Incautan combustible de contrabando vendido en las calles de Encarnación

Autoridades lograron incautar una gran cantidad de combustible comercializado de manera irregular en la vía pública en Encarnación. El carburante habría ingresado de contrabando al país.

Funcionarios de la Dirección General de Prevención y Represión del Contrabando y el Comercio Ilícito de la DNIT, en colaboración con personal de la Dirección de Delitos Económicos y el Grupo GEO de la Policía Nacional, llevaron a cabo operativos anticontrabando en Encarnación.

Los procedimientos se concentraron en distintos puntos de la ciudad, incluyendo también una serie de controles sobre la Ruta PY01 y la Ruta PY06, donde a diario circulan cientos de automovilistas.

Te puede interesar: Mayor recaudación y mejor uso de recursos, según informe financiero de la Essap

Como resultado de estas intervenciones se logró la incautación de combustible que era comercializado de forma irregular en la vía pública y que habría sido ingresado de forma ilegal al país.

Los responsables de la venta de combustible carecían de la documentación necesaria que acreditara su ingreso legal, tránsito y libre comercialización dentro del territorio nacional.

Leé también: Brasil recibe 314 toneladas de ayuda humanitaria de Paraguay

De acuerdo al informe oficial, se incautaron 149 litros de nafta y 83 litros de diesel, distribuidos en bidones y botellas de diferentes capacidades, sumando un total de 232 litros de carburantes.

Todos los productos decomisados fueron remitidos a la oficina de la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) de Encarnación para dar cumplimiento a los procedimientos legales de rigor.

Operación “Dulzura”: confirman incautación récord de más de 4 toneladas de cocaína

La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) informó que el total de cocaína incautada dentro de bolsas de azúcar que iban en un contenedor con destino a Bélgica, supera los 4.000 kilogramos. Representa una cifra histórica en el marco de hallazgo de drogas en el país.

El informe indica que 4.013 kilogramos de cocaína fue el total incautado dentro de bolsas de azúcar que iban en un contenedor en el Puerto Caacupemí, que tenía como destino el  puerto de Amberes, Bélgica.

Desde la Senad sostienen que el perjuicio al crimen organizado supera los 240 millones de dólares.

Puede interesar: Recomiendan ratificar sanción inicial sobre pensión para personas con discapacidad

Al respecto, la Senad considera una cifra récord en incautación hasta el momento. Todavía faltan contenedores por verificar.

“Es muy importante, es una cantidad importante de cocaína pura”, destacó Orue, director de Ingresos Tributarios.

Lea también: Inician en Japón la construcción de equipos de dragado para el río Paraguay

El operativo denominado “Dulzura” fue llevado en conjunto entre la Senad, la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios y el Ministerio Público.

Por robar celular dos hombres fueron condenados a 17 y 14 años de cárcel en Luque

Axel Domiciano González y Víctor Manuel Benítez fueron condenados a 17 y 14 años, respectivamente, de pena privativa de libertad luego de ser hallados culpables de un violento robo contra una mujer en Luque.

El caso ocurrió el 10 de octubre de 2020 en el barrio Bella Vista, de Luque. La víctima recibió varias puñaladas por parte de ambos condenados para ser despojada de su celular.

La mujer permaneció en terapia intensiva por varios días, y luego de haber sobrevivido a las estocadas, fue testigo del juicio oral y público que se desarrolló en la ciudad de Fernando de la Mora.

Tras dar con los responsables, la agente fiscal Sandra Ledesma, de la Unidad Penal n.° 4 de la ciudad de Luque, solicitó que Axel Domiciano González sea condenado a 17 años de pena privativa de libertad y Víctor Manuel Benítez a 14 años.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por los magistrados Gerardo Ruíz Díaz, Natalia Muñoz y Rilsi Ortiz, quienes hallaron culpables a los dos hombres del violento asalto.


Celebran avance anticontrabando, pero señalan que todavía falta en ciertos sectores

Según el análisis de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), un poco más del 32% es lo que se redujo el volumen del contrabando de aceites y grasas vegetales en el comparativo de enero a mayo de este año, con relación al anterior sondeo hecho en 2023. El gremio espera que la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) siga trabajando todavía con más ahínco en combatir frontal y transversalmente la ilegalidad y obtenga cada vez mejores resultados.

El gremio señala el contrabando de aceite y grasas vegetales disminuyó en 17 puntos porcentuales, porque entre enero y setiembre del 2023 el consumo mensual de dichos productos de dudoso origen fue de unas 4.030 toneladas, cifra que representaba un 52% de las ventas locales, mientras que entre enero y mayo de este año el volumen mensual de consumo de productos de dudoso fue de 2.710 toneladas, que constituyen un 35% en relación con el consumo del mercado local.

Se destaca que las incautaciones de aceites comestibles hechas por la división anti-contrabando de la DNIT, entre el 15 de agosto de 2023 y el 3 de julio de este año, fue de un total de 136.560 litros. Además, en forma general, la institución logró quebrantar esquemas de contrabando en los distintos rubros a nivel país por un monto total aproximado de US$ 16,9 millones, acorde con el informe oficial.

Cabe recordar que el contrabando no solo resta las ventas de productos nacionales, sino que también pone en peligro miles de puestos de trabajo en la industria.

En ese sentido, Cappro aglutina a diez industrias aceiteras paraguayas que emplean directamente a 2.200 personas y a otras 6.600 de manera indirecta, por eso celebra el trabajo realizado por el Gobierno para lograr la disminución de uno de los flagelos que castigan al sector, a su vez que lo exhorta a seguir implementando nuevas medidas que frenen todavía más la informalidad, a modo de proteger a todas las empresas formales, al trabajo de los paraguayos y generar más oportunidades.

Para el gremio, el contrabando es un generador de pobreza que perjudica no solo al Estado al dejar de recaudar millones de dólares en impuestos sino también a miles de personas que no reciben sueldo mínimo ni cuentan con seguro social o que pierden sus empleos debido al cierre de empresas y negocios que no pueden competir contra los precios de productos ilegales. A esto se suma la ausencia de controles que certifiquen el buen estado de estos productos para la consumición, poniendo en riesgo la salud de los que deciden comprar esos productos de origen dudoso.