Noel Schajris se confiesa un "romántico en esencia" pero sin miedo a explorar

México. El cantante argentino Noel Schajris confesó en una entrevista con Efe ser un "romántico en esencia", pero sin miedo a explorar nuevos sonidos y ritmos, como lo demuestra en su nueva canción "Qué estamos haciendo", que cuenta con dos versiones y con dos vídeos musicales.


Fuente: EFE/Inés Amarelo

"Yo soy un romántico en esencia y utilizo diferentes ritmos para explorar y para transmitir diferentes momentos. En este caso se me hizo interesante ir por ese lado que tenga momento trap romanticón, y hiphop", detalló el cantante que saltó a la fama con el dueto Sin Bandera junto el mexicano Leonel García y gracias a baladas como "Mientes tan bien" o "Entra en mi vida".

Este martes se estrena este tema que tiene lado A y lado B -haciendo referencia a los clásicos discos de vinilo- y en el que el cantautor se reafirma como gran baladista a la vez que demuestra su interés por los estilos derivados del hiphop o del blues.

"Yo me crié desde que tengo memoria con el blues, rythm and blues y hiphop. Son estilos que me apasionan y me encanta ver cómo van evolucionando y cómo se van fusionando. Me gusta lo acústico pero también disfruto la combinación de sonidos", concretó.

Para él, los sonidos que se engloban actualmente dentro del género urbano, "término de moda", están basados en el hiphop y sus ramificaciones, de las cuales admira la capacidad de improvisación, técnica que admira en todos los estilos.

UN PROTAGONISTA CONTRARIO A SCHAJRIS

Los dos vídeos que componen "Qué estamos haciendo" forman una historia completa, "dos capítulos" que conforman una especie de corto cinematográfico que relata cómo un niño se enamoró de una niña en una bolera y jamás se movió de allí, con la esperanza de que ella volviera.

Junto a la directora Sofía Quirós, gran amiga del cantante, decidieron que el vídeo tenía que acompañar lo que la música proponía, que son dos versiones de una misma canción: una más clásica y la segunda más variada musicalmente.

A pesar de que la localización (la bolera) está inspirada en una en Costa Rica en la que actuó el cantautor en el periodo en el que vivió en ese país -de los 7 a los 15 años-, el personaje principal, explicó Schajris, es totalmente opuesto a él.

"El tipo realmente vivió estancado toda su vida, cantando en los mismos lugares, y en ese sentido es completamente diferente a mí. (...) A mí siempre se me ha hecho muy triste esa gente que hace lo mismo toda la vida, pero quise hacer personaje muy distinto a mí: que vive en la misma casa, que nunca evolucionó, que se pone la misma camisa todos los días y que es patético", explicó.

Recuerda que junto a Quirós recordó su infancia y sus primeros conciertos en bares y locales como este boliche, un lugar en el que tocaba sin que nadie le prestase atención pero en el que se sentía feliz porque "eso era lo que quería hacer".

A día de hoy, la carrera de Schajris está respaldada por 20 años de éxitos que triunfaron en Latinoamérica y prepara en Los Ángeles (EE.UU.), donde reside junto a su mujer y sus hijos, un disco de 20 canciones producidas por él mismo y que ha encontrado entre temas que compuso en su día y nunca llegó a incluir en ninguno de sus discos.

"Son canciones que estaban llenas de polvo en un cajón y he estado redescubriendo ahora que tengo tiempo. Empiezas a desempolvar cajas y te encuentras con joyas musicales", detalló.

"Estoy en una etapa muy creativa, empecé 2020 con mucha energía y animándome a hacer cosas que antes no había hecho como producir mis canciones, ser cada vez más dueño de mi arte", añadió.

Además, la situación actual derivada de la pandemia mundial de coronavirus en la que la gente debe quedarse en casa para evitar contagios, ha traído algo bueno para el cantautor, que aprovecha el tiempo que habitualmente no tiene debido a giras y proyectos, para crear y componer.

Asimismo, el argentino espera que el mundo no vuelva a ser como antes después de que se supere esta pandemia.

"Creo que ya no es bueno regresar a la normalidad de la injusticia y la desigualdad social. Ojalá Dios quiera que esto sea un antes y un después y podamos tener un mundo mejor", terminó.

 

Anitta y Gente de Zona se apuntan a un festival virtual por el coronavirus

Los Ángeles. Anitta, Gente de Zona, Fonseca, Eladio Carrión, Rafa Pabón, Gigolo y la Exce y Arcángel serán los alicientes latinos de Music Lives, un festival virtual que se celebrará del 17 al 19 de abril y que recaudará fondos para ayudar a los miembros de la industria musical afectados por el coronavirus.


Fuente: EFE

La radio digital LiveXLive desveló este lunes este evento especial con 48 horas de programación ininterrumpida por "streaming" y que cuenta con la plataforma de vídeo TikTok como uno de sus organizadores.

El dinero que se obtenga de Music Lives irá a parar a MusiCares COVID-19 Relief Fund, un fondo de emergencia establecido por la Academia de la Grabación, que cada año entrega los Grammy, y la fundación MusiCares para asistir a los miembros de la industria musical cuya situación económica ha quedado muy comprometida tras el parón del sector por la crisis global del coronavirus.

La revista Billboard detalló que, además de la delegación latina, habrá otros artistas en Music Lives como Nas, Matoma o Swae Lee.

"Comunidad y conexión están en el corazón de la música en vivo y es nuestra misión en Music Lives llevar ese corazón a la comodidad de las casas de la gente en todo el mundo durante este momento de distanciamiento social", señaló en un comunicado Dermot McCormack, el presidente de LiveXLive.

Los fans de la música podrán no solo disfrutar de las interpretaciones en directo de sus artistas preferidos y conocer los hogares y estudios privados de los músicos sino que Music Lives también les ofrecerá programación sobre salud y bienestar relacionada con el confinamiento por el coronavirus.

"Juntos con TikTok y estos increíbles artistas, uniremos nuestra aldea global con música", añadió McCormack.

Por su parte, el jefe de colaboraciones y contenido de TikTok en Norteamérica, Corey Sheridan, apuntó que están "orgullosos" de haberse asociado con LiveXLive para crear "una experiencia inmersiva, de varios días y con 'streaming' en directo" que servirá para "apoyar a artistas, compositores y profesionales de la música a través de MusiCares".

 

La OSCA en concierto vía streaming presenta "María de la Paz"

La Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA) brindará un concierto este lunes 13 de abril a las 19:00. El espectáculo podrá apreciarse a través de la página de Facebook de la Dirección de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción.

Bajo la dirección de Luis Szaran y el acompañamiento del Coro Paraguayo de Cámara y el Coro “Herminio Giménez” de Ita, presentarán María de la Paz, una de las obras sinfónicas de mayor significación en la historia de la música del Paraguay y que forma parte de la trilogía, junto a Pyhare Pyte y Ñanderuvusu.

La misma elevó la música sinfónica a niveles nunca antes alcanzados a través de las memorables interpretaciones en Moscú por la Orquesta Sinfónica y el Coro Unido de Radio Moscu en la década del 60.

En 199, luego de la caída de la dictadura, recién la pudo conocer el público paraguayo por medio de las interpretaciones de la OSCA bajo la dirección de Luis Szaran. La histórica primera audición contó con la presente del poeta Elvio Romero, autor de los textos, quien recibió la mayor ovación en la historia de los conciertos de la capital.

 

Pablo Alborán: "Hay que asimilar que el mundo va a cambiar y no pasará nada"

Madrid. En la lista de tareas pendientes para cuando remita la pandemia, el cantante español Pablo Alborán tiene un disco por grabar y un millón de abrazos para sus sobrinos y sus amigos. Pero "como los sueños no se pueden parar", dice a Efe, desde su encierro ha estrechado al mundo con una nueva canción, "Cuando estés aquí".


Fuente: EFE/Javier Herrero

"Hay que asimilar que el mundo va a cambiar y que no pasará nada", explica ante este tema que apuesta por "poner el contador a cero" y besarse "las cicatrices", convencido de que la crisis debe servir para "darle una vuelta a todo" y hacernos más conscientes, por ejemplo, "de que durante 15 años se ha recortado en sanidad, educación y cultura".

Interpretada al piano y producida por él mismo, "Cuando estés aquí" es una colaboración solidaria con Unicef en su campaña de emergencia contra el coronavirus que fue escrita como "reflexión de la situación actual, desde el punto de vista de la calma y la ilusión".

Como "mucha otra gente", Alborán (Málaga , España, 1989) ha vivido "muy de cerca" los efectos de la enfermedad en personas de su entorno. "Pero ahora están bien y eso es lo que hay que transmitir", dice esperanzado, antes de valorar que "la salud está por encima de la economía".

"Sé que es fácil decirlo desde mi casa, pero hay que decirlo", insiste en oposición a "quienes crean odio de manera gratuita" y consciente de que tiene una posición privilegiada respecto a todos los trabajadores en activo estos días, a las personas mayores que no pueden valerse por sí mismas y a quienes no pueden ni velar a sus fallecidos.

Intentando ponerse en su piel surgió "Cuando estés aquí", bajo la idea de que "el ser humano necesita del otro" y de que esta canción fuese "el abrazo que necesitamos".

Con ese mismo espíritu de ayudar, junto a su paisano Antonio Banderas ha donado además 200.000 euros (218.812 dólares) destinados a las investigaciones del equipo de Robótica Médica de la Universidad de Málaga que ha hecho posible el respirador Andalucía Respira para los enfermos de coronavirus.

Son muchos los sectores dañados, "también el de la cultura y es momento de decirlo", apunta cauteloso al ser preguntado por las protestas de los últimos días contra la falta de medidas específicas para ayudar a industrias atípicas y tan frágiles como la de la música, el cine o el teatro.

En ese sentido, ha recordado que "no solo hay artistas de Hollywood y gente a la que le va bien, sino también muchos técnicos, ingenieros o iluminadores que a menudo trabajan con subcontratas, también muchísimas pymes y profesionales que no saben qué va a ser de ellos".

"Pero al mismo tiempo pienso que hay que ver que no es el único sector dañado. Si todos los que los están se pusieran de huelga, nos moriríamos. Por eso creo que no es el momento de huelgas, pero sí de manifiestos", reflexiona sobre la conveniencia del "apagón cultural" que se terminó desconvocando el pasado fin de semana.

Revela que él mismo hace más llevadero el confinamiento estos días entre libros como "Patria" del español Fernando Aramburu, películas como "El robobo de la jojoya" de los humoritas Martes y Trece ("que me ponen de muy buen humor", alega) o series como "Unorthodox".

La necesidad de resolver un tema familiar hizo que viajara tres días antes del decreto del estado de alarma a su Málaga natal y desde entonces ha pasado el encierro en la casa de sus padres, lo que le ha permitido acercarse aún más a ellos.

"Aunque echo de menos a mis hermanos y a mis sobrinos y lo primero que haré es ir a verlos", anticipa respecto al ansiado final del encierro y acaricia además la idea de una "reunión con amigos en casa, cuando se pueda y como nos dejen, de manera responsable".

Mientras tanto, vive pegado al piano a la espera de poder retomar su nuevo disco, el sucesor de "Prometo" (2017) y quinto de estudio de su carrera, que prevía ver la luz a finales de año.

"Esto lo ha trastocado todo y no sé lo que pasará", reconoce con un buen puñado de "canciones terminadas" a la espera de ser grabadas, así como de celebrar el concierto benéfico que debería haber celebrado en el Wizink Center de Madrid a favor de la lucha contra el cáncer.

Él mantiene la fe. "Los sueños no se pueden parar y hay que mantener la confianza en que vamos a salir de esta", insiste optimista, mientras intenta seguir activo con ejercicio, aunque sea con dos sillas, y mantener a raya las tentaciones: "Aunque una pizza a la semana cae… y una hamburguesa también", confiesa entre risas.