Campesinos regresan a la capital y reclaman que se cumplan acuerdos

Productores de 13 departamentos se encuentran hoy en Asunción en reclamo al cumplimiento de los acuerdos alcanzados en la gran marcha de marzo pasado.

La reactivación económica y productiva, la reestructuración de las deudas y la adjudicación de tierras son algunos de los puntos que reclaman los campesinos instalados desde hoy en Asunción.

Así lo explicó a la 970 AM Esther Roa, representante de los productores. “Venimos de vuelta para pedir el acuerdo que firmó el Gobierno, de ese documento no hay ninguna señal”, comentó Roa.

Señaló que si bien se instalaron mesas de trabajo y que al principio hubo avances importante, posteriormente todo quedó estancado.

Anunció que en caso de no conseguir una respuesta de las autoridades volverán a iniciar una medida de fuerza como la de marzo pasado, hasta tanto sean escuchados.

Paralelamente los campesinos trajeron víveres para distribuirlos entre los damnificados por la crecida del río Paraguay.

 

PCC ya reclutó a más de 300 reos paraguayos: afuera de las cárceles hay más alistados

El Primer Comando Capital (PCC) se asentó plenamente en las cárceles del país y ya reclutó a más de 300 paraguayos. La cifra de los que se unieron a este grupo brasileño es mayor afuera de los centros penitenciarios.

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, señaló a radio Cardinal que existe un crecimiento del poder del Primer Comando Capital (PCC) dentro y fuera de las cárceles del país. “Estamos superando los 300 con holgura, solo dentro de las cárceles. Afuera de las cárceles hay muchos más“, dijo sobre la cantidad de paraguayos que se han asociado a este grupo organizado.

Argumentó que muchos internos se someten a los líderes criminales para vivir un poco más cómodos en las cárceles. “El negocio del Primer Comando Capital y también del Comando Vermelho es asentarse en las cárceles, es su zona de comodidad. Allí nacieron y de ahí operan”, lanzó.

Actualmente, de los 42 integrantes brasileños del PCC que están en las cárceles paraguayas, más de 20 no poseen requerimientos en Brasil y por lo tanto no pueden ser expulsados. “Vamos a echar a todos que tengan causas pendientes en el Brasil. No podemos echar a un delincuente si no tiene algún requerimiento, porque de lo contrario sería ponerlo en libertad”, aclaró.

Por otra parte detalló que el clan Rotela es el mayor grupo de microtráfico, porque se encarga de introducir las drogas en las escuelas o colegios. Mientras que el PCC es el mayor macrotraficante de las sustancias ilegales. No supo precisar cuál es el conflicto entre ambos bandos.

 

Muertos en San Pedro no fueron reclamados por familiares, permanecerán en morgue de Asunción

Los cuerpos de los fallecidos durante el enfrentamiento en el penal deberán ser reclamados en la Morgue Judicial de Asunción luego de que los familiares no se presentaron en el Hospital Regional de San Pedro donde permanecieron hasta ayer. La pesquisa fiscal se incautó de una gran cantidad de armas blancas, dos de fuego y teléfonos celulares.

Debido a que no se cuenta con las condiciones para mantenerlos en la morgue del Hospital Regional de San Pedro, la fiscala Fani Aguilera, agente interviniente tras el amotinamiento en el Penal de San Pedro ordenó el traslado de los muertos hasta Asunción donde los familiares podan reclamarlos.

En la morgue del centro asistencial fueron inspeccionados por los médicos forenses Pedro Pablo Araújo y Gala Ortigoza quienes determinaron la causa de muerte entre quemados, degollados y con herida de arma de fuego.

“Los cuerpos fueron trasladados hasta la morgue de Asunción donde permanecerán hasta que los familiares los reclamen porque acá no tenemos las condiciones necesarias para mantenerlos”, explicó Aguilera.

Durante la pesquisa realizada en dos pabellones de la cárcel, tras el amotinamiento de ayer, fueron encontradas una gran cantidad de armas blancas de fabricación casera, teléfonos celulares y dos armas de fuego que fueron encontradas por los guardiacárceles antes que llegue la comitiva fiscal.

“Hoy seguirá la investigación de lo que ocurrió con las testificales, pedidos de informes y analizar los teléfonos incautados”, explicó la agente fiscal.

Al principio eran nueve las muertes confirmadas por el Ministerio Público y luego entrada la noche se constató el deceso del interno José Osorio en el Hospital de Trauma que se sumó a la lista de los fallecidos: Alcides Paredes (cuerpo calcinado y heridas varias), Marcial Paredes (cuerpo calcinado y heridas varias), Junior Díaz (calcinado y con herida cortante en el cuello), Nelson Pereira (decapitado, heridas cortantes, varias quemaduras en el cuerpo y una herida de bala producida por un disparo de arma de fuego).

La lista continúa con: Lucas Ayala (decapitado y también presenta quemaduras y heridas cortantes), Sergio Cabrera (decapitado, heridas cortantes y quemaduras varias en el cuerpo), Hugo Díaz (decapitado, heridas cortantes y quemaduras), Carlos Patricio Segovia (decapitado, heridas cortantes y quemaduras varias) y Bruno Cuttier Moreira (herida de arma de fuego, falleció en un centro asistencial).

 

Crecida da respiro a ribereños: continúa descenso del río Paraguay

El río Paraguay continúa registrando un paulatino y progresivo descenso. En lo que respecta a Asunción y Pilar, dos de los puntos que generan mayor preocupación, los datos recogidos este lunes confirman la alentadora disminución del nivel de las aguas.

Este lunes el río Paraguay amaneció con una altura de 6,80 metros en Asunción, de acuerdo a los datos de la Dirección de Meteorología e Hidrología de la DINAC, registrándose un descenso de 6 centímetros.

Por su parte, la ciudad de Pilar también tuvo una disminución en el nivel del río, teniendo esta mañana una altura de 8,61 metros, lo cual da cuenta de una reducción de 4 cm en comparación con los datos de ayer.

Otros puntos como Fuerte Olimpo (-2 cm), Isla Margarita (-3 cm), Vallemí (-2 cm) y Alberdi (-4 cm), entre otros, de igual manera han registrado una disminución en el nivel del cauce hídrico, de acuerdo al informe de esta mañana.

Los datos recogidos dan cuenta de que el río Paraguay sigue registrando un paulatino descenso en los principales puertos del país, teniendo una tendencia descendente luego de varias semanas de crecida.

Pese a ello, las familias ribereñas que debieron huir de la inundación en Asunción aún no podrán retornar a sus hogares debido a que la mayor parte de las zonas afectadas aún sigue bajo agua.