Qué se sabe de la desaparición de un niño tras un ritual de ‘espiritismo’ en Colombia

Unos restos óseos, que podrían ser del menor de seis años, fueron encontrados por las autoridades, luego de que su madre diera las indicaciones.

El hallazgo de los restos que podrían ser de un niño de seis años desaparecido hace un mes, en el departamento colombiano de Antioquia, sigue causando conmoción en el país suramericano debido a la presunta vinculación de su familia con la tortura y muerte del pequeño en medio de un ritual de espiritismo.

El caso de Maximiliano Tabares Caro ha mantenido en vilo a los colombianos desde que se reportó su desaparición. A lo largo de la investigación, las autoridades percibieron una serie de inconsistencias que finalmente las llevaron a dar con el supuesto cuerpo del infante, que habría sido enterrado en una vereda del corregimiento de Cuturú Alto, en el municipio antioqueño de Segovia.

La Fiscalía de Colombia publicó en su cuenta de Twitter las imágenes del proceso de exhumación, en el que participaron el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) e integrantes del Ejército.

Se espera que en las próximas horas Medicina Legal haga la autopsia y determine de quién son los restos.

Maximiliano Tabares Caro

Aunque la información no es oficial, el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, dijo que hay “indicios muy altos” de que el cuerpo encontrado sea el del menor. Sin embargo, reconoció que la identificación “definitiva y absoluta” le corresponde al CTI.

“Se hayan los restos de Maximiliano después de toda esta situación tan horrorosa y tan dolorosa. No deja de ser una tristeza porque siempre existía la esperanza de hallarlo con vida”, expresó Gaviría, recoge El Colombiano.

¿Cómo se halló el cuerpo?

La convicción de lo expresado por el gobernador antioqueño se basa en unas declaraciones informales que le dio la madre del pequeño, Sandra Patricia Caro, a las autoridades, el pasado miércoles.

Caro, quien se encuentra detenida, se refirió al lugar donde estaría enterrado su hijo, lo que permitió que los funcionarios encontraran los restos que aún no han sido identificados, publicó El Colombiano.

Días antes, unas afirmaciones de la mujer aceleraron el proceso de búsqueda. Según dio a conocer Blu Radio, Caro dijo que unos “espíritus” mantenían a su hijo en un socavón.

Caro, Fabio Andrés Carmona Ramírez, padrastro de Maximiliano, y Robinson Esmit Arboleda Ramírez pertenecían a una banda que estaría vinculada con rituales de magia negra, llamada ‘Los Carneros’, y que se dedicaba a buscar oro en el nordeste antioqueño. Sus integrantes fueron detenidos la semana pasada.

Al testimonio de la madre se le sumó lo manifestado por Arboleda, conocido como ‘Orejas’, quien sostuvo que el infante habría sido poseído por espíritu que impedía que ellos encontraran una huaca o sepulcro indígena, donde supuestamente habría tesoros y objetos de valor.

La desaparición

Desde la mañana del pasado 21 de septiembre se alertó sobre la desaparición del menor de edad en el barrio La Primavera, corregimiento de La Cruzada, municipio Remedios, en Antioquia.

Según las declaraciones de la madre a los medios, el niño había salido a comprar una arepas para el desayuno. A partir de ese momento le perdió pista. Tras la notificación a la autoridades, tanto la comunidad como la Policía emprendieron la búsqueda.

Mientras pasaban los días sin saber del niño, los habitantes del sector hicieron varios velatones para pedir el pronto regreso de Maximiliano, según publicaron varios medios.

Por su parte, la gobernación de ese departamento ofreció una recompensa de 60 millones de pesos (unos 12.300 dólares) para quien brindara información sobre el paradero del desaparecido.

Inconsistencias

Desde un principio, la versión de la mamá de Maximiliano estuvo plagada de inconsistencias.

Cuando las maestras del preescolar donde estudiaba preguntaron por él, les dijo que estaba enfermo. Las docentes se enteraron de lo que ocurría al ver las noticias, según El Colombiano.

Otro detalle que no calzaba con su versión era la fecha de la desaparición. El 20 de septiembre, un día antes de que su progenitora supuestamente supiera de él por última vez, Maximiliano fue visto en un motocarro en el sector La Loma del Hueso, en el vecino municipio de Segovia, en compañía del padrastro, la madre y alias ‘Orejas’.

Además, algunos vecinos contaron que durante los procesos de búsqueda, ella no se mostraba afectada, mientras que su pareja no participaba.

En un video, que fue presentado como prueba ante las autoridades, se ve a Caro frente a una fogata donde habría quemado algunos prendas de vestir infantiles y pañitos ensangrentados que guardaba en una bolsa, seis días después de la desaparición de su hijo, según información de Caracol TV.

Ante las sospechas de la comunidad, Caro tuvo que ser traslada a otro municipio porque corría el riesgo de ser linchada.

¿Qué le ocurrió a Maximiliano?

La investigación apunta a que Maximiliano fue sometido a un ritual de magia negra por ‘Los Carneros’, con la finalidad de que ese acto les permitiera hallar un supuesto tesoro.

El padrastro del menor habría convencido a la madre y a la abuela, Damaris Estela Pérez Escalante, de que el niño tenía un espíritu que impedía que tuvieran éxito en su búsqueda de riquezas, por lo que sugirió que había que torturarlo y sacrificarlo, publicó El Colombiano.

La captura de ‘Los Carneros’

El pasado 20 de octubre fueron capturados, en los municipios de Bello y Segovia, seis integrantes de ‘Los Carneros’ que estarían relacionados con la desaparición del menor de edad, según una nota de prensa de la Fiscalía.

En el grupo se encuentran la mamá de Maximiliano, su abuela materna, el padrastro y tres personas más.

Hasta el momento, se les imputan los delitos de concierto para delinquir, desaparición forzada agravada, tortura agravada, encubrimiento por tortura y lesiones personales con deformidad permanente. Sin embargo, de comprobarse que son responsables de la muerte del niño, se agregaría el cargo de homicidio agravado.

La Fiscalía colombiana sostiene que posee “elementos de prueba” indican que ‘Los Carneros’ también estarían involucrados en “actos violentos y desmedidos” contra otro integrante del grupo, al que le habrían causado quemaduras y lesiones en los genitales y en distintas partes del cuerpo.

Entre los objetos que se les decomisaron se encuentran siete celulares, un muñeco vudú, libros y objetos usados para practicar rituales.

Médicos realizan el segundo trasplante de riñón de cerdo en el mundo

Se trataba de un caso complicado, por lo que la paciente requirió también un timo de cerdo y una bomba cardíaca artificial para reforzar su corazón debilitado.

Cirujanos estadounidenses han practicado el segundo trasplante de riñón de cerdo en la historia, en esta ocasión, a una mujer que padecía una combinación de insuficiencia cardíaca y renal. La complejidad de su caso requirió dos intervenciones en un lapso de 8 días, y primero se le colocó una bomba cardíaca artificial para reforzar su corazón debilitado.

Lisa Pisano, de 54 años y residente en Nueva Jersey, es la primera mujer en recibir un riñón de cerdo en Estados Unidos y también es la segunda persona viva a la que se ha sustituido su órgano urinario defectuoso por uno de origen animal.

El riñón se obtuvo de un cerdo modificado genéticamente, que sirvió también como donante del timo, un órgano del sistema inmunitario que los médicos consideraron imprescindible trasplantar para evitar que el organismo humano rechace el nuevo órgano.

“Estaba al final del camino”, comentó Pisano a AP. “Aproveché la oportunidad. En el peor de los casos, si no funcionara para mí, quizás funcionaría para otro y podría ayudar a la siguiente persona”, agregó.

La paciente muestra una mejora, ya que su riñón porcino comenzó a producir orina inmediatamente en el quirófano del Instituto Langone de Trasplantes de la Universidad de Nueva York, donde recibe el tratamiento.

Otro centro médico estadounidense, el Hospital General de Massachusetts, dio de alta a comienzos de abril a la primera persona que recibió un trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente. El médico Tatsuo Kawai dijo que el paciente de 62 años había experimentado un susto de rechazo temprano en marzo, pero se recuperó y va bien cinco semanas después del trasplante.

Expolicía es devorado por sus seis perros en Brasil

Un policía militar brasileño (retirado) fallece y su cuerpo es devorado por sus propios perros. El caso ocurrió en Brasil.

La Policía brasileña investiga si hay alguna implicación en la muerte del policía militar Clédio Vilela Cardoso, de 53 años, quien, tras su muerte, fue devorado por perros en una finca de Pirenópolis, en la periferia del Distrito Federal.

Sus huesos fueron encontrados el domingo pasado por amigos que lo extrañaban en las misas de la iglesia. Los restos yacían en el suelo fuera de la casa junto a una mesa y una silla.

Según el jefe de policía Tibério Martins, la policía inicialmente creyó que Clédio estaba enfermo, ya que no había sangre aparente ni signos de violencia en el lugar. Sin embargo, la Policía está a la espera de los resultados del peritaje para determinar si hubo algún traumatismo y la participación de un delincuente.

“Los tejidos del cuerpo ya no se pueden analizar, pero la policía todavía puede comprobar los huesos para ver si hay algún traumatismo, fractura o signos de violencia externa. Si hay evidencia de que hubo actuación de terceros, la policía investigará para determinar detalladamente este hecho”, dijo el investigador.

Clédio ingresó en la Policía Militar en 2000 y, según el jefe de policía, actualmente estaba en reserva. Perdió a su hijo en 2019. Vivía solo en una finca en la zona rural de Pirenópolis y fue visto por última vez por un vecino el 8 de abril. El hombre había criado a seis perros, que llevaban dos semanas sin comer, por lo que se presume que los canes devoraron, por hambre, el cuerpo del hombre fallecido.




Inhabilitan a otros cinco opositores en Venezuela

La Contraloría de Venezuela, de línea oficialista, informó este miércoles que inhabilitó políticamente a cinco opositores -dos alcaldes en ejercicio y tres exdiputados-, que se suman a una extensa lista de dirigentes que incluye a la líder María Corina Machado.

Fuente: AFP

Este tipo de sanción ha sido practicada sistemáticamente durante la era del chavismo, apuntando a dirigentes con amplia popularidad como Machado, quien ganó las primarias de la oposición y es favorita en las encuestas, pero quedó inelegible para los comicios del 28 de julio en los que el presidente Nicolás Maduro buscará un tercer mandato.

Las sanciones fueron anunciadas por un período de 15 años para los alcaldes Elías Sayegh del municipio El Hatillo del Área Metropolitana de Caracas, y José Antonio Fernández López del municipio Los Salias del estado Miranda (centro).

También fueron inhabilitados por 15 años los exdiputados Tomás Guanipa y Carlos Ocariz, excalde del municipio Sucre (2008-2017), mientras que la sanción fue de 12 meses para el exparlamentario Juan Carlos Caldera. Todos copartidarios del dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, otro inhabilitado por la Contraloría, en 2017.

Puede interesar: La pobreza en Brasil registra la cifra más baja desde 2012

Las resoluciones donde están asentadas las inhabilitaciones tienen fecha del 16 de abril de 2024, según el documento publicado por la Contraloría en su sitio oficial.

Capriles, Ocariz, Guanipa y Caldera forman parte del partido Primero Justicia (PJ), cuyo control fue otorgado al disidente José Brito, señalado como colaboracionista del gobierno, tras una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tachado de ser afín al chavismo gobernante.

Los cinco inhabilitados son “potenciales candidatos a cargos regionales y parlamentarios”, indicó Eugenio Martínez, experto en temas electorales, en un mensaje en X.

En 2025 deben celebrarse elecciones a alcaldes y gobernadores en Venezuela.