Renuncia el constituyente chileno que fingió tener cáncer

El cuestionado constituyente Rodrigo Rojas Vade, rostro de las protestas sociales de 2019 en Chile que fingió tener cáncer para impulsar su popularidad, renunció este lunes a la Convención que redacta la nueva carta magna.

“Hago este video para comunicar mi renuncia a la Convención Constitucional, ya que no volveré a asistir, conectarme en forma remota o participar de ninguna votación”, dijo Rojas Vade en un mensaje divulgado en las redes sociales.

Hace 16 días, la revelación de que había mentido sobre su supuesto cáncer remeció a la asamblea que desde julio redacta la nueva Constitución que reemplazará a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). La Fiscalía le abrió un expediente el 7 de septiembre a Rojas Vade y la policía lo interrogó el viernes.

El activista, de 37 años, había incluido en su declaración de patrimonio una elevada deuda por gastos de tratamientos para el cáncer, que luego confesó no padecer en una entrevista publicada por el diario La Tercera, el 4 de septiembre.

Tras la revelación, renunció al cargo de vicepresidente adjunto de la Convención, que tiene 155 miembros, y pidió “disculpas a todos los chilenos”.

“Tan pronto existan mecanismos para presentar mi renuncia formal [a la Convención], haré uso del mismo”, declaró Rojas Vade en su video este lunes, debido a que se trata de un cargo “no renunciable”.

“No soy delincuente, soy alguien que se equivocó”, añadió, afirmando que su “compromiso con las reformas sociales “siempre ha sido real”. Si bien admitió haber mentido sobre el cáncer, ha dicho que padece otra enfermedad, sin precisar cual.

El abogado del activista, Tomás Ramírez, aseguró el viernes que su cliente no cometió ningún delito, aunque su conducta haya sido “tremendamente reprobada” socialmente, y expresó su confianza en que la Fiscalía desestime llevarlo a juicio.

Por este caso, que conmocionó a los chilenos, la policía interrogó hace unos días a la presidenta de la Convención, la académica mapuche Elisa Loncon, y el vicepresidente, Jaime Bassa.

Bolsonaro debió comer pizza en una vereda de Nueva York por no estar vacunado

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue fotografiado el domingo cenando de pie un pedazo de pizza en una calle de Nueva York, una consecuencia, según la prensa brasileña, de su rechazo a vacunarse contra el coronavirus.

Como todavía no está inmunizado, el mandatario ultraderechista de 66 años, que el martes participará en la Asamblea General de Naciones Unidas, no tiene el pase sanitario exigido para entrar en restaurantes y otros lugares públicos de Nueva York, relataron los medios.

“Cena de lujo en Nueva York”, bromeó en Twitter el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Luiz Eduardo Ramos, en un tuit publicado el domingo por la noche e ilustrado con una foto de Bolsonaro disfrutando de un pedazo de pizza junto a varios miembros de su delegación.

“Vamos de Pizza con Coca Cola”, escribió en Instagram el ministro de Turismo, Gilson Machado.

“A Bolsonaro le gusta simular simplicidad y modestia en momentos así (…), pero no se trata de gusto o elección, sino de una imposición de la ley vigente en Nueva York”, explicó el célebre columnista Reinaldo Azevedo en el portal de noticias Uol.

Como marca la tradición, el presidente brasileño debe pronunciar el primer discurso en la Asamblea General de la ONU el martes, aunque su participación fue puesta en duda durante unos días.

Las autoridades sanitarias de Nueva York dijeron al principio que el anfiteatro de la Asamblea General es “un centro de convenciones” sujeto a las mismas reglas sanitarias que la mayoría de los espacios cerrados.

Pero el pasado jueves el presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, escribió a los delegados de los estados miembros para especificarles que basta con declarar que no son portadores del virus (por medio de la vacuna, una prueba negativa o la ausencia de síntomas).

Muy criticado por su gestión de la crisis sanitaria, Bolsonaro, que suele decir que ya está inmunizado tras haberse contagiado de coronavirus el año pasado, ha afirmado reiteradamente que será “el último brasileño” en recibir una vacuna anticovid, de la que ya se han inyectado 222 millones de dosis en su país.

Tras llegar a Nueva York el domingo por la noche, tuvo que usar la puerta trasera para ingresar a su hotel para no toparse con los manifestantes que lo esperaban frente a la entrada principal a gritos de “¡Fuera Bolsonaro!”, según la prensa.

Los talibanes piden ayuda internacional en reunión con la OMS

Kabul, 20 sep (EFE).- Los talibanes pidieron este lunes ayuda internacional para paliar la crisis sanitaria en Afganistán, acentuada por la toma del poder de los fundamentalistas, durante una reunión con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Si la comunidad internacional no provee ayuda en el sector sanitario y otras áreas, Afganistán se enfrenta a una crisis humanitaria”, dijo durante una rueda de prensa en Kabul el primer ministro del Gobierno interino de los talibanes, el mulá Hassan Akhund, según una nota de prensa difundida por los fundamentalistas.

Akhund también llamó a acabar con el bloqueo de fondos impuesto por numerosos países e instituciones tras la toma del poder por la formación islamista hace poco más de un mes, así como a poner fin a las sanciones que pesan sobre los líderes talibanes.

“La presión no resuelve problemas que podrían solucionarse a través del diálogo. Las sanciones que siguen en vigor deberían ser retiradas”, afirmó el primer ministro, en presencia de una delegación de la OMS encabezada por Ghebreyesus.

El director general de la OMS llegó este lunes a Kabul en compañía del director regional para la OMS, Ahmed Al-Mandhari, para reunirse con las autoridades del Gobierno de los talibanes y constatar la crisis humanitaria del país, dijo a Efe el ministro de Salud en funciones, Wahid Majrooh.

Según los talibanes, Ghebreyesus se comprometió a intentar “aumentar la asistencia” de la OMS y “salvar a Afganistán de una crisis humanitaria”.

El director de la OMS reconoció, añadieron los islamistas, que los fondos donados por la comunidad internacional antes de la llegada al poder de los fundamentalistas “han sido congelados”, aunque prometieron que intentarán enviar este dinero” al país asiático.

El sistema de salud del Afganistán ha estado al borde del colapso tras la llegada de los islamistas al poder, y la interrupción del envío de los fondos de asistencia ocasionó el impago de los salarios y graves problemas para reabastecer los suministros.

Las autoridades sanitarias del país han pedido a la comunidad internacional maneras para la liberación de los fondos, asegurando que el sistema podría colapsar muy pronto.

En las últimas semanas los organismos internacionales han enviado toneladas de material médico e insumos para atender la crisis en los centros de salud de manera inmediata, mientras buscan una solución al problema.

Italia comenzó a administrar tercera dosis anticovid a grupos de riesgos

Italia ha comenzado hoy a administrar hoy la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 a pacientes con inmunodeficiencia y otros grupos de riesgo, que representan cerca de tres millones de personas, de acuerdo a las indicaciones del Comité Técnico Científico.

Los primeros en recibir la “dosis adicional” serán los inmunodeprimidos, los trasplantados y los enfermos oncológicos con determinadas características, tal y como anunciaron recientemente el comisario para la emergencia sanitaria en el país, el general Francesco Paolo Figliuolo, y el ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

Tras un primer grupo de personas “que necesitan ayuda para su sistema inmunológico”, la tercera dosis se ampliará a las personas de más de 80 años, los mayores de las residencias y el personal sanitario, dijo Figliuolo.

Aunque la semana pasada había comenzado la inoculación de forma puntual, con 40 trasplantados en Rieti (Lazio, centro), hoy se ha generalizado la administración en Lombardía, Véneto (norte), Toscana (centro) y Bari (sur), en cuyo Policlínico recibirán la dosis de refuerzo los niños ingresados en oncología.

La medida llega en un momento en el que la situación epidmiológica se encuentra estable, con 3.838 nuevos contagios y 26 fallecidos en las últimas 24 horas.

Hasta la fecha un total de 40.916.433 personas residentes en Italia han completado la pauta de la vacuna lo que supone el 75,76 % de la población mayor de 12 años,

Las reservas de las vacunaciones han aumentado en Italia entre un 20 y un 40 por ciento en las últimas horas tras la obligación del Gobierno del certificado sanitario a los trabajadores tanto del sector público como del privado.

Italia aprobó que desde el 15 de octubre al 31 de diciembre, sin el pase sanitario, no se podrá acceder a ningún lugar de trabajo, ya sea público o privado y la medida afecta a 23 millones de trabajadores, que serán sancionados con la suspensión del sueldo si no lo presentan.