Alimentos, potabilizadoras y bombas de desagote al sur, Cartes visitó la zona

El presidente Horacio Cartes fue este martes a Ñeembucú a fin de interiorizarse de los trabajos que se llevan a cabo con relación a la asistencia estatal a las familias que sufren por las inundaciones.

El mandatario solicitó a los funcionarios que no falte comunicación ni servicio de salud, especialmente. “Se está haciendo el esfuerzo y seguirá así”, acotó.

Aprovechó la ocasión para felicitar a los funcionarios que están prestando sus servicios, especialmente a los integrantes de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN). “No solo están trabajando, sino que cuando se trabaja con esas ganas, con esa predisposición, con esa mística, estamos en manos de Dios, pero seguirán haciendo un gran trabajo”, resaltó.

Por otra parte, Cartes agradeció la predisposición de Argentina, al enviar su ayuda humanitaria a nuestro país. Resaltó que son gestos de hermandad que se dan cada vez que estamos ante alguna adversidad.

Estas declaraciones fueron realizadas por el Jefe de Estado a su arribo en el aeropuerto Carlos Miguel Giménez, de la ciudad de Pilar.

AYUDA A DAMNIFICADOS

Por tierra, se llevaron hacia Pilar plantas potabilizadoras de agua y 135.000 kilos de alimentos de los 580.000 kilos que se repartirán en todo el departamento. Igualmente se dispuso 19 vehículos de todo tipo para el traslado de los afectados por la crecida.

También se dispuso el envío de 55.000 kilos de forraje que serán destinados para la nutrición de los animales que también sufren por la crecida.

Además de los alimentos, el Poder Ejecutivo envía a la zona crítica 10 motobombas de desagote y una planta potabilizadora. Están destinadas a 2.824 familias de las localidades de Demochados, Laureles, Guazú Cua y Cerrito.

 

Carga de medicamentos para Alberdi y Villa Franca

Vía aérea llegaron los medicamentos a las localidades de Alberdi y Villa Franca, donde los pobladores reciben asistencia permanente de la XII región sanitaria. Enfermedades respiratorias y gastrointestinales son las más comunes.

Unas 35 cajas de diferentes medicamentos llegaron vía aérea a Alberdi y Villa Franca, departamento de Ñeembucú, para abastecer la demanda de la población ante el problema de la inundación.

“La distribución es continua, el motivo por el cual se hizo por vía aérea es por la anegación del camino, porque la provisión del medicamento es permanente”, explicó a nuestra redacción el director de la XII región sanitaria, doctor Biyán Pakraván.

En la carga remitida se encuentran: antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antihipertensivos, sueros antiofídicos y otros fármacos.

El profesional mencionó que las afecciones respiratorias, gastrointestinales y las dermatológicas son las más frecuentes y propias de esta situación.

Afortunadamente existen 72 servicios distribuidos en todo el departamento y 55 unidades de salud familiar que se encargan de dar asistencia a los pacientes.

El Hospital Distrital de Alberdi y el Centro de Salud de Villa Franca cuentan de momento con insumos suficientes para atender a los pobladores.

 

Crisis climática: calendarizar eventos y seguro agrícola mitigarán impactos, afirman

La falta de planificación para anticiparse a las inundaciones y el hecho de que no se hayan tomando medidas preventivas son algunas de las principales falencias cometidas en esta vuelta, de acuerdo a Alejandro Buzó, especialista en gestión de riesgos.


Fuente: Radio 970 AM

Alejandro Buzó, especialista en gestión de riesgos, en contacto con la 970 AM mencionó que Paraguay tiene un perfil de riesgo de inundaciones marcado en distintas zonas y hasta calendarizado, por lo que es posible pronosticar cuándo se volverá a registrar una próxima crecida.

Así también, cuestionó el hecho de que no se hayan llevado a cabo acciones anticipadas previendo nuevas inundaciones, teniendo en cuenta los antecedentes anteriores y que se trata de un evento recurrente, sobre todo en el sur del país.

Buzó consideró que existen varios errores que se cometieron en esta nueva crisis y pudieron haber sido considerados por las autoridades con anticipación. “Si se ven estos últimos 3 años se han pasado diferentes eventos y se han tenido recursos para trabajar en prevención, pero hay temas que se pudieron prever como la evacuación del ganado siendo que Ñeembucú tuvo dos emergencias en menos de un año (2013 y 2014)”.

En ese mismo punto, mencionó que algunas de las medidas que se pudieron haber tomado son: el trabajo a nivel comunitario, la generación de espacios, insistiendo también con la evacuación del ganado.

“Viendo todas las inundaciones, se tendrían que haber priorizado ciertas zonas y sobre eso haber trabajado en las comunidades, que son las mismas comunidades afectadas por los mismos eventos de siempre. No es una cuestión de sorpresa, pero sí de falta de planificación”, manifestó.

En Ñeembucú se registra entre un 70 y 80% de pérdida de ganado, aparte de un 100% de la pérdida de cultivos, estima Buzó. Teniendo en cuenta esta situación, considera que hubiera sido prudente plantear un seguro o reaseguro para los pequeños productores de manera a que sean compensados económicamente al sufrir inundaciones o cualquier otro fenómeno.

Este especialista en gestión de riesgos indicó que los productores perdieron no solo su producción para la venta, sino también para autoconsumo, por lo que se verán afectados en su economía y subsistencia diaria. “Lo grave es lo que viene a partir de ahora en los meses siguientes cuando ya no tengan nada que comer y su economía local queda afectada”, expresó.

“Es un tema pendiente que tenemos como país desde hace años, pero hay que dejar de buscar la excusa de que es de siempre y nadie lo arregló”, comentó Buzó.

De igual forma, destacó que tanto el marco legal para la atención de emergencias y el nuevo concepto de gestión de riesgos se volvieron mucho más sólidas, aparte de valorar el trabajo que viene realizando la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para asistir a los damnificados.

Por último, dijo que la crecida que se viene registrando desde hace algunas semanas en la capital todavía es controlable, por lo que aún existe tiempo para tomar algunas medidas al respecto, sobre todo para la Municipalidad de Asunción. Algunas de estas medidas podrían ser un buen manejo del espacio público y la previsión de ciertos detalles puntuales como los sistemas de desagües en refugios para evitar problemas sanitarios.

 

EBY: presentan preacuerdo a los obispos

En busca de su apoyo, los encargados de llevar adelante las negociaciones con Argentina presentaron el preacuerdo entre ambos países a los obispos de la Iglesia Católica.


Fuente: Radio 970 AM

Ángel María Recalde, director paraguayo de la EBY, dijo a la 970 AM que presentaron a los representantes de la Iglesia Católica, que "es una organización muy importante", el acta de entendimiento.

La autoridad indicó que el documento fue entregado a la comisión permanente de la Comisión Episcopal Paraguaya (CEP), de modo a que se conozca el alcance de los puntos establecidos.

Recalde aclaró que eso forma parte de una serie de presentaciones a varias organizaciones, como UIP, ANR, universidades, gobernaciones, CAP, Club de Ejecutivos, entre otros.

Por su parte, el ministro Eladio Loizaga destacó la importancia de que todos los sectores de la ciudadanía conozcan acabadamente los aspectos resaltantes que hacen al acta.

Señaló que con la firma del documento se ha llegado a un acuerdo satisfactorio para el país, y dejó entrever que es necesario que las diferencias entre los sectores políticos no debieran contaminar el análisis de este importante y beneficios acuerdo que contiene la voluntad política de los Jefes de Estado que la suscribieron.

Informó que las Cancillerías de Paraguay y Argentina están trabajando en la redacción de la Nota Reversal sobre la base establecida en el Acta de Entendimiento, que sería remitida al Congreso Nacional para su estudio y consideración próximamente.

Entre los puntos del preacuerdo figura la anulación de casi el 80 % de la deuda, de más de 17.000 millones a 3.805 millones de dólares.

El pago a 30 años sin intereses, con la venta de energía que genera la misma entidad. Nuestro país recibirá más de mil millones de dólares por compensación al territorio inundado devengado, en diez cuotas a partir del 2023.

Además se realizará una inversión de 1.600 millones de dólares en obras que generarán más de 3.000 empleos.