Arzobispo cuestiona a masones: “No se puede ser católico y masón a la vez”

El arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, hizo un llamado de atención durante la misa crismal de esta mañana asegurando que “no se puede ser católico y masón a la vez” ya que es incompatible con la fe cristiana.

Esta mañana se celebró la Misa Crismal en la Catedral Metropolitana y estuvo presidida por el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, con la participación de varios sacerdotes y diáconos.

Durante la celebración, hizo un llamado de atención muy especial sobre la autenticidad de la fe cristiana y haciendo mención especial a la asamblea de la Conferencia Masónica Interamericana (CMI), que se realizará la próxima semana en Asunción.

En ese sentido expresó: “En estos días se tendrá en Paraguay un encuentro internacional de la masonería, le recuerdo a los cristianos que no se puede ser católico y masón porque son incompatibles para la fe cristiana los principios de la masonería”.

El monseñor Valenzuela pidió las familias y jóvenes que “no se dejen engañar por quienes digan lo contrario”, asegurando que “la apostasía es negar la propia fe cristiana”.

A su vez, mencionó que junto con el sincretismo (la presunción de conciliar doctrinas o religiones diferentes), constituye un alejamiento práctico y doctrinal de la comunidad, además que al considerarse como un pecado grave exige la renuncia a la masonería y el sincretismo religioso para acercarse a los sacramentos de la iglesia.

Durante la misma crismal, también pidió rezar porque cada cristiano y católico no sea parte de la tentación de la violencia en todas sus formas, recordando el mensaje del Papa Francisco para este año de la Jornada Mundial de la Paz. “Resistamos al mal, a las injusticias y a la misma violencia con el pensamiento, el sentimiento y las obras no violentas, en la práctica, devolviendo a quienes usan la violencia gestos de perdón, reconciliación, cercanía, racionalidad y diálogo”.

El arzobispo de Asunción recomendó a los presentes que “no cedan a la intolerancia, a la enemistad, a las ofensas e insultos de unos contra otros”, sino que más bien amen a sus enemigos y recen por ellos.

Por último, invitó a todos a “cultivar en la mente y el corazón la cultura del diálogo franco y respetuoso, de la diversidad de opciones de los otros”, pues considera que esa es la única salida a cualquier conflicto, dejando de lado “la sordera o el ausentismo” en la difícil tarea de buscar salidas a todos los problemas como vencedores.

 

Paraguay exhibe legado del barroco hispano-guaraní

Nuestro país exhibe esta Semana Santa una colección de 77 crucifijos de madera policromada, parte del legado del barroco hispanoguaraní, un estilo artístico que une la iconografía tradicional cristiana de los misioneros y la cosmovisión de los indígenas guaraníes.

Cruces verdes, adornadas con coloridos motivos florales, sobre las que están clavados Cristos solemnes, son los elementos principales de la muestra, que pertenece a un coleccionista privado, pero que se exhibe durante 20 días en el Museo de Arte Sacro de Asunción.

Al fondo de la sala de exposiciones, las cruces de mayor tamaño están rodeadas de otras más pequeñas que cuelgan del techo, en una referencia a la fiesta paraguaya del Kurusu Ara (“Día de la Cruz”, en guaraní), que se celebra cada 3 de mayo, y donde las cruces son adornadas con telas, chipas y golosinas para obsequiar al que ora.

Las cruces de esta muestra datan del siglo XVIII principalmente, aunque hay algunas del siglo XVII e incluso del XIX, y proceden de diferentes regiones de Paraguay, explicó a Efe Luis Lataza, del Museo de Arte Sacro

Solo una de las piezas proviene de la región andina y es una cruz en la que el Cristo está rodeado por una aureola de plata repujada, confeccionada con el metal que los conquistadores españoles extraían de las minas en zonas como Potosí (Bolivia).

Los guaraníes, en cambio, suplían la falta de metales preciosos en Paraguay con la profusión de colores, según Lataza.

Las cruces más grandes estaban presentes en las iglesias, mientras que las más pequeñas formaban parte de nichos o retablos domésticos, en casas particulares, y se utilizaban siempre para la oración, nunca con fines estéticos o decorativos.

Por ese motivo, los guaraníes preferían figuras frontales, hieráticas, majestuosas, que les miraran directamente, como las de estos Cristos, en lugar de imágenes en éxtasis, con grandes vuelos en las ropas y mucho movimiento, como en el barroco europeo.

“No es que los artistas guaraníes no comprendieran el barroco europeo, sino que hacían una interpretación de las iconografías que les mostraban, y creaban su propia versión. No es un arte que busque la perfección o el academicismo, ni tampoco el naturalismo. Es un arte que da importancia a lo simbólico”, destacó Lataza.

Agregó que los modelos que los misioneros proponían a los guaraníes eran estampillas de grabados flamencos con escenas religiosas, de las cuales los indígenas escogían los personajes co los que se sentían identificados, por ejemplo ángeles y arcángeles que fueran guerreros o pescadores.

Lataza matizó que, hasta la llegada de los misioneros, los guaraníes no tenían una tradición escultórica y su arte se basaba en la ornamentación de objetos como vasijas con líneas o diseños no figurativos que se repiten en las peanas y cruces ahora expuestas.

Otra forma artística propia era la pintura corporal, por lo que algunos autores creen que las manchas de sangre de los Cristos están dispuestas de manera simétrica a lo largo del cuerpo porque recrean este tipo de tatuajes.

Lataza considera además que la simetría, junto con la abundancia de colores, eran los rasgos que los guaraníes atribuían a los personajes divinos, y que ésa fue su manera de asimilar la exuberancia y la ornamentación recargada propias del Barroco.

Las estatuillas con los crucifijos eran elaboradas en talleres instalados en las misiones, donde misioneros jesuitas y franciscanos reunieron a los indígenas para evangelizarles, y normalmente se construían de forma colectiva.

Estos guaraníes se identificaban como cristianos, e incluso algunos documentos revelan que se consideraban mejores practicantes que los conquistadores españoles que explotaban las riquezas de la región, o los portugueses que comerciaban con esclavos, contó Lataza.

Al margen de la devoción, estas 77 cruces del barroco hispanoguaraní han quedado como testigos de un arte mestizo, en el que las tradiciones de la Iglesia católica se mezclan con el sustrato cultural de los guaraníes de Paraguay.

 

Reactivarán puerto de Concepción al doble de su capacidad actual

La empresa Baden S.A. fue adjudicada para ejecutar la ampliación y el mejoramiento del puerto de Concepción, que permanece inactivo hace mucho tiempo. Se anuncia una inversión total de 11 millones de dólares.


Fuente: Radio 970 AM

El gerente de obras portuarias de la ANNP, ingeniero Pablo Saldívar, explicó que el proyecto consiste en introducir modificaciones y ampliar el puerto ubicado en la cabecera del puente de Concepción.

Luego de declarar desierta la licitación, se realizó el segundo llamado en el que resultó ganadora la empresa Baden S.A., la cual reunió todos los requisitos e inclusive sobrepasó las expectativas, según Saldívar.

Se firmó un contrato mediante la Alianza Operativa Estratégica, con lo cual se establece una duración de 20 años de operación y una inversión total de 11 millones de dólares, de los cuales, 5,5 millones se desembolsarán en los dos primeros años.

La capacidad actual del puerto llega a 34.000 toneladas, sin embargo, con las obras se pretende alcanzar el doble de esta cantidad.

“Esto va a traer un desarrollo grande a la zona, porque cuando un fuerte de esta naturaleza se activa, se mueve toda la economía del entorno, van a salir muchos más productos de la zona”, comentó el ingeniero Saldívar a la 970 AM.

De acuerdo con el cronograma, los trabajos arrancarán en aproximadamente un mes y las tareas demandarán la contratación de una importante cantidad de mano de obra.

 

Imputación a Paredes Palma es exagerada, según abogada

El Crio. Tomás Paredes Palma nada tuvo que ver en la orden de atacar el local del PLRA, según la abogada Eva Núñez, quien considera exagerada la imputación contra el uniformado.

La fiscal Lorena Ledesma imputó por inducción a un subordinado a cometer hecho punible al subjefe de Investigación de Delitos, Crio. Tomás Paredes Palma, y al suboficial inspector Guido Amarilla.

“Me parece exageradísima, porque le llaman a prestar declaración por un delito y le imputan por otro hecho cometido por un funcionario con quien él no tiene nada que ver”, expresó la abogada Eva Núñez en contacto con la 970 AM.

La defensora señaló que la presencia de Paredes Palma frente al local del PLRA es meramente circunstancial, pues él en realidad cumple otras funciones.

Núñez anunció que de momento no volverán a hablar hasta tanto preparen los argumentos de la defensa para echar por tierra la hipótesis del Ministerio Público.

Paredes Palma está apartado de sus funciones y la Fiscalía solicitó su prisión preventiva. La próxima semana el juez Alcides Corbeta deberá fijar fecha para la audiencia de imposición de medidas y definir la situación del uniformado.

La abogada tiene la certeza de que muy pronto podrá rever la situación de su cliente, ni bien arranque la semana y tenga en mano la carpeta fiscal.