Abdo destaca ingreso de Paraguay al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, celebró la elección de Paraguay como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El mandatario sostuvo que se trata de un "gran logro" para el país.

A través de sus redes sociales, Mario Abdo Abdo Benítez informó que Paraguay fue electo miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con 185 votos de 193 estados miembros.

“Un gran logro de nuestra diplomacia, para posicionar la defensa de los derechos humanos conforme a la visión marcada en nuestra Constitución”, valoró el presidente.

Paraguay fue electo miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para el período 2022-2024. Será la segunda membresía del país ante "tan relevante órgano del sistema universal de promoción y protección de los derechos humanos", informó la Cancillería Nacional.

"La presencia del Paraguay permitirá fortalecer el posicionamiento de su política exterior en derechos humanos", agregó un pronunciamiento de Cancillería.

Este jueves también se dio la vuelta de Estados Unidos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU tras una ausencia aprovechada por China para influir en ese órgano, al que también accedió Honduras y en el que Argentina renovó su mandato.

Además fueron elegidos Finlandia, Luxemburgo, Benin, Camerún, Gambia, Somalia, Emiratos Árabes Unidos, India, Kazajistán, Malasia, Catar, Lituania y Montenegro.

 

Cardiólogo del narco Aguayo reside en PJC, por eso el juez Valinotti lo remitió al penal fronterizo

Alegando una cuestión de salud y de humanidad el juez penal de Garantías Mirko Valinotti ordenó que el peligroso narcotraficante Faustino Ramón Aguayo, sea remitido a la cárcel de Pedro Juan Caballero, donde reside el cardiólogo del preso.

El juez Valinotti a sabiendas que Aguayo, era el narcotraficante más buscado del país y que estaba prófugo, cuando se presentó en mayo pasado a su despacho con sus abogados Hermelinda Benítez y María Rojas, no se le pasó por la mente avisar a la Policía Nacional, tampoco a la Senad de la presencia del prófugo.

Los abogados del narco señalaron que el mismo tenía un mal cardiaco crónico, que ya pasó por una cirugía de corazón, perdió la vista y que su médico tratante residía en la frontera, por lo que necesitaban que Aguayo sea llevado a Pedro Juan.

El magistrado hizo primar ante todo la salud del procesado y no la seguridad, eso se desprende de lo que señaló el mismo juez quien dijo que le dio trámite al pedido de la defensa ya que el médico de Aguayo vivía en Pedro Juan Caballero y para que tenga una atención personalizada de su doctor de confianza lo envió al norte, siempre en absoluta reserva.

Toda esta maniobra se hizo a espalda de la Policía y la Senad, nunca se les dio participación alguna y solo cuando se materializó el “favor judicial” se supo de la medida.

Ahora tras un allanamiento en el predio de Pedro Juan se supo que lejos de estar al borde de la muerte Faustino Ramón Aguayo, llevaba una vida de reyes tras las rejas. No se habla de lujos y confort, sino que convive con mujeres y hasta niños al parecer iban al presidio ya que se encontró un auto eléctrico en la celda.

 

Cae parte de un edificio céntrico y daña a un automóvil estacionado

El revoque y un aire acondicionado en desuso de un antiguo edificio céntrico cayó este miércoles sobre un automóvil que se encontraba estacionado en la vía pública.

Los escombros y el aire acondicionado en desuso pertenecen al edificio Ñasaindy que se encuentra ubicado sobre las calles 14 de Mayo y Oliva, en pleno microcentro asunceno.

Según informaciones, el edificio se encuentra en estado de abandono desde hace buen tiempo.

La caída de parte de la estructura afectó a un vehículo que se encontraba estacionado en la vía pública. El rodado sufrió daños en todo el techo y parabrisas, según pudo observarse a través de imágenes.

Hasta el lugar llegaron efectivos de la Comisaría 3ra. de Asunción para labrar acta acerca de lo ocurrido.

 

Documental paraguayo sobre ollas populares, seleccionado por National Geographic

Un documental realizado por dos fotógrafos paraguayos que muestra parte de la experiencia de las ollas populares organizadas durante la pandemia de COVID-19 logró ser seleccionado por la National Geographic Society.

“Tetã Japepo” se denomina el proyecto fotográfico sobre las Ollas Populares Solidarias de Paraguay que llegó a ser seleccionado por la National Geographic Society.

El trabajo fue elaborado en conjunto por Baro Brizuela y Juana Barreto, dos fotógrafos paraguayos que, a través de las imágenes que lograron captar, reflejaron la realidad detrás de las ollas populares.

Brizuela comentó a Radio Uno que esta recopilación es fruto del seguimiento que hicieron al trabajo de la Articulación Bañadense de Ollas Populares, conformado por varias mujeres quienes durante la etapa más dura de la pandemia organizaron distintas iniciativas para dar de comer a cientos de familias.

La idea fue dejar un registro sobre esta noble labor y exhibir la realidad que vivían estas personas, además de generar un debate sobre la situación que se vivió, mencionó.

El trabajo fue presentado en noviembre del año pasado a la National Geographic que había realizado una convocatoria a nivel mundial dirigida a periodistas, fotógrafos y audiovisualistas, con el fin de conocer cómo enfrentaron la pandemia en sus respectivos países. Ya en diciembre, recibieron la noticia de que el documental había sido seleccionado de manera oficial, siendo motivo de alegría para ambos autores.

“Es una historia que merecía ser contada y que se conozca no solo acá en Paraguay sino en todo el mundo”, expresó Brizuela.

El documental y las fotografías compiladas como parte de este proyecto pueden visualizarse en la página tetajapepo.com.