OMS: la variante delta de la COVID-19 va camino de ser dominante en el mundo

Ginebra, 18 jun (EFE).- La variante delta del coronavirus causante de la COVID-19, detectada primero en la India y presente en más de 70 países, va camino de ser la dominante en el mundo debido a su mayor capacidad de transmisión, advirtió hoy la jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan.


Fuente: EFE

Esta variante "se está volviendo más prominente y dominante en algunas partes y esto es preocupante dada la información que tenemos sobre su transmisibilidad", añadió el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

Los expertos coincidieron en que la situación de la pandemia aún es muy dinámica, debido a las variantes que están circulando, y afirmaron que necesitarán más datos de estudios sobre las diferentes vacunas usadas en cada país para poder determinar su eficacia contra estas nuevas cepas.

La variante delta es un sesenta por ciento más transmisible que la alfa (detectada primero en Reino Unido), que a su vez era un cincuenta por ciento más contagiosa que la cepa original.

Los expertos recordaron que reducir las restricciones de salud pública o declarar una victoria prematura contra la pandemia podría contribuir a la expansión de esta variante.

 

Vacunación evitó la muerte de 43.000 ancianos en Brasil

La vacunación contra el covid-19 de la población brasileña con más de 70 años evitó la muerte de al menos 43.000 ancianos, uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, según un estudio divulgado este jueves.


Fuente: EFE

La investigación, realizada por el Centro de Estudios Epidemiológicos de la Universidad Federal de Pelotas, por la Universidad Harvard, de Massachusetts, y por el Ministerio de Salud, mostró que la muerte de mayores de 70 años en Brasil sufrió una fuerte caída tras 90 días del inicio de la campaña de vacunación.

Igualmente mostró la elevada efectividad de las dos vacunas que Brasil utilizó en los primeros meses de su campaña de inmunización, la del laboratorio chino Sinovac y la desarrollada conjuntamente por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los investigadores analizaron el perfil de los cerca de 238.000 muertos por covid en Brasil entre enero y mayo de este año para concluir que el grupo de más de 70 años, prioritario en la vacunación por estar entre los más vulnerables en la pandemia, fue el más beneficiado con la inmunización.

Mientras que los brasileños con entre 70 y 79 años representaban el 28 % de las víctimas del covid en Brasil antes de la vacunación, ese porcentaje se redujo al 16 % con la inmunización.

De la misma forma, la participación de los mayores de 80 años en el total de víctimas cayó desde el 28 % antes de la vacunación hasta el 12 % tras 90 días de la campaña de inmunización.

Según el Ministerio de Salud, hasta mediados de mayo el 90 % de los brasileños con entre 70 y 79 años había recibido al menos la primera de las dos dosis de la vacuna, mientras que ese porcentaje era del 95 % entre los mayores de 80 años.

Los responsables por el estudio destacaron que la vacunación evitó miles de muertes de ancianos en Brasil pese a que el país registró en los últimos meses una segunda ola de la pandemia más virulenta y letal que la primera por la llegada de variantes del covid más contagiosas, principalmente la originaria de la Amazonía.

LAS MUERTES AUMENTARON ENTRE LOS BRASILEÑOS DE OTRAS EDADES

De acuerdo con el estudio, por el contrario, el número de muertes aumentó entre los brasileños de otras edades por la rápida diseminación en el país de la llamada variante gamma.

"La efectividad de las vacunas en los más viejos era algo difícil de determinar porque los estudios clínicos de efectividad (las pruebas de los inmunizantes con humanos) incluyeron pocas personas de esta edad. Pero el análisis mostró que las vacunas fueron eficaces en los ancianos y los protegieron de las nuevas variantes", dijo el epidemiólogo César Vitoria, que coordinó el estudio.

"Los resultados son muy sólidos. Cayó la mortalidad en los grupos analizados y también estamos percibiendo que viene cayendo en el grupo de entre 60 y 69 años", agregó el investigador de la Universidad Federal de Pelotas.

Según los investigadores, de haber seguido la tendencia de antes de la vacunación, Brasil habría registrado entre enero y mayo unas 70.015 muertes de mayores de 80 años, casi el doble de los 37.401 óbitos de brasileños de esa edad contabilizados en el período.

Entre los brasileños con entre 70 y 79 años fueron registradas 13.838 muertes en el período, muy por debajo de las 20.238 que, se calcula, habrían sido contabilizadas sin la vacunación.

Según el Ministerio de Salud, hasta hoy han recibido la primera dosis de la vacuna 57,6 millones de personas en Brasil y 23,8 millones la segunda, lo que supone que solo un 11 % de la población ha recibido las dos dosis.

El gigante latinoamericano, con 212 millones de habitantes, acumula hasta este jueves 496.400 muertes por covid y 17,7 millones de contagios, y tiene actualmente un promedio en siete días de 1.998 óbitos por día y una media de 70.000 contagios diarios.

Estas cifras lo confirman como el segundo país con mayor número de muertes por covid-19 en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, y como el tercero con más casos confirmados, después de EE.UU. e India.

 

Bolsonaro dice que usar mascarilla dentro del auto puede causar accidentes

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien niega la gravedad del covid-19, volvió este jueves a criticar el uso obligatorio de la mascarilla y afirmó que utilizarla dentro del vehículo puede causar accidentes de tránsito.


Fuente: EFE

Sin aportar prueba o estudio alguno, el mandatario ultraderechista señaló que usar mascarilla en un vehículo cerrado reduciría la oxigenación en el cerebro debido a un supuesto exceso de dióxido de carbono (CO2) en el ambiente.

"¿Hay algún médico aquí? ¿El CO2 no provoca tener sueño? ¿No ayuda a tener sueño?", empezó cuestionando el gobernante, en su tradicional transmisión vía redes sociales de los jueves.

"Porque el auto cerrado, él (conductor) con la mascarilla, respirando allí, o sea, va a tener una oxigenación menor en su cuerpo -no necesitas ser médico para decir esto- y eso puede llevar a un accidente", completó.

El capitán retirado del Ejército reaccionó en estos términos después de ver, según dijo, paneles luminosos en carreteras de Sao Paulo que aludían a la obligatoriedad de la mascarilla, durante la marcha que encabezó el sábado pasado con miles de moteros simpatizantes de su Gobierno.

Bolsonaro, quien desde el inicio de la pandemia, que ya se ha cobrado la vida de cerca de 500.000 brasileños, ha desdeñado la peligrosidad del coronavirus, llegó a vetar en 2020 el uso obligatorio de mascarilla en comercios, escuelas y templos religiosos. Sin embargo, el Congreso tumbó poco después ese veto.

Bolsonaro también ha criticado con dureza durante toda la pandemia la imposición de restricciones a la movilidad adoptadas por las autoridades locales para reducir la incidencia del SARS-CoV-2, que sigue fuera de control en el país.

Incluso buscó en la Corte Suprema suspender dichas medidas, como el toque de queda nocturno, aunque hasta el momento ninguno de sus recursos ha prosperado.

Con más de 495.000 fallecidos y 17,7 millones de positivos, Brasil es el país de Latinoamérica más castigado por la covid-19, el segundo del mundo con más muertes, después de Estados Unidos, y el tercero con más contagios, por detrás de los norteamericanos y la India.

 

Brasil supera las 496.000 muertes y camina hacia el medio millón de víctimas

Brasil registró 2.311 muertes por covid-19 en las últimas 24 horas y sobrepasó los 496.000 fallecidos, mientras que los contagios superaron los 17,7 millones, en momentos en que una tercera ola de pandemia parece estar despegando en el país, informaron este jueves fuentes oficiales.


Fuente: EFE

El gigante sudamericano, uno de los países más azotados por el coronavirus, ya suma 496.004 víctimas letales desde el inicio de la pandemia, en febrero del año pasado, según el más reciente boletín del Consejo Nacional de Secretarías de Salud (Conass), que reúne las secretarías regionales de los 27 estados del país.

Solo en la última jornada fueron notificados 74.042 nuevos contagios, con lo que Brasil ya acumula 17.702.630 casos positivos.

Los datos de la cartera indican que el promedio de muertes en la última semana cayó de 2.025 diarias el miércoles hasta 1.998 este jueves y que la media de contagios supera los 70.000 casos diarios.

Las cifras parecen confirmar la teoría de los expertos que desde semanas atrás anunciaron la llegada de una tercera ola de la pandemia a Brasil.

La potencia suramericana es uno de los países más azotados por la pandemia del coronavirus y registra el segundo mayor número de muertes por covid-19 en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos; y la tercera mayor cifra de casos confirmados, después de EE.UU. e India.

Aunque en el último mes la pandemia había mostrado una modesta señal de ralentización en Brasil, los contagios se mantienen en niveles "extremadamente altos" y 21 de los 27 estados del país registran una tasa de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos igual o superior al 80 %, según la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Según la información oficial, hasta hoy han recibido la primera dosis de la vacuna 57,6 millones de personas en Brasil y 23,8 millones la segunda, lo que supone que solo un 11 % de los 212 millones de habitantes del país ha recibido la pauta completa con alguno de los inmunizantes distribuidos.

De acuerdo con el Ministerio, una de las poblaciones más avanzadas en la vacunación es la indígena, de la cual un 72 % ya fue inmunizada con las 2 dosis requeridas.