Refuerzan el personal sanitario de Bolivia con unos 5.000 recién egresados

Unos 5.000 profesionales recién titulados de carreras sanitarias como medicina, bioquímica y enfermería, entre otras, serán contratados excepcionalmente por el Gobierno boliviano para reforzar las acciones dentro de la emergencia sanitaria contra la COVID-19 en el país.


Fuente: EFE

Una resolución ministerial difundida este lunes autoriza la contratación de recién graduados de medicina, odontología, bioquímica y farmacia, enfermería y auxiliares de enfermería, "prescindiendo de las formalidades de inscripción en el Ministerio de Salud de forma temporal para la atención de la emergencia sanitaria y contención" de la COVID-19.

Estas contrataciones excepcionales se harán con apoyo del Banco Mundial y ante la insuficiencia de personal de salud en Bolivia, explicó a los medios en La Paz el ministro transitorio de Defensa, Fernando López, que también ejerce interinamente como la máxima autoridad de Salud.

"Vamos a inyectar con esta resolución sangre nueva a todas las capacidades medicas de Bolivia", sostuvo López, quien agregó que los nuevos contratados tendrán misiones "tremendamente relevantes" en las ciudades, pero sobre todo en las provincias "que son las más necesitadas de profesionales".

Según datos del Ministerio de Salud, se tienen aprobados unos 7.381 contratos, de los cuales, 1.715 están en servicio y 400 más comenzarán a trabajar en tres días, con lo que los 5.666 restantes serán utilizados para las contrataciones aprobadas en la resolución presentada por López.

Los aspirantes deberán haberse titulado en alguna universidad afiliada al Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) y percibirán un salario equivalente a poco más de 1.300 dólares, según una nota de prensa del Ministerio de Salud.

Con una población de unos once millones de habitantes, Bolivia reporta 1.807 fallecidos y 41.187 contagios de COVID-19 desde la aparición de los primeros casos en marzo pasado, según los datos oficiales más recientes.

Hospitales y servicios funerarios en regiones como Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, las más afectadas por la enfermedad, reportan casos de colapso en centros de salud y camposantos saturados.

Según estimaciones de autoridades sanitarias del país, la etapa de mayor transmisión de la enfermedad se producirá a fines de agosto y principios de septiembre.

 

Alerta de la OMS: la pandemia puede "ir a peor" por errores de los gobiernos

La pandemia puede "ir a peor" si los gobiernos de países afectados no se toman en serio la lucha contra el coronavirus, destacó hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien subrayó que "demasiados países están yendo en la dirección equivocada".


Fuente: EFE

Tedros hizo esta advertencia tras anunciar que en las últimas 24 horas se había vuelto a batir el récord de casos diarios, con más de 230.000, casi la mitad de ellos en sólo dos países (unos 60.000 en Estados Unidos y 40.000 en Brasil).

"El virus sigue siendo nuestro enemigo público número uno, pero las acciones de muchos gobiernos y ciudadanos no reflejan esto", criticó, y denunció que "los mensajes confusos de algunos líderes están minando una herramienta vital para cualquier respuesta sanitaria, como es la confianza".

"Aunque el número de muertes diarias sigue siendo relativamente estable, hay mucho por lo que preocuparse", añadió el máximo responsable de la OMS.

El experto etíope subrayó que el epicentro de la pandemia se concentra actualmente en América, donde se registran más de la mitad de los casos del planeta, y que muchos de sus países se encuentran en momentos de fase de transmisión intensa del coronavirus, al igual que otros en África y en el sur de Asia.

Tedros aseguró en todo caso, que "nunca es tarde para poner el virus bajo control, incluso en casos de contagios exponenciales", teniendo en cuenta los ejemplos de otros países que evitaron transmisiones comunitarias (muchos en Asia Oriental) o redujeron los contagios, como en Europa.

 

Argentina supera los 100.000 casos de COVID-19 pero logra descenso diario

Argentina superó este domingo los 100.000 casos del coronavirus SARS-CoV-2, al ser reportados hoy 2.657 nuevos contagios de la enfermedad, que ya ha causado 1.845 decesos en el país suramericano.


Fuente: EFE

De acuerdo al reporte diario vespertino que difunde el Ministerio de Salud argentino, el número total de casos confirmados en el país asciende a 100.166.

La cifra de 2.657 contagios diarios reportada este domingo representa una bajada respecto a los niveles promedio de 3.400 casos diarios registrados en las cinco jornadas previas.

El reporte oficial por otra parte indica que en las últimas horas se han registrado 27 nuevas muertes.

Los fallecidos, con edades que van de los 4 a los 97 años, eran residentes de la capital del país y de las provincia de Buenos Aires y Río Negro (sur).

Otras ocho muertes fueron reportadas en el informe oficial matutino de este domingo.

De los 100.166 positivos por coronavirus detectados desde el 3 de marzo y hasta el momento por las autoridades sanitarias de Argentina, 1.081 son importados (1,1 %), 33.376 son contactos estrechos de los casos confirmados (33,3 %), mientras que 48.213 (48,1 %) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

La provincia de Buenos Aires sigue siendo el distrito con más casos confirmados hasta el momento (53.661, de los cuales 1.633 fueron reportados este domingo), seguida por la capital del país, con 38.335 contagios confirmados, 754 de ellos reportados hoy.

Según informaron fuentes oficiales, hay 42.694 pacientes que ya han sido dados de alta.

En tanto, 735 personas con diagnóstico confirmado de la COVID-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 52 % a nivel nacional, pero del 59,5 % si sólo se considera Buenos Aires y su populosa periferia, los distritos que concentran casi el 92 % de los nuevos casos de coronavirus.

Hasta el momento, en Argentina, donde rigen medidas de aislamiento desde el 20 de marzo, se han realizado un total de 466.308 test para detectar el virus, con una tasa de 10.276 pruebas por cada millón de habitantes.

“#UnamosFuerzas para que en unidad superemos la pandemia y construyamos la Argentina que nos merecemos. Unidos somos más”, escribió hoy el presidente argentino, Alberto Fernández, en su perfil de la red social Twitter.

Hace dos semanas, el Gobierno argentino decidió extender hasta el 17 de julio las medidas de aislamiento, con un endurecimiento de las mismas en la capital del país y su periferia desde el 1 de julio.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, dijo este domingo que el objetivo de esa decisión es bajar la circulación de personas para disminuir la transmisión del virus y darle así más tiempo al sistema de salud para que pueda dar respuesta.

En este sentido, señaló que se espera ver una disminución en la cantidad de nuevos contagios diarios “en los próximos días” y un menor número de los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos “en los próximos 14 a 20 días”.

“En estos seis días que nos quedan, redoblemos el esfuerzo para minimizar la transmisión y que podamos ver estos resultados y nuestro sistema de salud siempre pueda seguir dando respuesta a quien lo necesita”, pidió Vizzotti.

 

Brasil bordea los 1,9 millones de casos y supera 72.000 víctimas por COVID-19

Brasil bordea los 1,9 millones de casos de coronavirus con 24.831 nuevos contagios en las últimas 24 horas y el número de víctimas continúa creciendo en el país, con más de 72.000 muertos, informó este domingo el Gobierno.


Fuente: EFE

Durante el último día fueron notificados 631 nuevos fallecimientos por COVID-19, con lo que el balance actual suma 72.100 víctimas por la pandemia.

Con el registro de 631 óbitos en las últimas 24 horas, Brasil rompió una secuencia de cinco días consecutivos con más de mil víctimas mortales diarias por COVID-19.

Los fines de semana las cifras suelen presentar un importante descenso debido a la menor actividad de los órganos públicos para contar los datos que reciben de cada uno de los 27 estados brasileños.

No obstante el promedio de muertes diarias durante la última semana sigue sobrepasando el millar diario.

Según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud el número de infectados en el gigante sudamericano ya alcanzó los 1,864.681 millones de casos y de ese total 1.123.204, ya se recuperó.

No obstante, otros 669.377 pacientes todavía están bajo acompañamiento y 4.063 muertes sospechosas continúan en investigación.

Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, apenas por detrás de Estados Unidos, y continúa posicionándose como uno de los focos globales de la pandemia y el principal epicentro de COVID-19 en Latinoamérica.

Aunque los epicentros de la pandemia continúan ubicándose en Sao Paulo -la región más poblada de Brasil con 46 millones de habitantes- y Río de Janeiro -la tercera más populosa del país con 17 millones de habitantes- otras regiones del sudeste, el centro oeste y el sur del país han registrado una notable escalada en los contagios y las víctimas por la pandemia en los últimos días.

Brasilia (centro oeste), la capital del país, es ahora una de las ciudades más afectadas por el patógeno, un hecho que los especialistas atribuyen a una precipitada desescalada en la ciudad.

Los contagios en la ciudad se han acelerado un 60 % en los últimos días, donde los casos confirmados pasan de 70.000 y las víctimas por COVID-19 suman 902.

Otro de los estados donde el virus avanza con fuerza es Minas Gerais (sudeste), donde han sido contabilizados cerca de 76.000 casos y de 1.600 decesos, un 57 % más de las cifras registradas la semana anterior.

Pese a que Sao Paulo concentra el mayor número de casos y muertes por COVID-19 (371.997 y 17.848, respectivamente), la pandemia se ha ido estabilizando en el estado más poblado del país y la desescalada en varios de los municipios, incluida la capital homónima, continúa progresivamente.

Desde comienzos de julio el Gobierno regional comenzó a reactivar su economía autorizando el funcionamiento de comercios, restaurantes y bares, y a ello se ha sumado la extensión de horarios para centros comerciales a partir de este fin de semana.

La capital paulista, la ciudad más populosa de Brasil con 12 millones de habitantes, tiene previsto reabrir este lunes los parques y gimnasios de la ciudad.