The Weeknd brilló en el espectáculo más atípico de la historia del Super Bowl

Miami. El artista canadiense The Weeknd brilló en el espectáculo de entretiempo del Super Bowl, la final de fútbol americano de Estados Unidos, con un impactante espectáculo lleno de alegorías que, por primera vez, no se desarrolló desde el campo de juego.

Tras los primeros dos tiempos del partido entre los Kansas City Chiefs y los Tampa Bay Buccaneers, toda la atención se enfocó en las gradas del Raymond James Stadium, de Tampa (Florida), donde The Weeknd, vestido con una chaqueta roja de lentejuelas sobre un atuendo monocromático en negro, comenzó la presentación con una mezcla de sus principales éxitos.

Después de interpretar segmentos de su primera producción, “House of Balloons”, acompañado de un coro cuyos integrantes llevaban un uniforme de robot postapocalíptico, el artista siguió desde un laberinto de espejos con “Can’t Feel My Face”, “Feel It Coming” y “Save Your Tears”.

Luego fue el turno de “Earn It”, el tema de la película “Cincuenta sombras de Grey”, que cantó acompañado de una orquesta en vivo y delante de asientos iluminados de tal forma que daban la sensación de ser edificios que luego se transformaron en la silueta de un cementerio.

El artista cerró el espectáculo con “Blinding Lights”, la canción que lo convirtió en el rey de Tik Tok durante los primeros meses de la pandemia.

Y al escucharse los primeros acordes del tema el campo de juego se llenó de centenares de bailarines vestidos igual que The Weeknd.

A diferencia de todas sus presentaciones de 2020 y principios de 2021, en las que se había visto primero golpeado, luego con vendas y después con una alteración grotesca de sus facciones -todo producto de un performance visual-, el cantautor canadiense apareció en Tampa con su cara al natural.

Por contra, sus bailarines llevaban vendajes que servían de tapabocas y mantenían el concepto que el artista viene desarrollando desde principios de 2020, en el que mantiene su crítica a la falsedad de la sociedad actual y el concepto impuesto de belleza.

Al tiempo que sonaban los acordes de la canción, el artista bajó al campo, donde los bailarines se movían como un ejército macabro, en formación perfecta y con una marcha en la que se respetaba los dos metros y medio de distancia social.

La formación se rompió en torno al artista, quien cerró el espectáculo a la luz de imponentes fuegos artificiales y con todos sus bailarines tendidos sobre el campo.

THE WEEKND, MÁS SOBRIO QUE LAS EXPLOSIVAS JLO Y SHAKIRA

A diferencia de la vistosa presentación de Jennifer López y Shakira del año pasado, que desató numerosas críticas por lo explosivo y sensual de su presentación, The Weeknd apostó por un espectáculo más sobrio y totalmente audiovisual.

Aunque el espectáculo del medio tiempo suele ser una producción híbrida para el espectador en el estadio y el que está en casa, esta vez se sintió como un espectáculo totalmente televisivo.

Y se trató de una apuesta personal de The Weeknd, que destinó siete millones de dólares de su propio bolsillo para poder ofrecer esta experiencia cinemática.

TELONEROS DE LUJO

La parte artística del Super Bowl había comenzado horas antes con un concierto de Miley Cyrus en las afueras del estadio, que fue transmitido en vivo por TikTok.

La artista interpretó, entre otras canciones, su sencillo “Nothing Breaks Like a Heart”.

Además, compartió el escenario con Billy Idol, con el que interpretó “Night Crawling” y “White Wedding”, ante una audiencia de 7.500 trabajadores de salud.

Los homenajeados, procedentes de distintas partes del país, habían sido invitados sin costo alguno por parte de la National Football League (NFL), como símbolo de su agradecimiento al personal sanitario que ha luchado contra la pandemia de la covid-19.

Estos trabajadores y los 15.000 espectadores admitidos presenciaron la magistral interpretación del himno nacional estadounidense por parte de la cantante afroamericana de soul y R & B Jazmine Sullivan y el cantante de country Eric Church, de raza blanca.

Esta combinación pareció ser un paso más en los esfuerzos de la NFL de atender el llamado de sus jugadores y la sociedad estadounidense para que demuestre su rechazo al racismo.

Además, la cantautora estadounidense de madre filipina y padre negro H.E.R. cantó la canción patriótica “America The Beautiful” y el aclamado cantante y escritor sordo Warren “Wawa” Snipe interpretó los dos temas en lenguaje de señas.

Y en una sección inédita, la joven poetisa Amanda Gorman, quien llamó la atención por su participación en la toma de posesión de Joe Biden, recitó un poema en honor al educador californiano Trimaine Davis.

Los jugadores y sus técnicos, muchos sin tapabocas, y otros con la mascarilla puesta, pero la nariz al descubierto, les aplaudieron mientras se preparaban para iniciar el partido.

UN SHOW MUY DE PANDEMIA

Aunque la capacidad del Raymond James Stadium llega a los 75.000 espectadores, apenas 23.000 fueron admitidos, lo que disparó aún más los tradicionalmente altos precios de entrada al Super Bowl.

Las entradas, ya caras de por sí normalmente, llegaron antes de comenzar el partido hasta los más de 100.000 dólares en la reventa.

También por 100 dólares también se podía estar en el estadio en una imagen impresa en un cartón de tamaño real. Con estas figuras se llenaron las sillas vacías y por televisión daba la impresión de que todas las gradas estaban llenas.

Los que ven el Super Bowl por su contenido de cultura pop también pudieron disfrutar de comerciales innovadores, muchos con temas ecológicos y con un humor menos infantil que en años anteriores.

Sin embargo, grandes anunciantes como Budweiser decidieron donar los millones que usualmente invierten en publicidad en el Super Bowl a iniciativas contra la covid-19.

De hecho, la transmisión comenzó con un minuto de silencio para recordar a las víctimas y el llamado del presidente estadounidense Joe Biden a usar mascarillas en público.

Se estrenó la remasterización de “Aves y Peces” de Gaia

La banda paraguaya Gaia para celebrar los 20 años de su álbum “Aves y Peces”, publicó una versión masterizada del material. Además, con motivo del lanzamiento, la banda de rock se presentará en la sala García Lorca de la Manzana de la Rivera, el próximo 31 mayo, donde presentaran los hits del mencionado disco.

La primera canción reversionada que se lanzó del álbum “Aves y Peces”, fue el tema “Murallas”, que vio la luz el pasado mes de abril. Esta canción cuenta con la participación especial de Walter Cabrera, miembro de grupo Flou.

Su participación (de Walter Cabrera) se dio porque él llegó a cantarla en vivo en varias ocasiones, por ello, resultó natural invitarlo a formar parte de esta reversión, en voces y coros. Musicalmente, la reversión refresca el sonido del original a la actualidad, con guitarras más potentes y un sonido con colores más oscuros, pero manteniendo la esencia de la banda intacta”, se explicó desde la banda.

La nueva versión de “Aves y Peces” fue un trabajo de Supernova Estudios por Diego Serafini. La ficha técnica del álbum incluye a Afi Ferreiro junto a GAIA como productores; mientras que Willy Suchar aparece como director ejecutivo.

Fue grabado por Rodolfo Brugada y Ralf Thielmann en Kamikaze Records. Contó con estos músicos invitados: Neine Heisecke (voces en “Caminante” y “Control Z”), Gustavo Luque (guitarra criolla en “Piloto Automático”) y Enrique Zayas (coros en “Pequeña Princesa”).

Sobre Gaia

La banda de rock paraguaya Gaia tuvo cambios en su alineación, en el 2004 eran un cuarteto, fueron parte de este material Diego Serafini (voz y guitarras), Javier Ramos (guitarras y coros), Cristian Ramirez (bajo, coros, teclado) y Diego Riveros (batería y percusión). Hoy en día y ya como quinteto, además de Serafini y Ramos, integran la banda Tito Bustamante (batería), Fernando Samaniego (guitarra) y Jorge Chamorro (bajo).

Gaia se inició en 1997. La banda se caracteriza por la búsqueda de la experimentación sonora, la frescura melódica y la actualidad del rock alternativo. Con seis discos editados han recorrido diferentes escenarios, giras y festivales, compartiendo grilla con artistas como “Evanescence”, “Cabezones”, “Rata Blanca”, “Eruca Sativa”, “No Te Va Gustar”, entre otros.

Te puede interesar: Airbag alista concierto en Paraguay para agosto

Airbag alista concierto en Paraguay para agosto

La banda argentina, Airbag, volverá a a Paraguay para brindar un concierto el próximo 3 de agosto, en el Arena SND. Las entradas están en venta a través de Red UTS.

La conocida agrupación, conformada por los hermanos Patricio, Guido y GastonSardelli regresará a nuestro, un encuentro muy esperado por su público paraguayo y con un show más cercano con toda la potencia y energía que los caracteriza.

Airbag cerró el 2023 brindando el show más grande de su carrera hasta el momento, su primer Estadio Vélez, fortaleciendo su conexión con sus fans, media nte versiones siempre nuevas y sorpresivas de las canciones que escriben su trayectoria.

Además último single “Nunca lo Olvides” que sonó en Vélez por primera vez ya se ha convertido en otro hit.

Las entradas se encuentran en su fase de Preventa con costos desde Gs. 190.000 y también podrán ser adquiridas vía online a través de https://www.reduts.com.py/.

El concierto de Airbag es una producción de G5Pro y Dale Play Live, apto para todo público, al ser un recinto con capacidad limitada todos los asistentes abonan su ingreso.

Leé también: Ana Gabriel cantará por primera vez en Paraguay en junio


“Guaranias en Estudio 3″: Música folclórica grabada en el famoso Abbey Road

El artista paraguayo, Sergio Cuquejo, grabó “Guaranias en Estudio 3″, un material que rinde homenaje a dicho género musical, en el legendario Abbey Road Studios, Londres Reino Unido.

Se trata de un tributo a la música folclórica Paraguaya, a su creador José Asunción Flores, que en el 2025 cumplirá 100 años, y a Demetrio Ortiz que fue el compositor Paraguayo más versionado de la historia. Cabe resaltar que este año su composición “Mis Noches sin ti” cumple 80 años.

“En la búsqueda de la excelencia escogimos el mejor estudio del mundo, a los mejores ingenieros y a los mejores intérpretes de la música paraguaya”, palabras de Cuquejo, quien se refiere a Pablo Simón, Susana Zaldívar y Marijó Obregón.

El álbum fue grabado en vivo en el mítico estudio Abbey Road Studio 3, con Arpa Paraguaya, Piano, Guitarra y percusiones, dando lugar a la sinergia con los y las cantantes a tiempo real.

Las cuerdas fueron grabadas en Asunción Paraguay por la Spirit And Sound Orchestra (Latin Grammy winner con Marcos Vidal - Mejor Álbum Cristiano en Español 2023) bajo la dirección del Maestro Sergio Cuquejo.

El disco contiene el amplio repertorio de guaranias de Flores y Ortiz, con las canciones más versionabas a nivel mundial. La producción ejecutiva corresponde a la fundación Demetrio Ortiz liderada por la Dra. María Esperanza Ortiz y la dirección artística a cargo de Sergio Cuquejo.

La producción cuenta con la colaboración de destacados profesionales de la industria tales como Gustavo Borner (EEUU), Martín Kano (EEUU), Eduardo Martinez (Venezuela)y Sergio Cuquejo (Paraguay).

El álbum busca un rescate de la música folclórica con un exquisito balance de fusión con la música clásica.

Leé también: Película paraguaya “La Lista”, disponible en streaming