Dios salve a la Reina regresa al país con el show “Queen Wembley ʼ86”

Dios salve a la Reina, banda tributo a la mítica agrupación británica de rock Queen, celebra dos décadas de vida con el tour Queen Wembley ʼ86. El grupo argentino dará único el sábado 14 de abril, a las 21:00, en el Teatro Lírico del Banco Central del Paraguay.

La notable similitud facial y física, la postura escénica, su indumentaria y, sobre todo, la particular voz de Pablo Padín, el vocalista de este grupo, parecieran situarnos ante el mismo showman de Queen, el legendario Freddie Mercury.

Dios salve a la Reina arribó a suelo nacional en tres ocasiones (2008, 2011 y 2013), ofreciendo dos espectáculos en el BCP, con localidades agotadas, y un show privado.

Cada puesta de Dios salve a la Reina es única; repasa, en dos horas, desde los primeros hasta los últimos hits de Queen, cuyo álbum inaugural data de 1973.

El repertorio incluye inolvidables e insuperables éxitos, como Bohemian Rhapsody, Love of my life, We are the champions, We will rock you, y muchos otros que movilizan al público hasta la fascinación.

Las entradas anticipadas ya pueden adquirirse vía Red UTS y los precios van desde Queen: Gs. 285 000, Freddie Mercury: Gs. 265 000, Brian May: Gs. 245 000, y Rapsodia bohemia: Gs. 200 000.

 

Damon Albarn visitó a la Orquesta de Cateura: "La música construye puentes"

Algunos de los integrantes de la banda británica Gorillaz, incluyendo a su legendario vocalista, visitaron la escuela de la orquesta en Cateura. Tanto los músicos paraguayos como los británicos pasaron una emotiva tarde interpretando canciones con los instrumentos.

Tras el show que ofrecieron el martes en Asunción, Damon Albarn y los demás integrantes de Gorillaz no quisieron perder oportunidad y fueron hasta Cateura al día siguiente para conocer a sus pares motivados por la historia de estos últimos.

Según el director de la Orquesta, Favio Chávez, en conversación con Ñanduti, el encuentro causó tremenda felicidad para todos los niños que se encontraban en la sede.

“Para nosotros es un gusto que muchos artistas quieran visitarnos en Cateura atraídos por nuestra historia. Fue un poco sorpresiva (la visita) porque se organizó a última hora, por la disponibilidad de la agenda de ellos. Nos llamaron desde la producción del Asunciónico para decirnos que querían que el grupo visitara porque los integrantes estaban interesados en conocer a la orquesta”, contó Favio.

Asimismo, expresó que Damon tenía conocimiento sobre la historia de los músicos nacionales y sentía la necesidad de compartir con ellos: “La asociación de padres estuvo presente y, según relataron, fue una conexión inmediata. Los integrantes son muy sencillos, muy amables, mostraron realmente cero protocolo, total autenticidad y vinculación con los chicos”, aseguró Chávez que no pudo formar parte del encuentro pues ya se encontraba en el interior del país junto a su familia.

Sin embargo, ayudó en la logística para que se diera la reunión: “Cuando me llamó la productora la respuesta fue un rotundo sí”.

Durante la tarde, la comunicación entre los músicos locales con los extranjeros fue por medio de los instrumentos, pues de ambas partes tenían desconocimiento tanto del español como el del inglés, no obstante, eso no fue obstáculo para que se creara una conexión.

“El lenguaje en común que tenían era la música. Fue un diálogo emotivo, los chicos tocaban una música y ellos respondían con otra, luego ellos volvían a tocar. Realmente fue emocionante, auténtico, algo muy emotivo para ambos”, manifestó Favio.

Entre algunas canciones, los chicos tocaron Imagine de John Lennon mientras que Damon se encargó de armonizar el ambiente tocando con un violín de la propia orquesta que, posteriormente, recibió como obsequio.

“Mucha gente se queda en el detalle de los instrumentos reciclados, y lo ven como algo muy parcial, pero acá lo que impacta es que la música iguala a las personas. No importa la condición social, la cultura o el idioma, la música construye puente entre las personas”.

Por último, Chávez contó que, tanto los integrantes de Gorillaz como Albarn, se pusieron a disposición de los paraguayos ni bien se enteraron de que los niños estarán en Londres presentando un show dentro de dos semanas, como parte de una gira que los llevará por toda Europa.

“A través de la música tratamos de visibilidad a nuestro país”, cerró.

 

Concluyen las inscripciones para el Concurso Nacional de la Composición

Hasta el 31 de marzo se estarán recibiendo las solicitudes para el Primer Concurso Nacional de la Composición Joven. El certamen, organizado por el Grupo Sembrador busca incentivar este estilo musical en la generación joven del país.

Jóvenes de entre 18 y 30 años, residentes en el país, podrán participar con una composición original de música popular paraguaya.

Para participar, los jóvenes músicos solo pueden enviar sus composiciones a través del inbox a la página de Facebook, donde se encuentran detalladamente las bases y condiciones.

La obra ganadora se lleva como primer premio Gs. 5.000.000; el segundo puesto consiste en Gs. 3.000.000 y el tercer puesto: Gs. 1.000.000. Además, todos se llevarán un diploma de reconocimiento y participación en el concurso.

El jurado está compuesto por: Gilda Heisecke, Carmiña Méndez, José Antonio Galeano y Jorge “Tuga” Ramirez, bajo la presidencia de Luis Szarán.

El concurso rinde homenaje a dos grandes creadores compatriotas: Maneco Galeano,fundador del Grupo Sembrador, y Jorge Garbett, director del mismo grupo por más de de cuadro décadas.

 

Valió la espera: Gorillaz conquistó a 18 mil almas en el Asunciónico

Este martes se realizó la última fecha del festival Asunciónico cerrando la jornada con la esperada banda virtual Gorillaz.


Fuente: K. Elizabeth Conteiro @EluConteiro

K. Elizabeth Conteiro

Se cumplió exactamente una semana de la vuelta del festival de música más importante del país, el cual se convirtió en el punto de encuentro de varios estilos musicales desde el rock pasando por la electrónica hasta llegar por la escena indie.

En la noche del martes de la tercera fecha, varias bandas dejaron su sello en una noche cargada de emociones. Palpitando, además, el encuentro entre el público y una banda originaria de Inglaterra que inocentemente su vocalista comparo la tierra guaraní con la africana.

Pero antes de llegar a ese momento, en el stage de Bud y Tigo, los nacionales Missil e Iván Zavala, respectivamente, se presentaban sobre los escenarios oficiales en una amena tarde.

Se les sumó el grupo argentino Caro Gloodo y luego Pat & the Jurassic Band adentrándonos a un estilo más rockero. Dalí, La de Roberto y Bohemia Urbana se encargaron de dejar las últimas huellas paraguayas a un festival que se mantuvo a la altura de sus pares internacionales.

El dúo neoyorkino Sofi Tukker fue el encargado de repartir adrenalina y euforia entre los asistentes; y se volvió aún más cuando en medio de los acordes de “Awoo”, Sophie Hawley-Weld descendió del escenario y recorrió todo el vip con un numeroso grupo de fanáticos corriendo detrás de ella.

Entre el repertorio, los chicos también deslumbraron con “Déja Vu Affair”, “Drinkee”, “Johny” o el single con que se dispararon a la cima “Best Friends”.

Tras la presentación de los estadounidenses, otro dúo, devenido trio hace poco tiempo, subió al escenario para calmar los decibeles. Los alemanes, Clemens Rehbein y Philipp Dausch, en compañía de Antonio Greger, lograron cautivar a miles de fanáticos que demostraron que en Paraguay la espera por el primer encuentro se estima de hace años.

Entre sus aclamados éxitos se encontraban “Crocoon”, “Blossom” o “Stolen Dance”, del álbum Sadnecessary, el cual sonó casi al final de la presentación y en donde el público se entregó completamente.

La escena indie vuelve a llevarse todas las miradas -en la segunda fecha del festival los chicos de EEEKS se robaron los elogios de una multitud representando a la cultura under paraguaya- con la presentación de Metronomy.

La agrupación oriunda de Londres se presentó ante un público que poco a poco va consumiendo y aceptando la música alternativa.

Metronomy regaló a sus seguidores una gran lista de sencillos entre ellos “Back Together”, “The Bay”, “Love song for dog”, “Old Skool” o “Love Letters”.

Dillon Francis fue el único Dj de la jornada pero no por eso pasó desapercibido. El californiano se llevó el grito de muchos remixando temas populares de este lado del continente.

Y finalmente, el plato fuerte, el grupo liderado por el gran Damon Albarn. Gorillaz subió a escena con un gran número de músicos talentosos que, a lo largo de la presentación, tuvieron sus momentos para deleitarnos con las magnificas voces en su mayoría de la comunidad negra.

Pauline Black, Little Simz, Peven Everett, Jamie Principle, Bootie Brow y De La Soul se convirtieron, junto a Damon, en verdaderos anfitriones de la noche.

La lista de canciones pasó por varios álbumes desde el disco homónimo con “Tomorrow comes today”, “Clint Eastwood” o “19-2000”; hasta pasar por “Demon Days” con éxitos como “Last living souls”, “Every planet we reach is dead” o “Kids with guns”; también “Plastic beach” con “Rhinestone eyes” o “On melancholy hill” y finalmente “Humanz” con “Andromeda”, “Sarurnz Barz” o “Charger”.

Un Damon apasionado y eufórico ofreció lo mejor de sí a un país que supo recibir con los brazos bien abiertos. Conversando en cada intervalo para comentarnos lo interesante que le pareció el idioma, la cultura y el ambiente guaraní. Hasta se dio el lujo de comparar la vegetación y al público paraguayo con la de África occidental.

Sin tapujos y sin miedo a decirlo, simplemente quiso contar la deducción a la cual llegó observando y analizando desde su arribo al país; y lo quiso compartir con sus seguidores, a quienes conoció por primera vez luego de décadas triunfando a nivel mundial, ya sea con Blur o Gorillaz.

Carismático y sensible como ninguno - y agradeciendo en guaraní (Aguyje) en más de una oportunidad-, Albarn fue el responsable de cerrar con broche de oro tres jornadas intensas a la espera de una tercera edición en el 2019.