Arroyo Itay sería el destino final de los desechos cloacales del Hospital Ingavi

Con la presentación de un nuevo Estudio de Impacto Ambiental del vertido de desechos cloacales del Hospital Ingavi, el IPS tendría el visto bueno para utilizar un ducto de la Essap que llega hasta el Itay y luego al Río Paraguay. El arroyo San Lorenzo ya fue descartado como destino final por no contar con un sistema de filtrado conveniente.

El Instituto de Previsión Social (IPS) presentó ayer un estudio de impacto ambiental nuevo y este será analizado por la Dirección de Recursos Hídricos del Ministerio del Ambiente (MADES) para su análisis y posterior dictamen.

En la propuesta ya presentada, el vertido de los desechos cloacales del nuevo hospital irían al Itay y a su vez al Río Paraguay debido a que este recorrido cuenta con un sistema de filtrado mejor preparado, explicó Alfredo Penzzi, director de Comunicación del MADES.

Anteriormente, el IPS presentó un resultado de auditoría de declaración de impacto ambiental desfasada por lo que la institución ambiental solicitó que sea actualizada.

La falta de definición para que la previsional habilite el vertido del hospital según el arquitecto Gustavo Masi, Director de Infraestructura tenía que ver con la falta de respuesta de MADES y que habían presentado toda la documentación requerida.

Este sería el plan B del IPS ante la negativa para que los efluentes sean vertidos en el arroyo San Lorenzo, que finalmente fue descartado por el impacto que esto generaría en el lago Ypacaraí.

Masi afirmó que una vez que se tenga la habilitación para el vertido de residuos cloacales, se realizará el traslado de la especialidad de Traumatología y en forma paulatina los demás servicios y así para fin de año tener todo listo para la inauguración del nuevo hospital con capacidad para 600 camas y 22 especialidades.

 

Cascos azules intentan repeler a taxistas con balines y carros hidrantes: hay heridos

Los cascos azules comenzaron a repeler a los taxistas que realizan el bloqueo en la Avenida Mariscal López, en inmediaciones de la Municipalidad de Asunción. Varios manifestantes, policías y trabajadores de la prensa resultaron heridos.

El comisario Edgar Meza ordenó reprimir a los taxistas que cortan la Avenida Mariscal López, al no llegar a un acuerdo con los mismos.

Inmediatamente actuaron los cascos azules, quienes no duraron en realizar disparos de balines de goma y hacer uso del carro hidrante.

Pese a esta situación, los taxistas insisten en seguir bloqueando la citada arteria. Los manifestantes están muy molestos y reaccionan a los golpes hasta contra los ciudadanos que piden respeto.

En medio del enfrentamiento, el periodista de C9N, Jorge Escurra, y el reportero gráfico de La Nación, Fernando Riveros, fueron heridos con disparos de balines de goma, a la altura de la sien y en la pierna, respectivamente. Mientras que la periodista Angélica Giménez se descompensó en medio de los empujones. Así también, un policía de la GEO fue herido en el ojo tras recibir un objeto contundente.

De momento solo hay un detenido: Miguel Toffoletti, taxista de la parada 72. El mismo está siendo demorado en la Comisaría 11 Metropolitana.

 

Puente de la Amistad: taxistas bloquean ingreso al Brasil

El embotellamiento vehicular también se registra en Ciudad del Este, en donde los taxistas cierran el ingreso al lado brasileño, en protesta contra las plataformas Uber y Muv.

La zona primaria del Puente de la Amistad, en el carril del ingreso al Brasil, se encuentra cerrado por el “enjambre blanco”.

Además, el microcentro de Ciudad del Este también está sitiado por los taxistas, pese a que le orden del Ministerio del Interior era la detención de todo aquel que se atreviera a impedir el paso.

Paralelamente el carril para ingresar a Ciudad del Este es ocupado solamente a media calzada.

La movilización del enjambre amarillo es por tiempo indefinido, hasta tanto se consiga una respuesta al pedido de regular las plataformas de Muv y Uber.

 

Taxistas agreden a ciudadanos y policías: hay un detenido

Los taxistas, sumamente alterados, protagonizan incidentes al cerrar la Avenida Mariscal López. Un manifestante ya fue detenido a causa de las agresiones a los ciudadanos e incluso agentes policiales.

Un taxista identificado como Miguel Toffoletti fue aprehendido y enviado a la Comisaría 11 Metropolitana, tras unos incidentes frente a la Municipalidad de Asunción, donde el “enjambre amarillo” procede a bloquear el tránsito, pese a que sus integrantes fueron advertidos que esa medida es ilegal.

En el sitio en cuestión se registró el incidente entre los taxistas (en su mayoría hombres muy adultos) y agentes policiales que intentaban liberar la Avda. Mariscal López.

“De acá saldremos muertos”, “la Policía comenzó a incidentar“, “ustedes los periodistas son los culpables”, fueron algunas de las expresiones de los demás taxistas que siguen bloqueando la citada arteria.

GOLPEAN A MOTOCICLISTA

Los taxistas, además de empujar a los policías, reaccionaron a los golpes cuando los ciudadanos reclamaron por el cierre de las principales vías de la ciudad capital.