COVID-19: ¿Cómo se produce la transmisión vía aérea?

La transmisión vía aérea del COVID-19 se produce a través de micropartículas y aerosoles que se transportan varios metros y permanecen en el aire. Se recomienda usar la mascarilla, ya que reduce el riesgo de propagación del virus y esto debe complementarse con ventilación de ambientes y distancia física.

Cuando una persona infectada con COVID-19 habla, grita, tose o estornuda emite muchas partículas de diferentes tamaños, algunas caen al suelo o en superficies, y las más pequeñas pueden transportarse varios metros y permanecer en el aire por periodos prolongados. Estas microgotas o micropartículas respiratorias ingresan al organismo cuando la persona sin mascarilla las inhala, produciéndose de esta manera la infección por COVID-19.

La transmisión por aire es una de las principales vías de contagio de este virus. También puede darse en otras situaciones en las cuales el paciente infectado genera aerosoles: durante la intubación orotraqueal y cuando se realiza el procedimiento de toma de muestra de hisopado nasofaríngeo.

Al usar mascarilla se reduce la propagación de las gotitas respiratorias y partículas pequeñas. Esta protección se complementa con la distancia física y la ventilación de ambientes, y, cuidando de no llevar las manos a la cara, sin previa higiene con abundante agua y jabón, impidiendo de esta manera que el virus ingrese al organismo por las manos contaminadas a través de los ojos, la nariz o la boca, consideradas puertas de acceso para el virus.

Estudios demuestran que las mascarillas con válvula y los protectores faciales son menos efectivos para bloquear las partículas pequeñas del COVID-19 en el aire: la mascarilla con válvula actúa como un tubo de escape de partículas pequeñas y gotas respiratorias (a menos que la válvula esté cubierta), mientras que con el protector facial (sin mascarilla) las gotas respiratorias pueden escaparse por arriba y por debajo del protector.

Para prevenir la transmisión por vía aérea, la Dra. Viviana de Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles enfatizó en tres puntos clave a tener en cuenta: preferir actividades al aire libre, priorizar la correcta ventilación de sitios cerrados (abrir puertas, ventanas, usar extractores y filtros de aire o un ventilador apuntando a la ventana) y usar mascarillas que cubran correctamente boca y nariz, manipularlos lo menos posible, siguiendo las normas de higiene.

Con respecto a la mascarilla, la Dra. de Egea puntualiza que es fundamental optar por la mascarilla quirúrgica para ingresar a un establecimiento de salud, ya sea como paciente o como acompañante. Esta misma recomendación va para los trabajadores de salud, sean de blanco o administrativos.

Teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual y como protección extra de seguridad, la doctora indicó el uso de doble mascarilla.

“A la mascarilla quirúrgica se le puede colocar encima otra mascarilla, en este caso puede ser de tela, que no comprometa la adherencia de la quirúrgica y de esta manera lograr reforzar la protección y prolongar la duración de la mascarilla quirúrgica”, señala la profesional de salud.

 

Disponen cierre epidemiológico para dos penitenciarias más por COVID-19

El Ministerio de Justicia dispuso el cierre epidemiológico por detectarse casos de COVID-19 en el Centro Penitenciario para Mujeres "Juana María de Lara" de Ciudad del Este y al Centro de Rehabilitación Social "CERESO" de Encarnación.

Los casos confirmados corresponden a las personas privadas de libertad y la medida fue aplicada con el objetivo de mitigar la expansión del virus en ambos recintos penitenciarios, según informó la cartera de Estado.

En el Centro Juana María de Lara se detectaron 2 casos positivos y en el CERESO con un caso que suman a las Penitenciarías de Coronel Oviedo (13 casos activos), Pedro Juan Caballero (3 positivos, de los cuales uno es activo), Padre Juan Antonio de la Vega (13 confirmados y un activo), Emboscada (10 casos y un activo), Buen Pastor (una interna con COVID-19 activa) y Serafina Dávalos (9 casos activos).

Daniel Cantero, director de Salud Penitenciaria, manifestó que los centros penitenciarios donde el virus está activo son constantemente monitoreados para prevenir la expansión del coronavirus.

“Hoy tenemos ocho penitenciarías donde hay COVID-19, en esos lugares reforzamos los controles y procedemos al hisopado de las personas privadas de libertad con síntomas para descartar o confirmar la enfermedad”, indicó al momento de reiterar que la conciencia ciudadana es fundamental para disminuir la tasa de contagios.

Por otra parte, los 27 adolescentes en conflicto con la Ley Penal del Centro Educativo Sembrador de Villarrica están recuperados de la enfermedad. En el Centro Educativo Itauguá, la Dirección de Salud Integral y Asuntos Sociales del SENAAI, registra 6 casos positivos y activos.

 

COVID-19: 8 líneas de actuación prioritarias para evitar el contagio

A un año de la pandemia del COVID-19, un grupo de científicos, miembros de la organización Aireamos, detallaron ocho líneas de actuación prioritarias para evitar el contagio.

La Organización Aireamos publicó unas 8 líneas de actuación, tanto en ambientes abiertos como cerrados, para evitar el contagio del COVID-19, que fue enviada al Gobierno de España y al Ministerio de Sanidad de dicho país.

En primer lugar, recomiendan el uso de las mascarillas, ya que constituyen una de las herramientas de prevención más eficaces, tanto para la población general como para trabajadores más expuestos.

La correcta colocación y ajuste son aspectos críticos, además de usarlas en interiores, como los lugares de trabajo, ya que se pasan varias horas compartiendo el aire interior.

El segundo punto, es la de promover actividades en el exterior, dado que la probabilidad de contagio al aire libre es al menos 20 veces menor que en interiores.

La tercera línea es la ventilación con aire exterior en cantidad suficiente, mediante ventilación natural, mecánica o combinación de ambas, debe instaurarse como una medida imprescindible en todas las actividades que se realicen en espacios interiores de todo tipo, sean públicos o privados y debe realizarse de forma continua.

En caso de ventilación natural, debe ser cruzada y distribuida, para garantizar su efectividad.

La cuarta es la medida de dióxido de carbono (CO2), siendo la mejor, si no la única, solución tecnológica de bajo costo disponible para verificar en cada momento si la ventilación es suficiente o si es necesario incrementarla. También permite optimizar la ventilación, evitando corrientes de aire excesivas o consumos de climatización innecesarios.

El uso de filtraciones de aire, el filtrado de alta eficiencia (los conocidos como filtros HEPA) es una solución contrastada para la eliminación de aerosoles respiratorios.

La atención especial a los centros educativos, ya que son espacios con una densidad de ocupación elevada, donde se comparte el aire durante muchas horas diarias y en su mayoría cuentan únicamente con el recurso de la ventilación natural a través de ventanas.

La séptima línea es la de desarrollar criterios, procedimientos y normativas. La información parcial y ambigua acerca de la ventilación está generando gran confusión y una utilización muy limitada y, muchas veces, incorrecta.

Por último, la propuesta de una fuerte apuesta por la divulgación, para comunicar de manera eficaz las ideas básicas sobre la transmisión de SARS-CoV-2 y las medidas de prevención.

 

Pedido desesperado: “Mi madre necesita con urgencia una cama de terapia intensiva”

En medio de la desesperación y la impotencia, un hombre llorando suplicó al ministro de Salud, Julio Borba, una cama de terapia intensiva para su madre, quien se encuentra internada por Covid-19 en el Instituto de Previsión Social (IPS). El hecho ocurrió esta mañana en el Hogar Santo Domingo.

“Necesitamos esa cama de terapia intensiva por favor”, suplicaba llorando, Juan Godoy, un hombre que se acercó e hizo el pedido desesperado al ministro de Salud, Julio Borba, para su madre quien se encuentra internada en el Instituto de Previsión Social (IPS) a raíz del Covid-19.

El pedido tuvo lugar este sábado en horas de la mañana en el Hogar Santo Domingo, donde se dio inicio a la vacunación contra el coronavirus a los ancianos y adultos encamados.

“No hay oxígeno, nuestros parientes se ahogan en vida. Mi mamá tiene 59 años y necesita ingresar con urgencia a terapia intensiva y no estamos consiguiendo en el IPS, está en estado grave, necesitamos esa cama para salvarle la vida”, agregó.

El hombre detalló que su madre, Lucila Rivarola (59), padece enfermedades de base como hipertensión y diabetes, y se encuentra con una neumonía bilateral internada en la sala 17 cama N° 3 de la previsional.

“Necesitamos conseguir la cama lo más rápido posible, antes de que se complique más su salud y sos órganos sean más afectados. Ella no está intubada, pero está a punto y necesitamos esa cama, por favor le pido, señor ministro”, volvió a solicitar.

Por último, el familiar indicó que ya no sabe exactamente el monto de los gastos, pero especificó que en un solo día gastaron más de G. 10 millones.

Por su parte, el titular de Salud, Julio Borba manifestó que lastimosamente son muchos los pacientes que están en la lista de espera para una cama de terapia intensiva y que el viceministro de Atención Integral a la Salud, Víctor Martínez acompañará a Godoy para cerciorarse sobre su situación.

“Son muchos lastimosamente los que están en espera de una cama de terapia intensiva. Entendemos la desesperación de la gente, es la misma de nosotros actualmente, considerando que son muchos los pedidos de auxilio que tenemos en los servicios de salud que ya están al 100% saturados”, expresó en entrevista con Telefuturo.

De acuerdo al reporte de ayer, se encuentran internados unos 2.789 pacientes, de los cuales 445 se encuentran en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).