Apuntan a la formación de más terapistas para cubrir aumento del 300% de camas

Mañana 19 de septiembre se celebrará por primera vez el “Día del Intensivista Paraguayo”, por decreto del Poder Ejecutivo. En tal sentido, la Sociedad Paraguaya de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos apunta a la formación de más profesionales en esta especialidad considerando que las camas en Unidades de Terapia Intensiva aumentaron en aproximadamente un 300%.

“En la terapia intensiva están los pacientes que requieren de monitoreo cercano de los signos vitales y soporte vital, apuntando a buscar la mejor calidad de vida para reinsertarse a la comunidad. El cuidado de estas personas está a cargo del intensivista (médicos, enfermeros, kinesiólogos y nutricionistas para adultos y niños)”, manifestó la Dra Liz Karina Fernánez, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos (SPMCYCI).

En ese sentido, señaló que es necesario apuntar a la formación de más especialistas para poder sostener el crecimiento del 300% de camas de UTI a nivel país. Además, ofrecer mejores condiciones de trabajo, a fin de evitar la fuga de profesionales que deciden abandonar la especialidad.

Este 19 de setiembre se recordará por primera vez el “Día del Intensivista Paraguayo”, ya que tras la pandemia, se logró el reconocimiento de este grupo de especialistas cuyo rol es preponderante al estar encargados de los pacientes críticamente enfermos, y con más razón desde la propagación del covid-19-

“La pandemia nos dio la oportunidad de demostrar este trabajo, y en reconocimiento del esfuerzo mancomunado se promulgó el 8 de enero de este año la Ley N° 6692/21, estableciendo el 19 de setiembre como “Día del Intensivista Paraguayo”, detalló la especialista.

Actualmente, la Sociedad Paraguaya de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos tiene registrados a 93 médicos certificados y 38 médicos re-certificados. Tras el censo hecho en marzo de 2020, se encontraron 194 intensivistas, algunos de ellos en vías de certificación. Pediatría cuenta con 65 médicos certificados y 8 en formación.

Sostuvo que, además de este reconocimiento, es necesario apuntar a la planificación del número de especialistas a formarse por año, e inclusive un programa de cooperación a nivel internacional.

“Proveer las condiciones de trabajo adecuadas, horas laborales de guardia más reducidas; por ejemplo, médicos de guardia que hacen 12 horas por día, con la remuneración escalafonada con un plus por riesgo para UTI, etc. Tal vez así , seamos elegibles y no tengamos fugas de nuestros especialistas a otras áreas”, consideró.

“Somos una especialidad novel y tal vez poco conocida; sin embargo, tenemos como meta hacerla conocer para que seamos una opción apasionante dentro del sistema de Salud; y que la población tenga la garantía de que quien les cuida en la terapia intensiva sea un personal especializado en el área. Vamos creciendo en número de especialistas pero aún somos insuficientes para cubrir todas las necesidades que demanda el sistema público y privado”, indicó.

¿Cómo se forman los intensivistas?

La Dra. Fernández indicó que estos especialistas invierten muchos años en su formación.

Los médicos deben terminar una especialidad madre o troncal como Pediatría, Clínica Médica, Emergentología, etc., con una inversión de 3 años mínimos y luego realizar dos años de Residencia Médica en un hospital acreditado que cuente con Postgrado en Terapia Intensiva, de tal forma a que se le otorgue el Título de Especialista por la Universidad Acreditada.

Con respecto a Enfermería, existen tres Universidades acreditadas con postgrado en Terapia Intensiva (teórico-práctico) con una duración de 2 años. En cuanto a Kinesiología, tienen hasta ahora especialistas formados en el exterior y postgrado en Kinesiología Respiratoria.

Fiscal busca a familiares de un hombre fallecido en un accidente en Minga Guazú

El fallecido es oriundo del distrito de General Elizardo Aquino, departamento de San Pedro.

El Ministerio Público, representado por la fiscal Diana Gómez, busca a los familiares de Pedro Marmolejo Díaz, de 54 años, quien falleció en la madrugada de este lunes 15 de abril, en un accidente de tránsito ocurrido sobre la Ruta PY02, a la altura del km 25.

La víctima, oriunda del distrito de General Elizardo Aquino (departamento de San Pedro), se presume que falleció tras ser atropellada por un vehículo que no detuvo la marcha. Su cuerpo fue encontrado en el paseo central de la ruta.

La agente fiscal Diana Raquel Gómez se hizo presente en el lugar y dispuso la intervención del médico forense Dr. Carlos Alfaro y de personal de Criminalística de la Policía Nacional.

Ante cualquier información sobre sus familiares favor comunicarse a la comisaría más cercana.

Juzgado admite acusación contra procesados en caso Metrobús

El juez Humberto Otazú hizo lugar a la acusación presentada por el Ministerio Público en contra de los procesados en el marco del caso Metrobús, que dejó un perjuicio de US$ 25 millones al Estado paraguayo.

La fiscala María Estefanía González acusó al exministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, la exviceministra de Finanzas y ministra sustituta, Marta Regina Benítez Morínigo, y el encargado del proyecto Metrobús, Guillermo Alcides Alcaráz por la supuesta comisión del hecho punible de lesión de confianza.

La acusación fiscal remarca que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) desembolsó dinero público por obras que no cumplieron con las especificaciones técnicas y no sirven para la finalidad del “Programa Modernización del Transporte Público Metropolitano y Oficinas de Gobierno”.

Puede interesar: Lanzan encuesta rápida de ceguera prevenible

El Ministerio Público sostiene que el Estado paraguayo sufrió un perjuicio patrimonial de G. 180.030.528.699, por el pago de certificaciones de obras a la firma Mota-Engil Ingeniería y Construcción S.A..

La acusación agrega que pese al pago, se recibió una obra inconclusa e inviable como consecuencia de las conductas desplegadas por los acusados.

Director de radio amenazado, ‘jefa de sicarios’ y lista de los que deben morir

Selva Portillo, sindicada por la Policía como sospechosa de ser parte de la mafia de Canindeyú (como presunta jefa de sicarios), tuvo una charla ‘candente’ con Julio Colmán, director de radio Curuguaty que había hablado de una mujer que “se encarga de definir lista de quien va a morir” en Canindeyu.


“Soy la señora Selva Portillo, quiero pedirte por favor que dejes de decir eso, porque me perjudicáis mucho, mi hijo en el colegio pasa vergüenza. Pido que me investiguen, que pongan una prueba de eso”, dijo Portillo en comunicación, al aire, con Colmán.

Este retrucó: “Tu nombre está en cada boca de Villa Igatymi, no soy yo el que dice. En cada pueblo afirman que sos la persona que acopiàs a los malandros, que le estás dando la lista. Eso lo dice todo el pueblo, no lo invento yo”, acotó.

Portillo señaló luego que desconoce a Felipe Santiago Acosta, alias Macho, de quien dijo que solo sabe de èl por medio de la televisión, y que nunca tuvo contacto alguno con el fugitivo más buscado por la Policía.

“A ese señor no lo conozco, por la tele llegué a verle, nunca en mi vida hablé con él”, recalcó la mujer, al tiempo de señalar que está expuesta a que se la investigue.

En otro momento Colmán le puntualizó que recibe amenazas, a través de terceros, que provienen de ella (Selva hû), y que todos saben la manera en que opera en la zoma.

Te puede interesar: Influencer rusa muere al caer de 50 metros cuando quiso sacarse una selfie

“No me mandes más mensajes, de que la prensa está en tu lista, no envíes más mensajes”, insistió el comunicador y político colorado.

“Dios mío. La gente dice cualquier cosa, cualquiera puede enviar mensaje, no tengo nada que ver, pero Dios es grande y vamos a dejar en manos de Dios”, respondió Selva.

Cuando Colmán le insistió en que en Villa Igatymi todo el pueblo la señala como socia de Macho, Selva dijo que “en todas partes hay gente que no le quiere a uno”, y atribuyó a eso la versión de que la nombran como la jefa de sicarios que accionaría en conjunto con el criminal Felipe Santiago Acosta.