raíces y quieren hacer prevalecer su cultura, sus derechos de antes, sus privilegios", agregó.

 

Bolsonaro reúne a sus ministros y pide prisa pues "el país no puede esperar"

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reunió por segunda vez a sus 22 ministros tras su primera semana en el poder, para pedirles celeridad en la definición de políticas, ya que "el país no puede esperar más".


Fuente: EFE

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y líder de una ultraderecha que estaba adormecida hasta las elecciones de octubre pasado, había convocado a su primer consejo de ministros la semana pasada y hoy repitió el encuentro, pero a diferencia del anterior, este acabó sin que se informe en detalle sobre lo tratado.

Esta vez la reunión fue, según escribió Bolsonaro en sus redes sociales, "para oír a cada uno de los ministros" sobre sus "planes y propuestas" para reducir el tamaño del Estado, que es una de sus grandes metas del Gobierno, y "medidas de rápida implementación".

Según el mandatario, que desde la campaña electoral mantiene sus redes sociales como su principal medio de comunicación, "el país no puede esperar más" y el Gobierno debe actuar con celeridad.

El ministro de Seguridad Institucional, general Augusto Heleno Ribeiro, dijo a periodistas que en la reunión fueron abordados los más diversos asuntos y que cada uno de los 22 miembros del gabinete presentó un resumen de lo que han encontrado en sus despachos tras una semana en el cargo.

También comentó que uno de los asuntos tratados fue seguridad y, en especial, la situación en el estado de Ceará, en el noreste del país, que desde hace seis días sufre una ola de violencia desatada al parecer por bandas delictivas que operan desde el interior de las cárceles.

El propio Bolsonaro pareció referirse a ese asunto en un mensaje que divulgó, también a través de sus redes sociales, una vez que la reunión ministerial concluyó.

"Presidente, gobernadores, alcaldes, diputados federales, regionales, concejales y el Poder Judicial tienen que ser demandados para que días mejores vengan en la seguridad pública", escribió.

Según el mandatario, "actuar en conjunto" y sin evasiones "es un gran paso para dar respuesta a lo que los brasileños tanto piden".

Fuentes de la Presidencia dijeron a Efe que se trató rápidamente sobre la reforma del sistema de jubilaciones, que es considerado como uno de los factores que más presionan el abultado déficit del sector público, pero que no se ha llegado a ninguna conclusión.

Eso lo confirmó el general Ribeiro, quien explicó a periodistas que "todavía no hay ningún esbozo" del proyecto que será presentado al Congreso, que se instalará el mes próximo, tras un receso que comenzó a mediados de diciembre pasado.

El trámite de ese proyecto, que propondrá medidas para endurecer el acceso a la jubilación y unas edades mínimas para poder disfrutar de ese beneficio, que hoy no son un requisito en el país, dependerá en partes del resultado de la elección del nuevo presidente de la Cámara de Diputados, prevista para la primera semana de febrero.

El Partido Social Liberal (PSL), al que pertenece Bolsonaro, ya ha anticipado su apoyo a Rodrigo Maia, quien actualmente preside la Cámara baja y es del partido Demócratas (DEM), el mismo del influyente ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni.

Maia es un firme defensor de la impopular reforma del régimen de jubilaciones y ya ha obtenido el apoyo para seguir en el cargo de la mayoría de los partidos de centro y derecha que ocuparán la mayoría de los 513 escaños de la Cámara de Diputados.

La minoritaria oposición de izquierdas, que constituye el único obstáculo a ese proyecto, apenas tendrá unos 140 asientos y hasta ahora sigue desarticulada por el fuerte avance de todas las fuerzas conservadoras, que fueron en parte a remolque de Bolsonaro. EFE