Mises venezolanas se acusan de recibir favores por “vínculos” con el chavismo

Las redes sociales han sido en la última semana el escenario de discusión de varias exparticipantes del concurso Miss Venezuela, que se acusan de haber obtenido beneficios económicos por supuestos vínculos con dirigentes del Gobierno y del chavismo. El evento ya fue suspendido y se está investigando qué hay detrás.

La polémica tiene como telón de fondo el popular concurso de belleza nacional, por lo que las opiniones han acaparado la atención de buena parte de la población.

Varias de las involucradas son cuestionadas por haber trabajado para una fundación que afirma dedicarse “al apoyo de la infancia” y que era dirigida por Diego Salazar, hoy preso en Venezuela por lavado de dinero en la Banca Privada de Andorra (BPA).

Salazar, un primo del expresidente de la estatal petrolera PDVSA Rafael Ramírez, aparece en fotografías con algunas exreinas de belleza en medio de actos benéficos de la fundación.

Los señalamientos los inició la presentadora de televisión y exconcursante Anarella Bono, que la semana pasada aseguró que son varias las reinas de belleza vinculadas con Salazar y con otros empresarios en la fundación.

Insistió en que algunas ganadoras del Miss Venezuela y otras que obtuvieron la corona del Miss Universo son “enchufadas”, como llaman en el país a quienes se lucran por vínculos con el Gobierno.

Esta aseveración fue secundada por Hannelly Quintero, que obtuvo el segundo lugar en el Miss Venezuela en 2007.

“Repartían a los más necesitados y a ellas les llenaban la cuenta en dólares sacados del desangre de PDVSA”, escribió Quintero al pie de una fotografía que muestra en un supuesto acto de la “Fundación Diego Salazar” a Stefanía Fernández y Vanessa Goncalves, ganadoras del certamen de belleza en los años 2008 y 2010, respectivamente.

La también presentadora de televisión aseguró que las beldades que se relacionaron con Diego Salazar “guisaron” (obtuvieron de manera fraudulenta) “apartamentos, carros, viajes y lujos”.

Todo esto sucede mientras la Fiscalía venezolana investiga tramas de corrupción dentro de la estatal PDVSA que habrían ocasionado pérdidas de miles de millones de dólares al país petrolero, que desde hace más de cuatro años atraviesa una severa crisis económica y social.

Las acusaciones entre las exreinas han desatado una vorágine cibernética que ha dado paso a críticas y descalificaciones entre una decena de ellas por sus cercanías -reales o aparentes, efímeras o duraderas- con dirigentes de la llamada revolución bolivariana que se instauró en el país en 1999.

La puerta también se abrió en las redes sociales para un cúmulo de denuncias contra el certamen de belleza nacional, conocido como la fábrica de reinas, que ha sido acusado -sin pruebas contundentes hasta el momento- de permitir o estimular encuentros entre las candidatas y los poderosos allegados al chavismo.

Cisneros Media y el canal privado Venevisión, responsables del manejo de la Organización Miss Venezuela, aseguraron no tener conocimiento de los “hechos descritos” en redes sociales ni medios o medios digitales.

Ambas empresas dicen además, en una declaración cedida a Efe, que no están involucradas “en ninguna de las actividades que sus empleados, candidatas, asesores, representantes o asociados realicen fuera de las acciones propias del concurso”.

Por ello, “rechazan contundentemente cualquier intento de involucrarla en actos distintos a la naturaleza de su actividad y desconoce cualquier tipo de relación o acto que pueda quebrantar el espíritu, ética y valores del certamen”.

“La Organización Miss Venezuela no mantiene ni ha mantenido relación alguna con la Fundación Diego Salazar” agregaron fuentes del certamen en exclusiva para Efe.

El expresidente del concurso de belleza Miss Venezuela Osmel Sousa negó hoy haber actuado en perjuicio de algunas candidatas como se ha sugerido en las últimas semanas en el país, luego de que varias exparticipantes se acusaran entre ellas de haber recibido favores de empresarios cercanos al Gobierno.

“Me parece inaudito que yo tenga que negar algo que de por sí es absolutamente e inherentemente falso, pero para efectos de claridad y responsabilidad lo digo: en ningún momento yo he actuado en perjuicio de ninguna de las miles de candidatas que pasaron bajo mi mando”, indicó Sousa en una publicación de Instagram.

El llamado ‘zar de la belleza’ remarcó que su trabajo durante 40 años al frente de este certamen estuvo siempre orientado a “proteger a las candidatas por encima de todo hasta llegar al punto de la sobreprotección” y aseguró que de ello pueden dar fe “miles” de exmises.

“El trato y la interacción con todas las candidatas por supuesto que no fue por igual ya que cada quien tiene su propia personalidad y las actitudes difieren, pero el respeto a ellas como personas y las exigencias para con ellas como profesionales y representantes de los valores y belleza de la mujer venezolana siempre fueron el común denominador”, prosiguió.

Varias ‘exmises’ se acusaron también de haber trabajado en el pasado para una fundación de Diego Salazar, un primo del expresidente de la estatal petrolera PDVSA, Rafael Ramírez, que está preso por supuesto lavado de dinero en la Banca Privada de Andorra.

Ante ello, los responsables de la llamada ‘fábrica de reinas’ decidieron suspender las selecciones de candidatas para este año, cerrar la casa en las que son preparadas, aumentar los controles internos y buscar a los responsables de las supuestas faltas éticas.

Además, la Organización Miss Venezuela blindará el documento de “buen comportamiento” que firman las jóvenes una vez son seleccionadas y espera que el nuevo comité de la belleza que se conformará al final de la auditoría vigile el “respeto hacia la mujer” y se rija por “los más altos valores éticos y morales”.

Sousa aseguró que nunca usó a personas bajo su responsabilidad “como moneda de cambio para lucrarme económicamente” y argumentó que su vida “austera y sencilla responde por sí sola a cualquier insinuación de riquezas indebidas”.

El expresidente del Miss Venezuela renunció el mes pasado a su cargo y hoy desveló algunas de las razones de su salida.

“Diferencias importantes con directivos de la empresa que estos últimos años se han dedicado a minar mi autoridad y a desplazarme profesionalmente hasta el punto de contradecir mis decisiones y desautorizarme abiertamente en mis labores y ante mi equipo de trabajo”, aseveró.

El concurso es el fenómeno social por excelencia de los venezolanos y sus ganadoras han obtenido hasta ahora seis coronas del Miss Mundo y siete del Miss Universo, así como un récord Guinness por ser el único país que ha conseguido el último título en dos años consecutivos.

Seis muertos en un ataque a un centro comercial en Sídney

Seis personas murieron en un ataque con arma blanca este sábado en un centro comercial de Sídney, declaró a la prensa un responsable de la policía australiana, que no descarta la pista “terrorista”.

La agresión causó varios heridos. Ocho de ellos, incluido un niño, fueron hospitalizados, precisaron los servicios de emergencias.

El servicio de ambulancias del estado de Nueva Gales del Sur indicó a AFP que un hombre fue abatido a tiros por la policía, y que aparentemente era el atacante.

La tragedia se produjo en el centro comercial de Westfield Bondi Junction, que estaba abarrotado de clientes.

Varios testigos describieron escenas de pánico, con gente corriendo para refugiarse y la policía tratando de hacerse con el control de la situación.

Imágenes de cámaras de seguridad, difundidas por medios locales, muestran a un hombre corriendo por el centro comercial con un cuchillo de grandes dimensiones en la mano, y varias personas heridas tendidas en el suelo.

“Los primeros pensamientos de todos los australianos van para los afectados y sus allegados”, escribió en la red social X el primer ministro, Anthony Albanese.

Fuente: AFP

Corte de Ecuador establece que fue “ilegal y arbitraria” la detención de Glas en México

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador (CNJ) negó el viernes un habeas corpus planteado por el detenido exvicepresidente Jorge Glas, aunque estableció que fue “ilegal y arbitraria” su captura mediante un asalto policial a la embajada de México en Quito en la que se encontraba refugiado.

Glas, cuyo arresto hace una semana con la irrupción a la fuerza en la legación derivó en que México rompa relaciones diplomáticas, buscaba obtener su libertad a través de ese recurso, con el que también perseguía que la justicia declare que fue ilegal su detención.

Durante la audiencia para resolver el habeas corpus, que se inició el jueves, la suprema CNJ determinó la ilegalidad y arbitrariedad del arresto del exvicepresidente entre 2013 y 2017, a quien horas antes México le concedió asilo en medio de una crisis diplomática al ser expulsada su embajadora Raquel Serur por ser declarada persona non grata.

Glas se refugió en la embajada mexicana en diciembre, antes de que la justicia le dictara orden de prisión por un supuesto peculado en el manejo de fondos para la reconstrucción de poblados devastados por un terremoto en 2016, en una indagación fiscal que está en curso.

A pesar de que fue negado el habeas corpus, unos cincuenta simpatizantes del exvicepresidente celebraron ruidosamente en las afueras de la CNJ la decisión judicial de considerar “ilegal y arbitraria” la captura de su líder.

Glas debía cumplir ocho años de prisión por condenas previas en dos casos de corrupción. Sin embargo, salió de la cárcel en 2022 gracias a una cuestionada medida cautelar, luego de estar cinco años preso, y debía presentarse periódicamente ante la autoridad.

Un tribunal de la CNJ, que tomó en cuenta que no hubo orden de allanamiento para la irrupción en la sede diplomática, también concluyó que Glas debe seguir en prisión por las condenas pendientes.

En uno de los casos por cohecho, fue condenado en 2020 junto a su amigo y exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), de quien fue vicepresidente.

El exmandatario, quien vive en Bélgica desde que dejó el poder, fue juzgado en ausencia y afronta una orden de detención.

Caso Báez Sosa: uno de los acusados señala a otros y pide un nuevo juicio

Máximo Thomsen, uno de los acusados por el asesianto de Fernando Báez Sosa en Argentina, rompió el pacto de silencio señalando a otros dos de los condenados. Asimismo, el rugbista pidió un nuevo juicio.

El rugbista condenado cambió de abogado con fuertes cuestionamientos hacia su anterior representante legal. Entre una de las nuevas estrategias procesales, decidió romper el pacto de silencio para dar su versión de los hechos, en relación al homicidio de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos.

Un documento al que accedió el portal Infobae, indica que Thomsen aseguró que el trabajo de Hugo Tomei, su ex letrado, careció de eficacia debido a que ejerció la defensa de los ocho acusados y, por querer hacerlo a la totalidad del grupo, no representó sus intereses individuales y los de los demás.

Sobre este testimonio, Thomsen solicitó que se declare nulo aquel proceso y se haga un nuevo juicio, ya que asegura no existió un plan premeditado para matar a Báez Sosa.

Por otra parte, mencionó que él nunca apareció grabado pegándole a Fernando y que otro de los procesados, Blas Cinalli, fue el que habría tenido el incidente con Báez Sosa. Asimismo, apuntó a Enzo Comelli, como el posible autor del golpe que provocó la muerte del joven.

Cabe recordar que en el 2023, El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de la ciudad bonaerense de Dolores (200 kilómetros al sur de la capital argentina) condenó a prisión perpetua a Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Ciro Pertossi y Luciano Pertossi por la muerte de Fernando Báez Sosa.

Todos ellos fueron condenados como coautores penalmente responsables de homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Otros tres acusados, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, fueron condenados a 15 años de prisión como partícipes secundarios del homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.