Aduanas interviene Delegación en Montevideo tras denuncia por acoso

Tras la denuncia de acoso sexual contra el delegado en Montevideo, la Dirección Nacional de Aduanas dispuso la intervención de dicha dependencia. A consecuencia de lo ocurrido, la institución analiza la posibilidad de reemplazar al factor humano por plataformas tecnológicas.

La medida tomada por la Dirección Nacional de Aduanas, se da luego de la denuncia presentada contra Melanio Paredes, delegado aduanero en Montevideo, por acoso laboral y sexual.

Al respecto, la Dirección de Aduanas dispuso la intervención de dicha Delegación y nombrar como interventor al jefe de del Departamento de Asuntos Internos, quien ejercerá funciones a partir del lunes 14 de octubre.

Además, quedarán suspendidas todas las operaciones que se estaban llevando a cabo en dicha Delegación, hasta tanto culmine el proceso investigativo.

La medida también afecta a todos los funcionarios que estaban designados a prestar servicio en la mencionada delegación, quienes quedarán a disposición del Departamento de Talento Humano.

Por otra parte, Aduanas evalúa una reforma y modernización, consistente en la introducción de tecnología informática en el control e intervención de los documentos.

Esto implica la posibilidad de reemplazar el factor humano por el tecnológico.

 

Roban puerta de 300 años considerada como patrimonio cultural y solicitan emitir alerta a Interpol

Una antigua puerta de madera tallada, considerada como patrimonio cultural nacional, fue robada esta madrugada en la ciudad de Santa Rosa, Misiones. La Secretaría Nacional de Cultura (SNC) ya solicitó a la Interpol emitir una alerta internacional a raíz del hecho.

En la madrugada de este jueves se produjo un hurto en el lugar conocido como “La Casa de Indios”, situado en la acera jesuítica de la localidad de Santa Rosa de Lima, departamento de Misiones.

El objeto sustraído consiste en una antigua puerta de madera tallada que era considerada como un patrimonio cultural jesuítico de la ciudad, además de “Patrimonio Cultural Nacional” por el gran valor histórico que representa.

Tras tomar conocimiento del hecho, los concejales Ruth Almada y Robert Ayala se encargaron de radicar la denuncia ante la comisaría local, así como ante la Fiscalía y el Departamento de Investigación de Delitos de la Policía Nacional.

Posteriormente, se informó de la situación a la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), institución rectora de todo lo concerniente a la cultura a nivel nacional, a fin de que se encargue de impulsar las acciones pertinentes para evitar que la pieza salga del país y llegue a ser comercializada en el mercado negro.

La primera medida tomada por la entidad fue la de solicitar a Interpol Paraguay que se encargue de emitir una alerta internacional por el hurto de un Patrimonio Cultural Nacional. En este caso, la nota fue remitida por la Dirección de Asesoría Jurídica de la SNC al comisario Gral. Wilberto Sánchez Dávalos.

La concejal Almada lamentó el robo de la pieza jesuítica y sostuvo que se trata de un patrimonio de incalculable valor no solo para la comunidad de Santa Rosa sino para la humanidad en sí. Según presume, detrás de todo esto hay personas que tienen amplio conocimiento del valor histórico y patrimonial que posee la puerta que ya cuenta con 300 años de antigüedad.

La Secretaría Nacional de Cultura recuerda que el robo de un bien de valor patrimonial constituye un delito penado por la Ley Nº 5621/16, que señala en su Art. 41 - Inciso b que “aquel que robare o hurtare bienes del Patrimonio Cultural Nacional será castigado con pena privativa de libertad de 1 a 5 años”.

Se solicita a la ciudadanía que, en caso de tener datos que ayuden a recuperar esta puerta de madera tallada, pueda comunicarse a los teléfonos (021) 226 257 - (021) 442 515.

 

Refugio automático a Arrom, Martí y Colmán: gobierno charrúa se lava las manos

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado para aclarar el procedimiento seguido en el caso de la solicitud de extradición por parte del Paraguay de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán.

En el documento emitido por la Cancillería Uruguaya, hacen mención al artículo 41 de la Ley 18.076, sobre derecho al refugio y a los refugiados, que establece lo siguiente: “El reconocimiento definitivo de la condición de refugiado configura la denegatoria automática del pedido de extradición o entrega de la persona requerida”.

Además, explican que cuando los pedidos de extradición recaigan sobre solicitantes de refugio, será el Juez de la causa quien en forma excepcional, previo informe de la Comisión de Refugiados, adoptará resolución sobre la solicitud de refugio, antes de resolver sobre la extradición.

En consecuencia, manifiestan que en el caso Arrom. Martí y Colmán, fue aplicado lo dispuesto en el artículo de la Ley mencionada, por lo cual la decisión sobre el refugio fue competencia del Poder Judicial, que a través de la jueza competente, resolvió finalmente conceder el refugio a los tres solicitantes paraguayos.

El 27 de septiembre, la jueza uruguaya Blanca Rieiro falló a favor de darles el estatus de refugiados políticos a los prófugos de la justicia paraguaya.

A ese respecto, la Cancillería llamó la atención a Uruguay por no haber tenido en cuenta el fallo de la CorteIDH, si bien la jueza alegó que sí lo tuvo presente y dijo tener “pruebas confidenciales” sobre las presuntas torturas.

El sistema uruguayo prohíbe informar del proceso de tramitación, por lo que el Gobierno Paraguayo no tuvo constancia de ello hasta la noche del martes, cuando conoció, además, que los tres prófugos viajaban hacia Finlandia, escala previa en España.

Colmán voló con documentación finlandesa, mientras que Martí y Arrom poseían una acreditación de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

 

Erradicar el maltrato infantil y desnaturalizar el "pegar para educar", el gran desafío que asume Paraguay

La erradicación de la violencia hacia niños, niñas y adolescentes -muy arraigada en nuestra cultura como forma de "disciplina"- es una de las grandes materias pendientes en nuestro país. Por ello, desde el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (MINNA) han decidido impulsar, con apoyo de otras instituciones, la campaña “Relleno de Amor”.

En Paraguay, 6 de cada 10 niños y niñas sufren violencia en sus hogares por parte de sus madres, padres o cuidadores como forma de disciplina, según datos de UNICEF.

En la mayoría de los casos, se utiliza este método para “poner límites” a los hijos y tratar de que los mismos dejen de hacer algo que es visto como malo o, en su defecto, que aprendan a hacer algo específico.

Con el fin de erradicar esta cultura de maltrato infantil, el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (MINNA), en conjunto con el Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez (CCFC), Aldeas Infantiles SOS Paraguay y la Alianza Global (Global Partnership), realizó en la jornada de ayer el lanzamiento de la campaña “Relleno de Amor”.

La ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, explicó que la iniciativa busca instalar el buen trato hacia niñas, niños y adolescentes y a su vez desnaturalizar la violencia, sobre todo en el ámbito del hogar donde se encuentra arraigada fuertemente.

“Somos conscientes de la realidad, las estadísticas son crueles en nuestro país, en cuanto a niños abusados sexualmente, que es una de las peores formas de violencia hacia la niñez”. Tan solo el año pasado, el Ministerio Público recibió alrededor de 5.000 denuncias sobre casos de maltrato o abuso sexual relacionados a niños, niñas y adolescentes.

La imagen de la campaña “Relleno de Amor” es el oso de peluche. Según refirió la titular del MINNA, “el osito transmite ternura y amor, así también cuando miramos un niño, nos transmite esa ternura y simpatía y queremos llenarlos de amor”.

“Lo que queremos es borrar la violencia de todo proceso de desarrollo de los niños, y propiciar pautas de crianza positiva, erradicando la violencia desde el hogar, porque la disciplina con golpes no educa, duele”, puntualizó.

Cabe destacar que al poco tiempo de aprobarse la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Paraguay fue uno de los primeros nueve “países pioneros” reconocidos por la Alianza Global para poner fin a la violencia contra la niñez por su compromiso y trabajo en el tema, que incluye una fuerte articulación con la sociedad civil.