Aquiles Báez paga G. 250 millones y sale libre

El barrabrava Carlos Aquiles Báez finalmente recuperó su libertad mediante el pago de una fianza total de 250 millones de guaraníes, por las dos causas en las que estaba procesado.

El defensor de Báez, abogado Pedro Palacios, confirmó a Radio UNO que el juez penal de garantías, doctor Miguel Tadeo Fernández, concedió el arresto domiciliario a Carlos Báez, en la causa de perturbación de la paz pública.

Para obtener este beneficio, la magistrada Lici Sánchez también decretó su libertad en el caso de instigación a la violencia por el audio que recorrió el WhatsApp en el que se lo oye invitando a matar a hinchas de Olimpia.

Al quedar limpio de este primer caso, el abogado Palacios planteó como un hecho nuevo la agresión de Báez a los colectivos y de esta manera consiguió las medidas alternativas.

Por apedrear al ómnibus el defensor deberá pagar una fianza de 150 millones, mientras que por el caso del audio del Whatsapp 100 millones, totalizando así 250 millones de guaraníes.

 

Cierran estación de servicio por cargar menos de lo que debía

Una estación de servicios del emblema Petrobras, ubicada en el kilómetro 33 de la ruta 2 Mariscal Estigarribia, fue clausurada por cargar menos cantidad de combustible de lo que indicaban sus máquinas expendedoras.

La estación “Cerro León”, ubicada en Itauguá, fue cerrada a raíz de un trabajo de la Dirección General de Combustibles del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología y Normalizado (INTN).

Los técnicos del MIC y del INTN comprobaron que sus 17 picos de expendio estaban fuera de rango.

“El error en despacho de los diferentes combustibles oscila entre 150 a 500 ml., siendo el rango permitido más o menos 100 ml. por cada 20 litros cargados según la normativa vigente”, señaló el MIC.

 

A pesar de pedido FTC no custodió estancia y rajaron al General Benítez

El propietario de la estancia Alegría denunció en diciembre pasado la aparición de plantaciones de marihuana en su propiedad, donde la semana pasada el EPP mató a tres empleados. Sin embargo, la FTC no reforzó la seguridad en la zona tras lo cual Horacio Cartes decidió destituir al Gral. Ramón Benítez.

El presidente de la Asociación Rural del Paraguay, filial Concepción, Luis Villasanti, charló con radio UNO acerca de la reunión mantenida con el presidente Horacio Cartes el lunes pasado.

Aclaró que no pidieron la destitución de nadie pero comentó que hablaron de las necesidades del norte, como mayor tecnología para las operaciones.

Contó que el administrador de la estancia Alegría, quien también participó del encuentro, le recordó a Cartes que en diciembre pasado había denunciado el hallazgo de plantaciones de marihuana en un bosque de 4.000 hectáreas dentro de su propiedad.

“Él le dijo esto a Cartes pero hasta ahí, en ningún momento mencionó que la Fuerza de Tarea Conjunta actuó mal ni que había que cambiar algo”, expresó Villasanti.

Sin embargo, según fuentes, el jefe de Estado destituyó al Gral. Benítez porque éste habría solicitado una “ayuda” (supuestamente dinero y víveres) al propietario de la estancia Alegría, a cambio de custodiar el establecimiento ganadero.

Como consecuencia, Cartes habría dicho que el propio Benítez debía apartarse del cargo por una cuestión moral, debido al supuesto pedido que realizó al estanciero.

La reunión del lunes entre los ganaderos, el mandatario y el administrador de la estancia Alegría fue determinante para la destitución del Gral. Benítez. En ese encuentro hubo una “mordida” de éstos al militar y ahí el jefe de Estado se habría comprometido a tomar cartas en el asunto.

Es por ello que al concluir esa actividad los ganaderos salieron conformes y contentos e incluso alabaron la gestión del Gobierno, en la lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo. Posterior a esto, Cartes convocó al uniformado y lo “rajó”.

Por otro lado, la presunta guerra interna en las Fuerzas Armadas que mencionó el propio Benítez sería el segundo motivo de su remoción. El ahora excomandante de la FTC es de la línea del ministro y vice de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia y Víctor Picagua.

El Comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Luis Gonzaga Garcete, también habría “observado” a Benítez por el supuesto pedido que realizó a los ganaderos. Éste último, dirigiéndose de manera altanera, le indicó que el ministro Soto Estigarribia y el viceministro Picagua estaban al tanto de sus acciones en el norte y satisfechos de sus logros. De acuerdo a fuentes castrenses, Benítez le dijo al titular de la FF.MM. que por este motivo no tenía que rendirle cuentas de la labor desplegada en el área de influencia del EPP.

El propio ministro del Interior, Francisco de Vargas, confirmó que el lugar donde mataron a los tres empleados la semana pasada, es un sitio donde la Fuerza de Tarea Conjunta no puede llegar y que precisamente por eso el EPP logró atacar allí.

 

Paraguay produce alimentos para 60 millones de personas y tiene 710.000 con hambre

La superproducción de alimentos en nuestro país, proyecta un contrasentido al informe sobre la pobreza que emitió el organismo de gobierno encargado de ese aspecto, según concuerdan analistas.

“No es buena noticia que un país que produce alimentos para 60 millones de personas en el mundo, tenga 1.500.000 pobres, y la mitad de esa cifra mendigos”, dijo a la 780 AM el sociólogo José Carlos Rodriguez, al abordar el documento sobre pobreza que dio a conocer el Poder Ejecutivo.

El mismo remarcó que esa contradicción no es compatible con los anuncios de combate al flagelo, ya que el problema antes que retraerse, avanzó en el número de individuos que no tienen ni para comer.

“Esto podría calificarse de crimen de lesa humanidad, la voluntad político social de hacer plata y punto. El enemigo público número de este país debería ser el hambre y hay que enfocar los esfuerzos en ese sentido”, subrayó.

Rodriguez puso luego la nota sobre el peligro que están corriendo muchas personas que salieron de la franja de “hambrientos”, de caer nuevamente en la indigencia. La macroeconomía -afirmó- no hace juego con la justa distribución de la riqueza.

“La ganancia crece más que el PIB. Los pobres que salieron de la extrema pobreza pueden volver ahí, ante gran desigualdad”, concluyó.