Abdo asegura que no cederá al chantaje por medio de invasiones

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, advirtió que no cederá a los chantajes de líderes campesinos que impulsan invasión de tierras y apeló al diálogo como la vía para la resolución de conflictos en el campo.

Durante el acto de entrega de unos 500 títulos de propiedad para beneficiarios del Indert, el jefe del Ejecutivo instó al titular Horacio Torres a combatir la corrupción en el ente y sobretodo acabar con el lucro a costa de los sueños y las esperanzas de las familias campesinas.

En lo referente a la problemática del campesinado en general, Abdo señalo que ante el inicio del periodo de movilizaciones, él reconoce los reclamos y está abierto a escuchar los mismos, siempre y cuando se apele al dialogo.

“El dialogo es la herramienta, no la presión, ni la invasión, entiendo a quienes invaden tierras, pero el gobierno no va ceder al chantaje y quien invada y cree que ese es el camino para conseguir títulos se equivoca”, remarcó el mandatario.

La advertencia también fue dirigida hacia quienes se hacen llamar líderes campesinos, quienes persiguen sus propios intereses, y lucran con el sufrimiento de las familias que aguardan años por acceder a un pedazo de tierra.

De igual manera recordó a las autoridades que trabajan con el campesinado que están obligados a recorrer cada punto del territorio nacional, para recoger las inquietudes de este sector y plantear las soluciones adecuadas.

 

Manipularon licitación por US$ 12 millones, vice del sobrino de Vierci dice: 'No te puedo negar'

Desde el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Mitic), ente a cargo de Alejandro Peralta Vierci, confirmaron que direccionaron la licitación con especificaciones que solo favorecían a un oferente para la provisión de equipamientos para el suministro, instalación y ampliación de la red nacional de fibra óptica.

Miguel Martín, viceministro de Tecnología de Mitic, indicó a la 780 AM que el planteamiento fue unir infraestructura existente en varias instituciones del Estado mediante una mejor fibra óptica.

El funcionario señaló que la ANDE y Copaco tienen desplegado 5.000 km de fibra a nivel nacional, pero que muchas de estas conexiones estaban ociosas. Añadió que los gobiernos anteriores habían invertido en tecnología de la marca Huawei para la conectividad y que por la compatibilidad decidieron direccionar hacia esa marca.

“Esta marca tiene varios representantes en Paraguay. Se invitaron a cinco, de los cuales dos vinieron”, refirió. “Nosotros queríamos que sea compatible con la marca que ya está. No te puedo negar que la licitación se orientó. Queremos que sea Huawei por lo que queremos. Queremos que sea 100% efectivo”, reconoció.

Martín señaló que en algunos casos existe dependencia en el caso de algunas marcas. “Lo que pasa es que muchas veces no existe credibilidad hacia el Gobierno, pero estamos para justificar y responder lo que corresponda”, añadió.

Solo dos empresas se presentaron a “competir” en el llamado a licitación. Se trata de la empresa Celexx SA, representante exclusivo en Paraguay de la marca Huawei y SSD SRL, que a su vez es distribuidora de los productos representados por la primera. Esto no deja de ser un dato menor, teniendo en cuenta que el llamado a licitación pública (subasta a la baja electrónica-SBE) se llevó a cabo en un cuestionado proceso, con un pliego de bases y condiciones cuyas especificaciones técnicas estaban orientadas a favorecer a una empresa, puesto que se exigía la provisión de bienes específicamente de la marca Huawei, lo que atenta contra la libre competencia y, en definitiva, viola la Ley 2.051 de Contrataciones Públicas.

 

Policía registra 40 robos de celulares al día: negocio mueve cerca de US$ 1 millón al año

Desde el 2018 hasta la fecha se han sustraído cerca de 16.600 teléfonos celulares a nivel país, según datos proveídos por la Policía Nacional, arrojando un promedio de 40 robos por día. En la mayoría de los casos, los equipos son “flasheados” o desarmados para su posterior reventa.

El comisario Carlos Duré, del departamento contra Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional, en entrevista con Radio Monumental habló sobre el procedimiento realizado anoche en la Galería San Miguel del Mercado 4 que derivó en la incautación de alrededor de 100 bolsas repletas de teléfonos celulares.

Al respecto, manifestó que hace un tiempo empezaron a hacer un seguimiento a las denuncias de robos de teléfonos celulares a nivel país, analizándolas con las denuncias de bloqueos de equipos por parte de las telefonías.

Luego de consolidar toda esa información, las autoridades estuvieron abocadas a la tarea de identificar los lugares donde se comercializan en mayor número aquellos teléfonos que fueron robados, investigación que finalmente llevó hasta el Mercado 4.

Generalmente estos dispositivos son desarmados para posteriormente comercializarlos por partes, a veces también son flasheados/formateados para quedar nuevamente operativos o, en todo caso, se realiza un cambio de IMEI para desbloquearlos y confundir a las operadoras telefónicas, según mencionó Duré.

Del 2018 hasta la fecha existen cerca de 16.600 teléfonos denunciados como extraviados o hurtados, según datos de la Policía Nacional y que fueron confirmados por el jefe policial a la 1080 AM. Teniendo en cuenta estos datos, en promedio se registran 40 robos de celulares por día.

En cuanto a cifras de dinero, el Crio. Duré estimó que el negocio del robo y reventa de celulares genera casi un millón de dólares de forma anual, beneficiando a personas que trabajan al margen de la ley y tienen como único objetivo lucrar a costa de personas que son víctimas de la delincuencia.

El uniformado pidió “no satanizar” a lugares como la Galería San Miguel donde existe un movimiento comercial relacionado a la compra/venta de este tipo de dispositivos, atendiendo a que no es el único local dedicado al rubro y que no todos los equipos que se venden allí provienen del ilícito.

“Con estos procedimientos queremos tener la objetividad evidenciada para atacar a las conductas de las personas y hacerlas llegar a la justicia”, puntualizó el comisario Duré.

 

¿Víveres aparecen en casa de un político?: "Que hagan desaparecer lo mas rápido posible"

A través de las redes sociales se pudo comprobar una muestra más de la irresponsabilidad y desidia en el manejo de las donaciones que se reparten a personas de escasos recursos, con el solo propósito de comenzar a captar eventuales votantes de cara a las internas del próximo año.

Nuestro diario accedió a una serie de imágenes en las cuales se pueden ver decenas de bolsas de víveres guardadas en una vivienda particular en el departamento de Cordillera, la misma pertenece a un ciudadano de nombre Alcides Domínguez, según los datos recogidos por nuestro medio.

Llamó la atención la forma en que las bolsas fueron literalmente arrojadas al piso, sin tener en cuenta aspectos mínimos de higiene y cuidado, más aún tratándose de alimentos que se entregarán a personas que los necesitan.

Mientras gran parte de la población clama a las autoridades, por respuestas concretas a la falta de salud, educación, empleo y vivienda digna, estas se limitan a una respuesta de tinte asistencialista, que ignora el problema de fondo.

Esta práctica se vuelve frecuente en el interior sobretodo cuando se acerca el periodo electoral, con el fin de captar votantes. En 2020, la ANR elige al titular de la Junta de Gobierno y candidatos para las intendencias, lo que implica el inicio del proselitismo solapado a través de la entrega de víveres.

Diputado pidió eliminar las fotos

El diputado oficialista Roberto González Segovia, tomó conocimiento de que las imágenes ya tomaron estado público, por lo cual pidió que sean borradas de manera inmediata.

“No hagan disparates, ni se imaginan la derivación que puede tener sobretodo en las redes, que hagan desaparecer lo más rápido posible”, se lo escucha decir al parlamentario de Colorado Añeteté.

Hoy Digital contactó a su vez con el señor Alcides Dominguez, en cuyo domicilio se guardaron los víveres, el mismo intentó desmentir las imágenes alegando que no corresponden a su vivienda, sino a una dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Tras ser insistido sobre el origen de los víveres y las zonas donde debían ser entregados, el hombre cortó la llamada, tampoco respondió los mensajes sobre el punto.