Una pareja gay recibe castigo de 83 azotes en Indonesia

Dos homosexuales indonesios recibieron 83 azotes cada uno, en la primera vez que se impuso el castigo corporal por un delito de sodomía en la provincia de Aceh, la única del país donde rige la ley islámica.


Fuente: EFE

La sentencia, dictada la semana pasada por un tribunal islámico, fue ejecutada en un escenario levantado delante de una mezquita en Banda Aceh, la capital provincial y ante varios centenares de personas.

Fuentes cercanas a los acusados indicaron a Efe que temen por su integridad y que preparan su salida de la ciudad.

Los condenados, de 20 y 23 años, fueron arrestados en marzo, después de que varios vecinos irrumpieran en su domicilio, les grabasen con una cámara de vídeo y les retuviesen a la fuerza allí hasta que llegaron las autoridades.

La corte islámica les impuso la semana pasada un castigo de 85 azotes, dos de los cuales les fueron condonados por los días pasados bajo custodia.

La condena decidida por los jueces fue superior a los 80 golpes que había solicitado la fiscalía, pero inferior a la pena máxima de 100 que contempla la ley para ese delito.

Varios centenares de personas se congregaron para presenciar la ejecución de esta condena y la de otras cuatro parejas heterosexuales, incluida una mujer que recibió 28 latigazos por besarse con otra persona fuera del matrimonio.

Aceh, situada en el extremo norte de la isla de Sumatra, empezó a regirse con la ley islámica o sharia en 2001 como concesión del Gobierno central para que abandonase sus aspiraciones independentistas.

Debido a la ley islámica, en esta región se castiga el consumo de alcohol, las apuestas y las relaciones sexuales antes del matrimonio.

El lunes, 141 hombres fueron arrestados en un club de Yakarta por supuestamente violar la ley contra la pornografía al asistir a una fiesta gay, diez de los cuales se enfrentan a penas de hasta quince años de prisión.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Human Rights Watch han denunciado una aumento de la represión contra la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) en los últimos años en Indonesia, el país con más población musulmana del mundo.

"Los derechos LGBT están mermando junto a los derechos de las mujeres y la libertad de credo para las minorías en Indonesia. Aceh comenzó este modelo, en el nombre de la ley sharia", dijo a Efe el investigador de Human Rights Watch para Indonesia Andreas Harsono.

Un total de 339 personas recibieron el castigo de múltiples azotes con una vara en 2016 en Aceh, según HRW.

 

El papa triste por el "bárbaro ataque" de Manchester

El papa Francisco expresó su tristeza por el "bárbaro ataque" cometido en Manchester, que causó la muerte de 22 personas, y manifestó su "solidaridad" con las víctimas y sus familias.


Fuente: EFE

"Su Santidad el papa Francisco quedó profundamente entristecido al conocer las heridas y las trágicas pérdidas de vida causadas por el bárbaro ataque en Manchester", según un telegrama enviado por el secretario de Estado, Pietro Parolin, en nombre del pontífice.

Jorge Bergoglio expresó su solidaridad "con todos los afectados por este acto de violencia sin sentido".

También elogió los "generosos esfuerzos del personal de emergencia y seguridad" y ofreció rezar por los heridos y los fallecidos.

"Consciente de manera especial de los niños y jóvenes que perdieron sus vidas, y de sus apenadas familias, el papa Francisco invoca la bendición de Dios de paz, curación y fortaleza sobre la nación" británica, concluye el telegrama.

 

EI asume la autoría del atentado de Manchester

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado de Manchester, y afirmó que un "soldado del califato" colocó "varios paquetes bomba" en varias concentraciones de "cruzados" en la ciudad británica.


Fuente: EFE

En un comunicado cuya autoría no pudo ser comprobada y difundida a través de Telegram, el EI afirmó que detonó los paquetes colocados en el Manchester Arena, donde murieron al menos 22 personas, entre ellos varios niños, y resultaron heridas otras 59 personas.

El grupo yihadista afirmó que el ataque es una "venganza de la religión de Dios" y que tiene por objetivo "aterrorizar a los politeístas", en referencia a los cristianos, y también lo justificó como una "respuesta a sus agresiones contra las casas de los musulmanes".

La nota cifró en 30 los muertos y en 70 los heridos, y amenazó con que "lo que viene va a ser más fuerte, más intenso, contra los adoradores de la cruz y sus aliados".

El atentado fue perpetrado poco después de las 21.35 GMT al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, fuera del recinto del estadio, cuando la gente estaba abandonando el lugar.

 

Atentado suicida dejó 22 muertos en Manchester

Un kamikaze detonó su bomba al final de un concierto de la estrella juvenil Ariana Grande en Manchester el lunes por la noche causando 22 muertos y 59 heridos, entre ellos niños y adolescentes.


Fuente: Edouard GUIHAIRE | AFP

El hombre que perpetró el atentado en el pabellón Manchester Arena, el más grave sufrido en el Reino Unido desde los que sacudieron a la red de transporte público de Londres en 2005, murió al detonar la carga explosiva, indicó este martes la policía de la ciudad, que mencionó un “incidente terrorista”.

El jefe de policía de Manchester, Ian Hopkins, dijo que el hombre hizo estallar “un dispositivo explosivo de fabricación casera” en el Manchester Arena cuando los asistentes salían del concierto.

“El pabellón se quedó pavorosamente en silencio durante cinco o seis segundos, que parecieron más largos, y luego todo el mundo corrió en todas direcciones”, explicó a la AFP Kennedy Hill, una adolescente que asistió a la actuación de la artista estadounidense.

Su madre, Stephanie Hill dijo que la gente perdía zapatos y teléfonos por el camino al tratar de huir del lugar.

“Había muchos niños y adolescentes como mi hija en el concierto. Es trágico”, lamentó.

- ‘Padres cargando a sus hijas entre lágrimas’ -

“Había padres que llevaban en brazos a sus hijas entre lágrimas”, explicó a la AFP Sebastian Díaz, un muchacho de 19 años de Newcastle, que vestía una camisa tejana y pantalón oscuro.

La policía recibió el aviso de una explosión en el recinto con capacidad para 20.000 personas hacia las 22H35 (21H35 GMT). La zona quedó acordonada y en el lugar se apostaban vehículos policiales y ambulancias, constató un fotógrafo de la AFP.

La ministra de Interior, Amber Rudd, denunció un “ataque bárbaro que apunta deliberadamente a los más vulnerables de nuestra sociedad, los jóvenes y los niños que fueron a ver un concierto de música pop”.

El lunes por la noche, la primera ministra Theresa May, condenó el “horrible atentado terrorista”.

“Nos mantendremos fuertes, nos mantendremos unidos, porque somos así. Eso es lo que hacemos, así no ganarán”, dijo el alcalde de Mánchester, Andy Burnham.

Su par de Londres, Sadiq Khan, anunció que se reforzará la seguridad en las calles de la capital.

“Estoy en contacto constante con la Policía Metropolitana, que están revisando el dispositivo de seguridad en Londres. Los londinenses verán más policía en nuestras calles”, dijo Khan.

Ariana Grande tenía previsto actuar en el O2 de Londres el jueves. “Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, escribió la cantante en Twitter.

- ‘Cuerpos por todas partes’ -

“Escuchamos el último tema y de repente, hubo como un flash con un bang y luego humo”, contó a la BBC Gary Walker, de Leeds, que con su esposa esperaba a sus hijas a la salida del concierto. Walker dijo haber resultado herido en un pie mientras que su mujer en el estómago.

Elena Semino, que esperaba que saliera su hija de 17 años, dijo al diario The Guardian que también resultó herida.

“Sentí como un fuego en el cuello y cuando levanté la vista había cuerpos por todos lados”, dijo.

Según la policía de transportes de Manchester, la explosión se produjo dentro del estadio en donde se encuentra la sala de conciertos.

Emma Johnson lo confirmó a la BBC. “Estábamos arriba de las escaleras con mi marido, para esperar a nuestras hijas, y el vidrio estalló. Era cerca del lugar en donde se venden recuerdos. Todo el edificio tembló”.

En la misma sala, “todo el mundo era presa del pánico”, contó a la cadena Sky News Isabel Hodgins. “El pasillo estaba lleno y olía a quemado, había mucho humo en el momento en que nos fuimos”, dijo.

Según Cheryl McDonald, que fue al lugar con su nieta de 9 años, la sala estaba “repleta de niños”.

- Condenas en todo el mundo -

El atentado provocó reacciones de repulsa en todo el mundo.

La primera ministra alemana Angela Merkel expresó su “tristeza y horror”, y el presidente ruso Vladimir Putin se dijo dispuesto a “desarrollar la cooperación antiterrorista” ante este atentado “cínico e inhumano”.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó que el presidente Donald Trump, actualmente en visita en Israel, estaba siendo informado de la situación.

El atentado llevó a suspender los actos de la campaña electoral para las elecciones del 8 de junio y ocurrió exactamente dos meses después del que dejó 5 muertos en Londres, cerca del Parlamento, cuando un hombre embistió con su coche a una multitud y apuñaló a un policía.

El ataque de Manchester es el más grave desde julio de 2005 cuando una serie de atentados suicida dejó 52 muertos, entre ellos cuatro kamikazes, y 700 heridos en el metro y un autobús de Londres. Este ataque fue reivindicado por un grupo que decía pertenecer a Al Qaida.

El departamento de Seguridad Interior estadounidense anunció “medidas de seguridad reforzadas en y alrededor de los lugares y eventos públicos”.

El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es “severo”, el segundo más alto en la escala de las autoridades, y significa que es altamente probable que haya atentados. El primer grado es el de “crítico”, que se activa en caso de amenaza inminente.