“Sanador egipcio” vaticinó el fin del mundo y estafó a víctimas por 30 millones de pesos

Decía ser psicólogo y sanador egipcio. Con la llegada del covid vaticinó el fin del mundo. Ahora está preso por estafa, asociación ilícita y ejercicio ilegal de la medicina.


Fuente: TN-NOTICIAS

Juan Aparicio Díaz dirigió la llamada Fundación Seshen en Córdoba, donde instaló una pirámide en el valle de Traslasierra para bautizar a sus alumnos. Su líder, está preso junto a otras diez personas acusadas de estafas millonarias y asociación ilícita. Las víctimas hablan sobre cómo les hizo invertir millones en sesiones de terapia, clases de meditación y viajes a Egipto.

A media hora de auto por camino rural desde el pueblo de Villa Cura Brochero se llega a un exótico lugar y alejado de la civilización: unas estancias emplazadas alrededor de una pirámide como las de Egipto en medio de la sierra.

Ese lugar hoy rebautizado como “Estancia del Norte” se lo conocía como “Pozos Azules” y a principios del 2020 llegó mucha gente que cambió el aspecto del lugar: habían sido convocados por Juan Aparicio Díaz quien llamó a sus seguidores para preparar allí la llegada del fin del mundo por el Covid 19 y les encomendó para la supervivencia la compra de gran cantidad de alimentos, ropa de abrigo y armas para defenderse del caos decía se estaba por desatar.

Aparicio Díaz, quien se presentaba como psicólogo recibido en “Athlantic University” de los Estados Unidos y egiptólogo, dirigía la Fundación Seshen: sesiones de terapia y clases de meditación donde era un lugar atractivo para aquellas personas que atravesaban alguna situación personal compleja o bien conllevaban algún trauma en sus vidas.

Seshen, que se bautizó como fundación aunque muchos le atribuyen rasgos de secta, venía operando desde el 2012 hasta desatarse denuncias que lo llevaron a Aparicio Díaz, su esposa Carolina Cannes y otras nueve personas a la cárcel por asociación ilícita, ejercicio ilegal de la medicina y estafas millonarias. En total son doce los imputados, de los cuales once están detenidos, y hay dos funcionarias judiciales involucradas.

En las últimas semanas la fiscal de Cura Brochero Analía Gallarato pidió que vayan a juicio oral y público, pero parte de los detenidos ahora dicen haber sido víctimas del líder Aparicio Díaz y presentaron una denuncia en la Justicia Federal, por lo que el trámite quedó paralizado y podría intervenir la Corte Suprema de Justicia para definir quién sigue interviniendo.

Por primera vez hablaron ante las cámaras de televisión las víctimas que pusieron sus ahorros, vendieron propiedades, sacaron préstamos o simplemente dejaban casi todo su salario para pagar las sesiones de terapia en la fundación o ingresar el las clases de meditación que ofrecía Aparicio Díaz a quien lo llamaban como “Maestro Sahú”.

Las víctimas, en su mayoría mujeres, acudían a Aparicio Díaz para sanar traumas del pasado o situaciones actuales complejas de sus vidas a través de sus terapias, y rápidamente él les ofrecía además meditación a través del conocimiento de la ciencia egipcia.

En esas primeras sesiones es donde Aparicio Díaz, cuentan ellas, les extraía toda la información con la cual él después las manipulaba. Les infundía temores, la falsa creencia de haber sido abusada en su niñez, la necesidad de contar con su exclusiva ayuda y prescindir de buscar ayuda médica: en ese afán para alcanzar la paz es que ellas entregaban grandes sumas de dinero y de no tenerlo, lo conseguían de cualquier forma.

Estela Burgos, una de las víctimas de la causa, reconoció haber dejado más de un millón y medio de pesos: ella comenzó con terapias y luego el “Maestro Sahú” le ofreció las clases de meditación. Su lista de gastos desde el 2016 al 2021 es interminable: clases de iluminación, de transmutación, de desintegración, lecturas de vidas pasadas, sesiones de terapia y hasta protección Covid.

Según cuentan las víctimas, Aparicio Díaz con las primeras noticias del virus que llegaban de oriente empezó a invadirlas con información, les infundió temor y así ofrecía primero cursos de protección para evitar la infección, y luego directamente les encomendó a sus seguidores llevarlos a traslasierra en “Pozos Azules” para preparar la llegada del fin del mundo, para lo cual debían comprar muchísima comida, ropa de abrigo y armas para defenderse del caos que se venía.

Construyó una pirámide en la Comunidad de San Lorenzo

A algunas víctimas incluso les promocionaba viajes a Egipto para tomar contacto con las pirámides y enseñarles la ciencia egipcia, para ello debían pagarle grande sumas de dinero. Ese fue el caso que experimentó Graciela Mercado que viajó dos veces y dice haber gastado en sus últimos años más de 4 millones de pesos.

Valentina López, otra de las mujeres que cayó en la Fundación Seshen, es categórica a la hora de definir lo que para ella tiempo después significó una estafa. El 90% del sueldo que percibía iba dirigido a Aparicio Díaz y su organización.

La adoración que Aparicio Díaz tenía por la egiptología lo llevó a construir una pirámide en la Comunidad de San Lorenzo, en un paraje rural a media hora en auto desde Villa Cura Brochero. La obra aún está emplazada en medio de las sierras y allí, cuentan los testigos, se bautizaba a los nuevos alumnos que estudiaban en la Fundación Seshen y se los encomendaba para la meditación.

Compró varios departamentos en Córdoba por un total 25 millones de pesos

Según el expediente que lleva adelante la Justicia producto de la millonaria estafa, Aparicio Díaz compró varios departamentos en zonas exclusivas de Córdoba Capital por un total de 25 millones de pesos.

Las víctimas aún hoy siguen afectadas psicológicamente por lo que significó el haber ingresado a Seshen, y ni que hablar económicamente, ya que la mayoría está con deudas por haber aportado grande sumas de dinero a Aparicio Díaz.

 

Moscú dice que ahora no hay negociaciones de ningún tipo con Kiev

El viceministro ruso de Exteriores, Andréi Rudenko, aseguró este martes que entre Rusia y Ucrania no hay actualmente "ningún tipo" de negociaciones.


Fuente: Efe

“Las negociaciones no continúan. Ucrania ha abandonado de hecho el proceso negociador”, dijo Rudenko, citado por la agencia Interfax.

Rusia cifró hoy en 265 los soldados ucranianos evacuados la víspera de la acería de Azovstal, incluidos 51 gravemente heridos que, tras “deponer las armas y rendirse”, ahora son “prisioneros” de guerra, según el Ministerio de Defensa.

Médico venezolano acusado en EEUU de vender programas informáticos para secuestro de datos

El cardiólogo venezolano Moisés Luis Zagala González, conocido como "Nosophoros" y "Aesculapius", fue acusado este lunes por la fiscalía estadounidense de conspirar para cometer intrusión informática, con el fin de utilizar y vender programas maliciosos para secuestro de datos.


Fuente: AFP

 

Según la fiscalía de Brooklyn, Zagala, de 55 años, vive en Ciudad Bolívar (Venezuela) y tiene doble nacionalidad venezolano-francesa.

Zagala “diseñó y vendió varios programas de secuestro de datos, que los cibercriminales utilizaban para extorsionar dinero” a empresas y otras instituciones, atacando sus redes de ordenadores, según los documentos judiciales.

Una vez que encriptaban la información de los computadores a los que accedían pedían dinero para desencriptarla.

Uno de los primeros productos que desarrolló Zagala, fue un programa de secuestro de datos denominado “Jigsaw v. 2”, que tenía, según su descripción, un contador que registraba las veces que el usuario había tratado de destruirlo.

“Si los usuarios matan el programa de secuestro de datos demasiadas veces, está claro que no pagarán por lo que es mejor borrar todo el disco duro”, aconsejaba Zagala.

A principios de 2019, Zagala empezó a anunciar su nueva herramienta en la web: “Private Ramsomware Builder” (programa de secuestro de datos privado) que denominó “Thanos”, nombre del villano de dibujos animados responsable de destruir la mitad de la vida en el universo, así como a la mitología griega en la que Thanatos se asocia a la muerte.

El “polifacético” médico, como le define la fiscalía del tribunal de  Brooklyn, que instruye el caso, no solo vendía el programa sino que también permitía adherirse al mismo a cambio de compartir los beneficios de los ataques cibernéticos, que podían ser pagados por Paypal a una cuenta de un familiar en Florida o en criptomonedas.

El programa informático estaba diseñado para hacer contactos periódicos con un servidor en Charlotte, Carolina del Norte que el cardiólogo utilizaba para cerciorarse de que el usuario tenía una licencia activa.

Sus alias preferidos eran “Aesculapius”, en referencia al antiguo dios griego de la medicina, y “Nosophoros”, que signfica “enfermedad” en griego.

Según los anuncios que hacía de su programa en foros especializados de hackers, Zagala se jactaba de que el programa Thanos era prácticamente indetectable para los programas antivirus y que “una vez se hacía el encriptado”, el programa se autoborraría haciendo casi imposible que la víctima pudiera detectarlo y recuperar sus documentos.

Zagala solía pedir a sus ‘clientes’ que “si tenían tiempo y no era demasiado problema”, calificaran su experiencia.

Hasta que ofreció una licencia por 500 dólares al mes con “opciones básicas” u 800 dólares con “todas las opciones” a un confidente del FBI, la policía estadounidense.

Si fuera hallado culpable, podría ser condenado a 5 años por cada uno de los dos cargos que se le imputan: intento de intrusión en ordenadores y conspiración para cometer intrusión en ordenadores.

Argentina entra en cuarta ola de covid, advierte ministra de Salud

Argentina está comenzando la cuarta ola de covid-19, afirmó este lunes la ministra de Salud, Carla Vizzotti, ante un fuerte aumento de contagios aunque sin incremento de fallecidos ni internados por el coronavirus.


Fuente: AFP

“Hoy estamos empezando en la Argentina una cuarta ola de Covid-19 que nos encuentra en una situación totalmente distinta”, sostuvo Vizzotti al hablar en un encuentro con todos los ministros provinciales de Salud en la localidad patagónica de Villa La Angostura.

En el último registro semanal divulgado el domingo, se notificaron 33.989 contagios, 92% más que los 17.646 casos de la semana anterior; sin embargo, la tasa de internados por covid se mantuvo estable, pasando de 295 a 300 en todo el país.

En la última semana, 47 personas murieron por covid, mientras que 76 perdieron la vida la semana anterior.

“No tenemos aumento de fallecidos e internados en terapia intensiva que es nuestro objetivo”, destacó la ministra.

Argentina, con una población de 45 millones de personas, acumuló un total de 9.135.308 contagios y 128.776 fallecidos desde el inicio de la pandemia en marzo 2020, según datos oficiales.

Más allá del crecimiento de casos cuando comienzan a sentirse las temperaturas más bajas al promediar el otoño, Vizzotti desestimó que Argentina esté pensando en volver al sistema de confinamientos para frenar los contagios.

“No hay posibilidad de nuevos cierres”, aseguró.

Vizzotti afirmó que “gracias a cada medida que se tomó y al esfuerzo de la sociedad, de los equipos de salud y de los gobiernos nacional, provinciales y municipales, tenemos un panorama en relación a la vacunación que nos permite seguir adelante en una nueva etapa de esta pandemia”.

Hace varias semanas, Argentina comenzó a aplicar la cuarta dosis de vacuna anticovid entre los mayores de 50 años.

Un 83% de los argentinos tiene el esquema de dos dosis completo, mientras que un 49% recibió una o dos dosis de refuerzo.