VIDEO | Servicio de inteligencia de Maduro secuestró brevemente al presidente de la Asamblea Nacional

El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvo hoy al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, aunque luego fue nuevamente liberado. El hecho ocurrió 48 horas después de que el mismo tildara de "usurpador" a Nicolás Maduro y se autodeclarara como "presidente interino".


Fuente: EFE

Juan Guaidó, presidente y diputado de la Asamblea Nacional (AN), se dirigía esta mañana a un cabildo abierto convocado por la Cámara en el estado Vargas, cercano a Caracas, cuando fue interceptado por agentes del Sebin.

“Alertamos al mundo y al país que hoy 13 de enero un comando del Sebin interceptó al presidente de la AN y desconocemos su paradero”, dice un mensaje publicado en la cuenta de Twitter de Guaidó.

Según se observa en un video publicado a través de Twitter, los agentes del Servicio de Inteligencia -quienes estaban armados y encapuchados- sacaron a la fuerza a Guaidó de la camioneta en la que viajaba junto con su esposa y su hija para subirlo en otro vehículo particular. El hecho se registró en la autopista Caracas-La Guaira.

Minutos más tarde diputados y dirigentes de Voluntad Popular (VP), partido en el que milita Guaidó, informaron a Efe que el legislador fue liberado y que envió un mensaje a quienes lo esperan en Vargas para que no abandonaran el lugar.

Finalmente, Guaidó pudo llegar al sitio en donde debía realizarse el cabildo abierto en Caraballeda, estado Vargas, siendo aclamado por la multitud de adherentes y opositores al régimen de Maduro.

Guaidó pidió el viernes apoyo civil, militar y extranjero para asumir el mando del Gobierno en Venezuela en vista de la ilegitimidad que achaca la Cámara y buena parte de la comunidad internacional al jefe del Estado, Nicolás Maduro.

El mandatario juró el jueves su segundo mandato de seis años luego de haber obtenido la reelección en mayo pasado, en unos comicios señalados de fraudulentos y en los que no participó el grueso de la oposición.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) no reconocen como legítima la Administración de Maduro.

La ministra venezolana de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, advirtió esta semana a Guaidó que ya le había preparado una celda debido a su intención de provocar un cambio de Gobierno en el país, algo que el chavismo ve como un plan golpista.

 

Detienen en Bolivia al terrorista más buscado de Italia

El exactivista de izquierdas italiano Cesare Battisti, condenado en Italia por cuatro asesinatos en la década de 1970, fue detenido en Bolivia, donde estaba prófugo tras abandonar Brasil dada la intención de sus autoridades de extraditarle.


Fuente: EFE

Battisti, de 64 años, fue detenido en la tarde del sábado en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra por un equipo de agentes italianos y brasileños, mientras caminaba por la calle, y no opuso resistencia, informaron fuentes del Ministerio de Interior italiano.

En el momento del arresto respondió a la policía en portugués y mostró un documento brasileño que demostraba su identidad.

Las fuentes indican que los investigadores italianos “nunca habían perdido de vista Battisti” pero, tras su salida de Brasil y su llegada a Bolivia, hace una semana “se aceleran” los movimientos para su detención, “de acuerdo con las autoridades locales”.

El italiano fue miembro de la banda Proletarios Armados por el Comunismo, un brazo de las Brigadas Rojas, y fue condenado a cadena perpetua por cuatro homicidios entre 1977 y 1979, que él niega haber cometido.

Tras décadas fugado en Francia y México, se instaló en 2004 en Brasil, donde permaneció oculto hasta su detención en 2007 y siempre ha sido reclamado con insistencia por Italia.

El Supremo brasileño aceptó su extradición en 2009 en un fallo no vinculante que dejó la decisión en manos del entonces jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, pero este la rechazó el 31 de diciembre de 2010, el último día de su segundo mandato.

Su detención en Bolivia se produce cuando se encontraba prófugo desde el pasado diciembre, después de que la Corte Suprema brasileña ordenara su detención para proceder a su extradición al país europeo y el entonces presidente Michel Temer firmara el decreto para ello.

El nuevo presidente Jair Bolsonaro ya había avanzado su intención de extraditarle y la noticia de su arresto fue celebrada en Italia.

El ministro del Interior Matteo Salvini agradeció al presidente Bolsonaro por la colaboración, así como a las autoridades bolivianas, y afirmó que Battisti es “un delincuente que no merece una cómoda vida en la playa sino acabar sus días en la cárcel”.

El ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, avanzó que el prófugo “ahora será entregado a Italia” para que cumpla su condena: “Quien se equivoca debe pagar, y también Battisti pagará”, insistió.

“El tiempo pasado no ha sanado las heridas que Battisti dejó en las familias de sus víctimas y en el pueblo italiano, así como que no ha disminuido el deseo humano e institucional de obtener justicia”, refirió el ministro en Facebook.

También destacados miembros de la oposición al Gobierno italiano del Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga expresaron su alegría por la detención del terrorista, como el ex primer ministro Matteo Renzi, del Partido Demócrata (PD, centroizquierda).

“El arresto de Battisti en Bolivia es una buena noticia. Todos los italianos, sin ninguna distinción de color político, desean que un asesino de este tipo sea devuelto lo antes posible a nuestro país para cumplir la pena. Hoy es un día para la justicia”, celebró.

Las fuentes del Ministerio del Interior desconocen por el momento si Battisti deberá regresar a Brasil antes de ser extraditado a Italia, pero creen que este es “un punto que se desvelará en las próximas horas”, y para ello el Gobierno italiano ya ha enviado a Bolivia un avión con agentes de la Agencia de Inteligencia.EFE

 

Explosión en panadería parisina deja 3 muertos

París. Una fuerte explosión en una panadería del centro de París, causada en apariencia por un escape de gas, dejó hoy tres muertos -entre ellos una turista española- y decenas de heridos por la potencia de la detonación, que devastó fachadas, comercios y vehículos.


Fuente: EFE

Acababan de dar las 09.00 (08.00 GMT) cuando un estruendo hizo temblar ventanas y cristales de las viviendas del céntrico distrito IX de París, como pudo constatar Efe.

Un grupo de bomberos intervenía en ese momento por una fuga de gas registrada en una popular panadería de la calle Trévise, que hoy estaba cerrada.

El estallido, similar en su proporción al de una bomba de fuerte onda expansiva, causó un incendio que tardó horas en ser sofocado.

En ese momento, además de los bomberos, había turistas en la calle o desayunando en alguno de los hoteles que abundan en esa zona, que vieron cómo los cristales se rompían e incluso, en algunos sitios, el techo se venía abajo.

Dos bomberos perdieron la vida, además de una turista española, según informaron a Efe fuentes diplomáticas, que agregaron que otros dos españoles resultaron heridos, una mujer leve, y un hombre cuyo estado no reviste, de momento, gravedad.

Diez personas ingresaron en estado de "urgencia absoluta" en hospitales de París, y otras 37 resultaron heridas leves.

Otro bombero permaneció dos horas sepultado bajo los escombros hasta que los equipos de rescate lograron extraerlo y trasladarlo, en estado grave, a un centro sanitario.

La magnitud del suceso obligó a evacuar a algunos de los damnificados en helicópteros de la protección civil, que aterrizaron en la cercana plaza de la Ópera para poder evacuarlos.

Pedro Gonçalves, trabajador de un hotel cercano y que sufrió cortes superficiales en la cabeza, relató a Efe el pánico desatado tras la explosión y cómo ayudó a sacar a algunos de los heridos a la calle para que fuesen atendidos.

"Sentí una gran presión sobre mi, como si alguien me empujara. No entendía nada, pero no perdí la conciencia. Estaba todo lleno de polvo y cascotes del techo, así que salí corriendo, pero luego volví a entrar para ayudar a los clientes heridos", dijo.

Gonçalves explicó que consiguió sacar a un hombre herido en la cabeza que estaba inconsciente y a otros clientes del hotel, entre gritos y escenas de pánico.

Las fachadas de la calle quedaron calcinadas y sin cristales, con varios vehículos volcados por la onda expansiva.

Un portavoz de los bomberos, Eric Moulin, advirtió de que "algunos edificios están realmente deteriorados y podrían derrumbarse en cualquier momento".

Los temores se centran sobre todo en el edificio de la panadería y los dos inmuebles anexos, cuya estabilidad ahora no mismo no puede ser asegurada por los técnicos.

Todo esto obligó a las fuerzas de seguridad a evacuar a vecinos y clientes de los hoteles, acogidos en diferentes establecimientos y en la Alcaldía del distrito IX de París, que daba cobijo a primera hora de la tarde a más de 150 personas.

Los servicios de socorro han detectado varias bolsas de gas en varios pisos del edificio que registró la explosión y ahora tratan de verificar que los inmuebles cercanos no presentan ningún riegos para que los vecinos y los clientes de los hoteles puedan volver a sus alojamientos.

Más de 200 bomberos y de un centenar de policías fueron movilizados para responder a la explosión, que obligó al corte de varias calles muy frecuentadas por los turistas, ya que en ellas se hallan lugares icónicos de París como el Museo de Cera o el teatro de variedades Folies Bergère.

 

Bolsonaro dice que actos vandálicos deben ser tipificados como terroristas

Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo hoy que los actos vandálicos, como los ocurridos desde hace 11 días en el noreste de Brasil y en los que se han atacado edificios públicos, vehículos y establecimientos comerciales, deben ser tipificados como "terrorismo".


Fuente: EFE

El estado de Ceará, en el noreste del país, sufre desde hace 11 días una grave crisis de seguridad provocada por decenas de actos vandálicos, en su mayoría incendiarios, contra vehículos, edificios públicos y establecimientos comerciales.

En la madrugada de este sábado los delincuentes atacaron con explosivos una torre de energía en la zona metropolitana de Fortaleza, capital de dicho estado, y un concesionario de vehículos.

El anuncio de este sábado fue publicado por el gobernante ultraderechista en su cuenta en Twiter, su principal herramienta de comunicación, donde también mencionó un proyecto de ley que se tramita en el Senado sobre ese asunto.

"Al criminal no le interesa el partido de ese o de aquel gobernador. Hoy él actúa en Ceará, mañana en SP, RS o GO (refiriéndose a los estados de Sao Paulo, Río Grande do Sul y Goias). Sus acciones, como incendiar, explotar, ... bienes públicos o privados, deben ser tipificadas como TERRORISMO (sic)", dijo Bolsonaro en su mensaje.

En el mensaje, el presidente brasileño también calificó de "loable" un proyecto de Ley que se encuentra en trámite en el Senado, mediante el cual se pretende "disciplinar con más precisión conductas consideradas como actos de terrorismo".

El proyecto de ley pretende que actos como "incendiar, depredar, saquear, destruir o explotar medios de transporte o cualquier bien público o privado, con el objeto de forzar a la autoridad pública a practicar acto, abstenerse de practicar o tolerar que se practique, o incluso intimidar a ciertas personas, grupos de personas o la población en general" sean considerados como terroristas.

Asimismo se refiere a aquellos que interfieran, saboteen o dañen "los sistemas informáticos o bancos de datos, con motivación política o ideológica, con el fin de desorientar, desenredar, dificultar o impedir su funcionamiento".

La ola de violencia que desde hace 11 días azota Ceará, que al parecer es orquestada por facciones criminales que operan desde el interior de los presidios, motivó al presidente brasileño, quien ha prometido "mano dura" contra la delincuencia, a enviar a la región unos 300 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad.

Días después, ese contingente tuvo que aumentar en 200 agentes más ante la repetición de los ataques en distintos puntos de ese estado que ya suma 194 actos vandálicos en 43 ciudades, por lo que las autoridades han detenido a 319 personas.