OPS pide atender enfermedades tropicales tras disrupciones por la pandemia

La pandemia de covid-19 provocó disrupciones en la atención de las enfermedades tropicales que pueden demorar su control o eliminación, advirtió el viernes la Organización Panamericana de la Salud (OPS), instando a los países a abordar este problema relacionado con la pobreza.

La lepra, el dengue, la leishmaniasis y la rabia humana transmitida por perros, así como la sarna, la enfermedad de Chagas y los parásitos intestinales son algunas de las más de 20 de esas patologías en las Américas que afectan la salud de más de 200 millones de personas, según un comunicado.

La OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicó que la emergencia sanitaria declarada hace dos años por el nuevo coronavirus puso en suspenso la administración masiva de medicamentos, las encuestas y la búsqueda activa de casos.

Todo esto dejó de hacerse mayoritariamente en 2020 y se reinició gradualmente en 2021, alterando los plazos previstos antes de la pandemia para frenar la propagación de estas dolencias, conocidas como enfermedades infecciosas desatendidas.

“Prevenir y tratar estas enfermedades es rentable”, afirmó Marcos Espinal, director de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

“Las estrategias para combatirlas implican acercar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento a comunidades vulnerables, así como mejorar sus condiciones de vida, como el acceso a la educación, al agua potable, al saneamiento básico y a la vivienda”, añadió.

En América Latina y el Caribe, 59 millones de niños viven actualmente en zonas de riesgo de infección o reinfección por parásitos intestinales y unos 5,7 millones de personas padecen la enfermedad de Chagas, mientras 70 millones corren riesgo de contraerla.

La OPS alertó además sobre la leishmaniasis, una enfermedad parasitaria trasnsmitida por la picadura de ciertos insectos, que tiene varias formas. Las más comunes son la visceral (mortal en más del 95% de los casos) y la cutánea (causante de llagas en la piel).

Más de 68.000 nuevos casos de leishmaniasis visceral se registraron entre 2001 y 2020 en 13 países americanos, en tanto más de 39.700 casos de leishmaniasis cutánea se reportaron en 2020 en Latinoamérica y el Caribe, según datos de la OPS.

En vísperas del Día Mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas el 30 de enero, la OPS destacó varios logros en el control de estas patologías antes de la pandemia.

Colombia se convirtió en 2013 en el primer país del mundo en eliminar la oncocercosis, una enfermedad parasitaria que puede causar ceguera, seguida de Ecuador, Guatemala y México. Hoy solo queda un foco de oncocercosis en la región, en la frontera entre Brasil y Venezuela.

Costa Rica, Surinam y Trinidad y Tobago erradicaron la filariasis linfática o elefantiasis, y Brasil, Guyana, Haití y República Dominicana avanzan hacia su eliminación.

México terminó con la rabia humana transmitida por los perros y el tracoma, una infección bacteriana que afecta los ojos, como problemas de salud pública.

La población rusa perdió más de un millón de habitantes en 2021

La población rusa registró un retroceso de más de un millón de habitantes en 2021, un récord desde el derrumbe de la Unión Soviética, particularmente impactada por la pandemia de coronavirus, informó este viernes la agencia oficial de estadísticas Rosstat.

El año pasado, el país perdió 1,04 millones de habitantes, frente a 688.700 en 2020, principalmente debido a un aumento de la mortalidad de 15,1%, en tanto que la natalidad no tuvo unn retroceso importante, precisó Rosstat.

El principal causante de esa mortalidad fue el covid-19, que entre 2020 y 2021 estuvo relacionado con el deceso de 660.000 personas.

Las cifras de Rosstat suelen ser muy superiores a las del gobierno, cuyo balance es de 329.443 muertos por coronavirus.

Rusia enfrentó la pandemia con una campaña de vacunación lenta, casi ninguna medida de confinamiento e ignorando las medidas sanitarias recomendadas, como el uso de mascarillas en los transportes públicos.

Los datos divulgados este viernes muestran la dificultad del presidente Vladimir Putin de revertir una crisis demográfica en la cual Rusia está sumida desde hace tres décadas.

La generación que enfrentó la debacle económica, social y moral consecutiva al derrumbe de la Unión Soviética hace 30 años es la que está actualmente en edad de procrear, pero no muestra ningún entusiasmo en hacerlo.

La tasa de fecundidad en Rusia es actualmente de 1,5 hijos por mujer, muy por debajo del 2,1 necesario para garantizar la renovación demográfica.

Los Biden llevan a un gato a la Casa Blanca

La pareja presidencial estadounidense finalmente cumplió una de sus promesas: instalar a un felino en la Casa Blanca.

Se trata de una gata atigrada de pelo corto llamada Willow, dijo este viernes un portavoz de Jill Biden, esposa del presidente Joe Biden.

Las imágenes publicadas por la primera dama en Twitter muestran a la mascota de rayas grises y blancas merodeando en el esplendor de la alfombra roja de la residencia presidencial.

Se trata de noticia suave, incluso cariñosa, que la Casa Blanca podría necesitar en estos días de tensión con Rusia, vertiginosa inflación y contagios por la pandemia de covid-19.

Willow tiene habilidades políticas serias: de dos años, es una gata criada en una granja de Pensilvania, la zona cero de las reñidas elecciones presidenciales, y fue vista por primera vez en 2020 cuando saltó al escenario donde la futura primera dama estaba haciendo campaña.

“Willow causó una gran impresión” en el presidente Biden, dijo Michael LaRosa, secretario de prensa de la primera dama. “Al ver su vínculo inmediato, el dueño de la granja supo que Willow pertenecía al Dr. Biden”.

Y agregó: “Willow se está instalando en la Casa Blanca con sus juguetes favoritos, golosinas y mucho espacio para oler y explorar”.

Repsol afirma que cooperará con la justicia de Perú tras medida contra sus directivos

La petrolera española Repsol garantizó este viernes que continuará "cooperando plenamente" con la justicia peruana ante la prohibición de salir de ese país dictada por un juez contra cuatro de sus directivos mientras se investiga el derrame de crudo en el mar.

“Continuaremos cooperando plenamente con cualquier investigación criminal, como ya lo estamos haciendo con la investigación preliminar en curso”, indicó Repsol en un correo electrónico a la AFP en Madrid.

“Nuestra principal preocupación es la limpieza del medio ambiente. Repsol está poniendo todos sus esfuerzos en los trabajos de limpieza con la máxima rapidez para avanzar en la limpieza de las zonas afectadas”, agregó el texto.

El derrame de unos 6.000 barriles de crudo el 15 de enero, calificado como “desastre ecológico” por el gobierno, ocurrió mientras un buque tanque de bandera italiana descargaba en la refinería de La Pampilla en Ventanilla, 30 km al norte de Lima, de propiedad de Repsol.

La empresa atribuyó el accidente, que ha provocado la muerte de peces y aves y ha dejado sin trabajo a cientos de pescadores, al oleaje causado por la erupción volcánica en Tonga.

Ante una petición de la fiscalía, un juez peruano decidió este viernes dictar la orden para prohibir la salida duante 18 meses del país de cuatro directivos de la empresa, entre ellos el presidente de Repsol Perú, el español Jaime Fernández-Cuesta Luca de Tena.

Los coacusados son los peruanos Renzo Alejandro Tejada Mackenzie, Gisela Cecilia Posadas Jhong y José Gregorio Reyes Ruiz.

El jefe de Repsol Perú será investigado por la fiscalía como presunto “autor” del delito de “contaminación del ambiente en agravio del Estado” peruano, y los otros tres directivos como “cómplices”.

La ley peruana tipifica penas de entre cuatro y seis años de prisión para este delito.