Violenta detención de manifestantes

Un total de nueve personas resultaron detenidas tras protagonizar incidentes en la manifestación contra la suba del precio del pasaje. Según denuncian los presentes, los ciudadanos indignados fueron duramente reprimidos por los uniformados. Algunos sostienen que seguirán con el repudio.

El periodista Félix Chávez, en comunicación con nuestra redacción, sostuvo que hasta el momento 9 manifestantes fueron llevados por el Ministerio Público por perturbación de la paz pública.

"Acá sobre Tacuary y Azara, frente al Crowne Plaza estaban los manifestantes y cuando quisieron romper un vidrio de un colectivo reaccionaron los uniformados", sostuvo.

El comunicador señaló que entre las personas que fueron llevadas a la Unidad Especializada de Hechos Punibles contra la Seguridad y Convivencia, situada en el barrio Sajonia, se encontraban algunas mujeres que "fueron llevadas de los pelos". "Acá todo es caótico, con mucha violencia actuaron los policías. Una mujer les dijo que estaba embarazada, y en el acto le dieron un cachetazo", comentó Chávez.

El periodista además denunció que supuestamente la intervención de la Fiscalía está a cargo del agente Emilio Fúster, pero que el mismo no se encuentra en el lugar y que en su reemplazo está su ayudante. "El hombre se llama Ariel Martínez y se hace pasar por fiscal, ya que al momento de requerirle su cargo y función dijo que cumplía órdenes del Fiscal General y que no podía hablar más", indicó.

INCITABAN A MANIFESTANTES

Según Féliz Chávez, los policías que estaban apostados en el lugar para asegurar que la marcha se realice de una manera pacífica, supuestamente incitaban a los ciudadanos diciéndoles haraganes, entre otros calificativos.

Por su parte, el comisario Walter Vazquez dijo a radio 1000 AM que no hay ninguna represión, y que solo están utilizando la fuerza para controlar la situación.

AVASALLARON COMISARÍA

Según se informó en Ñandutí, se produjeron incidentes entre los manifestantes y la policía frente a la Comisaría 3ra. Metropolitana. Varios policías de otras comisarías se apersonaron en el sitio con dos patrulleras más para calmar a los manifestantes que avasallaron el local luego de realizarse las detenciones.

Algunos de los indignados contra la suba del pasaje sostienen que se mantendrán en asamblea permanente en el lugar.

 

Anuncian estricto control en playas y balnearios

La Fiscalía señala que desde este fin de semana iniciará un estricto control en las playas y balnearios, ante la llegada del verano. La institución indica que evitarán que se cometan hechos punibles en el Río Paraguay especialmente.

Durante los meses de enero y febrero, el Ministerio Público, la Prefectura Naval y la Policía Nacional realizarán controles en playas, balnearios y embarcaciones, a fin de evitar muertes por ahogamientos.

El agente fiscal Emilio Fúster anunció que la Fiscalía acompañará las tareas de concientización y prevención, a fin de evitar que las personas cometan hechos punibles en las aguas del Río Paraguay.

“Se va a controlar principalmente la no consumición y venta de bebidas alcohólicas en las playas y el ingreso a playas no habilitadas, y también se van a practicar pruebas de alcotest a los conductores de las embarcaciones.

Este fin de semana comenzarán a visitar algunos balnearios, según Fúster, y si ocurre un hecho, inmediatamente se realizará una persecución penal.

 

Piden parar construcciones en lugares históricos

La Secretaría Nacional de Cultura constató in situ que una construcción que se realiza en Piribebuy y otra en Luque, están dañando el patrimonio histórico y cultural de ambas ciudades.

En la mañana de este viernes, una comitiva de la Secretaría Nacional de Cultura visitaron in situ la Municipalidad de Piribebuy, luego de recibir una denuncia pública de una construcción que habría demolido una vivienda considerada como patrimonio histórico-cultural y parte del casco histórico de la ciudad.

La comitiva presentó una notificación a la Comuna local donde expresa lo siguiente: “Ante una intervención en un sitio ubicado en un centro histórico declarado Patrimonio Histórico y Cultural se debe solicitar a esta Dirección los permisos correspondientes como expresa la Ley. Ante este incumplimiento por parte de los responsables de la obra se presenta esta nota de paro de obra".

Los intervinientes intentaron conversar con algún responsable de la obra, pero no se encontraba ningún encargado en el lugar, por lo que el documento fue recibido y firmado por un obrero de nombre Carlos Barrios.

El arquitecto Juan Rivas, quien dijo ser el encargado de la obra, dijo negó que se demolió una casa colonial ubicada en el predio de la obra como decía la denuncia. "Antes este lugar era un baldío no se echó nada de valor como se dijo”, indicó.

EN LUQUE

Luego de Piribebuy, la comitiva de la Secretaría Nacional de Cultura se trasladó hasta la ciudad de Luque, donde también se recibió una denuncia pública de que una casona colonial estaba siendo demolida.

Cuando llegaron a lugar con la notificación de cese de obras, se encontraron con que la mayor parte de la casona ya fue derribada días antes y solo quedó parte de una de las murallas de adobe.

Luego se trasladaron hasta la Municipalidad local, donde fueron atendidos por el jefe de prensa Damián Espínola, quien recibió la notificación y se comprometió a dar curso lo antes posible.

Espínola comentó que la Municipalidad ya notificó anteriormente a los dueños de la vivienda para que no se proceda demoler la casa y sostuvo que existe una denuncia en la fiscalía, pero que evidentemente no se respetó.

 

Policía reprimió a los dos grupos en manifestación por suba de pasaje

Ambos grupos que se reunieron en dos diferentes puntos de Asunción, fueron reprimidos por la policía. El grupo que se reunió en el Mercado 4 fue reprimido con balines de goma, mientras que el que inició su aglomeración en el Panteón de los Héroes recibió gases lacrimógenos sobre la calle Cerro Corá y Tacuary.

​Los dos grupos de manifestantes que se autoconvocaron para protestar contra la suba del pasaje, debían reunirse en las calles Herrera y Brasil. Un grupo inició su aglomeración en el Panteón de los Héroes mientras que otro lo hizo en el Mercado 4.

El grupo que se reunió en el Mercado 4 estuvo conformado por aproximadamente 80 personas, quienes pintaban frases con aerosoles a unidades de transporte. Fueron repelidos por la policía con balines de goma, comentó Pedro Lezcano, uno de los ciudadanos presentes en la movilización.

Por su parte, el grupo que se reunió inicialmente frente al Panteón de los Héroes, estuvo conformado por aproximadamente 300 personas, según el periodista Félix Chávez.

Este grupo fue repelido por la policía entre las calles Cerro Corá y Tacuary, donde cascos azules lanzaron gases lacrimógenos a los manifestantes quienes se replegaron y siguieron por la calle Brasil donde debían reunirse con el otro grupo en Herrera y Brasil, según comentó uno de los manifestantes. Ambos grupos coordinaban la manifestación a través de comunicación via celular.