Vicepresidente de Brasil califica a Argentina como el "eterno mendigo"

El vicepresidente de Brasil, el general Hamilton Mourao, defendió este jueves respetar los principios de responsabilidad fiscal para evitar la "quiebra" del país y acabar "igual" que Argentina, país que calificó como el "eterno mendigo".


Fuente: EFE

"No podemos escapar de las reglas de responsabilidad fiscal, si no el país quiebra y, si el país quiebra, vamos a estar igual que nuestro vecino del sur, igual que Argentina, eterno mendigo", expresó Mourao en un evento virtual con inversores y empresarios.

La relación entre Brasil y Argentina no atraviesa por su mejor momento, coincidiendo con los mandatos del ultraderechista Jair Bolsonaro y el peronista Alberto Fernández.

Las fricciones empezaron desde el momento en que Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña, apoyó con firmeza la reelección de Mauricio Macri durante la campaña electoral de 2019 en Argentina.

Sin embargo, esos comicios los ganó el progresista Alberto Fernández, quien tampoco tuvo reparos en distanciarse de su homólogo brasileño y mostrar más sintonía con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, antagonista político de Bolsonaro.

Las diferencias se acentuaron después, con la decisión de Bolsonaro de no acudir a la investidura de Fernández, a la que sí asistió el vicepresidente Mourao.

El año pasado representantes de ambos países iniciaron un deshielo que perdura hasta hoy y que se ha visto algo interrumpido por la irrupción de la pandemia del nuevo coronavirus, a la que los Gobiernos de Brasil y Argentina han respondido de manera diametralmente opuesta.

Mientras Bolsonaro ha minimizado desde el inicio la gravedad del covid-19, a la que calificó de "gripecita" e incluso ha recurrido en la Justicia las medidas de distanciamiento social adoptadas por gobernadores y alcaldes, Fernández optó en el principio de la crisis por una cuarenta rígida.

Brasil, con una población de unos 212 millones de habitantes, contabiliza hasta la fecha 345.025 fallecidos por covid-19 y más de 13,2 millones de contagiados, según datos del Ministerio de Salud.

Por su parte, Argentina, que tiene unos 45 millones de habitantes, acumula 56.634 óbitos relacionados con la enfermedad y cerca de 2,5 millones de infectados, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Tercer récord consecutivo de casos diarios de COVID-19 en Argentina

Argentina registró este jueves su nuevo récord histórico de contagios por covid-19, con 23.683 positivos en un solo día, lo que supone la tercera vez en días consecutivos que el pico desde el inicio de la pandemia se supera.


Fuente: EFE

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Salud, actualmente 227.646 personas cursan la enfermedad en todo el país y 2.473.751 ya se recuperaron desde que se detectó el primer caso en marzo de 2020.

Un total de 290 personas fallecieron en el último día y 57.122 lo han hecho desde el comienzo de la pandemia.

La provincia de Buenos Aires, que es la más poblada del país, lidera la lista por número de nuevos contagios, con 12.026 seguida por la ciudad de Buenos Aires, que registró 2.364 positivos y Córdoba, con 2.189.

Las camas de cuidados intensivos se encuentran al 58,8 % de su capacidad en todo el territorio nacional, pero la situación se agrava en el área metropolitana de Buenos Aires, que está al 66,1 %, con 3.742 personas ingresadas en dichas unidades.

NUEVAS RESTRICCIONES ANUNCIADAS

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció el miércoles nuevas restricciones a diversas actividades y a la circulación de personas para hacer frente a la segunda ola de covid-19 en el país.

"Vamos a redoblar los cuidados", afirmó Fernández en un mensaje grabado desde los jardines de la residencia presidencial de Olivos, donde permanece aislado desde el viernes pasado, tras ser diagnosticado de covid-19.

Las nuevas restricciones, que estarán vigentes desde el próximo viernes y hasta el 30 de abril, incluyen la prohibición de la circulación entre las 00.00 y las 06.00 horas.

Hasta ahora, fueron inoculadas con la primera dosis 4.879.653 personas, con 709.296 de ellas inoculadas con dos dosis, mientras el Gobierno ha priorizado la vacunación con la primera de las dosis. EFE

 

Brasil registra un nuevo máximo diario de 4.249 muertes por COVID-19

Brasil notificó este jueves 4.249 nuevas muertes asociadas al covid-19, nuevo máximo diario desde el inicio de la pandemia y la segunda vez en la semana que el país suma más de 4.000 fallecidos en un solo día, informaron fuentes oficiales.


Fuente: EFE

Los casos confirmados de coronavirus subieron hasta los 13.279.857, después de que se reportaran 86.652 infectados con el SARS-CoV-2 en las últimas 24 horas, según el boletín del Ministerio de Salud.

El país registró 4.195 decesos el martes, 3.829 el miércoles y 4.249 este jueves, es decir, 12.273 en apenas tres días, casi la misma cifra que, por ejemplo, acumulan Egipto (12.290) o Bolivia (12.366) en toda la pandemia, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con un promedio de 2.800 muertes diarias en la última semana, el vecino país es hoy el lugar del planeta donde se muere más por el coronavirus y acumula ya 345.025 decesos en apenas 13 meses.

Brasil es el segundo país con más fallecidos y más casos confirmados de la enfermedad, después de Estados Unidos, y afronta actualmente la peor fase de la pandemia con los hospitales públicos desbordados ante el crecimiento de los ingresos por covid-19.

Casi un tercio de las muertes reportadas este jueves ocurrieron en Sao Paulo, el estado más desarrollado y poblado del país, donde las autoridades locales reportaron 1.299 fallecidos en el último día, la segunda peor marca de la región.

El director de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa), Antonio Barra Torres, admitió este jueves que la pandemia "está lejos de su final".

"No hay entre nosotros la convicción de que la peor fase haya pasado", afirmó con resignación en una comparecencia ante una comisión del Senado.

Este nuevo récord llega en un día en que el pleno de la Corte Suprema dijo que las iglesias y templos pueden ser cerrados, cuya reapertura había sido autorizada de forma monocrática por uno de los once magistrados del alto tribunal y apoyada por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien niega la gravedad del coronavirus.

La segunda ola de la pandemia acelera desde hace semanas empujada además por la circulación de variantes del virus consideradas más infecciosas, como la brasileña, conocida como P.1 y ya predominante en varias regiones del país, y la británica.

Además, los científicos, que ya habían alertado que Brasil se podría convertir en un "laboratorio mundial" de nuevas variantes del coronavirus por su alta incidencia, investigan otros dos nuevos linajes surgidos en el país con un gran número de mutaciones, algunas de ellas vinculadas a un mayor poder de infección.

Con las unidades de cuidados intensivas llenas al 90 % en buena parte del territorio nacional, el sistema público de salud brasileño lidia también con la escasez de medicamentos esenciales para los pacientes más graves con covid-19, como sedativos, analgésicos y en algunos casos oxígeno.

Mientras, la campaña de vacunación, que empezó el pasado 17 de enero, avanza poco a poco y hasta la fecha han recibido la primera dosis un 10 % de los 212 millones de brasileños.

 

Alemania vacuna por primera vez a más de 600.000 personas en un día

Alemania informó este jueves de que en la jornada previa vacunó por primera vez a más de 600.000 personas en 24 horas, una cifra récord en la irregular campaña de vacunación del país más poblado de la UE, con 83 millones.


Fuente: EFE

Según cifras del Ministerio de Sanidad este miércoles recibieron una dosis de alguna de las vacunas contra el covid 656.357 personas, cuando hasta el momento esta cifra no había superado ningún día las 370.000 inyecciones.

En total se ha administrado la primera dosis a 11,5 millones de personas, el 13,8 % de la población, mientras que ya 4,74 millones de personas han recibido la pauta completa (5,7 %). Alemania ha recibido hasta el momento 16,25 millones de dosis.

Desde los cuatro festivos de Semana Santa se ha acelerado la campaña de vacunación en Alemania, ya que ha empezado a ofrecerse a todos los mayores de 60 años la fórmula de AstraZeneca, medida que sigue a la decisión de suspender su empleo en menores de 60 años por recomendación de los expertos.

Las autoridades esperan que esta tendencia se mantenga e incluso se acelere en las próximas semanas con la llegada de nuevas partidas de las vacunas autorizadas y la incorporación progresiva de los médicos de cabecera a la campaña.

Participarán en la acción unas 35.000 consultas, aunque en su mayoría empezarán el lunes de la semana próxima. Hasta ahora las vacunaciones se habían centralizado en 430 centros distribuidos por el país.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, espera lograr que para principios de mayo un 20 % de la población haya recibido al menos la primera dosis. El objetivo del Gobierno alemán es que para finales de septiembre todo adulto tenga la posibilidad de pedir cita para vacunarse.