Tatuajes para disimular cicatrices y superar el pasado

Frente al espejo, Marlene admira su flamante tatuaje de flores sobre su pecho izquierdo. Al fin dejará de ver la cicatriz circular que le dejó la cirugía por cáncer de mama, gracias a una de las iniciativas en Brasil para superar heridas del pasado.

“Aunque no la mostrara, me dolía ver esa marca”, dice Marlene Silva dos Santos, de 51 años, quien hace unos cinco sufrió esa enfermedad.

“Pero ahora veo flores. No pensé que podía quedar tan bonito”, agrega emocionada, con la piel todavía caliente por el trabajo de la aguja.

Durante varias horas, Marlene ha soportado sin quejarse su trazo profundo, tendida en la camilla de un estudio de tatuajes de Sao Paulo, cuyo colorido contrasta con sus recuerdos todavía latentes de las salas de hospital donde fue tratada con quimioterapia.

El resultado es un dibujo floral que desciende por el torso hasta convertirse en diamantes, mientras que otro pequeño tatuaje simula el pezón que perdió en la operación en que le extirparon y reconstituyeron una mama.

. (Photo by FILIPE ARAUJO / AFP)

Marlene es una de las casi 160 mujeres a quienes la paulista Karlla Mendes tatuó como parte de un proyecto social para ayudar a cerrar simbólicamente heridas cicatrizadas.

Muchas de ellas, producto de enfermedades, violencia de género o accidentes.

La iniciativa, llamada “We are diamonds” (Somos diamantes), comenzó en 2017, con esa piedra preciosa como un símbolo que Mendes convirtió en una marca personal.

“Quiero transmitirles (a esas mujeres) que somos como diamantes en bruto que vamos puliendo durante nuestra vida”, dice la tatuadora, que ofrece su trabajo ad honorem, en asociación con distintas oenegés.

“Es muy gratificante ayudarlas con mi arte a transformar y cambiar el significado de una cicatriz que trae malos recuerdos por algo que les haga amarse”, dice Mendes.

(Photo by FILIPE ARAUJO / AFP)

– “Orgullo” –

 

Kelly Pereira también luce flores y diamantes, en su caso, desde el hombro hasta el codo, sobre la piel quemada en un accidente doméstico que además le dejó marcas en el cuello, el pecho y en una mano.

Las cicatrices datan de su niñez, cuando el fuego la envolvió después de que su hermana intentara cocinar avivando la llama de la cocina de gas con alcohol, mientras su madre estaba fuera trabajando.

“La cicatriz cuenta mi historia; no me avergüenza. Fue algo que vencí y que me hizo nacer de nuevo, y eso me enorgullece”, dice Pereira, de 36 años.

Por eso, el tatuaje no fue una forma de esconder, sino “una motivación para hablar más” de su marca.

“Quiero mostrar que podemos (…) transformar nuestra vida con un gesto que no marca solo nuestra carne, sino también nuestra alma”, reflexiona.

 

– Superar traumas y complejos –

 

En Belo Horizonte (capital de Minas Gerais, sureste), Augusto Molinari ofrece igualmente una solución sin costo a quienes buscan una cura estética a momentos de dificultad que quedaron grabados en la piel.

Por ejemplo, cuenta a la AFP, imprimió un tatuaje de colores sobre una mujer víctima de violencia de género, cuyo marido le causó quemaduras graves, así como a personas con rastros de automutilación.

“Se ve un brillo en el rostro de la persona cuando se mira en el espejo y se siente completa al ver que su cuerpo mudó, lo que transforma el dolor”, dice Molinari.

Los tatuajes “ayudan a muchos a superar traumas de imagen o de autoestima”.

Dulcineia Soares, de 66 años, perdió a los seis una falange de su dedo mayor izquierdo en una moledora de caña de azúcar, de donde se obtiene su jugo, una bebida muy popular en Brasil.

Sobre ese dedo mutilado, expuesto cada vez que interpreta alguna pieza musical en el teclado, su arte y su trabajo, Molinari simuló una uña.

“¿Por qué no lo pensé antes? Me dio una sensación de libertad, ya no tengo que estar escondiendo el dedo”, celebra Soares, extendiendo sus manos.

Betania Sartori, médica especialista en cirugía plástica, explica que tatuar la piel reconstituida sobre una herida “es seguro, bajo algunas condiciones”.

“No deben tatuarse cicatrices que todavía están en actividad, o sea con hipertrofia (inflamada o enrojecida) o queloide (engrosada)”, es decir, “todavía produciendo colágeno”, indica.

Las cicatrices pueden demorar más de uno o dos años en madurar, es decir, en dejar de verse rojas o duras, aclara este profesional que asesora a Mendes.

Marlene vuelve a mirarse sonriente: “Es el cierre de un ciclo”, sentencia, antes de poner

Familia pide USD 80.000 a la NASA por basura espacial que cayó en su casa en EEUU

Una familia estadounidense reclama más de 80.000 dólares a la NASA debido a un pequeño fragmento de desechos espaciales que cayó del espacio y atravesó el techo de su casa en Florida, informó el viernes una firma de abogados.

El problema de la basura espacial ha crecido junto con el aumento del tráfico espacial, y la respuesta de la NASA podría sentar un precedente sobre cómo se manejan los futuros reclamos, dijo el bufete de abogados Cranfill Sumner en un comunicado.

El 8 de marzo pasado, un objeto de 700 gramos impactó la casa de Alejandro Otero en Naples, Florida, provocando un agujero en el techo. Más tarde, la NASA confirmó que se trataba de un fragmento de una plataforma de carga de baterías usadas que habían soltado desde la Estación Espacial Internacional como residuo en 2021.

En lugar de desintegrarse completamente antes de caer a la Tierra, una parte permaneció intacta al entrar nuevamente a la atmósfera, dijo la agencia espacial estadounidense.

El hijo de Otero se encontraba en la casa en el momento del impacto, según el despacho de abogados, que dijo que la NASA tiene seis meses para responder a su reclamo.

“Mis clientes buscan una compensación adecuada que tenga en cuenta el estrés y el impacto que este incidente tuvo en sus vidas”, dijo la abogada Mica Nguyen Worthy.

Fuente: AFP


Una Virgen de Guadalupe llora sangre humana y desconcierta a México

Los exámenes de laboratorio confirmaron que la sangre es humana y que no está contaminada por bacterias.

La ciudad mexicana de Morelia, en el estado de Michoacán, llamó la atención de miles de creyentes luego de que a principios de junio se diera a conocer que en una vivienda se encuentra una figura de la Virgen de Guadalupe, en cuyo rostro misteriosamente aparecen lágrimas de sangre.

Los dueños de la figura, la familia Melchor Mondragón, viven en la colonia Obrera y al percatarse de la presencia de la sangre avisaron a un párroco local, quien a su vez notificó a la Arquidiócesis de Morelia, que se ocupó de los estudios para determinar la naturaleza del “milagro”.

Los exámenes de laboratorio confirmaron que la sangre es humana y que no está contaminada por bacterias. Aún faltan más pruebas para esclarecer el caso, que incluyen pruebas de sangre de los integrantes de la familia Melchor Mondragón y exámenes de ADN.

El sacerdote de la parroquia Santísima Trinidad, José de Jesús Alcázar Fuentes, comentó a la prensa local que “hubo una manifestación” que quedó grabada en un video donde la Virgen “llora de su ojo izquierdo las lágrimas, dos lagrimitas normales, y esa es la segunda manifestación que ha habido”.

Entretanto, cientos de personas llegan a la casa de la familia Melchor Mondragón a diario para contemplar el inusual hecho con sus propios ojos. Mientras siguen las investigaciones eclesiásticas, los Melchor Mondragón optan por guardar silencio a la espera del veredicto final que esclarezca el caso.



Tres muertos, entre ellos un policía, deja explosión de cochebomba en Colombia

Tres muertos, entre ellos un policía, y al menos ocho heridos, dejó el estallido de un cochebomba el viernes en una zona del suroeste de Colombia donde opera un grupo de la disidencia de las FARC denominado Estado Mayor Central (EMC), informaron el sábado autoridades.

“Se activó una carga explosiva ubicada en un vehículo particular, lo que causó la muerte del policía Santiago Moreno Ríos junto con una comerciante y un hombre”, señaló el Ministerio de Defensa a través de su cuenta en la red social X.

Agregó que la explosión causó heridas a otros dos agentes y seis civiles.

La gobernación del departamento de Nariño (suroeste colombiano), donde se produjo el hecho, reportó a su vez tres fallecidos y nueve heridos.

El viernes también se dio un ataque de rebeldes en el departamento del César (Caribe), que dejó un policía muerto y otro herido.

Los ataques se producen a pocas horas de que delegados del gobierno colombiano comiencen a negociar el lunes en Caracas con representantes de la disidencia de las FARC conocida como Segunda Marquetalia, otra facción que, como el EMC, desertó del acuerdo de paz con la guerrilla suscrito en 2016.

El presidente Gustavo Petro se solidarizó con las familias de las víctimas de ambos atentados y dijo que “a quienes eligieron el camino de la guerra por encima de la paz les seguirá cayendo todo el peso de la ley”.