G. 1.545 millones en el basurero, y tres hombres que no sabían qué hacer con la fortuna

Un cuidacoches, el dueño de una pizzería y su empleado, son los tres actores “de reparto” del asalto a la casa de cambios Fénix, en el barrio Villa Morra de Asunción.

El primero de ellos fue el que, segundos después de que caiga de los asaltantes la bolsa con 1.545 millones de guaraníes, inició la historia que ahora impacta en las redes.

El cuidacoches levantó el paquete, avisado por una mujer que pasaba por el sitio, quien le dijo que “parece que tiraron basura”. El trabajador llevó la valiosa carga (según dijo a la Policía) y lo depositó en el basurero de la pizzería. El dueño del local gastronómico y su empleado, ambos ciudadanos argentinos, en ese instante estaban en sus tareas, ajenos a lo que pasaba afuera.

El relato del cuidacoches refiere que, de repente le “entró la curiosidad” de ver qué tipo de basura fue la que había recogido. Y allí estalló su sorpresa: se encontró con semejante volumen de dinero. Asustado -confesó- decidió dar parte a los pizzeros, con quienes, al parecer, entraron en una larga discusión sobre qué hacer con la plata. Y fue tan larga, que tardaron ocho horas para dar aviso a la Policía.

Te puede interesar: Requisan 11 máquinas de Bitcoin en Ciudad del Este

“A las 23 horas recibo una llamada del que era empleado de la pizzería. Me dijo que tenía una bolsa de dinero que había caído, explicando cómo se dio la situación, junto a las otras dos personas que sabían”, contó a periodistas el comisario César Diarte.

Agregó que quedaron en que iban a encontrarse en dos horas para realizar la devolución. Luego, otra llamada al comisario, le señaló que iban a hacerlo a las seis de la mañana.

“Pero llegó esa hora y no pasó nada. A partir de allí le llamamos, pero ya no atendía la llamada. Entonces, con comunicación fiscal decidimos realizar allanamientos”, agregó el comisario Diarte.

El primer allanamiento se realizó en un hotel que se encuentra en la esquina de la pizzería (este local estaba cerrado).

“Aparentemente este allanamiento les asustó, y finalmente volvieron a llamar para efectivizar la entrega del dinero, que se concretó al final”, acotó el jefe policial.

La presunción de los investigadores es que el cuidacoches, el dueño de la pizzería y su empleado, se enfrascaron en una discusión sobre el destino que debían dar a la plata y, tras largas horas, resolvieron concretar la devolución del dinero, que totaliza 1.515 millones de guaraníes.

“No podemos precisar si había más dinero en la bolsa, pero esa es la cantidad que se recuperó después de la entrega de la bolsa”, significó el jefe de Investigaciones.

Apuntó que no es precisa la información de que la devolución fue voluntaria, sin que exista presión por parte la Policía y Fiscalía.

Te puede interesar: Falleció paciente que recibió el alta médica tras trasplante de riñón

Dueño denunció que amenazaron con balear su playa de vehículos

El afectado denunció que era extorsionado por desconocidos, que le pidieron una suma de dinero para no balear su playa de vehículos.

Amilton Hugo Cardozo López (46), propietario de Noe Car, denunció ante la Policía Nacional que en la noche del viernes pasado recibió llamadas extorsivas de parte de un desconocido que utilizó dos números distintos, exigiéndole el pago de G. 10 millones para no atentar contra su local, ubicado en el barrio Obrero de Ciudad del Este.

Lea: Hombre muere debido a las bajas temperaturas

Precisó que recibió llamadas vía WhatsApp de los números (0981) 939-962 у (0983) 407-375. El desconocido amenazó con acribillar su local en caso de no acceder al millonario pago.

Cardozo indicó que anteriormente cedió a la extorsión, pero que de igual manera su local fue atacado a tiros dos veces. La última vez ocurrió el pasado 16 de junio, ocasión en que los proyectiles impactaron en tres vehículos.

Al ser consultado sobre cuál sería el trasfondo, mencionó que no sabe el motivo de los amedrentamientos, pero indicó que teme que ataquen su vivienda y a su familia. El caso fue informado a la Fiscalía para los procedimientos de rigor.

Lea más: Hombre celoso atacó a tiros a la expareja de su novia


Operación Dulzura: abortan envío de mil kilos de cocaína a Europa

En el puerto Caacupemí fue descubierto un cargamento de cocaína de aproximadamente una tonelada, dentro de paquetes de azúcar. El destino inicial era Amberes, Bélgica, desde donde se redistribuiría a otras ciudades.

La Secretaría Nacional Antidrogas ejecutó el operativo Dulzura, mediante el cual constataron el uso de bolsas de azúcar para enviar cocaína a Europa, pero a gran escala, como sucedió durante el Gobierno anterior, cuando las cargas caían en puertos europeos.

La diferencia de esta ocasión es que la droga no pudo salir de Paraguay, debido a los controles de la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios y el Ministerio Público.

Es noticia: Borracho entró de contramano, murieron chofer de Bolt y su pasajero

En un conteo preliminar y, en base a las informaciones previas que ya manejaban los investigadores, son al menos mil kilos de cocaína que iban a ser enviados al puerto de Amberes, Bélgica, desde donde partirían a otros lugares.

El procedimiento continúa en curso y fueron convocados los fiscales Elva Cáceres y Guillermo Sanabria, quienes se encuentran ocupados en otro operativo en el aeropuerto Silvio Pettirossi, donde se detectó un cargamento de armas.

Lea también: Sincericidio liberal: “A Santi Peña lo perdimos por pelotudos”


Caso Ochsi: “Después de cuatro muertos, no tenía que pasar de vuelta”

El exdefensor del Pueblo Miguel Godoy, abogado de la familia de uno de los fallecidos por la anterior fuga de amoníaco en Ochsi, lamentó el nulo avance de la investigación fiscal por la muerte en la fábrica de embutidos, y cuestionó que de vuelta se haya registrado un supuesto incidente en la empresa.

En entrevista con la radio 650 AM, el abogado Miguel Godoy mencionó que hasta la fecha no hay un solo imputado por la muerte de cuatro trabajadores de la fábrica Ochsi. El 7 de febrero pasado se produjo la explosión de un cilindro de amoniaco que dejó una veintena de heridos y cuatro fallecidos: Gustavo Notario (25), Nelson Vera (41), Sergio González y Elías Salinas.

Este lunes nuevamente se reportó la aparente fuga de amoníaco en la fábrica ubicada en la ciudad de sn Lorenzo. “Dos personas entraron en Ingavi. Hubo de nuevo una fuga de amoniaco, me dicen que entraron vomitando sangre. Después de cuatro muertos, y de 30 personas internadas, se supone que es algo que no tiene que pasar más”, arremetió el letrado.

Sostuvo que lastimosamente el caso anterior se enfrió y la causa fiscal no avanzó. “No es fácil cuando le está enfrentando a gente que tiene demasiado dinero y andan en la clandestinidad otra vez”, refirió.

“Hasta la fecha vinieron los informes de Criminalística e INTN que te dicen de que fueron atropelladas las 24 normas de seguridad dentro del aspecto administrativo y laboral. Las tapas de balones de amoniaco estaban soldadas de manera cacera, estaban al sol, y que eran una bomba de tiempo. Pero hasta la fecha tenemos un fiscal que dice que faltan elementos y sigue chuleando. Un fiscal que se está por jubilar, que está contento por haber tenido esta causa”, denunció.

“Da rabia de que uno quiere hacer las cosas conforme a las reglas, le estamos ganando siete incidentes ya al representante de la fábrica de Ochsi, pero lastimosamente terminamos otra vez haciendo manifestaciones, cerrando la ruta y gritando en la calle porque el sistema no funciona, no vas a conseguir nada con el buen comportamiento. Uno no quiere manejar una conducta patotera, pero lo tenés que hacer porque no vas a conseguir nada, porque hasta ahora no hay imputación”, lamentó.

Por su parte, el asesor jurídico, Óscar Brítez, desmintió que se haya producido una fuga. Sostuvo que solamente se estaba realizando un mantenimiento y que, por precaución trasladaron a los empleados a un centro asistencial.

Nota relacionada: Ochsi: cuatro hospitalizados por supuesta fuga de amoníaco