Ucrania acusa a Rusia de lanzar campaña de falsas alertas de bomba

Las autoridades de Ucrania acusaron el viernes a Rusia de estar detrás de una campaña de cientos de falsas alertas de bomba orientada a "sembrar el pánico" en el país, en medio de la creciente tensión.

“El objetivo de los servicios especiales del país agresor es evidente: reforzar la presión sobre Ucrania, sembrar la ansiedad y el pánico en la sociedad”, afirmaron en un comunicado los servicios de seguridad ucranianos.

Las tensiones sobre Ucrania se han agudizado en los últimos meses, debido a las acusaciones de los países occidentales de que Moscú prepara una invasión.

Ucrania y Rusia están enfrentados desde que el gobierno ruso anexó la península de Crimea en 2014. Los vínculos empeoraron con el conflicto en el este de Ucrania, que ha dejado más de 13.000 muertos hasta el momento y donde Rusia está acusada de apoyar a los separatistas, algo que el Kremlin niega.

– Movimiento de tropas –

El 10 de noviembre, Estados Unidos pide explicaciones a Rusia tras detectar movimientos “inhabituales” de tropas en la frontera con Ucrania. En abril, Moscú ya había concentrado unos 100.000 militares en la frontera, alimentando los primeros temores de invasión.

El presidente ruso, Vladimir Putin, acusa a los occidentales de exacerbar las tensiones entregando armamento moderno a Ucrania y realizando “ejercicios militares provocadores” en el mar Negro y cerca de sus fronteras.

– El temor a una ofensiva –

El 28 de noviembre, Ucrania afirma que Rusia tiene apostados cerca de 92.000 soldados en sus fronteras, listos para una ofensiva hacia finales de enero o principios de febrero.

Moscú niega esas acusaciones y el 1º de diciembre acusa a Ucrania de desplazar tropas hacia el este del país.

– Cumbre virtual Biden-Putin –

El 7 de diciembre, el presidente estadounidense Joe Biden amenaza a Putin de “graves sanciones” económicas si invade Ucrania, en una cumbre bilateral virtual.

El presidente ruso exige “garantías jurídicas seguras” de que Ucrania no va a unirse a la OTAN.

El 17, Moscú presenta dos borradores de tratados para prohibir cualquier ampliación de la OTAN y el establecimiento de bases militares estadounidenses en países de la antigua órbita soviética.

Washington se dice dispuesto a lanzar un “diálogo diplomático” con Putin pero juzga “inadmisibles” algunas de sus exigencias.

El 28 de diciembre, Moscú y Washington acuerdan una negociación sobre la seguridad en Europa.

– Semana diplomática –

El 10 de enero de 2022, rusos y estadounidenses inician unas tensas negociaciones en Ginebra, primera etapa de una intensa semana diplomática.

El 12, la OTAN y Rusia constatan sus profundas “divergencias sobre la seguridad en Europa, al final de un consejo bilateral en Bruselas.

– Ciberataque masivo en Ucrania –

El 14 de enero, varios portales gubernamentales ucranianos son blanco de un ciberataque masivo. Las autoridades afirman tener “pruebas” de la implicación de Rusia.

El mismo día, Washington acusa a Moscú de haber enviado a Ucrania de operaciones de “sabotaje” con el fin de crear un “pretexto” para una invasión, lo que el Kremlin califica de afirmaciones “gratuitas”.

– Tropas rusas en Bielorrusia –

El 18 de enero, Rusia comienza a desplegar soldados en Bielorrusia para ejercicios “improvisados” de preparación de combate en las fronteras de la UE y de Ucrania.

Washington, preocupado por el posible despliegue de armas nucleares rusas en Bielorrusia, alerta que Moscú puede atacar Ucrania “en cualquier momento”.

– Blinken en Ucrania –

El miércoles 19, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, llama a Putin a elegir la “vía pacífica” durante una visita llega a Kiev para mostrar su apoyo a Ucrania, en el inicio de una gira europea.

Washington anuncia una ayuda de 200 millones de dólares adicionales en materia de seguridad para Ucrania.

El gobierno ucraniano asegura que no ha previsto ninguna ofensiva contra los separatistas prorrusos.

– Biden espera una “incursión” –

Ese 19 de enero, Biden menciona la posibilidad de una “pequeña incursión” de Rusia en Ucrania.

La Casa Blanca aclara posteriormente estas declaraciones, prometiendo “una respuesta rápida, dura y unida” de Estados Unidos y sus aliados si las fuerzas militares rusas cruzan la frontera con Ucrania.

El 20 de junio, Estados Unidos aprueba las solicitudes de los países bálticos para enviar armas estadounidenses a Ucrania.

– Lavrov y Blinken cara a cara –

El viernes 21 de enero, Blinken y su homólogo ruso Serguéi Lavrov comienza una reunión crucial en Ginebra, en momentos en que Ucrania acusa a rusia de aumentar su apoyo militar a los separatistas y Moscú exige la retirada de tropas extranjeras de la OTAN de Rumania y Bulgaria.

Blinken prometió una respuesta “unida, rápida y severa” de Washington y sus aliados en caso de invasión de Ucrania, al tiempo que aseguró que Estados Unidos sigue buscando una solución diplomática. Lavrov dijo que no esperaba “avances”.

Las islas Tonga se enfrentan a una inmensa falta de agua potable

Las islas Tonga viven una gravísima falta de agua potable, casi una semana después de la erupción del volcán en el archipiélago, una catástrofe que un responsable de los servicios de rescate comparó este viernes con la explosión de "una bomba atómica".

En Tongatapu, la isla principal, “sentimos una gran… fue como una bomba atómica. Toda la isla tembló debido al ruido (causado) por la erupción”, dijo a la AFP por teléfono Sione Taumoefolau, secretario general de la Cruz Roja de Tonga.

La erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai el 15 de enero, que desencadenó un tsunami, dejó a la pequeña nación del Pacífico aislada del resto del mundo tras la ruptura del cable de comunicaciones que unía el archipiélago a Internet.

La situación continúa siendo difícil por la falta de ayuda humanitaria y la titánica operación de limpieza de cenizas que deben hacer ahora los habitantes.

“Lo peor para nosotros son las cenizas. Todo está cubierto por las cenizas del volcán”, subrayó Taumoefolau.

Jonathan Veitch, que coordina la operaciones de Naciones Unidas desde las islas Fiyi, consideró que el principal problema es el agua potable, pues las reservas que abastecen a decenas de miles de personas podrían estar contaminadas por las cenizas o el agua salada del tsunami.

“Antes de la erupción, la mayoría dependía del agua de lluvia”, dijo Veitch a la AFP.
“Si la ceniza ha hecho que todo sea tóxico, eso es un problema, a menos que puedan acceder a fuentes subterráneas”, afirmó, y añadió que ahora era “vital poder determinar su ubicación”.

– “Triple golpe” –

Ya se comenzó a analizar el agua, pero tras la erupción del pasado sábado “todo el país está cubierto de ceniza”, informó Veitch.

Las operaciones de rescate comenzaron realmente el jueves después de que la principal pista de aterrizaje del archipiélago fuera finalmente despejada de la gruesa capa de ceniza que la cubría.

Los aviones militares australianos y neozelandeses que llevaban ayuda de emergencia pudieron aterrizar.

Pero la distancia, las dificultades de comunicación y las medidas para evitar que el covid-19 afecte a este reino de las 170 islas complican las operaciones.

“No es fácil. Está lejos de todo. Por lo tanto, hay limitaciones de acceso. Y luego (está) el problema del covid, obviamente, así como la falta de medios de comunicación. Yo diría que es casi un triple golpe”, reconoció Veitch, quien agregó que la ONU “está preocupada” por la propagación en varias islas del Pacífico de la contagiosa variante ómicron.
La erupción y el tsunami dejaron tres personas muertas, pero aún no se ha determinado el alcance económico de los daños materiales. “Hay mucha destrucción”, según Veitch.

– “Mucha destrucción” –

Muchas personas que viven en islas remotas y cuyas viviendas fueron destruidas fueron evacuadas a la gran isla de Nomuka.

Un barco neozelandés que atracó en Tonga el viernes llevó importantes reservas de agua potable.

“También tiene capacidad para desalizanizar de 70.000 a 75.000 litros de agua por día, lo que hará una diferencia para la población, al menos en Tongatapu”, declaró Veitch.

Unicef envió una gran número de kits de agua y saneamiento a bordo de un buque humanitario australiano.

“Estamos enviando también muchos equipos para tratar el agua”, afirmó Veitch.

La erupción volcánica se escuchó hasta en Alaska, a más de 9.000 km. Un gran humareda en forma de hongo, de 30 km de altura, esparció cenizas, gases y lluvia ácida sobre las 170 islas de Tonga.

La erupción provocó una enorme onda de presión que recorrió el planeta y se desplazó a una velocidad de 1.231 km/h, según el Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda.

Administrar varias dosis de vacunas a corto plazo no es sostenible

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y otros reguladores internacionales reiteraron este viernes que la administración de varias dosis de vacunas contra la covid “a intervalos cortos no es un enfoque sostenible” a largo plazo.

Estos organismos creen, no obstante, que “cada vez es más clara la necesidad” de administrar inyecciones de refuerzo para extender la protección de las vacunas de la COVID-19. Estas ideas forman parte de un informe publicado este viernes sobre las conclusiones de un encuentro celebrado la semana pasada de reguladores de fármacos de diferentes regiones, copresidido por la EMA y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

En el documento, las agencias instaron a “desarrollar una estrategia a largo plazo” sobre los tipos de vacunas necesarias para gestionar la COVID-19 en el futuro.

“Al analizar posibles enfoques de vacunación contra ómicron y otras variantes del virus, los participantes en la reunión acordaron que la administración de múltiples dosis de refuerzo a intervalos cortos no es un enfoque sostenible a largo plazo”, agregan.

Los participantes incluyeron expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comisión Europea, Sudáfrica e Israel, entre otros países, que reconocieron que las vacunas ofrecen menos protección contra el contagio y la COVID-19 leve, pero son eficaces contra la hospitalización y la enfermedad grave con ómicron, especialmente después de la dosis de refuerzo.

“Cada vez está más claro que se necesita una dosis de refuerzo para extender la protección de la vacuna”, consideran. El debate sobre la estrategia a largo es “un debate global en curso”, reconoce la EMA, que subraya que esta discusión “se encuentra en la encrucijada de la ciencia, la política pública y la salud pública” y necesitará de coordinación entre las autoridades de salud pública en todos los niveles.

Sobre la composición de las vacunas actualizadas, los reguladores de medicamentos instan a la comunidad científica internacional y a las farmacéuticas a “buscar enfoques alternativos a las vacunas monovalentes”, explorando la viabilidad de desarrollar vacunas bivalentes o multivalentes que puedan neutralizar otras variantes de interés en el futuro.

De todos modos, enfatizan que cualquier vacuna con una composición adaptada debe ser sometida a estudios clínicos para respaldar su seguridad, calidad y eficacia antes de ser aprobada para su uso en campañas de vacunación masiva.

“Estos estudios deben estar diseñados para demostrar que la respuesta inmune, medida como anticuerpos neutralizantes, generada por la vacuna actualizada es superior a la lograda con las vacunas actuales.

La capacidad de las vacunas actualizadas para neutralizar de forma cruzada otras variantes de interés sería una característica adicional”, añaden. Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunación, advirtió el martes que si en el futuro es necesario volver a vacunar, al menos a grupos de riesgo, el refuerzo podría ofrecerse con la llegada del frío, como ya se hace con la de la gripe, porque “esto aumentaría la respuesta de anticuerpos cuando más lo necesitamos”, a diferencia de las dosis consecutivas.

“La administración repetida de refuerzos con varios intervalos de tiempo cortos podría reducir el nivel de anticuerpos que se pueden producir en cada administración, ya que nuestro sistema inmunológico necesita una cierta cantidad de tiempo para mostrar la respuesta al antígeno que se le presenta.

Esto, potencialmente, hará que la vacunación sea un poco menos eficiente con el tiempo”, detalló.

Alemania investiga la responsabilidad de 42 eclesiásticos en abusos sexuales a menores

La fiscalía de Múnich anunció el viernes que estaba investigando posibles responsabilidades de 42 clérigos en casos de abusos sexuales a menores en Alemania, un día después de la publicación de un informe en el que se acusa de inacción a altos cargos de la iglesia, incluido el expapa Benedicto XVI.

El bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), autor del informe encargado por la iglesia católica, “puso a disposición” de la fiscalía en agosto de 2021 información sobre presuntas faltas de 41 responsables eclesiásticos, declaró a la AFP una portavoz de la fiscalía, Anne Leiding. En noviembre se presentó otro caso.

“Estos casos forman parte del informe, se refieren exclusivamente a responsables eclesiásticos vivos y han sido trasladados [a la fiscalía] bajo el estricto anonimato de las personas en cuestión”, dijo.

Si tras estudiar los casos la fiscalía considera que entran en el ámbito del derecho penal, pedirá al bufete información adicional, indicó.

Los autores del informe denunciaron el jueves el encubrimiento sistemático y “aterrador” de los casos de abusos a menores entre 1945 y 2019 en la archidiócesis de Múnich y Freising, y culpan a sus dirigentes de la época, incluido el actual papa emérito Benedicto XVI, de no haber hecho nada en varios casos para evitar los abusos a los niños.

Joseph Ratzinger está acusado, antes de ser papa, de no haber tomado ninguna medida para apartar a cuatro clérigos sospechosos de abusos sexuales a menores en esta archidiócesis, que dirigió entre 1977 y 1982.

A partir de los archivos y testimonios disponibles, los abogados identificaron un total de 497 víctimas entre 1945 y 2019, en su mayoría niños y adolescentes, y 235 presuntos agresores, principalmente sacerdotes.

El informe de los abogados de Múnich “muestra clara y escandalosamente, una vez más, la magnitud de los abusos y los incumplimientos del deber por parte de los dignatarios de la iglesia”, dijo el viernes Christiane Hoffmann, portavoz del canciller Olaf Scholz.