Alias “Bebeto”, fallecido en el atentado, habría sido el único objetivo de los sicarios

Osmar Vicente Alvarez, alias Bebeto, es otro de los fallecidos en el atentado registrado en Pedro Juan, donde también mataron a la hija del gobernador, Ronald Acevedo. Los otros dos fallecidos aun no fueron identificados.

Hailé Carolina Acevedo y Osmar Vicente Alvarez Grance, alias Bebeto, son dos de los cuatro fallecidos en el atentado ocurrido cerca de las 6:00 de la mañana de este sábado, a la salida de una fiesta en Pedro Juan Caballero.

El Crio. Jorge Vidallet, jefe de Investigaciones, informó que las otras dos víctimas por ahora no fueron identificadas ya que serían extranjeras y no portaban documentos, pero que el blanco de los sicarios habría sido “Bebeto”.

“El principal objetivo sería Osmar Alvarez, alias Bebeto y como estaban estas personas acompañándole, también fueron afectadas”, explicó el comisario en conversación con los medios de prensa.

En la escena del crimen hallaron más de cien vainillas servidas. Los cadáveres quedaron destrozados, principalmente en la zona del rostro. Alvarez iba al mando de la camioneta y la hija del gobernador se encontraba en el asiento del acompañante.

El jefe policial anunció que buscarán imágenes de cámaras de la zona, ya que no encontraron testigos y no tienen mayores datos.

Bebeto no cuenta con antecedentes penales y la última vez que su nombre estuvo en las noticias fue en el 2018, cuando él y otro paraguayo desaparecieron en Bolivia, hasta que finalmente reaparecieron en el Chaco un mes después.

 

Matan a hija del gobernador de Amambay y a otras 3 personas

Un nuevo atentado se registró en Pedro Juan, donde sicarios asesinaron a cuatro personas, entre ellas, la hija del gobernador de Amambay, Ronald Acevedo. Además, hay otros heridos.

El hecho ocurrió cerca de las 6:00 de la mañana a la salida de una fiesta en un salón de eventos sobre Mariscal López y 1 de Diciembre, en Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay.

El Crio. Jorge Vidallet informó a Canal 9 que fallecieron cuatro personas, entre ellas, una joven de 21 años, Hailé Carolina Acevedo, hija del gobernador Carlos Acevedo, quien viajaba en el asiento del acompañante. Al menos otras dos víctimas fueron trasladadas a un centro asistencial, donde permanecen internadas.

Los demás fallecidos aun no fueron identificados y los intervinientes se encuentran en pleno procedimiento. Algunos cuerpos continúan en el vehículo. Más de cien vainillas servidas fueron halladas en la escena del crimen.

El gobernador Ronald Acevedo es hermano del candidato a intendente de Pedro Juan, Carlos Acevedo Quevedo.

El atentado se da a un día de las elecciones municipales y se suma o varios otros registrados en las últimas semanas, también en el marco de los comicios.

 

Sistema de tormentas en Asunción y seis departamentos

Lluvias y tormentas, fuertes ráfagas de vientos y hasta granizos pronostican para Asunción y otros seis departamentos, donde el fenómeno ya inició y continuará durante la mañana.

Además de la Capital, el sistema de tormentas afecta a Central, Paraguarí, Cordillera, Canindeyú, San Pedro, Concepción, Presidente Hayes y Boquerón son los puntos afectados por el aviso meteorológico.

Según el último informe, el sistema de tormentas podría generar fenómenos de tiempo severo durante la mañana.

Se pronostican lluvias con tormentas eléctricas moderadas a fuertes, ráfagas de vientos fuertes a muy fuertes y ocasional caída de granizos.

En Asunción, las precipitaciones están anunciadas también a la tarde y a la noche. No obstante, el clima se presentará fresco a cálido y la máxima será de 25°C.

La inestabilidad persistirá en gran parte del país al menos hasta mañana domingo, día de las elecciones municipales.

 

Advierten problemática por el avance del crimen organizado

A pesar de tener solamente el 8% de la población mundial, el 40% de homicidios se registra en América Latina. Paraguay no escapa a esta realidad, principalmente en las zonas fronterizas donde el crimen organizado permea las instituciones sin que hasta el momento existan políticas públicas para reducirlas al mínimo.

Para debatir sobre cómo mejorar la prevención de los delitos y la erradicación de la violencia para asegurar a la ciudadanía la convivencia pacífica, la integridad física de las personas y los derechos de los individuos, Desarrollo en Democracia (DENDE) reunió a la ministra de Justicia, Cecilia Pérez; al jefe de Departamento de Antisecuestro e Inteligencia Policial, comisario Nimio Cardozo; y a Luis Fretes, empresario del sector de seguridad y socio fundador de País Seguro y de Desarrollo en Democracia.

Los tres coincidieron en la necesidad de articular políticas públicas de corto, mediano y largo plazos, fortaleciendo la institucionalidad y tomando decisiones políticas que posibiliten cambios reales para disminuir la delincuencia.

La ministra Cecilia Pérez recordó que actualmente la población privada de libertad asciende a 14.780 personas, de las cuales el 72% está sin condena y señaló la necesidad de revisar las normativas y los procesos de condena de acuerdo con sus delitos. Reconoció los problemas que existen en las penitenciarías del país y señaló que una de las medidas que planean, cuando se concluya la construcción de tres unidades penitenciarias es separar a los líderes del crimen organizado privados de libertad del resto de la población penitenciaria, para evitar que sigan atrayendo más personas.

Señaló que actualmente no existe una trazabilidad desde que se inicia la denuncia sobre un hecho punible hasta que finaliza, es decir no hay una medición de cuántas de las personas denunciadas son imputadas, condenadas, cumplen una condena y egresan de las penitenciarías. "Creo que inmediatamente tenemos que sentarnos a trabajar con un liderazgo del Ministerio del Interior en un esquema de corto, mediano y largo plazo todos los organismos que estamos vinculados a la seguridad para enfrentar esta situación inmediata", resaltó.

Pérez lamentó de que a pesar de que el Ministerio de Justicia es responsable de la población penitenciaria no forma parte del Consejo de Seguridad. Indicó que la visión integral es muy importante y que si bien hay que discriminar los esquemas de trabajo de cada entidad, debe haber un trabajo conjunto entre las instituciones encargadas de la seguridad, sin perder de vista en que debe atacar las causas del delito. Insistió en que se debe dejar de tomar decisiones parches y continuar el trabajo iniciado en gobiernos anteriores.

Entretanto, el comisario Nimio Cardozo manifestó que el principal problema de Paraguay va a ser el crimen organizado, que ya está expandido por todo el país, porque permea todas las instituciones. Asimismo, al hablar de la delincuencia común, indicó que en años anteriores la ola de violencia se iniciaba a fines de noviembre y principios de diciembre, pero que debido a la pandemia este año comenzó más temprano.

Cardozo señaló además que una de las alternativas para tratar de reducir el narcotráfico incluye la educación ya no solo a alumnos de las instituciones educativas, sino también a padres y profesores para que puedan identificar el momento en que las drogas ingresan a los hogares. Entre las debilidades actuales de la Policía Nacional, Cardozo refirió que pasa por la política comunicacional. Además, indicó que una de las tareas es profesionalizar las fuerzas públicas del orden. Otra de las soluciones pasa por el control interno, para evitar que permee la corrupción.

Por su parte, Luis Fretes manifestó que una de las alternativas para disminuir la delincuencia común es destinar mayor inversión a unidades como el Grupo Lince. Asimismo, dijo que debe una política para recuperar a las personas adictas, lamentando que solo existan 50 camas en todo el país para atender a personas adictas. Agregó que la impunidad es un elemento central para que aumente la inseguridad y el narcotráfico. "Mientras el Estado esté ausente y haya impunidad, la lectura que hace el que comete un delito es que es un negocio redondo casi en un 98 por ciento", apuntó.

Puso como ejemplo los casos de éxito a nivel internacional de reducción de la delincuencia que incluyeron el trabajo en métrica, despidiendo al 30 por ciento de las cabezas policiales corruptas y premiando económicamente a lugares que reducían los delitos.

Alberto Acosta Garbarino, titular de DENDE, destacó que al Estado débil y minado por la corrupción, que es el caldo de cultivo del crimen organizado, en Paraguay se suma la problemática de que con poco dinero se pueden comprar controles institucionales, es decir la corrupción es barata en nuestro país. Añadió que esto hace que Paraguay sea una especie de zona liberada para organizaciones como PCC o Comando Vermelho, que operan desde las cárceles de nuestro país.

Finalmente, Yan Speranza, moderador del debate, refirió que la seguridad democrática es un elemento central para el funcionamiento de la democracia. Agregó que existe un problema real de la delincuencia común, sumado a un problema creciente como es el crimen organizado y lamentó que no exista una coordinación para atacar esta situación. Señaló además la necesidad de liderazgo político para castigar los hechos de corrupción.