Abren la 'canilla' de pedidos de aumento y el fisco irá a pique: sueldos se congelan, anuncian

El ministro de Hacienda, Benigno López, ve poco factible cumplir con todos los pedidos de aumentos salariales ya que eso implicaría reducir las inversiones. Sostuvo que la gente debería entender el contexto económico actual y esperar a una mejor condición para hacer los reclamos.

El titular del Ministerio de Hacienda, Benigno López, se reunió este lunes con representantes del sector empresarial a los que presentó el proyecto de Presupuesto General de Gastos para el 2020.

Al respecto, dijo que “tuvimos una buena acogida en cuanto a las explicaciones que dimos con respecto a los delineamientos del Presupuesto”.

Resaltó que el compromiso del Ministerio de Hacienda es el de tener siempre en mente el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal y además se está trabajando en una política de depuración del sector público.

Sostuvo además que lo mejor que se puede hacer es no parar las inversiones, ya que eso sería un error.

Sobre el pedido de reajustes salariales por parte varios entes como la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y el Poder Judicial, López señaló que “si empezamos a dar salario a uno, el resto va a pedir lo mismo. Para darle a alguien, voy a tener que sacar algo de lo que ya se asignó en el Presupuesto”.

Agregó que mucha gente debe entender que no es el mejor de los años en materia económica y debe esperar para hacer sus reclamos cuando la situación sea más favorable

Finalizó augurando por obtener el mayor consenso posible para que el presupuesto sea respetado en los órganos legislativos a la hora de su tratamiento.


 

Exfuncionarios se encadenan frente a municipio de Lambaré y denuncian despidos injustificados

Un grupo de exfuncionarios se manifiesta desde tempranas horas frente a la sede de la Municipalidad de Lambaré, en reclamo a un supuesto despido injustificado del que fueron víctimas. Igualmente, exigen el cumplimiento con el pago de salarios y bonificaciones pendientes.

Manifestantes se congregaron este lunes frente a la sede del municipio lambareño para protestar por varios despidos que, según afirman, se produjeron de manera injustificada.

De acuerdo a la denuncia, un total de 11 personas fueron desvinculadas sin motivo alguno, 9 de los cuales decidieron encadenarse como medida de fuerza para exigir su reposición en el cargo.

Sonia Barrios, sindicalista de la Municipalidad de Lambaré, en entrevista con el canal GEN comentó que desde hace tiempo vienen sufriendo una persecución sindical por parte de la actual administración del intendente Armando Gómez (PLRA).

Los trabajadores no estarían cobrando sus haberes desde hace dos meses. Asimismo, también existiría un retraso en el pago de algunas bonificaciones adicionales como pago del seguro médico, plus por grado académico y por antigüedad.

“Desde que esta administración asumió el cobro de salarios es a través de una lista que tiene que pasar por manos del intendente, él es el que decide quién cobra y quién no”, criticó Barrios.

La medida de fuerza será por tiempo indefinido, anunció la dirigente, quien a su vez confirmó que están convocando a todos sus demás compañeros para una asamblea general y posteriormente para realizar una huelga.

 

Ley contra criminales del fútbol: 1 a 6 años de cárcel por portar armas, multas y otras penas

El legislador Hugo Ramírez pedirá tratar sobre tablas el proyecto que estipula sanciones más duras para los barrabravas por participar de riñas, portar armas o generar cualquier desorden mínimo. El planteamiento ya fue presentado meses atrás pero quedó en la nada.

El diputado Hugo Ramírez había presentado en julio pasado el proyecto que busca establecer un régimen penal y contravencional para la prevención y represión de la violencia en espectáculos deportivos, pero más conocido como “ley antibarrasbravas”.

El artículo tercero establece que las penas mínimas y máximas se incrementarán a un tercio de lo establecido en el Código Penal, cuando se cometieran con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo.

Se estipula una pena de uno a seis años de cárcel para quien portare armas de fuego o artefactos explosivos en este tipo de eventos.

También propone una pena de seis meses a tres años para los dirigentes deportivos que “consintieren” que dentro de los estadios se porten armas o explosivos. Además, la pena alcanzará al club donde se juegue el partido.

En cuanto a la prohibición de concurrencia, la medida se cumplirá después de la pena de arresto y consistirá en asistir a la comisaría estipulada, durante el horario en que se desarrollen los partidos o fechas que dure el castigo.

ACCESOS Y BOLETERÍAS

El proyecto también se refiere a los encargados de los accesos y prevé una pena carcelaria de cinco a 15 días a los controladores que no entreguen el boleto legítimo de acceso o que avalen el ingreso sin la exhibición de este elemento.

En cuanto a los concurrentes, quien perturbare el orden de las filas para entrada o salida, o quien no respetare el vallado perimetral, tendrá prohibición de asistir a los estadios por 10 fechas, no sin ante cumplir cinco a 15 días de arresto.

Si algún simpatizante ingresara al campo de juego, a los vestuarios o a alguna zona inhabilitada al público, será sancionado con 10 fechas de prohibición de concurrencia más cinco a 15 días de arresto.

DIRECTIVOS Y ESTADIOS

Cuando cualquiera de los delitos de este proyecto fueran cometidos por algún directivo del club, en ejercicio de sus funciones, se contemplará una multa de 40 a 300 jornales mínimos diarios.

Se podrá disponer la clausura temporaria o definitiva de los estadios cuando no ofrezcan seguridad para la vida o integridad física del público, sea por falencias en las instalaciones o por fallas de organización para el control.

RIÑAS

Quien de cualquier modo participare de una riña, (respondiendo o iniciándola) tendrá 15 a 30 días de arresto y una prohibición de asistir a las canchas por 20 fechas. Quien incumpla con la prohibición de concurrir a los espectáculos recibirá otros 15 a 30 días de arresto.

VENDEDORES

Los vendedores ambulantes que comercialicen bebidas o alimentos en botellas u otros recipientes que pudieran ser utilizados como elementos de agresión serán obligados a pagar una multa de 20 a 70 jornales diarios mínimos.

ADIÓS PIROTECNIA

Quienes llevaron consigo bombas o artificios pirotécnicos serán sancionados con 20 fechas de prohibición de concurrencia, además de 10 a 20 días de arresto.

 

Uso de celulares en aulas, ¿debe prohibirse? experto asegura que no

El uso de la tecnología a través del aparato celular debe ser aprovechado para que los niños y adolescentes accedan a contenidos de calidad para aprender. Lo nocivo del dispositivo guarda relación con la educación que se recibe desde la familia y muestra la falta de un desarrollo integral de la persona. Prohibirlo por ley es volver al siglo XVIII, afirmó el psicólogo y pedagogo Luis Ramírez.

La intención de prohibir por ley el uso de celulares en las escuelas y colegios sigue en estudio en ambas cámaras del Congreso e implica directamente que los dispositivos no tengan participación durante el desarrollo de clases, parte del proyecto de ley indica que las instituciones educativas tengan un área, lugar o espacio específico, en donde se pueda depositar los celulares de los alumnos mientras se desarrollan las clases.

A criterio del psicólogo y pedagogo Luis Ramírez, esta situación no hace más que dar pasos hacia atrás. “Estamos yendo para atrás y como no sabemos qué hacer, cómo incluirlo entonces prohibimos. Los chicos necesitan del celular, esto ya lo veíamos hace unos daños, es un elemento tecnológico de mayor poder y de mayor ayuda. No hay peor ley que aquella que no se puede cumplir, se va a legislar sobre algo para lo que no hay capacidad de restringir o prohibir o en un momento dado de fiscalizar esa prohibición”, afirmó.

Ramírez reflexionó sobre la necesidad de entender la época en que se vive y hacia dónde va el mundo y en el caso del celular que este forme parte del proceso de aprendizaje del niño con la fuerza y potencialidad que tiene.

“Esto incluso traerá adelantos enormes para las escuelas que no tienen posibilidad de comprar computadoras o la última tecnología, simplemente siguiendo el plan que se tiene de dotarle a las escuelas de conexión, los chicos con el celular podrán suplir eso y estar a un nivel tecnológico muy importante”, indicó.

La aplicación de la normativa consideró será un contrasentido porque va contracorriente al desarrollo del mundo y hasta sería una noticia que sorprendería a muchos países sobre todo tomando en cuenta que Paraguay es un país que no tiene recursos para invertir en educación, al nivel que esta necesitará en los próximos 10 años para poder estar a tono. Sin embargo, cuenta con elementos sencillos y baratos, como el celular que estaría quedando fuera con la ley.

Cuando el dispositivo es visto desde una situación de conflicto o nocividad es porque es utilizado sin ética, para cuestiones no productivas ni que guardan relación con el aprendizaje.

“Eso ya se vivió en unos colegios cuando el celular no es solo el teléfono sino que tiene que ver con todo lo que es la potencialidad que te da desprovisto de un uso ética y humano y ahí sí se convierte en una dificultad enorme para las escuelas”, señaló.

Aclaró que el problema no es el celular sino la falta de instrucción ética, de una vida de valores, de una convivencia ética y entonces es cuando se pone al celular como el responsable y no a los adultos.

“Este tema no tiene que ver con el celular, tiene que ver con el modo de educar, el modelo de educación que se propone a los jóvenes y es un modelo que no incluye el desarrollo de los valores, ni el desarrollo integral de las personas, ni incluye las emociones de los niños entonces, lógicamente cuando nuestra educación es netamente instrumental para enseñar Matemáticas o Lenguas en forma rudimentaria, porque ni siquiera comprenden lo que leen, es normal que el estilo y el modelo de funcionar sea prohibir”, apuntó.

Lo importante es trabajar el desarrollo humano, es la clave para entender la tecnología y hoy forma parte de la vida y lo que se debe hacer es insistir en la formación de la persona y su desarrollo integral. La clave es cómo agregarle lo humano al a tecnología y sacarle el provecho para el aprendizaje y el desafío del os próximos años y siglos, según Ramírez, es contar con una educación centrada en el ser humano

“Tecnología siempre hubo, el salto del caballo al auto fue tecnología, el salto a la televisión fue otra tecnología, las tecnologías no son el problema solo hay algunas que deshumanizan más y tiempos más deshumanos que otros y cada vez habrá más porque el humano tiende a ser reemplazado por las máquinas, y qué es aquello que no se puede reemplazar? Lo humano que tiene que ver con las emociones, relaciones, con las conversaciones, la capacidad de empatizar de ponerme en el lugar del otro y el sentimiento del otro y eso se educa con la convivencia, en convivir con otros”, explicó.

Lo nocivo y negativo del celular

Lo que puede considerarse negativo del uso de la tecnología a través del celular sería el hecho de convivir con las máquinas. “Ahí sí el uso de la máquina para convivir con otro es cuando estoy deshumanizando a la persona, entonces el potencial de la tecnología que es extraordinario lo podemos perder, se tiene que hacer como eje central del modelo educativo nacional, el desarrollo humano, integral, de sus aspectos, de su capacidad de pensar y de reflexionar y estos son dos componentes importantes como sociedad”, agregó.

El uso del celular como distractor para mantener ocupado y calmado al niño sí puede ser visto como un uso dañino. “Eso es entrenarle para vivir en ese mundo porque cuando el niño es muy pequeño y nadie le hace caso para él significa que el otro humano no está y es cuando no aprende la humanidad sino a estar con la tecnología, con el celular y cuando es adolescente queremos que se incorpore al mundo siendo que lleva 12 años inmerso dentro de un teléfono. Cómo le voy a sacar?”, cuestionó.

La prohibición del uso por el daño que puede producir por ejemplo, antes de los 2 años comprobado por varios estudios sin embargo, es el momento en que se le da en la casa.

“Entendemos que es difícil, que está la televisión y demás pero en el fondo lo que nos está diciendo es tenemos que estar con los niños, cuando son más pequeños, lo humano es irremplazable, si reemplazamos lo humanos estamos condenando al os niños a algo que después por ley le queremos sacar, no tiene sentido, es un funcionamiento muy desarmónico de la sociedad”, afirmó.

Insistió en que no tiene sentido reglar por ley lo que en la convivencia no da siendo que los niños están educados de esa manera.

“El niño desde que nace tiene el celular, la mamá o el papá le dan para que coma, para que duerma para que no moleste, para que esté calmado o tranquilo o incluso para poder hacer alguna tarea, lo entrenan desde que nace para usar el celular y llegará el momento en que se lo vamos a sacar y eso se debe resolver de otra manera”, indicó.

Las políticas educativas deben estar acordes al desarrollo y la escuela es solo un espacio de educación porque la familia es la primera educadora y mientras no se vuelve a los componentes importantes como los valores y la convivencia se busca reglamentar la vida del niño. “No creo que tenga éxito. Llegará un momento en que será imposible no usar el celular, el mundo transita hacia allí”, afirmó.

Destacó el valor de aprendizaje que puede tener el celular en aula porque es a la vez biblioteca y laboratorio con el que el chico puede aprender Física o Química con una calidad muy superior a la que se le puede ofrecer en las escuelas que no tienen recursos para montar bibliotecas ni laboratorios con tecnología.

“¿Entonces, por qué no lo usarían? El niño hasta puede ver la foto del cerebro en 3D, trabajar sobre ello y es abrirle la posibilidad de acceder a un mundo con muchas opciones de aprendizaje”.

Abogó por una formación dinámica para docentes, situación que tampoco está en marcha para debatir en qué sociedad se pretende educar a los niños. “Hablamos de reformas educativas para reformar currículos pero no hablamos de cómo vivimos en la sociedad para responder y desde la educación transformar nuestras convivencias, por eso las reformas no tienen sentido, se hacen en el aire, lejos de la vivencia de la gente, se elabora en un mundo ideal, abstracto que luego en la vida real no existe”, señaló.

La Cámara de Senadores ratificó su sanción inicial de aprobar el Proyecto de Ley “Que regula el uso de dispositivos móviles en instituciones educativas públicas, privadas y privadas subvencionadas en los niveles de la educación inicial, educación escolar básica y educación media”, que fue presentado por los senadores Patrick Kemper, Abel González, Stephan Rasmussen, Desirée Masi y el entonces senador Víctor Bogado y fue aprobado el 20 de diciembre de 2018 mientras que el 22 de mayor de 2019 fue rechazado por Diputados.

El senador Sergio Godoy, de la Comisión de Legislación, mencionó en su intervención que el mismo Ministerio de Educación y Ciencia, en su informe señala que “apoya y celebra este proyecto de Ley, dado el objeto mismo”. El documento volvió a la Diputados para su consideración.