Abril, el mes más duro para los médicos: hubo veinte fallecimientos

Rossana González es la representante del Sindicato Nacional de Médicos. Esta confirmó que sólo en el mes pasado, una veintena de profesionales perdieron la vida en combate a la covid-19.

“Fue el mes más trágico para el gremio de doctores. Perdimos a mucha gente y en nuestro ámbito perdimos a veinte”, comentó González a Radio La Unión.

Afirmó que las víctimas en este caso no pudieron acceder a las vacunas para la covid-19. “Ni siquiera la primera dosis recibieron”, lamentó.

Asimismo dijo que con la muerte de estos médicos en el mes de abril, la cifra de pérdidas se eleva a 54 en consultorios y salas de terapia intensiva.

“El panorama sigue igual como antes. No se ha solucionado absolutamente nada. Nos siguen faltando remedios, profesionales en los hospitales y mejor equipamiento”, indicó.

A la muerte de sus colegas, Rossana González recordó que también perdieron la vida sesenta enfermeros, razón por la que este viernes harán una movilización en la capital.

Será a las 10:00 horas frente al Cementerio de la Recoleta, desde donde marcharán hasta el Mburuvicha Róga para exigir mejores condiciones de trabajo.

Abdo defiende el polémico proyecto de emergencia sanitaria

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se pronunció este jueves sobre el proyecto de ley de emergencia sanitaria, remitido hace unas semanas al Congreso y que algunos sectores tacharon de dictatorial, para defenderlo como una propuesta "participativa".

“Yo no entiendo cómo se puede interpretar de autoritario un proyecto de ley en el que lo que estoy haciendo es dar participación al Congreso para construir una herramienta consensuada, juntos, y que también participe la sociedad civil”, expresó el mandatario, durante un acto en el departamento de Misiones.

El Ejecutivo remitió al Legislativo un proyecto de ley con nuevas figuras penales y penas de cárcel e inhabilitación para los que hicieran uso indebido de sus funciones en la Administración para tener acceso a las vacunas contra el COVID-19.

También contemplaba medidas de control y multas por incumplimiento de los protocolos sanitarios mientras dure la emergencia ante la pandemia.

Al respecto, varios partidos de la oposición publicaron el lunes pasado un manifiesto en contra de ese proyecto de ley, conocido popularmente como “ley garrote”, y señalaron que cercenaba “derechos consagrados constitucionalmente”.

Ante las críticas, Abdo Benítez trató este jueves de presentar su proyecto de ley ante la sociedad como una muestra de “pluralidad”.

En su defensa, el mandatario también quiso evidenciar una renuncia a la “discrecionalidad” con la que había dictado decretos hasta el momento para pasar a un proceso contributivo.

“Estoy dejando la discrecionalidad para llevar el debate al seno por excelencia de la construcción de herramientas legislativas que tiene nuestro sistema de República, que se debata en el Congreso”, agregó.

Con tono irónico, el presidente manifestó que a lo mejor el equivocado era él y su Gobierno, al no saber “hacerse entender”.

Abdo Benítez recordó que el Congreso puede cambiar “todo lo que así considere” en el proyecto de ley y que también está en manos del Legislativo “aceptar, rechazar y modificar”.

“La otra opción es mantenerme yo solo siguiendo dictando decretos para tomar decisiones, bajo la atribución del código sanitario que me ampara”, advirtió el mandatario.

Destacan el plan de reinserción social de personas privadas de libertad

Medios de prensa internacionales se hicieron eco del trabajo sostenido que viene realizando el Ministerio de Justicia en conjunto con empresas privadas para devolver a mujeres a la sociedad tras cumplir penas carcelarias.

Los cables internacionales se hicieron eco de Erika, una mujer que aún en cumplimiento de una condena ahora alterna su tiempo con actividades en una pastelería.

La citada mujer cumple con una función gastronómica en una franja horaria que va desde la mañana hasta la tarde, cuando debe regresar a su lugar de reclusión.

El Ministerio de Justicia viene desarrollando varios planes de reinserción, de manera a otorgar a quienes hayan cometido algún delito una segunda oportunidad para rectificar rumbos.

Dicho plan, que desarrolla la Dirección de Bienestar y Reinserción Social y que tiene a Vanesa Napout como directora se lleva a cabo en todos los establecimientos penitenciarios del país.

Sin embargo, es en el Buen Pastor donde se observa un mayor avance, con el funcionamiento de un taller donde fabrican productos de diverso rubro para luego venderlos y echar a andar el emprendedurismo.

Educación sexual integral es fundamental desde la primera infancia

El Dr. Julio Torales, jefe de la cátedra de Psiquiatría del Hospital de Clínicas, explicó que la educación sexual integral es fundamental desde la primera infancia, ya que de esa manera los niños podrán a identificar lo que no está bien y lo que no está bien.

El abuso sexual incestuoso representa la máxima expresión de un orden patriarcal basado en el dominio masculino adulto.

Sobre ese punto, el especialista explicó que las teorías psicológicas hablan mucho del por qué un padre podría abusar de un hijo o hija, y generalmente este hecho está basado en una manera de demostrar poder, una forma de abuso que las culturas patriarcales han puesto a los varones por mucho tiempo.

“El incesto se ve mayormente en culturas que han promovido el machismo. Trata generalmente del abuso de un varón, es una forma de opresión de poder que la cultura patriarcal y machista ha instaurado”, expresó Torales.

Por consiguiente, el profesional recomendó en primer lugar romper con el tabú de no querer contar en caso que se presente una situación así, por temor a destruir el núcleo familiar, en teoría.

“La gente tiene miedo por la vergüenza asociada, por eso se debe consultar, seguir educando a los niños que nadie debe tocarles ciertas parte del cuerpo, ni siquiera el papá, la mamá o algún familiar”, apuntó.

ENSEÑAR LO QUE NO ESTÁ BIEN

Es importante enseñarles a los niños la educación sexual integral desde la primera infancia. Esto es necesario para que puedan darse cuenta que eso no está bien, que no es normal y que puedan denunciar.

También, que el sistema de protección de víctimas y sobrevivientes sea amigable para que la víctima pueda ir con confianza a recibir asistencia y se pueda sancionar a las personas que han cometido el delito.

Finalmente, el psiquiatra señaló que es fundamental tratar las secuelas y que muchas veces tienen de por vida las víctimas o sobrevivientes de abuso.

Tanto la Cátedra y Servicio de Psiquiatría como el Departamento de Psicología del Hospital de Clínicas, disponen de espacios para ayuda profesional, a través de la línea de urgencias (0962) 440-004.