“¿Caiga quien caiga?”, legisladores aceptan desafuero pero defienden a Quintana y advierten a la justicia

Varios legisladores, principalmente del movimiento Colorado Añetete, ejercieron una férrea defensa a favor del diputado Ulises Quintana, quien fue desaforado este miércoles por el pleno para ser sometido a la justicia ante la imputación que pesa en su contra por presuntos vínculos con el narcotráfico. La frase del presidente Mario Abdo Benítez “caiga quien caiga”, al parecer, no gusta mucho a los suyos.

Luego de la prolongada exposición de Quintana, quien expuso básicamente que se someterá al proceso pero que no está seguro de la garantía que le pueda ofrecer el sistema judicial de nuestro país, varios legisladores salieron en su defensa.

Antes de desarrollar las alocuciones de los colegas de Quintana vale la pena recordar lo dicho por Mario Abdo Benítez, presidente de la República: “Caiga quien caiga. Nadie es intocable. Desde el presidente de la República para abajo. Que se le investigue desde el presidente de la República hasta abajo. Nadie es intocable en la lucha contra el crimen organizado”.

Teniendo en cuenta lo dicho por el jefe de Estado debería ser normal para los diputados desaforar o retirar la investidura a un colega que tiene vínculos con el narcotráfico. Sin embargo, los legisladores actuaron en consecuencia defendiendo a su colega y lanzando advertencias a la justicia.

La primera fue la líder de la bancada de Colorado Añetete, Jazmín Narváez, mencionó que el acta de imputación no cuenta con la descripción de los hechos y que incluso analizaron la misma con un abogado y llegaron a la conclusión que es “temeraria”.

Alabó la actitud que tomó Ulises Quintana para esclarecer el caso, refiriéndose al pedido de su propio desafuero para someterse al proceso, pero expresó su desconfianza con el funcionamiento de la justicia. Finalmente, expresó que la imputación en su contra es “exagerada e injustificada”.

Por su parte, Roberto González Segovia también de Añetete, indicó que luego de escuchar la exposición de su colega escuchó a un “ciudadano atemorizado” y que llegó a un poder del estado a expresar que siente temor. Utilizando parte de sus frases, el legislador dijo que Quintana tiene dudas de la objetividad de la investigación.

Instó al juez Rubén Ayala Brun garantice el debido proceso ya que Ulises, sin fueros, es un ciudadano cualquiera y que no se lo trate a un político a quien necesariamente haya que condenar. “Hoy es Ulises, mañana puede ser cualquiera”, espetó el legislador.

Por otro lado, el diputado Édgar Acosta (PLRA) evitó referirse al caso específico de Quintana pero sí hizo alusión al caso Curuguaty, en el que fueron condenados 11 campesinos en el 2017 cuyas sentencias fueron revisadas y levantadas durante este año. Expresó que si la Fiscalía actuó de mala forma sosteniendo la imputación y la condena de los labriegos y si finalmente la máxima instancia judicial encontró inconsistencias, el diputado Quintana podría correr la misma suerte.

Además, el diputado Antonio Buzarquis (PLRA) expresó que no se cree facultado para ajusticiarlo e instó a la justicia a interpretar de forma jurídica y no política el caso. Dijo que conoce casos de fiscales que se promocionan a partir de hechos como este, haciendo un show de sus actuaciones para alcanzar repercusión mediática.

“¿Qué tal si estamos destruyendo la vida de una persona inocente? aclaro que no voy a defender al colega Ulises Quintana… yo me pregunto acá hoy a todos ¿quién le devuelve a este tipo su honorabilidad? yo sé que muchos se callan porque tienen miedo a opinar. Muchos se callan porque hoy día está prohibido pensar diferente en este país, porque si opinas diferente te van a incinerar. Hoy el ciudadano pide su desafuero, pero pide su desafuero con mucho temor. He visto en sus ojos el miedo. Estuvo mirando temblorosamente. No le estoy defendiendo, he visto en sus ojos el terror y el miedo. Porque no confía en la justicia”, manifestó.

 

El diputado Ulises desaforado, ahora es 'común' y tiene miedo: 'Puede ser que esté en Tacumbú'

La Cámara de Diputados aprobó el desafuero del legislador Ulises Quintana (ANR) que está imputado en el proceso contra el presunto narcotraficante Reinaldo Javier Cabaña alias “Cucho”. El mismo diputado fue el que solicitó ser sometido al proceso y, en una extensa alocución, dijo ponerse a disposición de la justicia para probar su inocencia.

Con 75 votos a favor y dos abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el desafuero del diputado Ulises Quintana

Quintana argumentó los motivos por los cuales solicitó su desafuero este miércoles en la Cámara de Diputados. Sostuvo que se pone a disposición porque no tiene nada que esconder. “Yo soy Ulises Quintana. Lo que ven es lo que soy. No tengo nada que ocultar. Soy un hombre trabajador, honesto y siempre con la frente en alto. Lo que ven es respetado aquí y puede ser que esté en Tacumbú. A lo mejor no van a limpiar mi nombre después de esto”, indicó.

Dijo además que demostrará que no es ningún delincuente y que jamás tuvo conexiones con el narcotráfico. Dijo que es abogado, que ejerce su profesión y que en los medios de comunicación se expone la postura de un Ministerio Público que actúa con “parcialidad manifiesta” y con “intenciones oscuras”.

“Acá no se trata de narcotráfico. Hay un tema extra penal y extra procesal. No sé con qué intenciones. No tengo garantías”, dijo el legislador.

Indicó que pide que no se lo blinde y que solo solicita que le otorguen sus derechos y que se pueda defender como cualquier ciudadano para que no se le atribuyan hechos desmedidos por un “Ministerio Público delirante”.

“¿Qué hay detrás de esto? ¿qué busca realmente? no tengo ninguna garantía. Quiero que sepan que yo no pido que me apañen en nada, no pido que oculten cosas, no pido que me blinden, yo solo pido que me otorguen mis legítimos y que me pueda defender como cualquier ciudadano de la República”, indicó.

Quintana se quebró brevemente al hablar de su hijo ya que, según dijo, por él se encuentra poniéndose a disposición. Lanzó un mensaje a los miembros de la prensa que interpretan a su manera “magnificando muchas cuestiones que están en la carpeta fiscal”. Solicitó a los medios imparcialidad y objetividad y que va a demostrar durante del proceso que no existen pruebas con las que se lo pueda acusar de narcotráfico.

“Lo único que le pido es que me den esas garantías constitucionales. Que me pueda defender. Que la Fiscalía sea objetiva en sus apreciaciones y requerimientos. No necesito blindaje. Estoy aquí a disposición de todos ustedes, de los medios de prensa y, como decía una frase, es mejor absolver a un culpable que condenar a un inocente. Soy inocente y lo voy a demostrar con el debido proceso. A los efectos de esto vine aquí y me puse a disposición de ustedes. Para que me investiguen y la verdad salga. Se va a demostrar que Ulises Quintana no es ningun narcotraficante”, expresó el legislador para posteriormente pedir su desafuero, en base al requerimiento del juez penal Rubén Ayala Brun.

Luego de la alocución de Quintana, otros legisladores hicieron uso de la palabra y finalmente se procedió a la votación que terminó por desaforar a Quintana.

 

Senador liberal pide al PLRA que apoye a Manuel Ramirez para ministro de la Corte

El senador liberal Juan Bartolomé "Ancho" Ramírez manifestó que le gustaría que todos sus colegas apoyen la candidatura de Manuel de Jesús Ramírez Candia, por ser el de mayor puntaje en el proceso de selección de la terna para ministro de la Corte Suprema de Justicia.

El legislador liberal señaló que a su criterio, todos los que quedaron en las ternas reunieron las condiciones necesarias para ser candidatos a ministros de la Corte, luego del largo proceso de selección.

“A mi me gustaría que todo el Senado acompañe al que tuvo mayor puntaje en todo el proceso. Creo que el doctor Manuel Ramírez Candia ha conseguido acumular la mayor cantidad de puntos”, sostuvo el senador Ramírez.

Ramírez Candia conforma junto a Alberto Martínez Simón y Elodia Almirón, la terna de candidatos para ocupar la vacancia del exministra Alicia Pucheta.

Mientras que la otra terna, para reemplazar a Óscar Bajac, está conformada por Eugenio Jiménez, Marcos Kohn Gallardo y Rubén Darío Romero.

Con respecto a esta última terna, el senador liberal refirió que también está integrada por personas que ameritan estar en ese lugar.

 

Ex ministro de Salud responde a declaraciones del nuevo titular: "Lo veo muy nuevo y fresco"

Ante las denuncias de la existencia de medicamentos vencidos, deudas y falta de presupuesto anunciadas por el nuevo ministro de Salud, el extitular de la cartera sanitaria aclaró que existe toda la documentación disponible y aseguró que dejó un ministerio "más ordenado".

El doctor Antonio Barrios, exministro de salud y actual senador afirmó estar sorprendido por el diagnóstico dado a conocer por el nuevo titular de la cartera sanitaria, Julio Mazzoleni sobre la existencia de medicamentos vencidos y que estos totalizan 10 toneladas y que corresponde a administraciones anteriores además de la deuda con farmacéuticas y la poca disposibilidad presupuestaria.

“Le quiero contar (a Mazzoleni) si es que no tuvo tiempo de enterarse que se estableció el manejo de la cantidad de medicamentos vencidos a través de una resolución la 783/2015 para su posterior destrucción, fue el ministro Barrios quien reglamentó y fue en una de esas operaciones que se logró recuperar medicamentos oncológicos por valor de USD 1,5 millones que FAPASA accedió a canjear”, detalló.

Recordó que eran medicamentos vencidos del 2005 y que durante la administración de Carlos Morínigo se resolvió la destrucción pero que por falta de presupuesto no se concretó. Destacó que durante su administración fueron implementados los contratos abiertos para realizar las compras en cantidades máximas y mínimas y la reposición de acuerdo a la necesidad de cada hospital por lo que los medicamentos vencidos en su gestión debe ser una mínima cantidad.

En cuanto a las compras sin respaldo presupuestario aseguró que se trata de compras plurianuales y que él llamó a licitaciones con contratos de hasta tres años. Sobre la deuda afirmó que dejó el ministerio con USD 156 millones de deuda nueva y la anterior, con la que se encontró cuando asumió, fue de 120 millones de dólares, ya saldada.

“Con cada licitación ese compromiso de pago va creciendo y en todas mis intervenciones con todos los ministros de Hacienda fue fuerte por el reclamo de cumplimiento del desembolso del presupuesto porque una cosa es presupuestar y otro plan de caja”, indicó.

Agregó que los USD 900 mil que Mazzoleni asegura es monto disponible en caja, aclaró que el ministerio no tiene caja sino presupuesto y según los datos de Hacienda al 31 de agosto de 2018 el saldo presupuestario es de 2,3 billones de guaraníes. “Tiene 400 millones de dólares y se ejecutó el 53% del presupuesto, no tiene plan de caja y en Salud es un ejercicio diario el manejo administrativo. Él está empezando a manejar y su gente administrativa es la que tiene que encargarse”, agregó.

Consultado como ve al nuevo ministro, Barrios afirmó que: “Lo veo muy nuevo, muy fresco y el Ministerio de Salud es un monstruo y debe tener una capacidad administrativa sólida y manejar con entrenamiento el enfrentamiento con la prensa, realmente sorprende porque cuesta mucho sostenerle a todos ustedes”, afirmó en conferencia de prensa.

Cree que en las declaraciones de Mazzoleni hubo un error en la interpretación o malicia de alguna persona que quiso instalar esta situación de denuncia.

Con relación a las denuncias y en caso que estás lo involucren afirmó que no recurrirá a sus fueros para evitar la investigación, que está abierto a enfrentarse a la justicia y que tiene la conciencia tranquila. “No voy a recurrir a mis fueros para no ser investigado, mi declaración de bienes no cambió en todo estos años, vivo de mi salario, no tengo problemas de enfrentarme a la justicia y ser juzgado, mi desafuero está a disposición de la Fiscalía. No tengo apego a mis fueros y esto y convencido que estuve trabajando con gente capaz”, señaló.

Barrios aseguró que dejó un ministerio con medicamentos, combustible, salarios al día y la casa mucho más ordenada y lamentó los cambios de gente capacitada en los cargos directivos.

“Dolió el cambio de la doctora Águeda Cabello, el dolor es extraordinario, ella era una institución del ministerio que consiguió con el resto del equipo que ni el dengue, ni zika ni chikungunya sea el tema en la prensa. La doctora Sonia Arza una experta, una especialista en el área, a ninguna le van a encontrar un pelo en la sopa. A Aníbal Filártiga lo cambiaron por un muchacho que estuvo antes como administrador del Hospital Nacional y a la doctora Marta Torales de Senepa, otra especialista. Hay cambios que realmente duelen porque sacaron a gente maravillosa por el solo hecho de haber trabajado conmigo”, puntualizó.