Transmisión en directo de la matanza de 50 personas: ni la tecnología pudo detener video

La matanza de este viernes en dos mezquitas de Nueva Zelanda se retransmitió en directo a través de Facebook, un macabro vídeo que supuestamente grabó uno de los atacantes y que ha permanecido en internet, cuestionando el papel de las redes sociales en una masacre hecha a medida para compartirse.


Fuente: EFE

A pesar de que Facebook eliminó inmediatamente la escena, varios internautas comenzaron a subirla de nuevo tanto a esta plataforma como a YouTube y Twitter, haciendo imposible seguir el rastro de las imágenes en su recorrido por la inmensa red de redes.

Así, la muerte violenta de casi 50 personas, además de suponer una tragedia se volvió “viral”, un contenido macabro de consumo rápido que ni las empresas más poderosas de la industria tecnológica pudieron sofocar.

“La policía nos alertó de un vídeo en Facebook poco después de que comenzara la retransmisión en directo y rápidamente eliminamos tanto el vídeo como las cuentas del atacante en Facebook e Instagram -la plataforma de fotografía propiedad de Facebook-”, declaró la portavoz de la red social en Nueva Zelanda, Mia Garlick.

Desde Facebook aseguraron que también están eliminando cualquier alabanza o apoyo al crimen “tan pronto como sean conscientes” de que existe una publicación de ese tipo.

A pesar de los esfuerzos, la velocidad de internet, la sobredosis de información diaria y los clics fáciles dados por millones de usuarios llevaron esta tétrica escena un paso más cerca de la distopía.

Ya no solo se propaga y organiza el odio en los rincones oscuros de internet, sino que también las masas consumen los actos violentos como si fueran escenas de películas de acción con la diferencia de que, en lugar de intérpretes, las víctimas y el sufrimiento son de verdad.

Una simple búsqueda en Google de palabras clave obvias sobre el trágico evento daba como resultado una lista de enlaces al vídeo o a fragmentos del mismo.

La plataforma YouTube, propiedad de Google, contenía varias de esas piezas, subidas en su mayoría por usuarios anónimos, pese a que la policía de Nueva Zelanda pidió reiteradamente que no se compartieran las imágenes.

“Por favor, sepan que estamos trabajando y vigilando para eliminar cualquier metraje violento”, tuiteó YouTube en su perfil oficial.

En Twitter, la red más inmediata, también se publicaron vídeos del atentado que la compañía borró en cuanto llegaron noticias de su existencia.

El área de Twitter dedicada a la seguridad solicitó a los usuarios que informaran de cualquier “contenido que pueda romper sus reglas” para tomar medidas.

En principio los contenidos explícitos y violentos están terminantemente prohibidos en estas plataformas, según sus condiciones de uso, aunque la saturación de información que generan los internautas y la velocidad con la que, en este caso, se propagó hicieron imposible que las acciones de estas empresas se adelantaran a la de millones de personas navegando en masa por la red.

Consciente de ello, Facebook creó en 2017 varias herramientas para detectar automáticamente estas publicaciones violentas mediante inteligencia artificial, pero los algoritmos informáticos no fueron ni lo suficientemente eficaces, ni precisamente rápidos.

Estos mecanismos automáticos tampoco fueron hábiles para detectar el mensaje en el que el agresor anunció sus violentas intenciones en la plataforma 8Chan, un foro de origen estadounidense conocido por la libertad que ofrece para difundir todo tipo de contenidos.

“Bueno, muchachos, es hora de dejar de subir mierdas y llegó el momento de hacer un esfuerzo por una publicación en la vida real”, advirtió el mensaje en 8chan, donde al parecer también se compartió el enlace a la cuenta de Facebook desde donde emitió el atentado.

De esta forma, el ataque se anunció en un chat, se retransmitió en Facebook, se publicó en Twitter y se consumió en YouTube.

Ninguno de los gigantes tecnológicos pudo evitar esta perversa situación.

Pero a todo ello habría que añadir las veces que se pudo difundir el vídeo por los canales privados de mensajería -de teléfono a teléfono- cuya ruta es casi imposible de rastrear.

 

León "prófugo" recorre 200 Km desde su hábitat: lo duermen y queda encerrado en calabozo

Un león que se escapó hace un mes del parque nacional de Karoo, en el sur de Sudáfrica, pasó la noche del miércoles al jueves en una celda policial a la espera de que pueda volver a ser trasladado a su hábitat.


Fuente: EFE

“El león desaparecido ha sido encontrado y está actualmente esperando en una celda policial de Sutherland”, indicaron responsables de la gestión del parque en su cuenta de Twitter.

El león se escapó el pasado 15 de febrero y fue encontrado este miércoles en una granja de esta población a más de 200 kilómetros de la reserva.

“Le lanzaron un dardo desde un helicóptero y permanece en una celda policial. Estamos esperando que traigan una jaula para poder transportarlo de vuelta al parque”, dijo el portavoz del parque Reynold “Rey T” Thakhuli a News24.

Un periodista local publicó una foto en sus redes sociales con el león sedado y amordazado, así como varias personas posando junto a él, antes de ser trasladado a las disposiciones policiales.

Varios usuarios de Twitter, que les ha llamado la atención el lugar donde el león ha pasado la noche, se han hecho eco de la noticia bromeando sobre la posibilidad de que el animal fuese a ser llevado ante un juzgado por la mañana.

Los leones son especies en riesgo y se estima que la población mundial, que en torno a 1800 era de 1,2 millones de ejemplares, ha caído un 98 %.

En Sudáfrica, la población de leones crece lentamente gracias a las reservas naturales nacionales y privadas, pero es una excepción mientras en el resto del mundo los números retroceden.

La cría en cautividad de felinos salvajes es una preocupación creciente para los conservacionistas, que denuncian que Sudáfrica está alentando la expansión de un mercado para su carne y huesos.

 

Brasil, sacudido por una de las peores masacres escolares de su historia

Suzano (Brasil).- Diez muertos, entre ellos cinco menores, y otra decena de heridos es el balance provisional de la masacre sucedida este miércoles en la región metropolitana de Sao Paulo, considerada una de las peores tragedias escolares de Brasil.


Fuente: Nayara Batschke, EFE

Un tiroteo en una escuela de Suzano, a 60 kilómetros de Sao Paulo, ha dejado este miércoles al menos diez muertos en un ataque perpetrado por un adolescente y un hombre de 25 años, que serían exalumnos y que luego se suicidaron.

Los dos individuos, identificados como Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, irrumpieron en la escuela Raúl Brasil, en la localidad de Suzano, a primera hora de la mañana.

Entonces efectuaron múltiples disparos contra alumnos y trabajadores del centro de enseñanza, explicó el secretario de seguridad pública de Sao Paulo, José Camilo Pires de Campo, en una rueda de prensa.

Según el secretario, las investigaciones preliminares apuntaron que los dos atacantes eran exalumnos de la escuela y que el más nuevo de ellos tenía "un histórico de problemas" en el centro educativo.

Ocho personas, entre ellas cuatro estudiantes y una empleada del local, murieron en el interior de la escuela, en cuyos pasillos los dos agresores se suicidaron después de que efectuaron al menos una veintena de disparos, además de ataques con cuchillos y un arco y flecha.

Otro estudiante murió dentro de la ambulancia de camino al hospital, mientras la segunda trabajadora de la institución falleció en el centro de salud donde había sido ingresada.

La décima víctima mortal se trata de Jorge Antonio Moraes, tío de uno de los asesinos, dueño de una empresa de alquiler de vehículos y quien recibió tres disparos minutos antes de que los agresores se adentrasen a la escuela.

La policía destacó que aún desconoce las razones para la matanza y aseguró que ahora trabajará para "atar todos los cables sueltos", según Pires de Campo.

Por su parte, el comandante de la Policía Militarizada, coronel Marcelo Salles, destacó que la pareja de asesinos disparó primeramente contra las dos trabajadoras y luego en los alumnos de manera "aleatoria" y con el objetivo de "hacer el mayor daño posible".

La primera llamada de emergencia fue recibida por las autoridades a las 9.35 hora local (12.35 GMT) y, entre las armas encontradas junto a los agresores, figuraban un revólver calibre 38, artefactos explosivos y un machete.

Uno de los adolescentes asesinados es Cleiton Ribeiro, quien cursaba el último año de la Enseñanza Secundaria y recibió un balazo en la cabeza y varios otros por el cuerpo.

"Es muy triste, yo convivía con él todos los días (...) Este es nuestro año de graduación, que se supone jamás olvidaríamos, y ahora él ha muerto", dijo a Efe Diogo da Silva, amigo de Cleiton y quien escapó del tiroteo gracias a que logró saltarse los muros de la escuela.

El estudiante criticó el hecho de que las puertas de la escuela estuvieran abiertas en el momento del suceso.

Al menos otras diez personas siguen ingresadas en hospitales de la región, con heridas de múltiples gravedades.

El Hospital de la Santa Casa de Suzano afirmó que realizó más de treinta atenciones médicas a lo largo del día, entre víctimas de la tragedia y personas que se indispusieron al enterarse del suceso.

La estudiante Kelly Milene Guerra Cardoso, de 16 años, contó a Efe que un amigo suyo es uno de los ingresados que tuvo que ser trasladado de gravedad a un hospital de la capital paulista.

"Yo perdí amigos, tengo un amigo que fue tiroteado en el rostro y recibió varios tiros en el cuerpo y tuvo que ser evacuado en helicóptero", explicó la adolescente, quien escapó de los momentos de terror después de que las funcionarias del refectorio del local escondiesen a decenas de personas en la cocina.

"Fue angustiante, había muchos alumnos mal, y cada uno intentaba ayudar, cuidar del otro. Hasta que finalmente abrieron la puerta, pensamos que eran los asaltantes que habían venido a matarnos, pero era la policía", relató Guerra.

La escuela pública Raul Brasil acoge alrededor de 1.050 alumnos de entre 11 y 17 años y unos 400 estudiantes se encontraban en el interior de la institución a la hora de los hechos.

La masacre de Suzano se produce dos meses después de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmara un decreto que flexibiliza la compra y tenencia de armas de fuego, lo que desató una intensa polémica en el país y duras críticas por parte algunos sectores de la sociedad.

En su cuenta de Twitter, el mandatario lamentó la tragedia y prestó sus condolencias a las familias de las víctimas "del inhumano atentado ocurrido".

"Una monstruosidad y cobardía sin tamaño. Que Dios conforte el corazón de todos!", expresó Bolsonaro.

La tragedia de Suzano es la peor sucedida en una escuela brasileña desde 2011, cuando 12 alumnos de una escuela de Realengo, un humilde barrio de la periferia de Río de Janeiro, fueron tiroteados por Wellington Menezes Oliveira, de 24 años

 

Boeing reitera su "total confianza" en el 737 MAX pero apoya suspender vuelos

La compañía aeronáutica estadounidense Boeing anunció este miércoles que continúa teniendo "total confianza en la seguridad de los 737 MAX" pero que, tras consultar con las autoridades de EE.UU., les "recomendaron" la suspensión temporal de toda la flota de aviones de ese modelo.


Fuente: EFE

De acuerdo con un comunicado de la empresa, con sede en Chicago (Illinois), se tomó esta decisión tras consultar con la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y con la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Boeing agregó que este paso responde a una medida de "precaución para tranquilizar a todos los pasajeros sobre la seguridad de la aeronave".

El comunicado de la empresa fue difundido minutos después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la suspensión de los vuelos de los modelos 737 MAX 8 y 9.

Ante los periodistas de la Casa Blanca Trump aseguró: "Todos esos aviones serán inmovilizados de manera efectiva inmediatamente", una medida que ha provocado una nueva caída de Boeing en la Bolsa.

"Estamos apoyando este paso proactivo con una gran cantidad de precaución. La seguridad es un valor fundamental de Boeing desde que comenzamos a construir aviones y siempre lo será", afirmó el presidente y consejero delegado de la compañía, Dennis Muilenburg.

Además, el máximo ejecutivo aseguró estar trabajando en "entender las causas del accidente en colaboración con los investigadores" para evitar que esto vuelva a suceder.

Asimismo, Muilenburg extendió sus condolencias a los familiares de la víctimas en el accidente aéreo, ocurrido el pasado domingo en Etiopía y que se cobró la vida de 157 personas.

A la espera de los datos definitivos en la sesión bursátil de este miércoles, Boeing ha perdido en tres días cerca de 33.000 millones de dólares en el parqué neoyorquino.

Dos horas antes del anuncio de Trump, Canadá había decidido suspender también "de forma inmediata" los vuelos de los aviones Boeing 737 MAX 8 y 9 en su espacio aéreo tras recibir "nueva información esta mañana", aseguró el ministro de Transporte canadiense, Marc Garneau.

Garneau señaló en una rueda de prensa que la decisión es producto "de nueva información recibida esta mañana" del consejo de expertos y que tiene carácter "provisional".

Tras el siniestro, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) prohibió este martes que el modelo 737 MAX 8 opere en el continente europeo, sumándose a la veintena de países y la treintena de aerolíneas de todo el mundo que han suspendido los vuelos con ese aparato.