Vacunas anticovid ayudan a resistir mejor a la variante delta, según estudios

Las personas completamente vacunadas tuvieron 11 veces menos probabilidad de morir de covid-19 y estuvieron 10 veces menos propensas a ser hospitalizadas desde que la altamente contagiosa delta se convirtió en la variante más común del virus, dijeron las autoridades de salud de Estados Unidos este viernes.


Fuente: AFP

Los datos provienen de tres nuevos estudios publicados por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que examinaron la efectividad de las vacunas contra las consecuencias más severas de la enfermedad.

Por razones no del todo claras, los datos de uno de los estudios sugieren que la vacuna de Moderna ofreció un nivel levemente superior de protección en el periodo donde prevaleció la variante delta.

El estudio se conoce un día después de que el presidente Joe Biden anunció un nuevo y contundente plan de inmunización que incluye requerimientos a las compañías que empleen a más de 100 trabajadores para que los vacunen o les realicen pruebas semanalmente.

"Como hemos visto estudio tras estudio, la vacunación sirve", dijo el director del CDC Rochelle Walensky durante un comunicado de prensa este viernes.

El primer estudio examinó cientos de miles de casos en 13 jurisdicciones de Estados Unidos entre abril 9 y junio 19, antes de que delta fuera dominante, y los comparó con datos recopilados entre junio 20 y julio 17.

De un periodo al otro, el riesgo de las personas vacunadas de infectarse con covid se incrementó levemente: pasaron de ser 11,1 veces menos propensos a ser infectados frente a los no vacunados, a 4,6 veces menos.

La protección contra el riesgo de hospitalización y muerte se mantuvo más estable, pero cayó más entre mayores de 65 años con referencia a los grupos más jóvenes.

El CDC y la Food and Drug Administration (FDA) están evaluando la necesidad de poner vacunas de refuerzo, y es probable que los mayores estén entre los primeros en recibirlas cuando la administración Biden comience a distribuirlas a finales de este mes.

Uno de los estudios, que evaluó la efectividad de la vacuna entre junio y agosto en más de 400 hospitales, departamentos de emergencias y clínicas de urgencias, examinó la eficacia de cada laboratorio.

La vacuna de Moderna tuvo la mayor eficacia contra la hospitalización con un 95 por ciento; luego Pfizer con 80 por ciento; y finalmente Johnson & Johnson con el 60 por ciento.

 

Republicanos buscan demandar al gobierno de EEUU por vacunación anticovid obligatoria

En Estados Unidos, el país de las libertades individuales, el anuncio del presidente demócrata Joe Biden de que la vacuna anticovid será obligatoria para dos tercios de los trabajadores ha desatado indignación entre los republicanos, que pretenden lanzar una demanda contra el gobierno.


Fuente: AFP


"Esto parece una dictadura", dijeron los republicanos de la Cámara de Representantes, cuando Binden ni siquiera había terminado su discurso el jueves.

El presidente demócrata decía: "Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando".

Tras meses intentando convencer a los estadounidenses de que se vacunen, incluso con recompensas, el mandatario adoptó un tono claramente diferente para anunciar su nueva "estrategia": hacer obligatoria la vacunación para unos 100 millones de estadounidenses.

"Todos hemos tenido que pagar por vuestra negativa", aseguró, refiriéndose a los 80 millones de estadounidenses que aún no están vacunados, es decir, el 25% de la población.

El viernes, la avalancha de reacciones indignadas de los conservadores que apelaban a la "libertad" y amenazaban con acciones legales seguía creciendo.

Se trata de un "ataque a la empresa privada", reaccionó el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, al anunciar que firmó una orden ejecutiva para "proteger el derecho de los texanos a elegir vacunarse contra el covid".

"Nos vemos en los tribunales", le dijo a Biden el gobernador conservador de Dakota del Sur.

El Partido Republicano "demandará a esta administración para proteger a los estadounidenses y sus libertades", dijo la presidenta del partido, Ronna McDaniel.

Al igual que ella, muchos republicanos dicen apoyar la vacuna, pero están en contra de la vacunación obligatoria. Otros son escépticos a las vacunas.

Y el nuevo tono de Biden parece haber atizado las reacciones de estos sectores.

Esa "no es la forma en que los estadounidenses esperan que sus funcionarios electos les hablen", dijo el viernes el ex vicepresidente de Donald Trump, Mike Pence, en Fox News.

Alimentada desde el verano boreal por la variante delta del coronavirus, la pandemia ha matado ya a 650.000 personas en Estados Unidos.

Ante este resurgimiento, el presidente firmó el jueves una orden ejecutiva que obligará a los empleados del gobierno a vacunarse en las próximas semanas, sin la opción de someterse a pruebas periódicas.

La orden también se aplica a los empleados de los contratistas, personal de las residencias de ancianos y escuelas que dependen del gobierno federal.

Más controvertido aún en un país donde el gobierno central es visto con recelo por los conservadores, el decreto se salta el poder Legislativo y la autoridad de los estados en materia de sanidad, y se aplica también al sector privado.

A partir de ahora, los empleados de empresas con más de 100 trabajadores estarán obligados a vacunarse o a someterse a una prueba de detección semanal.
De su lado, los demócratas y defensores de las nuevas medidas argumentan que otras vacunas ya son obligatorias en Estados Unidos.

- Batalla jurídica -

También citan la jurisprudencia y las decisiones de la Suprema Corte, incluida una de 1905 que falló en contra de un estadounidense que se negó a ser vacunado contra la viruela.

Pero esa decisión se aplicó al poder estatal, no al federal. Y la cuestión ahora será si la Casa Blanca puede imponer este requisito por orden ejecutiva.

La batalla jurídica podría ser feroz.

Las demandas del Partido Republicano "son frívolas", dijo en Twitter Lawrence Gostin, profesor de Derecho de la Universidad de Georgetown.

Y el lobby Business Roundtable, que representa a las mayores empresas de Estados Unidos, "saludó" la política de Biden sobre el virus.

Consultado el viernes por las amenazas republicanas de demandar, Biden se mostró reivindicativo: "Que lo intenten", dijo, y afirmó que estaba "especialmente decepcionado por el hecho de que algunos gobernadores republicanos hayan actuado con tanta ligereza con la salud de los niños".

"No deberíamos estar condenados a este debate político", zanó.

 

La justicia francesa imputa a exministra de Salud por su gestión del COVID-19

La justicia francesa acusó este viernes a la exministra de Salud Agnès Buzyn de "poner en peligro la vida de otras personas", en la primera inculpación de un responsable político por la gestión de la pandemia de covid-19 en Francia.


Fuente: AFP

La fiscalía general de la Corte de Justicia de la República (CJR), competente para investigar delitos cometidos por los miembros del gobierno en el ejercicio de sus funciones, anunció la imputación tras más de nueve horas de interrogatorio.

La actual funcionaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también contará ahora con el estatuto más favorable de "testigo asistido", previo a una eventual inculpación, por "abstención voluntaria de combatir un siniestro", según esta fuente.

"No dejaré que ensucien la acción del gobierno (...) cuando hemos hecho tanto para preparar nuestro país a una crisis sanitaria mundial que aún dura", dijo la exministra al llegar en la mañana al tribunal junto a su abogado Eric Dezeuze.

La CJR, que ha recibido unas 14.500 demandas, abrió una investigación en julio de 2020 por la gestión de la crisis por Buzyn, por su sucesor Olivier Véran y por el ex primer ministro Edouard Philippe.

Esta médica de profesión estaba al frente de la cartera de Salud cuando empezaron a aparecer las primeras noticias sobre un virus detectado en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019.

Sin embargo, a mediados de febrero de 2020, abandonó el cargo para ser la candidata oficialista a alcaldesa de París tras la renuncia de Benjamin Griveaux por la filtración de un video de carácter sexual.

Aunque el 24 de enero de 2020 aseguró que "los riesgos de propagación del coronavirus eran bajos", tras su derrota en la elección municipal reconoció sus temores cuando era ministra sobre la epidemia que se avecinaba.

"Cuando abandoné el ministerio, lloraba porque sabía que la ola del tsunami estaba ante nosotros", dijo al diario 'Le Monde' el 17 de marzo, el primer día de aplicación de un estricto confinamiento en Francia.

Sus declaraciones, confirmadas en junio de 2020 cuando ante diputados franceses dijo haber alertado del potencial "peligro" a la presidencia francesa y al primer ministro, provocaron una oleada de indignación.

La corte decidió abrir la investigación tras admitir demandas sobre la falta de equipos de protección para sanitarios y población al inicio de la crisis o sobre los cambios de criterio respecto al uso de mascarillas.

¿Chivo expiatorio?

La primera ministra de Solidaridad y Salud del presidente francés, Emmanuel Macron, se convierte en la primera responsable imputada en Francia en este caso, siete meses antes de la elección presidencial.

Pese a las críticas iniciales a la gestión del covid, especialmente por la falta de mascarillas, y las minoritarias protestas contra el pasaporte sanitario, la confianza en la acción del gobierno parece mejorar.

Según un sondeo reciente de ELABE para la cadena BFMTV, la preocupación de los franceses sobre la crisis se encuentra en uno de sus niveles más bajos de la pandemia, en un 57%.

Y la confianza en la gestión de Macron sube 3 puntos hasta el 37%, una popularidad superior a la de sus predecesores en el tramo final de mandato, según otro sondeo ELABE para Les Échos y Radio Classique.

El caso de Buzyn sirve, sin embargo, de ariete contra el gobierno cuando la carrera electoral se acelera y, especialmente, contra el mandatario francés, que todavía no confirmó si optará a un segundo mandato.

"Me cuesta creer que sólo un ministro, un poco el fontanero de turno en este caso, tenga que rendir cuentas y no afecte también (....) al presidente de la República", dijo el diputado izquierdista Alexis Corbière.

Para Sacha Houlié, del partido de Macron, cuando un político "comete errores", "los primeros jueces son los electores", sino "se corre el riesgo de paralizar la acción política" y crear un "tribunal popular".

Desde el inicio de la epidemia, Francia registró más de 6,8 millones de contagios confirmados y la muerte de 115.362 personas por covid-19, según cifras de las autoridades sanitarias hasta el jueves.

 

Juez de EEUU pospone a noviembre sentencia de la esposa del exjefe narco Chapo Guzmán

Un juez federal de Estados Unidos pospuso para noviembre la sentencia de Emma Coronel, esposa del exjefe del cartel de Sinaloa Chapo Guzmán, que debía conocerse la próxima semana luego de que ella se declarara culpable de narcotráfico.


Fuente: AFP


"La sentencia de la acusada Emma Coronel Aispuro actualmente programada para el 15 de septiembre de 2021 a las 14H00 (...) se reprograma para el 30 de noviembre de 2021 a las 12H00 ante el juez Rudolph Contreras" de la corte federal en Washington, según documentos oficiales.

Contreras, juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia, concedió el jueves la prórroga atendiendo a una solicitud de los abogados y los fiscales de "tiempo adicional para prepararse adecuadamente para la sentencia".

Coronel, con doble ciudadanía estadounidense y mexicana, se declaró culpable el 10 de junio de los tres cargos presentados en su contra: conspiración para distribuir drogas en Estados Unidos, lavado de dinero y transacciones con un narcotraficante designado.

La exreina de belleza de 32 años enfrenta una pena mínima de 10 años y una máxima de cadena perpetua, pero su declaración de culpabilidad podría acortar su condena.

Coronel, quien se casó con El Chapo cuando era adolescente y tuvo dos hijas mellizas con él, fue arrestada el 22 de febrero en el Aeropuerto Internacional de Dulles, en las afueras de Washington, y desde entonces permanece detenida cerca de la capital estadounidense.

Su esposo, de 64 años, fue sentenciado a cadena perpetua en julio de 2019 por enviar toneladas de droga a Estados Unidos a lo largo de 25 años y cumple su condena en la prisión ADX en Florence, Colorado, la cárcel federal de mayor seguridad del país.