Abdo promulga Ley de domésticas y ahora pasarán a cobrar 100% del salario mínimo

El Poder Ejecutivo oficializó la promulgación de la Ley de Trabajo Doméstico, con respecto al salario mínimo para las personas que se desempeñan en el sector.

La presidencia de la República dio a conocer el documento firmado por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, por el cual promulga la ley que reglamenta el pago del salario mínimo para el trabajo doméstico.

Con esta medida, todas aquellas personas que estén incorporadas bajo este régimen de trabajo (empleadas domésticas, mucamas, amas de llave, niñeras, choferes del servicio familiar, cocineras, jardineros, etc.) pasarán a percibir el 100% del salario mínimo, es decir, la suma de G.2.192.839.

La Ley establece que “se podrá convenir la remuneración por hora, por día, por semana o por mes”, lo cual permite a las empleadas domésticas acordar con el empleador el sistema de trabajo que más les convenga.

De esta manera, una persona podrá trabajar, por ejemplo, durante 6 horas todos los días o, en su defecto, elegir qué días de la semana tendrá la posibilidad de acudir y durante cuántas horas cada día.

En caso de darse esta situación, el empleador está obligado a pagar a la persona que contrate el monto que corresponda de acuerdo al sistema de trabajo acordado, siempre teniendo en cuenta el jornal diario de G. 84.340 o el monto por hora de G. 10.543.

 

Autopartistas hablan de un inminente cese de actividades y cierre de fábricas

La Asociación de Industrias Autopartistas del Paraguay (AIAP) expresó su preocupación por la medida tomada por el gobierno del Brasil de gravar a los productos elaborados en el sector con Arancel Externo del 16% y no como producto intrazona Mercosur (sin aranceles) por no existir un acuerdo automotor.

Desde la Industria Autopartistas sostienen que esta medida había sido anunciada en reiteradas ocasiones por distintos representantes diplomáticos brasileños desde el año 2017 habida cuenta que el Paraguay no ha suscrito un acuerdo de autopartes.

“Cabe destacar que la decisión tomada por el gobierno brasileño es una medida que supera ampliamente las cuestiones jurídicas y técnicas, convirtiéndose primordialmente en una decisión política”, reclaman. En ese sentido, solicitan que la participación del presidente de la República, Mario Abdo Benítez con su par brasileño Jair Bolsonaro, es vital para mantener la situación anterior.

En el comunicado explican que la industria maquiladora de autopartes hoy en día genera más de 10.000 puestos de trabajo y sigue en crecimiento, la mayor parte de estos puestos (70%) son ocupados por mujeres con un promedio de edad de 23 años, generando más de 300.000.000 de dólares de ingresos de divisas anualmente para el país.

“Al no existir un acuerdo inmediato, significa un inminente cese de las actividades de todas las fábricas autopartistas con la consecuente pérdida de los puestos de trabajo y un impacto negativo e irreparable de la imagen país del Paraguay para las inversiones presentes y futuras, ya que la realidad al día de hoy de nuestras empresas se refleja en esta triste imagen: en estos momentos existe un innumerable número de camiones parados del lado brasileño esperando a pagar un impuesto nunca exigido en ocho años que ponen en riesgo la continuidad de los acuerdos comerciales entre las empresas autopartistas paraguayas y los clientes brasileños”, advierte el pronunciamiento.

Por último, desde la industria se ponen a disposición de las autoridades para acompañar las diligencias necesarias para destrabar esta situación y poder finalmente suscribir un acuerdo de automotores con el Brasil y los demás países del Mercosur, a fin de que signifique una garantía de desarrollo para la industria nacional y que a su vez implique ventajas competitivas sustanciales para el mercado brasileño, lo cual es perfectamente armonizable.

 

Negocio de US$ 300 millones en jaque porque 'irmãos brasileiros' aumentarán arancel

Autoridades nacionales anunciaron este martes la propuesta de un acuerdo con Brasil sobre el sector automotriz, después de que la Receita Federal (Fisco) de Brasil impusiera un arancel extra Mercosur a las autopartes fabricadas en Paraguay bajo el régimen de maquila.


Fuente: EFE

A pesar de que Paraguay y Brasil comparten desde 1991 el Acuerdo del Mercosur, el sector automotriz y el azucarero quedaron fuera de ese régimen comercial, de ahí que Brasil pueda ahora aplicar este arancel.

La medida brasileña puso en alerta al Gobierno y a los empresarios nacionales, ya que la producción de autopartes mueve un volumen de 300 millones de dólares en exportaciones a Brasil, según datos de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (Cemap).

La situación obligó a que este martes se reunieran en la Cancillería el titular de esta cartera, Luis Alberto Castiglioni, junto con la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer; el ministro de Hacienda, Benigno López, y la presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (Cemap), Carina Daher, para tomar medidas al respecto.

Cramer informó tras la reunión de que el Gobierno había decidido tomar “acciones inmediatas y a mediano plazo”, entre las que se incluye ese “borrador de acuerdo sobre el sector automotriz”.

El documento ya fue entregado durante este día al encargado de negocios de la embajada del Brasil en Asunción y, también, se envió por valija diplomática al país vecino, para que el embajador paraguayo, Hugo Saguier, lo entregara en Itamaraty, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Castiglioni insistió durante la rueda de prensa en que las negociaciones sobre los rubros automotriz y azucarero están “esperando desde hace mucho tiempo”, en alusión a esa exclusión del Acuerdo del Mercosur, hace casi 30 años.

El canciller agregó que la reunión de Saguier con las autoridades brasileñas se engloba ya “dentro del nuevo inicio de negociaciones para tener el acuerdo final automotriz”.

 

Trasladan a presa de peso de cárcel de Ciudad del Este y desatan conato de motín

Este martes se registró un motín en la Penitenciaria Regional de Mujeres de Ciudad del Este. El motivo habría sido el traslado de una reclusa a Asunción.

El hecho se produjo después del mediodía en la cárcel de mujeres, Juana María de Lara, de Ciudad del Este, según informó la corresponsal del Grupo Nación, Adalid Monzón.

Las reclusas se amotinaron en uno de los pabellones de la penitenciaria, donde quemaron varios colchones y realizaron medidas de protesta en vista a que una de las internas fue trasladada hasta el Penal del Buen Pastor en Asunción.

De acuerdo a lo informado por Monzón, las reclusas finalmente llegaron a un acuerdo con la directora de la cárcel logrando que vuelva la tranquilidad al lugar.

En el lugar están recluidas unas 95 mujeres, de las cuales no hubo ninguna herida tras lo sucedido esta tarde.