Shawn Mendes, protagonista de un nuevo documental de Netflix

Los Ángeles (EE.UU.). Shawn Mendes será el protagonista de un nuevo documental de Netflix sobre su carrera musical, que tomará el testigo de las cintas dedicadas anteriormente a otras estrellas del pop como Taylor Swift, Lady Gaga y Beyoncé.


Fuente: EFE

"In Wonder" es el título de la película que la plataforma de "streaming" estrenará el 23 de noviembre, apenas una semana antes de que el canadiense publique su más reciente disco, "Wonder", el 4 de diciembre.

El documental sobre Mendes, dirigido por el cineasta Grant Singer, se presentó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), certamen en el que el músico patrocina un premio destinado a obras dirigidas por jóvenes cineastas sobre problemas actuales.

Al igual que otras cintas similares, "In Wonder" repasa la trayectoria de Mendes y muestra momentos íntimos y entrevistas con el artista grabadas a lo largo de varios años.

Así, Netflix continúa con su estrategia de lanzar documentales sobre artistas contemporáneos que se reciben con éxito entre sus amplios círculos de seguidores, como ha sido el caso reciente de Blackpink, "Light Up the Sky", estrenado este octubre sobre uno de los grupos de K-pop que más atención está generando en el mundo.

A principios de este año la plataforma lanzó "Miss Americana" sobre Taylor Siwft y en 2017 hizo lo mismo con "Five Foot Two", el retrato audiovisual de Lady Gaga. Aunque quizás el más publicitado fue “Homecoming: A Film by Beyoncé", con la emblemática actuación de Beyoncé en el Festival de Coachella de 2018.

Por su parte, Apple tampoco quiere desaprovechar la tendencia y estrenará en febrero de 2021 "Billie Eilish: The World"s a Little Blurry", sobre la vida de Billie Eilish, quien a sus 18 años hizo historia este 2020 al convertirse en la artista más joven que gana las cuatro categorías principales de los prestigiosos Grammy.

 

Llega una nueva edición de Cranea Música, en formato virtual

El ciclo de formación Cranea Música regresa con una nueva edición, esta vez en su modalidad virtual y con nuevas temáticas como derechos, igualdad y datos. Del 21 al 24 de octubre, habrá charlas, talleres y conversatorios con el propósito de capacitar y profesionalizar a miembros de la industria de la música en Paraguay.

La actividad comprende un programa con cuatro días de entrenamiento y formación dictados por expertos nacionales e internacionales.

El acceso a cada taller estará disponible en http://www.planeamusica.com y www.passline.com para Paraguay, Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, España, EEUU, México, Perú y Uruguay.

Se contará también un nuevo espacio denominado #CraneaPuentes para visibilizar proyectos innovadores, sociales y que fomenten la asociatividad. Además, se incluyó el espacio de Showcases con el objetivo de mostrar seis proyectos musicales paraguayos para la presentación de breves muestras artísticas en vivo, vía streaming.

La primera jornada será gratuita. Las primeras 20 personas que adquieran el ticket se llevarán un kit especial de regalo, denominado #CraneaKit.



PROMACIÓN

22 de octubre, 15:00 horas (PY) - Taller 1: Cómo presentar un proyecto musical a mercados internacionales por Paula Rivera (Argentina). Taller 2: Guía legal para músicos o Artistas con Carlos Pavón (Paraguay)

23 de octubre - 15:00 horas (PY) - Taller 1: Estrategias de comunicación digital para proyectos creativos con Camila González (Chile). Taller 2: Cómo comunicar la identidad de tu proyecto con Gabriel Plaza (Argentina).

24 de octubre - 15:00 (PY) - Taller 1: Cómo utilizar los datos en la era del big data con Dani Ribas (Brasil).

Taller 2: Producción técnica, conceptos generales con Elio Granada (Paraguay).

Cranea Música también cuenta con el patrocinio de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (DINAPI), el Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (FONDEC), HENDU, y otras plataformas aliadas de Iberoamérica.

La iniciativa es impulsada por la plataforma Planea Música y cuenta con el apoyo de la Fundación Itaú.

 

Kanye West apoya las protestas en Nigeria contra la brutalidad policial

Abuya. El famoso rapero estadounidense Kanye West apoyó hoy las protestas masivas que tuvieron lugar en Nigeria en los últimos días contra una unidad policial de élite antirrobos, cuyos agentes han sido acusados de acoso, torturas y asesinato.


Fuente: EFE

"Apoyo a mis hermanos y hermanas nigerianos para poner fin a la brutalidad policial, el Gobierno debe responder a los gritos de la gente", afirmó West en su cuenta de la red social Twitter.

El rapero condenó esa violencia después de que el Gobierno de Nigeria anunciará el pasado domingo la disolución de la Unidad Especial Antirrobo (SARS, por sus siglas en inglés).

El Ejecutivo tomó la decisión después de varios días de manifestaciones masivas en Nigeria e incluso fuera del país, en las que miles de personas exigieron el desmantelamiento de esta unidad policial, acusada de arrestos arbitrarios, torturas y asesinatos.

#EndSARS ("Acabar con SARS"), lema con que las protestas se viralizaron en redes sociales, es una petición que hace desde hace varios años, pero que cobró mayor fuerza tras divulgarse un vídeo de la muerte de un joven en una comisaría del delta del Níger (sureste), que la Policía niega que sea real

West, de 43 años y marido de la estrella de la telerrealidad Kim Kardashian, expresó su respaldo a esa campaña popular siguiendo el ejemplo de otros artistas internacionales que anteriormente habían hecho lo mismo, como Trey Songz, Sean "Diddy" Combs o Cardi B.

El rapero, que ha vendido más de 20 millones de álbumes en todo el mundo y ha ganado 21 Premios Grammy, ha sido noticia en los últimos meses tras anunciar su candidatura a la Presidencia de Estados Unidos para las elecciones del próximo 3 de noviembre.

 

Soledad, de joven estrella del folclore a reencontrarse a sí misma a los 40

Buenos Aires. Soledad Pastorutti, "La Sole" para todos los argentinos, está de celebración. Este lunes cumple 40 años y con su nuevo disco se encamina a festejar un cuarto de siglo desde que se convirtió en estrella. "Mi mejor versión no está dada, el hecho de estar viva y de cumplir años hace que crea que todavía tenga la posibilidad de mejorar", revela en una entrevista con Efe.


Fuente: EFE/Rodrigo García

Corría el 4 de noviembre de 1995 cuando, con 15 años recién cumplidos, la cantante se subió por primera vez a un escenario como artista profesional. Y desde entonces, el tiempo ha pasado tan rápido como veloz fue su consagración como referente del folclore argentino y su capacidad para fusionarlo con la balada y el pop.

"Nunca imaginé que de vivir en un pueblo de 7.000 habitantes vestida de gaucho cantando folclore iba a pasar lo que pasó. Me convertí en la artista que más discos vendía en su momento en Argentina. Mi primer y segundo disco competían entre sí", recuerda Pastorutti, que acaba de publicar su décimo octavo álbum, "Parte de mí", producido por, entre otros, el colombiano Carlos Vives.

LA MADUREZ ARTÍSTICA

El último de su larga lista de discos de estudio y en directo, que incluye colaboraciones con sus compatriotas Los Auténticos Decadentes, la puertorriqueña Kany Garcia, la brasileña Paula Fernándes y la española India Martínez, llega en un momento especial para ella, tras superar algunos problemas de salud.

"El año pasado fue bastante difícil, empecé a tener problemas con mi voz, con mi fonación, por una cuestión del estómago… que se fueron solucionando pero que frenaron mucho el proceso de este disco y me hicieron replantear si estaba realmente cuidando a la artista en la forma de vivir", relata Sole.

Esa situación, unida a la pandemia del coronavirus que sorprendió al mundo, la llevó a tomarse las cosas con más calma: "Me armé un equipo de trabajo y a cada canción le dediqué mucho más tiempo, la acaricié".

"Me costó mucho encontrar el norte para un disco, porque siempre estoy tratando de reinventarme. Llevo casi 25 años en esto y empezó mi carrera con una explosión muy grande, siendo yo muy chica. Quizá yo todavía no era una artista, creo que el gran reto de ahí en adelante fue convertirme en una artista", añade sin perder la sonrisa.

Es por eso que este disco es "recontramaduro" desde todo punto de vista, ya que por primera vez ha estado en todos los detalles. "Y no se me escapó una en esta Sole actual", sentencia.

LA ALTA VARA DE LOS COMIENZOS

La precocidad con la que logró la popularidad y la vorágine artística vivida en estos años -con múltiples giras internacionales, premios y duetos con Santana, Joan Manuel Serrat, Alejandro Sanz, Juanes, Franco de Vita o Lila Downs-, de algún modo le impidió tener tiempo para conocerse a sí misma, algo que ahora parece haber logrado.

"Nunca paré en estos años. Ni estando embarazada paré. Trabajé hasta los 8 meses de embarazo y después cuando mi hija tenía dos meses salí de gira de nuevo, y creo que este momento me ayudó también a eso, a encontrarme desde lo más profundo y a decir, ¿realmente esta soy yo? sí, ¿realmente esto es lo que quiero decir? sí", afirma la también compositora.

Nacida tal día como hoy de 1980 en Arequito, en la provincia de Santa Fe, Sole empezó a cantar de niña, enamorada del folclore que le inculcó su padre. Y fue en 1996 cuando su vida empezó a cambiar, tras el éxito cosechado en el Festival Nacional del Folclore de Cosquín.

Sony Music le echó el ojo, la fichó y editó su debut, "Poncho al viento", que vendió más de 800.000 copias en muy poco tiempo.

"Esa es la vara con la que yo empecé mi carrera, muy alta. Y lo que entendí estos años es que esa nena carismática que tuvo el cobijo de la gente debía convertirse en una artista, comprometerse con ese público que le dio esa gran oportunidad y crecer vocalmente", remarca.

OPTIMISMO ANTE LA ADVERSIDAD

A pesar de la irrupción del virus, la vida continúa. Y Sole vuelve esta noche a subirse a un escenario para, a través de streaming, reencontrarse con su público e iniciar la gira por sus 25 años de trayectoria.

"La música acompaña siempre, en las buenas y en las malas y la gente necesita hoy de música", enfatiza la artista, que está casada y tiene dos hijas.

Y en "Parte de mí" se respira optimismo. 14 canciones de amor y desamor, tintes autobiográficos y hasta de problemas compartidos como la situación económica de Argentina, como relata en "Fiesta en el sur", en la que canta que no quiere saber "cuánto el dólar subió", que el virus llegó de la China y que la inflación es mayor pero la salva el amor.

"Me dedico un poco a contar la historia, que es lo que hizo siempre el folclore en mi país", indica.

Nada tiene en contra del reguetón y dice que le encanta "cantar todos los géneros que existan", pero reconoce que hay "vestidos" que no le quedan bien, "y menos con 40 años": "Los desafíos me encantan, canto cualquier cosa porque me divierte, pero al momento de subirme al escenario me siento mucho más cómoda con mi música".

Convencida de que por su propia exigencia aún no salió ni su mejor disco ni su mejor concierto -aunque reconoce que con su último trabajo se acerca-, para su futuro profesional solo pide mantener la vigencia artística sin olvidar lo fundamental: "Ser una mujer que logra reinventarse vital, alegre, feliz, con una hermosa familia y con buena música para compartir y ojalá con más público".

"Sueño con que mi música que llegó a toda la Argentina pueda llegar también a otras partes del mundo y que nadie me diga que mi música es solo argentina. Yo quiero que mi música sea para todo el mundo", concluye.