Conocidos de Froilán Peralta, colocados en Veterinaria: Decano sale a "aclarar"

Varias personas cercanas al rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Froilán Peralta, fueron colocadas en la facultad de Veterinaria UNA y cobraban en concepto de docentes, pese a no tener títulos para ese fin. El decano Juan Rodríguez salió a dar su versión de los hechos.

Juan Rodríguez, decano de Veterinaria UNA, en charla con la 970 AM, se refirió a las acusaciones contra la casa de estudios por los llamativos nombramientos que realizó el exdecano y actual rector Froilán Peralta cuando estaba al frente de esa facultad.

De acuerdo a publicaciones periodísticas, Peralta nombró a la maestra parvularia de 21 años, Tatiana Cogliolo, a la madre de esta, Gladys Ester Cogliolo Sosa, a su hermana de 18 años, Chiara Jorgelina Noemí, y su prima Evelyn Caballero Izquierdo, como profesoras en Veterinaria, pese a no contar con títulos universitarios.

Primeramente, Rodríguez indicó que Tatiana “estaba en la parte de forma y no de fondo del área de metodología, en la presentación de una tesis. Estaba en la parte correctiva de los documentos, en un grupo que contemplaba que se cumplan todas las formas de presentación”.

Aclaró que la misma no enseña en la casa de estudios, sino que está en el área de metodología como auxiliar. “Es una confusión que se tiene. En las aulas entran los profesores escalonados”, aseveró.

En cuanto a por qué figura como docente, dijo que posee ese rubro “porque está en apoyo a la docencia, es una norma en la universidad nacional, está en el artículo 48 del estatuto de la facultad de Veterinaria”. La mujer percibía cinco millones de guaraníes por mes.

El decano confirmó además que a inicios del año la misma solicitó su traslado al Rectorado, para trabajar en la guardería del lugar. “Ella siempre venía a colaborar pero estando más tiempo en el Rectorado”, dijo al ser consultado por qué la mujer seguía cobrando su rubro de la facultad.

La joven Tatiana Cogliolo, tras conocerse su caso, presentó su renuncia a todos sus cargos públicos.

En el caso de la madre, contó que “no estaba como profesora, estaba en la biblioteca trabajando como auxiliar”. Aseveró que estaba en el área de comunicación, y reconoció que también percibía salario como docente. “Ella entró antes de la hija, aunque eso no le puedo contestar”, añadió.

La mujer, que cobraba al mes la suma de G. 4 millones y medio, también fue comisionada al Rectorado junto a su hija, según confirmó Rodríguez.

En cuanto a la prima Evelyn, cuya remuneración total trepa a los G. 4 millones, dijo que “ella es una chica muy activa, ella es auxiliar en Patología. No puedo quejarme de esta persona. Ella trabaja con los técnicos; ella trabaja. No sé qué grado de formación tiene. Es auxiliar, no requiere título. Todo está reglamentado la forma de trabajo de estas personas”.

El actual decano de Veterinaria aseveró que poseen los documentos que demuestran que todo está en regla y pidió que los auditores corroboren la situación.

OTROS CASOS

A finales del año pasado, varios nombres de estudiantes de diversas facultades salieron a luz por figurar como supuestos planilleros en Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción. Uno de los casos involucró a la joven Giselle Ayala Montenegro, quien figura como docente en esa institución desde el 2014.

Asimismo, según se denunció desde la plataforma “Fuera Planilleros” en Facebook, existían varios dirigentes “docentes” de distintas facultades en la nómina. Entre los denunciados en ese entonces se encontraban José Enrique Osorio Piñeiro, expresidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía UNA, quien percibía un salario de G. 1.744.281 sin siquiera tener un título universitario; Jesús María Roa Cantero, quien percibía G. 4.470.155; y Juan Ramón Riquelme Espínola, exrepresentante estudiantil de de Filosofía. Este último recibía G. 7.531.386, en carácter de docente y otros G. 2.373.600 como Auxiliar Administrativo del MOPC.

Los tres citados anteriormente activan para el movimiento “UNA Pasión”, que es dirigido por Peralta.

 

Se entregan un fusilero y un logístico del EPP

Dos integrantes del grupo criminal EPP se entregaron en Asunción y enfrentarán a la justicia. Uno de ellos es propietario de la camioneta abandonada el domingo pasado en Concepción.

Alcides Arce Maciel (21), supuesto fusilero del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y Daniel Rivarola Areco, integrante logístico, se entregaron ante la Fiscalía antisecuestro en Asunción, en la noche del martes.

Se presume que Rivarola sería el actual propietario de la camioneta Toyota Hilux, abandonada el domingo en la madrugada en Concepción, ante la llegada de componentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

El rodado lo adquirió hace apenas tres días, de Gloria Beatriz Cabrera, quien hasta ahora figura como la propietaria ya que los trámites de traspaso aún no concluyeron.

Por su parte, Maciel olvidó su celular en la camioneta el día del allanamiento y luego de conseguir un abogado decidió entregarse. Ambos permanecen detenidos en la Comisaría de Horqueta, a disposición del Ministerio Público.

En contra de este último, existen pruebas contundentes para confirmar que se desempeña como fusilero del grupo criminal.

 
Etiquetas:
epp
 

Usuarios de TV cable ya no podrán ver gratis canales de aire

A partir de la fecha, las operadoras de cable ya no están autorizadas a usar las señales o programas emitidos por canales abiertos Telefuturo, Cerro Corá y Teledifusora Paraguaya. La Catelpar, que asocia a estas empresas, lamenta que no se haya acordado con las cableoperadoras.

La Cámara de Teledifusoras del Paraguay (Catelpar) comunica a la opinión pública y a los usuarios del servicio de televisión satelital que, a pesar de los múltiples esfuerzos llevados adelante para acordar con los Operadores de DATDH, a partir de la fecha, estas ya no cuentan con la autorización del uso de las señales y/o los programas y/o contenidos emitidos por los canales de aire asociados a la cámara.

Esto significa que las cableoperadoras Personal TV (Tuves) y Claro TV (América Móvil) ya no pueden transmitir señales de los canales TV Acción S.A. (Canal 4 Telefuturo), Televisión Cerro Corá S.A. (Canal 9 SNT) y Teledifusora Paraguaya S.A. (Canal 13 El Trece).

Catelpar dice que puso mucho empeño en llegar a un acuerdo con las operadoras de modo a no dejar a los usuarios de DATDH sin señal de los canales de aire nacionales, y no habiendo encontrado apertura para llegar a un acuerdo conveniente para ambos sectores, se vio obligada a accionar en virtud a las disposiciones legales y reglamentarias de la Constitución Nacional y la Ley 1328/98 de “Derechos de Autor y Derechos Conexos”, que amparan los intereses de nuestros asociados.

“Por tal motivo, a partir de la fecha queda prohibido a las Operadoras de DATDH, la utilización y/o retransmisión –total o parcial- de las señales de nuestras empresas asociadas”, expresa parte del comunicado dado a conocer esta mañana por la cámara que nuclea a los canales de aire.

La Catelpar inició un proceso por el cual solicitaba el reconocimiento de los derechos intelectuales que corresponden por ley. Desde un primer momento mantuvo la máxima apertura para recibir de parte de los operadores de televisión satelital, las pretensiones y posibilidades para llegar a un acuerdo equilibrado, siempre coherente en tener la mejor y mayor atención a los usuarios.

En reiteradas ocasiones, la cámara manifestó la clara intención de encontrar puntos coincidentes y favorables para ambas partes, respetando los derechos de autor y propiedad intelectual vigentes. A pesar de la predisposición, las operadoras de TV Satelital (DATDH) decidieron no reconocer el derecho intelectual reclamado, y rechazaron toda posibilidad de acuerdo.

“Considerando que, luego de 4 meses de esfuerzos de negociación, las instancias para el dialogo fueron agotadas, las asociadas de Catelpar se ven obligadas a exigir y hacer valer sus derechos”, finaliza el escrito de los canales de aire.

RESOLUCIÓN DE LA CONATEL

En agosto pasado, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) resolvió que los operadores de cable deben acordar con las teledifusoras la manera para emitir sus señales. Aclaró que los primeros no está obligados a realizar la retransmisión si no lo desean y los segundos tampoco a ceder gratuitamente su señal.

 

Rapto en Caacupé: fingió embarazo para retener al novio y luego compró el bebé

La mujer imputada por el rapto de un recién nacido en Caacupé declaró en la comisaría local que compró el bebé porque deseaba retener a su pareja, ya que le aseguró que estaba embarazada. Desde el Ministerio Público indicaron que tras haber comprobado el ilícito, investigarán el motivo del hecho.

El suboficial Claudio Martínez, de la comisaría de Caacupé, confirmó a nuestra redacción que Celsa Ayala Cabañas (29) declaró ante los agentes policiales que no raptó a un recién nacido de una paciente del hospital regional, sino que pagó una suma de dinero por el mismo, porque aparentó estar embarazada para atajar a su pareja, Jorge Ayala Medina (22).

El uniformado indicó que la mujer, quien es de constitución robusta, supo fingir su embarazo. “Luego, según dijo ella, le dijo a su novio que ese era su hijo”, contó. El agente aclaró que la detenida no especificó la cantidad de dinero que habría dado por el bebé.

Tanto Celsa Ayala como Jorge Ayala ya fueron imputados por el fiscal Gustavo Sosa. La primera por la comisión del hecho punible de violación de la patria potestad en calidad de autora, y el otro en calidad de cómplice. Este último cuenta con múltiples antecedentes penales.

El representante del Ministerio Público solicitó al Juez Penal de Garantía la prisión preventiva de ambos sindicados como responsables en el ilícito.

La pareja fue detenida durante un allanamiento llevado a cabo en una vivienda ubicada en el barrio Yhakaroysâ de la ciudad de Caacupé, tras un trabajo de investigación.

Los antecedentes refieren que el hecho se perpetró cuando una joven madre y el bebé se disponían a abandonar el centro asistencial, cuando la mujer entregó su hijo a Celsa, quien se ganó su confianza, mientras hacía unos trámites de rigor a fin de obtener el alta, pero cuando ella volvió ya no estaban ni la criatura ni la hoy imputada.