Ómicron deja estanterías casi vacías en supermercados de EEUU

"No es tan dramático como el domingo pasado, pero todavía hay muchos estantes vacíos", señala decepcionado Justin Toone, un cliente habitual de supermercados. La pandemia continúa afectando las cadenas de suministro y muchos supermercados en Estados Unidos enfrentan escasez de productos.


Fuente: AFP

"Durante varios días seguidos, no hubo frutas ni verduras en este Giant (el de Bethesda) pero tampoco en todos los supermercados del sector, Trader Joe's o Safeway", cuenta Toone.

Algunos productos no se encuentran, lamenta otra cliente de 64 años que pide permanecer en el anonimato. "Hace un par de días, solo estaba buscando bicarbonato para hacer un pastel, imposible de encontrar. Ahora, lo mismo para las especias para hacer sopa. La semana pasada fue peor", dice enojada.

En otras tiendas son la miel, los huevos, la leche o la carne los productos que han desaparecido de los estantes.

En Washington y en los estados vecinos, Maryland y Virginia, la nieve ha agudizado este problema de desabastecimiento recurrente desde el inicio de la pandemia de covid-19.

"No hay suficientes camioneros y como están sujetos a regulaciones estrictas en cuanto a horas de trabajo y descanso, dicen 'vamos a parar', bueno, pues paran y no nos abastecen", explica un empleado del supermercado Giant de Bethesda que ha estado allí durante ocho años y desea permanecer en el anonimato.

Cuando cae nieve, es aún peor.

Al inicio de la pandemia, por miedo a la escasez, hubo una avalancha de demanda por algunos productos como el papel higiénico, que generó desabastecimiento. "Esta vez es diferente", dijo el empleado.

"La variante ómicron es tan contagiosa que tiene un impacto casi simultáneo en todo Estados Unidos", subraya Patrick Penfield, de la universidad de Syracuse.

Una multitud de empleados a lo largo de la cadena de producción de alimentos están enfermos o en cuarentena, lo que interrumpe por completo la cadena de suministro.

"No podemos producir tantos alimentos como necesitamos. No hay suficientes personas para entregar los alimentos, e incluso cuando los alimentos se entregan en el supermercado, no hay nadie para descargarlos o colocarlos en los estantes", indica Penfield.

El fenómeno está muy extendido en todo el país, pero es más significativo en las regiones que también se enfrentan al mal tiempo, como Washington.

- Perecederos -

Y en el caso de productos frescos, fácilmente perecederos, es imposible almacenarlos con demasiada antelación, en previsión del mal tiempo.

De ahí los estantes completamente vacíos del domingo, cuando había nevado durante la noche del jueves al viernes. Para el profesor, la escasez de productos alimenticios probablemente se prolongue hasta finales de marzo.

Eso, "si todo vuelve a la normalidad y no hay nueva variante", dice con cautela.

La Federación Nacional de Comercio (NGA), que representa a los actores independientes en el sector minorista de alimentos, también señala que la escasez de mano de obra continúa "a nivel nacional, ejerciendo presión sobre las industrias esenciales, como los supermercados y la industria alimentaria en general".

En una encuesta reciente de sus 1.500 miembros, varios de ellos "informaron haber operado sus tiendas a menos del 50% de su capacidad laboral normal, por períodos breves, en el punto álgido de la ola" de contaminación.

Además, la federación advierte a los consumidores que aún deben esperar "interrupciones esporádicas" como ha sucedido durante un año y medio.

Mientras tanto, los trabajadores de los supermercados están tratando de encontrar soluciones para llenar el vacío.

Llenan las primeras filas. Los productos que sí están disponibles abarrotan los estantes y para los productos escasos solo ponen unos pocos cada vez para evitar que el mismo cliente se lleve los pocos que hay.

 

Israel supera el medio millón de vacunados con la cuarta dosis

Israel superó el medio millón de personas inoculadas con una cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus, informó hoy la oficina del primer ministro, Naftali Benet, mientras los contagios aumentan rápidamente.


Fuente: EFE

"La pionera campaña de vacunación de Israel ha alcanzado otro hito", señaló Benet al anunciar la cifra de inoculados, todos ellos mayores de 60 años.

Además, agradeció a quienes acudieron por cuarta vez a recibir el pinchazo por "ayudar a mantener a todos más seguros".

Esta cifra de inoculados fue alcanzada en menos de dos semanas, tras la aprobación de la cuarta dosis para este grupo etario el pasado 2 de enero.

El anuncio de hoy llega tras una semana de incesantes aumentos en la cantidad de contagios, incluyendo un pico de 48.621 registrados el miércoles, a los que se sumaron el jueves otros 40.430 y que elevan el total de casos activos a casi 250.000.

La cifra de pacientes hospitalizados también ha ido en aumento aunque a un ritmo más lento, pasando de 151 el viernes pasado a los 306 que Israel contabiliza actualmente.

En este contexto, el gestor de la pandemia, Salman Zarka, indicó el jueves ue las autoridades están considerando limitar los tratamientos médicos a cuestiones esenciales y que, si bien no se han implementado restricciones severas, aún no se descarta un cierre general debido a la creciente presión en el sistema sanitario.

 

Argentina sufre una histórica ola de calor que vuelve a generar apagones masivos

Argentina afronta una fuerte ola de calor que, como cada verano, se traduce en un incremento sustancial de consumo eléctrico, con el consecuente riesgo de cortes masivos en el suministro, principalmente en Buenos Aires y su populoso cinturón urbano, como los que se vienen produciendo esta semana.


Fuente: EFE

Tras superarse el pasado martes los 40 grados en el centro del país, día en que miles de personas se quedaron a oscuras en la capital y sus alrededores, y por las previsiones de nuevos máximos entre este jueves y el viernes, el Gobierno argentino dispuso que los empleados públicos trabajen desde casa ambos días para ahorrar energía.

El secretario de Energía, Darío Martínez, justificó la medida por la demanda “récord” de energía, “producida por el crecimiento sostenido de la economía, combinado con la ola de calor histórica”, según expresaba en Twitter.

El funcionario también pidió a la población ahorrar energía “en la medida de sus posibilidades” y “un mayor esfuerzo al sector empresarial, para priorizar el consumo de los hogares”.

Aunque este jueves se registraron pocas zonas con cortes de luz, en las próximas horas se espera alcanzar un consumo similar o superior al del martes, cuando una falla en el sistema energético provocó la afectación de cerca de 700.000 usuarios, según informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Las tarifas de electricidad, congeladas durante dos años para Buenos Aires y su cordón urbano, solo se incrementaron el 9 % a mediados de 2021, mientras que a fines de diciembre el Gobierno anunció un aumento que regiría hasta un 20 % para 2022, muy por debajo de la inflación, proyectada en 52,1 % por lo que el Estado paga subsidios cada vez mayores a las empresas energéticas, lo que genera múltiples críticas de la oposición.

El expresidente conservador Mauricio Macri (2015-2019) inició una campaña en redes sociales con una metafórica foto negra, a la que la portavoz del gobierno de Alberto Fernández, Gabriela Cerruti, respondió recordándole el masivo corte de energía durante su gobierno en junio de 2019, cuando gran parte del país se quedó sin servicio eléctrico por varias horas.

“El populismo energético tiene patas cortas. No es gratis congelar tarifas por 2 años, intervenir los entes y regalar la energía", manifestó por su parte el presidente del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, que señaló que el Ejecutivo "multiplicó por tres los subsidios a la energía".

La exgobernadora bonaerense durante el Gobierno de Macri y actual diputada por la coalición opositora Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, se sumó a las críticas: “Cuando no se fomenta la inversión y se pretende barrer los problemas debajo de la alfombra, pasan estas cosas. Hoy estamos, otra vez, frente a cortes de luz que se hacen cada vez más frecuentes y duran más tiempo”, declaró en sus redes

SITUACIÓN EN LOS BARRIOS

En Villa Crespo, uno de los barrios capitalinos perjudicados por los cortes de luz, abundaban este miércoles frente a los locales los generadores por combustión, que solo permite mantener en funcionamiento electrodomésticos básicos como las heladeras.

Juan, dueño de una fiambrería y casa de comidas que abrió apenas hace dos meses, perdió “un montón de mercadería” y dos jornadas de trabajo tras 12 horas sin luz.

“Congelados, tortillas, empanadas, ensaladas de fruta, tuve que tirar todo y es un costo”, cuenta a Efe con indignación el comerciante, que piensa reclamar la pérdida a la empresa de electricidad.

A unos 50 metros, Horacio, un ciudadano armenio que tiene una casa de comidas árabes, estuvo 18 horas sin suministro eléctrico y pudo “salvar” la mercadería gracias a la solidaridad de sus vecinos.

Los comercios de alimentos no fueron los únicos perjudicados. Cerca de allí, Neldo Command tuvo su taller mecánico parado por más de 12 horas.

“Tenemos un generador pero solamente alcanza para la vivienda, no para el taller", manifiesta.

EXPECTATIVAS

Para este viernes la máxima alcanzaría los 42 grados, que de superarse podría romper el récord de 43,3 registrado en Buenos Aires en 1957, secundado por los 41,1 alcanzados el martes.

Con las temperaturas pronosticadas por el Servicio Meteorológico Nacional para el centro del país, al menos hasta el domingo, la expectativa de ahorro en los hogares difícilmente pueda cumplirse.

Mientras tanto, quienes pueden buscan un respiro en los parques y plazas.

 

En Quito controlarán el carnet de vacunación en el transporte público

El Municipio de Quito informó este jueves de que exigirá la presentación del carné de vacunación contra el covid-19 a los usuarios del transporte público, como medida para controlar la ola de contagios de la enfermedad que se ha desatado en el país.


Fuente: EFE

Así lo reveló el supervisor de la Agencia Metropolitana de Control del Municipio de la capital ecuatoriana, Jaime Villacreses, quien además aseguró que las operadoras del transporte estarán sujetas a sanciones (con multas de hasta 1.700 dólares), si no cumplen con el aforo máximo del 75 por ciento de pasajeros por unidad.

Los usuarios que no porten sus carnés de vacunación oficiales podrían ser impedidos de ingresar en las unidades de transporte público, agregó Villacreses tras recordar que el uso inadecuado de la mascarilla anticovid también podría ser un motivo de sanción, con multas de más de 100 dólares.

El control de las medidas de bioseguridad en el transporte público se ejecutará de manera aleatoria, en determinadas paradas seleccionadas, según comentó Ricardo Pozo, secretario de Movilidad del Municipio quiteño.

Las autoridades municipales exhortaron a las personas que presentan síntomas de afección respiratoria a no usar el sistema de transporte, para proteger el "bien común".

Según las autoridades sanitarias de Ecuador, Quito es el municipio más castigado por la pandemia y actualmente acumula 195.716 casos confirmados de contagio de la covid-19.

"Necesitamos urgentemente salvar la salud colectiva", enfatizó Pozo, y explicó la necesidad de mantener los buses de transporte con las ventanas y escotillas abiertas, según las condiciones del tiempo, para que se genere una ventilación interna.

Las autoridades ecuatorianas exigen la presentación del carné de vacunación como requisito indispensable para el uso del transporte público entre las provincias y en las unidades de turismo.

Varios municipios, como el de la ciudad de Guayaquil, también han adoptado mecanismos similares de control en el transporte, para evitar la propagación del contagio de la covid-19.