Secta obligaba a tener sexo con el líder para ‘curar’ la homosexualidad

Los detenidos realizaron actividades ilegales durante más de 20 años y reunieron a más de 50 personas, aisladas de su entorno familiar, social y profesional.

En la provincia española de Cáceres, dos cabecillas de una “secta destructiva” fueron detenidos recientemente por realizar supuestas terapias para ‘curar’ la homosexualidad en las que las víctimas eran forzadas a mantener relaciones sexuales “sanatorias” con la líder del grupo, señala el comunicado de la Policía Nacional de España.

Se trata de un psicólogo y su esposa, arrestados el 16 de diciembre, a quienes se les acusa de “presunta participación en delitos contra la salud pública, lesiones psicológicas, contra la libertad sexual, contra la integridad moral, intrusismo profesional, asociación ilícita, y blanqueo de capitales, entre otros”.

Las autoridades llevaron a cabo registros en el domicilio de los detenidos en una finca de un municipio cacereño y en un local en Madrid, donde se realizaban los supuestos procedimientos terapéuticos un día a la semana. En total se incautaron “más de 100.000 euros [unos 110.000 dólares] en efectivo, diferentes sustancias estupefacientes, así como diverso material informático y documental de interés para la investigación”.

El comunicado policial indica que los dirigentes realizaron “distintas pseudopsicoterapias”, argumentando que uno de ellos era diplomado en psicología. Sin embargo, las instalaciones en las que se realizaban las prácticas no disponían de ninguna clase de habilitación sanitaria ni autorización administrativa para tal fin.

Los detenidos realizaron actividades ilegales durante más de 20 años y reunieron a más de 50 personas, aisladas de su entorno familiar, social y profesional. De este modo, la pareja se enriqueció sin entregar a sus adeptos facturas ni comprobantes de pago, lo que constituyó un fraude económico.

Métodos aplicados

Los líderes de la organización utilizaban técnicas de manipulación coercitiva en sus sesiones, convenciendo a sus adeptos en muchos casos de abandonar tratamientos médicos reales, poniendo así en riesgo la salud física y mental de las personas.

Se detalla además que durante las sesiones, los líderes de la secta proporcionaban “distinta clase de estupefacientes y psicoactivos” para inducir “estados específicos de consciencia que llevan a la introyección de las normas de comportamiento social e individual esperados”.

Los acusados insistían en que la homosexualidad era una enfermedad que podía curarse mediante la abstinencia y las relaciones sexuales forzadas con la líder del grupo. En este sentido, el hombre detenido daba su consentimiento para tener relaciones sexuales con su esposa.

 

Quién era Iván Cantú, el latino ejecutado en Texas que defendió su inocencia hasta la muerte

“Soy inocente”. Esa es la frase que Iván Cantú repitió una y otra vez durante los 22 años que permaneció en el corredor de la muerte en Texas, Estados Unidos.

La ejecución de este hombre de origen mexicano mediante inyección letal se produjo este miércoles a las 18:47 hora local (00:47 GMT del jueves) en la penitenciaría estatal de Huntsville.

En un caso que generó un intenso debate sobre la justicia y la pena de muerte en Estados Unidos, Cantú fue condenado por el asesinato de su primo James Mosqueda, de 27 años, y de la novia de éste, Amy Kitchen, de 22 años, ocurridos en Dallas en el año 2000.

Cantú usó su declaración final antes de ser ejecutado para decir que no mató a Amy y James, y agregó que no creía que su ejecución fuera a traer paz o cierre a las familias.

Cantú se dirigió a las familias Mosqueda y Kitchen, dijo Amanda Hernández, portavoz del Departamento de Justicia Penal de Texas.

“Quiero que sepan que nunca maté a James y Amy”, dijo Cantú. “Quiero que todos sepan que no creo que esta situación aquí les traiga un cierre”, añadió.

“Si hubiera sabido quién lo hizo, habrían sido los primeros en saber cualquier información que hubiera tenido”.

Organizaciones de derechos humanos denunciaron irregularidades en el proceso legal y reclamaron que se anulara la condena para poder realizar una revisión completa de su situación procesal.

“La evidencia fue manipulada”, dijo Sylvia Cantú, la madre del recluso, quien lideró una campaña pública en defensa de su hijo.

“Detengan la ejecución de mi hijo”, suplicó, luego de que la Corte de Apelaciones Penales de Texas rechazara esta semana el último recurso legal que intentaba frenar su ejecución.

“Esto no está bien, ustedes saben que no está bien”, declaró la madre antes de la ejecución.

La apelación ofrecía supuestas nuevas evidencias que probarían que se presentaron declaraciones falsas de testigos en el juicio y que los abogados designados por el tribunal fueron ineficaces a la hora de defenderlo.

La testigo clave

Iván Cantú, hijo del mexicano Abner Cantú, nació en Dallas, Texas, en 1973, según el Departamento de Justicia Penal de Texas.

Tenía 27 años cuando fue acusado del doble homicidio y fue encarcelado a los 28.

Su novia en aquel entonces, Amy Boettcher, testificó en su contra.

Vivían juntos en un apartamento cercano a la casa de su primo James Mosqueda.

Boettcher fue la principal testigo de la fiscalía. La exnovia, quien murió en 2021, testificó que Cantú le dijo que iba a cometer el crimen y luego la llevó al lugar.

Mosqueda y Kitchen fueron asesinados en el dormitorio de su casa el 4 de noviembre de 2000 y sus cuerpos fueron hallados con múltiples heridas de bala.

La organización Amnistía Internacional señaló en un comunicado que persisten dudas sobre “la idoneidad de su representación legal en el juicio” y sobre el testimonio de la testigo clave del estado y las pruebas físicas que parecían corroborar su testimonio.

Según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, una organización no gubernamental estadounidense, durante el juicio “la fiscalía se basó en gran medida en el testimonio de Amy Boettcher”.

La abogada de Cantú, Gena Bunn, y el investigador privado, Matt Duff, sostienen que hubo errores por parte de un abogado defensor que representó a Cantú previamente, dado que no solicitó pruebas de ADN ni de balística, ni tampoco llamó a ningún testigo.

En el argumento final del juicio, uno de los abogados que representaba a Cantú admitió la culpabilidad de su cliente.

Supuestamente Cantú le reconoció que había matado a Mosqueda por haberlo “estafado” en un negocio de drogas y que Kitchen fue asesinada porque se encontraba en el lugar del crimen.

Cantú negó haber realizado esta confesión, pidió interrumpir el juicio y solicitó representarse a sí mismo, pero su petición fue denegada.

“Intentaba robar drogas”

Los fiscales señalaron en su día que Cantú mató a James Mosqueda -quien traficaba drogas ilegales- y a su novia cuando intentaba robar cocaína, marihuana y dinero en efectivo de la casa de su primo.

Condenado a la pena de muerte en 2001, Cantú insistió desde un princiipio en que un narcotraficante rival mató a su primo por una disputa sobre dinero.

Los esfuerzos para retrasar la ejecución de Cantú recibieron el apoyo de líderes religiosos y políticos, además de celebridades como Kim Kardashian y el actor Martin Sheen.

Tres miembros del jurado del juicio de Cantú también pidieron un retraso en la ejecución, diciendo que ahora tienen dudas sobre el caso.

Una petición en MoveOn.org instando al gobernador de Texas, Greg Abbott, a conceder una suspensión de la ejecución atrajo unas 150.000 firmas.

Sin embargo, todos estos ruegos fueron infructuosos.

El fiscal de distrito del condado de Collin, Greg Willis, cuya oficina acusó a Cantú, dijo que las pruebas presentadas en el juicio demostraron la culpabilidad del reo.

“Sigo plenamente convencido de que Iván Cantú asesinó brutalmente a dos víctimas inocentes en el año 2000″, dijo Willis en un comunicado.

Esta semana, la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas votó 7-0 en contra de conmutar la sentencia de muerte de Cantú por una pena menor.

Los miembros también rechazaron conceder un aplazamiento de cuatro meses de la ejecución, que ya fue aplazada en 2012 y en 2023.

La pena capital ha sido abolida en 23 estados de Estados Unidos, mientras que los gobernadores de otros seis (Arizona, California, Ohio, Oregón, Pensilvania y Tennessee) han suspendido su uso.

Juez rechaza fianza de Trump que apeló multa por fraude

Un juez rechazó este miércoles la oferta del expresidente estadounidense Donald Trump de pagar una fianza de 100 millones de dólares para cubrir parcialmente la multa de más de 355 millones que un tribunal de Nueva York le impuso por fraude civil.

Fuente: AFP

Trump, que se ganó un perfil público como promotor inmobiliario y hombre de negocios en Nueva York antes de entrar en política, podría tener que vender algunas de sus propiedades emblemáticas para cubrir la multa si fracasa su apelación en curso.

A Trump se le pidió que fijara una fianza para hacer frente al fallo dictado el 16 de febrero, según el cual manipuló el valor de sus propiedades para obtener intereses más favorables en préstamos y seguros.

La fianza es una garantía de que pagará cualquier sanción que se le imponga en caso de que fracase su recurso, y normalmente estaría suscrita por una aseguradora o una compañía de fianzas especializada.

A Trump, quien probablemente será el candidato presidencial republicano en las presidenciales de noviembre, también se le prohibió dirigir negocios en el estado de Nueva York durante tres años y solicitar préstamos a instituciones con sede allí.

En lugar de presentar una garantía por el total de 355 millones de dólares, más unos intereses considerables, los abogados de Trump solicitaron a la División de Apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York “una fianza por valor de 100 millones de dólares”.

El escrito decía que las “vastas” propiedades inmobiliarias de Trump “bastarían por sí solas para garantizar adecuadamente cualquier sentencia que se confirme”.

“(La) fianza simplemente serviría como garantía adicional”, según la defensa del expresidente.

Los abogados de Trump pasaron a tachar la decisión original del juez Arthur Engoron como “exorbitante y punitiva”.

La “ilegal e inconstitucional prohibición total de Engoron sobre las transacciones de préstamos haría imposible asegurar y pagar una fianza completa”, dijeron.

Trump, que se enfrenta a 91 cargos penales en otros casos, ha aprovechado sus problemas legales para animar a sus partidarios y denunciar a su probable rival, el presidente Joe Biden, al afirmar que los procesos son “solo una forma” de hacerle “daño en las elecciones”.

Trump atacó repetidamente al juez Engoron durante el desarrollo de este proceso, acusándolo de estar “fuera de control”.

El Parlamento de Ghana adoptó una ley anti-LGTBQ

Los diputados ghaneses votaron el miércoles a favor de una ley que penaliza las prácticas homosexuales, lo que suscita grandes temores en el seno de la comunidad LGTBQ aunque algunos observadores consideran que el texto tiene pocas posibilidades de ver la luz.

Fuente: AFP

Sin embargo, el presidente de Ghana, Nana Akufo Addo, aún no promulgó la ley “derechos sexuales decentes y valores familiares” para que entre en vigor.

Pero este último dejará el poder en diciembre, después de dos mandatos, y podría no querer poner en peligro su imagen internacional validando esta ley condenada por una parte de la comunidad internacional y los defensores de los derechos.

Comúnmente conocido como “proyecto de ley anti-gay”, este texto fue patrocinado por una coalición compuesta por cristianos, musulmanes y jefes tradicionales ghaneses, y contó con un importante apoyo de los miembros del Parlamento.

Puede interesar: Nueva derrota judicial del príncipe Enrique en Reino Unido

Según las disposiciones del proyecto de ley, las personas implicadas en actividades homosexuales son pasibles de una pena de prisión de seis meses a tres años.

Además, las personas que defienden los derechos LGTBQ podrían ser objeto de sanciones más severas, con posibles penas de prisión de tres a cinco años.

Este texto está ante el Parlamento desde 2021, pero su voto siempre había sido aplazado.

Lea también: UE y nuevos requisitos para buques mercantes, enorme flota paraguaya aborda los alcances

En Ghana, país africano muy religioso de mayoría cristiana, las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas, pero no ha habido ningún caso de enjuiciamiento en virtud de la ley que data de la era colonial.

Sin embargo, las personas Queer (cuya orientación sexual o identidad de género no corresponde a los modelos dominantes) son regularmente objeto de discriminación.