Mueren al menos 60 personas al estrellarse un avión en Pakistán

Un avión de la compañía estatal Pakistan International Airlines (PIA) se estrelló este viernes en Pakistán en una zona residencial de la sureña ciudad de Karachi con 99 personas a bordo, dejando al menos 60 fallecidos, en una jornada en la que el país comenzaba las vacaciones por el fin de Ramadán.


Fuente: EFE

Las autoridades esperan que el número de víctimas mortales aumente.

A primera hora de la tarde, el piloto del A-320 que volaba entre Lahore y Karachi avisó por radio de que sufría problemas técnicos cuando se disponía a aterrizar, estrellándose en una zona residencial cercana al Aeropuerto Internacional Jinnah, relató en un vídeo el director ejecutivo de PIA, Arshad Malik.

“Estamos regresando, señor, hemos perdido los motores. Mayday, Mayday, Mayday”, afirma el piloto del vuelo, según recoge una grabación sin autentificar del sitio web liveatc.net, que graba las conversaciones entre los vuelos y las torres de control.

Tras ello, el silencio.

“Estaba a un minuto del aeropuerto”, dijo a Efe un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán, Abdul Sattar.

El portavoz había informado en un principio de que 107 personas viajaban en el avión, pero más tarde rebajó el número a 99, 91 pasajeros y 8 miembros de la tripulación.

La aeronave se llevó por delante varias viviendas y provocó incendios en el barrio Model Colony, que los bomberos tardaron horas en apagar. Las televisiones locales mostraron imágenes de uno de los motores entre las ruinas de casas, una gran columna de humo y heridos entre los escombros.

HORAS DE OPERACION DE RESCATE

Tras varias horas de una operación de rescate del Ejército y la administración civil que no ha llegado a su fin se recuperaron entre los restos del desastre 60 cadáveres, dijo a Efe Meeran Yusuf, portavoz del Departamento de Salud de la provincia de Sindh, de la que Karachi es la capital.

La portavoz no pudo especificar si los fallecidos eran pasajeros del vuelo o vecinos de la zona donde se estrelló.

La fuente indicó que dos de los pasajeros han sido rescatados con vida y se encuentran estables en hospitales, entre ellos el presidente del Banco del Punjab, Zafar Masood.

Además, otros ocho heridos, vecinos de la zona donde cayó el avión, han sido hospitalizados, la mitad de ellos con quemaduras en el 60 % del cuerpo.

“Del total de muertos, solo cuatro han sido identificados. Se llevarán a cabo test de ADN para identificar los cadáveres”, dijo Yusuf.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, expresó en Twitter su pesar por el accidente y anunció una investigación para esclarecer las causas del siniestro.

“Entristecido por el accidente de PIA. Se pondrá en marcha una investigación inmediatamente. Rezos y condolencias para las familias de los fallecidos”, escribió el mandatario.

INICIO DE LAS VACACIONES

El accidente ha ocurrido en el primer día de las vacaciones por el fin de la festividad musulmana de Ramadán, que comenzará el domingo o el lunes próximo.

El país había reanudado además los vuelos locales recientemente tras paralizar la aviación por la crisis del coronavirus, que ha dejado hasta el momento 1.067 muertos y 40.555 contagiados en suelo paquistaní.

Karachi, capital económica y la mayor ciudad del país con 16 millones de habitantes, es una de las zonas más golpeadas por la COVID-19.

El país asiático no es ajeno a los siniestros aéreos. En 2010 sufrió una de sus peores tragedias aéreas, cuando 152 personas murieron en el accidente de un avión cerca de Islamabad.

Dos años más tarde, otro accidente de aviación acabó con la vida de 138 pasajeros cerca de la capital.

Y en diciembre de 2016, otro accidente provocó la muerte de 48 personas cuando realizaba un trayecto entre Chitral (norte) e Islamabad.

 

El enigma de las granjas de visones en Holanda: ¿transmitieron el coronavirus?

La probabilidad de que un animal transmita el coronavirus a los humanos es aún "muy pequeña", advierte a Efe el científico holandés Arjan Stegeman, que investiga el contagio de visones en granjas de Holanda, donde similitudes en el genoma del virus y "pruebas circunstanciales" podrían apuntar a la infección de un empleado.


Fuente: EFE

Las únicas pruebas que hay por ahora se basan en la observación: el empleado entró a trabajar sano en una de las granjas de crianza de visones, y lo hizo cuando ya se había diagnosticado con pruebas de laboratorio a finales de abril que estos mustélidos estaban infectados con el SARS-CoV-2 y mostraban problemas respiratorios y gastrointestinales.

Después de unos días, y con algunos síntomas reconocibles, este empleado fue sometido a las pruebas que confirmaron que se había contagiado con el coronavirus, y el contexto indica que el origen del contagio está en la granja donde trabaja, porque estaba confirmado que el virus estaba circulando en el aire y en el polvo dentro de esas instalaciones.

"Lo que tenemos son pruebas circunstanciales. Llevamos dos semanas investigando, tomando muestras de los visones, estudiando las secuencias del virus y estableciendo su código genético. Este virus es nuevo, sabemos que muta, y eso significa que se detectan cambios en su genoma", subraya Stegman, experto en salud de animales de granja.

Al comparar los códigos genéticos del virus de diferentes animales y personas entre sí, se puede crear una especie de "árbol genealógico genético" para obtener una imagen de cómo las personas y los animales han podido contagiarse, en lo referente al tiempo y el lugar.

Este investigador subraya que es difícil establecer con seguridad que esta persona, que cuida y alimenta diariamente a estos mustélidos, contrajo el virus dentro de la granja, pero "teniendo en cuenta cuándo ha estado expuesto a los visones, la duración de la exposición y el código genético estudiado", es "probable" que ahí esté el origen.

El genoma del virus detectado en el empleado ha sido comparado con el hallado en los visones, y "el código genético es muy similar", una similitud que no se da al compararlo con las miles de muestras tomadas de personas que han padecido la Covid-19 en Países Bajos.

Esta información también ha sido confirmada por la ministra holandesa de Naturaleza, Carola Schouten, quien añadió que los estudios realizados hasta ahora sobre la situación en estas granjas también muestran que "los visones pueden tener la Covid-19 sin mostrar ningún síntoma de la enfermedad".

Dado que las repetidas mediciones de las muestras de aire y polvo tomadas fuera de las granjas no contenían restos de coronavirus, Stegeman asegura que la probabilidad de transmisión del virus de animales a humanos "sigue siendo muy pequeña", por lo que "no hay que entrar en pánico", y recordó que el origen de la infección en esas instalaciones fueron precisamente los humanos, los empleados que cuidan de los mustélidos.

"A nivel global, hay casi 4 millones de casos confirmados de contagio y solo uno que podría ser de animal a humano. Eso es muy poco. Es importante seguir estudiando a los animales para reconocer cómo muta o funciona el virus en ellos, pero no estamos más preocupados que hace unas semanas, cuando se detectó el virus en estas granjas. Este caso encaja con la situación: sabíamos que el virus estaba en el aire de los establos", enfatiza.

Esto hace que todas las personas que trabajan dentro de estas granjas, cuatro en total, y todas en la provincia de Brabante están expuestas al contagio y deben trabajar con uniformes de protección porque "todo el ambiente de la granja contiene el virus", pero "no existe peligro para quienes están fuera".

Lo que preocupa a los científicos es que estas granjas se conviertan en un "reservorio del virus"; es decir, que no se identifique el peligro (el microbio podría persistir en los animales después de la pandemia) y que el virus permanezca en el aire, pasando a ser en el futuro una "posible fuente significante" de contagio a humanos, obligando a empezar de cero.

En Países Bajos, hay unas 130 granjas de cría de visiones, con más de 800.000 de estos mustélidos, una actividad que estará prohibida a partir de 2024, después de una sentencia judicial dictada hace cuatro años por cuestiones morales.

LOS ANIMALES Y LOS HUMANOS ANTE EL CORONAVIRUS

Los veterinarios y virólogos llevan meses en alerta porque ya se sabía que algunos animales pueden contraer el coronavirus desde los humanos, pero hasta ahora no se había detectado un contagio a la inversa, de animal a humano. De poderse confirmar, el caso de este empleado holandés podría ser el primero en lo que va de pandemia.

Stegeman, también profesor de medicina veterinaria en la Universidad de Utrecht, recuerda que "la primera infección en China probablemente fue a través de un animal, pero desde entonces no se ha informado a nivel mundial de ningún caso" similar.

Durante estos últimos meses, se confirmaron varios casos de animales que habían mostrado síntomas de la enfermedad y que habían contraído de humanos el SARS-CoV-2, lo que se dio en perros y gatos en Hong Kong, Bélgica, Estados Unidos y Países Bajos, y hasta un tigre en Nueva York.

Aunque estos casos siguen siendo muy limitados, se sabe que los gatos pueden transmitirse el virus unos a otros, a diferencia de los perros, y los investigadores han detectado anticuerpos contra el coronavirus en tres de once gatos de granja en una de las instalaciones afectadas.

Mientras se investiga el papel de los gatos en la posible transmisión del virus en estas granjas, el Ministerio de Sanidad ha pedido a sus propietarios que se aseguren de que estos animales no puedan ni entrar ni salir de las instalaciones y tomen todas las precauciones posibles.

 

Chile se acerca a 600 muertes por coronavirus tras reportar 45 nuevos decesos

Santiago de Chile.- La pandemia de coronavirus ha dejado ya en Chile un total de 589 personas fallecidas después de en las últimas 24 horas se reportaran 45 nuevos decesos, lo que supone un nuevo registro récord en el país, informaron este jueves las autoridades del Ministerio de Salud.


Fuente: EFE

Las personas contagiadas en las últimas 24 horas fueron 3.964, de las que 3.538 han presentaron síntomas y 426 fueron asintomáticas, lo que sitúa en 57.581 el número total de casos de coronavirus en Chile desde que el pasado 3 de marzo se confirmara el primer positivo.

Del total de casos presentados en este tiempo, 23.992 corresponden a personas que se han recuperado mientras que 33.000 siguen activos.

"Es evidente que el número de casos está aumentado, eso se traduce que en los próximos días más eso va a provocar presión en la red asistencial", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en la comparecencia de prensa diaria en la que presenta los nuevos datos de la pandemia.

Al respecto, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó de que los pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos son 943, de las cuales 795 se encuentran con ventilación mecánica y 148 de ellas permanecen en estado crítico.

"El día de ayer presentamos una ocupación hospitalaria a nivel nacional de un 83 %, con 2.162 camas de cuidados intensivos, aumentando en 53 las camas en relación al día anterior. Esto ha permitido mantener este nivel de ocupación", destacó.

LA CAPITAL CONCENTRA LA MAYORÍA DE CASOS

El Gobierno chileno decretó la semana pasada una cuarenta total obligatoria en Santiago de Chile y parte de su zona conurbana, medida que mantiene confinadas en sus casas a cerca de 7 millones de personas y que se prolongó este miércoles hasta el próximo 29 de mayo ante el avance de la pandemia.

La Región Metropolitana, en la que se ubica Santiago de Chile, concentra 44.635 del total de casos de coronavirus y 388 de las muertes. De hecho, 40 de los 45 últimos fallecidos pertenecían a este territorio.

Este tipo de megacuarentenas habían sido descartada hasta ahora por el Gobierno, que desde el inicio de la pandemia defendió los confinamientos "selectivos y estratégicos", con restricciones de movimiento que se imponen y se levantan en cada comuna (barrio) en función de los nuevos contagios.

Además de Santiago y su periferia, también renuevan durante una semana el confinamiento las localidades de Antofagasta, Iquique, Alto Hospicio y Mejillones -todas al norte de la capital-, y la sureña población de Lonquimay, en La Araucanía.

En total, en todo el país, quedarán en cuarentena casi 8 millones de personas.

PIÑERA PIDE UNIDAD

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, envió hoy un mensaje telemático a la población y dijo pidió "la unidad de todos los chilenos" para luchar contra el coronavirus.

"Hoy en que nuestra patria y el mundo entero, vivimos tiempos muy duros, quisiera (...) dar un mensaje de fe y esperanza, y pedir la unidad de todos los chilenos", indicó.

La pandemia está haciendo mella en el bolsillo de los chilenos y este lunes se registraron las primeras protestas por falta de trabajo y alimentos en los barrios más humildes de la periferia capitalina, pese a que el Gobierno prometió la entrega de 2,5 millones de canastas alimenticias.

Chile se encuentra bajo estado de excepción, con toque de queda nocturno desde mediados de marzo, con colegios, universidades y fronteras cerradas, así como la mayoría de los comercios que no sean de primera necesidad. EFE

 

Brasil, el nuevo epicentro de la pandemia y con Bolsonaro en el ojo de la tormenta

De un tiempo a esta parte, América Latina se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus, teniendo a Brasil como el principal país afectado con más de 310.000 casos confirmados. El presidente Jair Bolsonaro es señalado como uno de los mayores responsables de esta crisis.

Desde el descubrimiento del primer caso positivo en Wuhan, el coronavirus ha ido extendiéndose a pasos agigantados por todo el mundo, llegando a prácticamente todos los rincones del planeta.

En un principio, el epicentro fue China por tratarse del país donde se originó el brote de COVID-19, trasladando este foco posteriormente a Italia, España y el resto de Europa donde se registró un “boom” de casos y fallecimientos entre febrero y marzo.

Ya entre los meses de abril y mayo, la atención se centró en Estados Unidos, nación en la que la cantidad de casos positivos y decesos fue aumentando de forma alarmante hasta llegar al punto de dejar prácticamente colapsado a su sistema sanitario.

En la actualidad, el nuevo epicentro de esta pandemia es América Latina, que ya supera en número de nuevos contagios diarios a Europa y Estados Unidos, según los últimos reportes.

Puntualmente, es Brasil el que tiene hoy día la mayor incidencia de coronavirus, con más de 310.000 casos confirmados y un número de muertes que supera los 20.000 fallecimientos, teniendo en cuenta el más reciente reporte del gobierno local.

En un material publicado este miércoles, el Huffington Post analiza el contexto regional haciendo especial énfasis en el caso de Brasil, donde la “respuesta laxa” del presidente Jair Bolsonaro al coronavirus ha contribuido enormemente para que este panorama “fuera trágicamente inevitable”.

“La profunda desigualdad social y las grandes poblaciones ya vulnerables a las enfermedades infecciosas significaron que limitar la propagación del coronavirus en Brasil requería una respuesta agresiva. En cambio, Bolsonaro desestimó la pandemia como una conspiración mediática y a la enfermedad como una “pequeña gripe”, luchó con gobernadores y funcionarios estatales por medidas de distanciamiento social, despidió a un ministro de Salud y llevó a otro a renunciar, y en gran medida dejó a los brasileños -especialmente a los más pobres y vulnerables- valerse por sí mismos”, reza el artículo.

De acuerdo al portal norteamericano, “es probable que el desastre solo empeore en las próximas semanas a medida que Bolsonaro continúe minimizando la pandemia”. Los datos actuales dan cuenta de que los sistemas de salud pública estatales están llegando “a sus puntos de ruptura”.

Entre otras cuestiones, la publicación cita la desidia del gobierno hacia los pueblos originarios y las tribus indígenas -donde ya se han reportados varios fallecimientos por COVID-19-, la falta de previsión sobre el avance de la pandemia pese a las advertencias realizadas previamente, y también la difícil situación en los focos de pobreza de las favelas.

Igualmente, destaca que los líderes de países vecinos como Argentina y Paraguay se han preocupado abiertamente sobre cómo la negativa de Bolsonaro afectará a sus países, donde las medidas agresivas tienen brotes limitados.