Tensión en Suiza antes de votación sobre las medidas anticovid

Nunca Suiza vivió un clima electoral tan agresivo como el que rodea la votación del domingo sobre las medidas sanitarias del gobierno, obligando incluso a la policía a poner bajo protección a políticos amenazados de muerte.


Fuente: AFP

Síntoma de estas tensiones inimaginables en un país reputado por su cultura de diálogo y acuerdo, las fuerzas se seguridad levantaron una valla para proteger la sede del gobierno y del parlamento de eventuales asaltos de militantes antivacunas o contrarios al pasaporte sanitario.

En las últimas semanas, se multiplicaron las manifestaciones de los “Freiheitstrychler” (campaneros de libertad), hombres vestidos con camisetas blancas estampadas con edelweiss (flor de las nieves), la simbólica flor de Suiza, llevando sobre sus hombros un yugo del cual cuelga dos grandes campanas.

A su lado, se agrupa una multitud bastante heterogénea, aunque el perfil más habitual son individuos no demasiado jóvenes e inclinados políticamente hacia la derecha, según las primeras observaciones de sociólogos.

A veces prohibidas, ciertas manifestaciones terminaron en enfrentamientos con la policía, que un día tuvo que recurrir a balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a un grupo que se había acercado demasiado al Palacio Federal, sede del gobierno y el parlamento.

Sin embargo, los incidentes no alcanzaron las proporciones de los disturbios registrados en Holanda o la isla francesa de Guadalupe.

En las redes sociales proliferan los ataques contra dirigentes políticos suizos que respaldan la ley y las campañas de vacunación, con insultos y amenazas de muerte que incluyen al ministro federal de Sanidad, Alain Berset.

Muchos están ahora bajo protección policial. “Constatamos un aumento de las amenazas desde el inicio de la pandemia, con una virulencia inédita”, señaló la oficina federal de policía a AFP.

“La magnitud que ha tomado esto es inaudito”, añade el politólogo suizo Pascal Sciarini, de la Universidad de Ginebra.

- “Las tradiciones están cambiando” -

Suiza es un referente en la democracia directa, con la organización de numerosos referéndums sobre cuestiones a veces espinosas en un ambiente habitualmente tranquilo.

Pero la votación del domingo sobre las modificaciones de la ley covid-19 llega rodeada de alta tensión y con temores de que los antivacunas denuncien el resultado si no les es favorable.

“En Suiza, tenemos los medios institucionales para expresarnos. Generalmente, esto atenúa el recurso a formas más contundentes, más violentas de manifestaciones”, explica Sciarini.

“Pero vemos que las tradiciones están cambiando al ver lo que pasa en la calle (...) Suiza se ha convertido en un país como los otros, con algunas especifidades, pero globalmente ya no es esta tierra de consensos”, analiza.

Es la segunda vez en menos de seis meses que los suizos se posicionan sobre las medidas sanitarias. A principios de año, los ciudadanos apoyaron la ley covid con un 60% de votos.

Pero ahora se lanza otro tras la introducción de un “certificado covid” reservado a personas vacunadas o curadas. Algunos de los detractores de la ley la comparan al “apartheid” o a los crímenes cometidos por los nazis.

“Somos un país bastante calmo. Y ahora, efectivamente, esto va demasiado lejos. ¿En quién recae la responsabilidad? Puede que al gobierno que tomó medidas sin preocuparse de los daños colaterales”, dijo a AFP Michelle Cailler, portavoz de “Amigos de la Constitución”, uno de los grupos promotores del referéndum.

Según los sondeos, alrededor de dos tercios de los suizos apoyan la ley. También la mayoría de movimientos políticos excepto la derecha populista UDC, primer partido del país.

Algunos de sus dirigentes han sido fotografiados vestidos como “campaneros de libertad”. Para Pascal Sciarini, “la UDC atiza el fuego y juega un poco con esta revuelta”.

 

El misterio de la lotería irlandesa: Sin ganadores desde junio

Después de casi seis meses y 47 sorteos, el bote de la lotería nacional irlandesa sigue estancado en los 19 millones de euros. Nadie lo ha ganado y el Gobierno de Dublín quiere ahora examinar si las bolas de la suerte son víctimas del azar o de algún fallo del sistema.


Fuente: EFE

El asunto tiene tan intrigada a la ciudadanía que ha llegado hasta el Parlamento irlandés, donde el primer ministro, el centrista Micheál Martin, también ha reconocido que parece "imposible ganar" el bote más cuantioso en la historia de la lotería en Irlanda.

El jefe del Gobierno respondía así a la intervención del diputado y compañero de filas Bernard Durkan, quien pidió este miércoles en el Dáil (cámara baja) una investigación al respecto.

"Los jugadores han estado comprando billetes de lotería dos veces por semanas desde (el nueve de) junio y están, con razón, hartos. Es hora de ver qué está pasando dentro de esa máquina, cómo giran esas bolas", declaró el diputado del partido Fine Gael.

Durkan aseguró que la gente dejará de comprar lotería nacional si "empieza a creer que no tiene una oportunidad justa de ganar".

"Tenemos que llegar al fondo del asunto para determinar si los 47 sorteos son fruto de la pura casualidad o hay fallos que debemos abordar", agregó el político.

Durkan llegó a comparar la lotería irlandesa con el Manchester United, el equipo de fútbol inglés que, dijo, "despilfarra dinero cada semana" y "no gana nada".

Bromas aparte, el parlamentario explicó que ha pedido explicaciones al Ministerio de Gasto Público, el departamento que regula la lotería y que, según él, debe ahora investigar "el funcionamiento de los sorteos".

En este sentido, Martin también ha sugerido que el Comité de Finanzas del Parlamento debe invitar al regulador para que responda a las preguntas de sus miembros, entre los que se encuentra el propio Durkan.

"Todos tenemos una alta estimación de nosotros mismos, pero tengo que admitir, diputado Durkan, que mi capacidad para producir un ganador en la lotería no creo que esté en mi mano en este momento, pero deseo que tenga éxito en sus esfuerzos", expresó el "taoiseach" (primer ministro).

La Lotería Nacional ha emitido un comunicado en el que reconoce que la ausencia de un ganador del bote desde hace casi seis meses es "un evento inusual".

Asimismo, subrayó que este juego "no está diseñado" para que quede desierto "durante tanto tiempo", pero destacó que ha repartido desde entonces 13.5 millones de euros entre 180 ganadores de "premios acumulados".

 

Uruguay aprueba vacunación contra el COVID-19 para niños de entre 5 y 11 años

Uruguay aprobó hoy la vacunación contra el covid-19 a niños de entre cinco y 11 años "en forma escalonada", que comenzará por los grupos considerados de riesgo.


Fuente: EFE

Así lo anunció el Ministerio de Salud Pública (MSP) del país en un comunicado, en el que detalla que la resolución se tomó tras una reunión de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas y el grupo creado "ad hoc", con la presencia de profesores de clínicas pediátricas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

"Este equipo asesor recomienda, en forma unánime: - Avanzar en la extensión de la vacunación contra covid-19 en niñas y niños de 5 a 11 años, no obligatoria, en forma escalonada. Esta vacunación comenzará en grupos de riesgo, en fecha a definir", detalla el escrito.

Asimismo, el texto sostiene que se continuará "con el proceso de revisión de la evidencia emergente" y se actualizará la recomendación a medida que evolucionen las pruebas.

"Acorde a la mejor evidencia actual disponible, este grupo técnico, por mayoría, recomienda la vacuna de ARNm de Pfizer/BioNtech", acota.

Por otra parte, el comunicado subraya que esta inoculación será voluntaria y que no debería suponer "una limitante" en este grupo etario para efectuar "cualquier tipo de actividad que los involucre" para así garantizar sus derechos.

Uruguay aprobó a inicios de junio la vacunación para los jóvenes de entre 12 y 18 años y, tras la autorización de Estados Unidos de vacunar con Pfizer a niños, se preveía que el país suramericano seguiría el mismo camino.

El país suramericano acumula 398.213 casos totales desde que el 13 de marzo de 2020 se declarase la emergencia sanitaria por la detección de los cuatro primeros contagios.

De ese total, 1.958 son personas que están cursando la enfermedad y 15 de ellas se encuentran en centros de cuidados intensivos (CTI) y 6.116 fallecieron.

Respecto a la vacunación, según arroja el monitor web desarrollado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) hasta las 15.26 horas (18.26 GMT) de este miércoles, 2.641.011 personas (un 74,54 % de la población) completaron su pauta de inmunización de las farmacéuticas china Sinovac, la anglo-sueca AstraZeneca y la estadounidense Pfizer.

Además, 136.655 personas fueron inoculadas solo con la primera dosis, mientras que 1.311.256 recibieron una tercera dosis según el plan anunciado por este organismo para quienes -tras ser inmunizados con Coronavac o AstraZeneca- elijan recibir un refuerzo, en este caso de Pfizer.

 

Nuevas medidas en Italia por aumento de los contagios por COVID-19

Italia resolvió este miércoles acortar el intervalo para las dosis de refuerzo de la vacuna anticovid y aplicar nuevas restricciones a las personas que no se han inmunizado, informó el gobierno.


Fuente: AFP

A partir de este miércoles, todos los italianos mayores de 40 años podrán recibir la tercera dosis, una vez que hayan transcurrido al menos cinco meses desde la segunda.

Además para contrarrestar la cuarta ola de contagios el gobierno italiano decidió que desde el 6 de diciembre las personas no vacunadas no podrán acceder a restaurantes, bares, cines, teatros, clubes nocturnos o gimnasios.

Sólo los vacunados y quienes hayan superado hace menos de seis meses la enfermedad podrán acceder a los lugares de ocio.

Un test con resultado negativo no servirá más para ingresar a sitios de esparcimiento, pero en cambio sera aceptado para acceder al lugar de trabajo y para utilizar un medio de transporte público local.

"La situación de Italia está en leve y constante empeoramiento", advirtió a la prensa el primer ministro Mario Draghi al ilustrar las medidas.

"Estamos entre los países que están mejor debido al éxito de la campaña de vacunación", subrayó Draghi, quien reconoció que las nuevas medidas han sido tomadas para "prevenir y preservar", porque "queremos conservar la normalidad sin riesgos y queremos seguir con todo abierto", explicó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el martes que el rebrote de la pandemia de coronavirus en Europa podría provocar 700.000 muertos adicionales de aquí a marzo si la tendencia actual continúa y elevó el total de decesos a 2,2 millones en la región.

Para la OMS, el aumento de los casos se explica por la combinación de tres factores: la virulencia de la variante delta, la vacunación insuficiente y una flexibilización de las restricciones sanitarias.

Italia, que ha pagado un alto precio con más de 133.000 muertes desde el inicio de la pandemia, ha reaccionado positivamente ante la campaña de inmunización con más del 75% de la población mayor de 12 años vacunada. Más del 84% de las personas se han vacunado por completo y casi el 87% ha recibido al menos una dosis.