Desgarrador relato de la vecina que salvó a las niñas maltratadas por su tía

Una vecina, quien denunció a la tía por el brutal maltrato que sufrían las niñas de 5 y 11 años, relató las condiciones en las que se encontraban las pequeñas y de las situaciones que se dieron para que intervenga. El rescate se dio cuando la más chiquita fue hasta su domicilio el día de ayer para regalarle una bombilla. “Ella llegó a mi casa pidiendo una ayuda silenciosa”, declaró.

Karina, la vecina que denunció el maltrato de las niñas, relató a radio Monumental que desde hace tiempo las pequeñas presentaban hematomas en los ojos, rasguños en el cuerpo, entre otros signos que fueron golpeadas.

“Cuando ponían la música fuerte es porque le pegaban a las niñas, era para evitar que se escuche cuando lloraban. Hace un tiempo que ya no se las veía ni se las escuchaba y comencé a preocuparme. Siempre rezábamos para poder ayudar a las chiquitas porque ya no salían y no había forma de poder ingresar a la casa porque la tía es inconversable, es conocida en el barrio por su prepotencia y se le tiene miedo por el carácter que tiene”, expresó la denunciante.

Ayer a las 10:15 de la mañana, la niña de 5 años apareció en la casa de la vecina llevándole una bombilla. “Te regalo para tu bombilla tía Karina, me dijo y ahí vi que sus ojos estaban con moretones, sus manos estaban hinchadas y tenía rasguños. Ahí sentí que debía meterme y me decidí. Ella llegó a mi casa pidiendo una ayuda silenciosa”, contó.

La entrevistada dijo que llevó a la pequeña hasta un hospital donde tras la revisión se percataron que tenía el brazo fracturado desde hace 8 días. “Le rompieron el brazo con el palo de escoba y no las escuchábamos gritar o llorar porque le tapaban la boca con cinta adhesiva”.

Finalmente, la denunciante manifestó que después de mucho tiempo, anoche pudo dormir con tranquilidad, ya que las niñas fueron rescatadas y se encuentran a salvo.

La intervención fiscal y policial que derivó al rescate de las menores de 5 a 11 años se realizó entre el martes de noche y este miércoles de madrugada.

Tras la intervención, Virginia Lorena Ramírez (45) y su hijo Atilio Cayetano Benítez Ramírez quedaron detenidos en la comisaría 9° de Limpio.

La fiscal Elena Fiore, que interviene en la causa, manifestó que ambas son huérfanas de padre y madre, y quedaron bajo la tutela de la tía. Las niñas quedaron bajo la custodia provisoria de la vecina que había formulado la denuncia.

Las personas que deseen colaborar con Karina y asistir a las pequeñas, pueden comunicarse al (0971) 421-984.

 

Dos heridos tras derrumbe en obra cloacal de Asunción

Un desmoronamiento en la obra de readecuación e instalación de desagüe cloacal de Asunción, dejó dos obreros heridos. Ambos fueron trasladados al Hospital del Trauma.

El accidente laboral ocurrió esta mañana en la obra iniciada ayer por la Municipalidad de Asunción sobre la calle Ecuador entre Luis Morquio y Bruno Guggiari, a cargo del consorcio Pavimento Urbano.

“Esta lloviznita que tuvimos anoche pudo haber sido la causa, porque este tipo de suelo generalmente es muy estable, pero ante la humedad cambia mucho su propiedad”, explicó a Gen el arquitecto encargado del proyecto.

A consecuencia del percance, dos obreros quedaron atrapados de la cintura para abajo, pero afortunadamente fueron rescatados por los bomberos voluntarios, quienes lograron sacarlos gracias a que ambos contaban con los elementos de seguridad como el arnés.

Los heridos fueron trasladados al Hospital del Trauma, donde se encuentran internados a consecuencia de las lesiones que sufrieron.

 

Decadente sesión en Diputados: "Aborrezco a las putitas con escapulario"

En una candente sesión en la Cámara Baja, el diputado colorado Roberto González trató de "putitas con escapulario" a las mujeres que critican a la ANR. Tras conseguir el rechazo generalizado por sus expresiones, el político se vio obligado a pedir disculpas.

Un ambiente caldeado se vivió este miércoles durante el tratamiento en la Cámara Baja del informe de la Contraloría General de la República referente a la deuda ilegal de 4000 millones de dólares detectada en Itaipú Binacional en perjuicio del Paraguay y a favor del Brasil, en complicidad con las entonces autoridades paraguayas de la institución, durante los años 1985 a 1997, a excepción del año 1991.

Durante el debate hubo quienes cuestionaron la gestión de los colorados al frente de Itaipú, mientras que otros resaltaron que fue un contralor colorado el que destapó justamente la irregularidad.

Fue la diputada liberal Celeste Amarilla quien aprovechó el momento para responsabilizar al Partido Colorado por “el robo y traición a la Patria”, ante la deuda espuria de la binacional. En medio de los entredichos saltó el diputado colorado Roberto González, quien despotricó contra su colega al pretender instalar un discurso de “odio visceral y electoralista”.

“Aborrezco a quienes vienen con tantas mentiras. Aborrezco a las putitas con escapulario pero respeto más a putitas revoloteando sus carteras en una esquina”, parafraseó el legislador para desacreditar las críticas de la congresista. “Acá cualquiera se presenta como la Virgen María o como lo más honesto del Paraguay”, agregó.

Inmediatamente, al sentirse aludida, Celeste Amarrilla hizo uso de palabra y en medio de su defensa atacó a otras mujeres. “Al colega González le digo que putitas con escapulario deben ser sus hijas, su esposa y sus amantes, a mí no me va a tratar de puta nadie porque nunca di motivos para que se toque mi prestigio”, replicó. “No he dado motivos a este coloradito de cuarta que tiene a todos sus parientes en Itaipú y que viene a hacer defensa de un partido corrupto y prescripto”, dijo además.

“Estas bestias no saben cómo responder y atacan a las mujeres. Nosotras tenemos el derecho de ser putas si queremos y no va a ser este ladrón el que venga a juzgar quién es puta y quién no, quién se cree. No sé si le voy a demandar porque no quiero la plata que robó desde que comenzó a hacer política y que sus parientes roban en Itaipú hasta ahora. Solo le quiero recordar que las putas son sus amantes, que las putas son las que se acuestan con él por ser diputado, que yo soy una señora de quien no puede hablar así”, agregó en otro momento la liberal.

Por su parte la diputada Kattya González (Encuentro Nacional) indicó que el político podía no estar de acuerdo en la posición de sus colegas mujeres, pero que de ninguna manera puede pretender burlarse desde un sitio de supuesta superioridad. Le recordó además que la ley 5777 condena toda forma de violencia contra la mujer. “Al expresarse así también ofende a sus hijas, que trabajan en Itaipú y su esposa que seguro que también trabaja en Itaipú”, refirió.

“Espero que las paraguayas podamos administrar disculpas. Las mujeres que hoy ocupamos espacios de decisión, llegamos porque somos trabajadoras. No estamos aquí porque hemos tenido algún concepto como el que tiene el compañero”, expuso la cartista Cristina Villalba.

La colorada oficialista Jazmín Narvaez también coincidió que se descarrilló el discurso de su colega Roberto González, pero también criticó que su congénere Celeste Amarrilla haya tiroteado contra otras mujeres en su defensa. “Me indigna la expresión de putas con escapulario”, lanzó y pidió no volver a utilizarla.

A su vez, la diputada Rocío Abed de Zacarías (ANR) pidió dejarse de “joder” con este tipo de discusiones y se solidarizó con las prostitutas, amantes y esposas denigradas en medio de discusión entre los diputados.

Finalmente, el diputado Roberto González se vio forzado a pedir disculpas y justificó su “desliz” señalando que le enervó que atacaran a su partido político. “Presento mi disculpa a todas las mujeres, fue un desliz en mi desarrollo discursivo”, dijo de manera escueta.

 

Caso deuda de Itaipú: Fiscales se constituyen en la Contraloría

Equipo de fiscales designados para investigar el caso de la deuda de la Entidad Binacional Itaipú se constituyó esta mañana en la Contraloría General de la República para recabar datos al respecto.

Los agentes fiscales Liliana Alcaraz, Osmar Legal, Marcelo Pecci, Luis Piñánez y Juan Manuel Ledesma, llegaron hasta la Contraloría para acceder al informe dado a conocer por el contralor Camilo Benítez que consistía en una auditoria hecha a la Entidad Itaipú Binacional y que mediante ese trabajo se encontró una deuda ilegal que tiene Paraguay en Itaipú por más de 4.000 millones de dólares por la aplicación de tarifa más baja de lo establecido en el acuerdo.

Esa auditoria será analizada en el Ministerio Público, para verificar si efectivamente existe algún delito a ser investigado y llegar al o a los responsables del mismo.

El informe de la Contraloría decía que las medidas adoptadas por los miembros del Consejo de Administración y del Comité Ejecutivo de Itaipú, al determinar la aplicación de tarifas por debajo del costo del servicio de electricidad, durante los años 1985 a 1997, a excepción del año 1991, en clara transgresión del artículo IV.1 y del ítem III del Anexo C del Tratado, incidieron sustancialmente a nivel económico y financiero en Itaipú, ocasionando el aumento indebido e ilegal del saldo de su deuda que, a diciembre de 2020 asciende a US$ 3.856.790.000, saldo del cual US$ 3.629.057.000 corresponde a la deuda con Eletrobras (incluida la cesión al tesoro nacional brasileño), equivalente al 94% de la deuda total de Itaipú.

Según la Contraloría, en los años citados anteriormente, Itaipú aplicó tarifas inferiores al costo del servicio de electricidad, a pedido de los representantes brasileños, alegando dificultades económicas y con la complacencia de los representantes paraguayos, dejando de percibir así el importe de US$ 1.757.128.833,22, y generando una deuda ilegal de US$ 4.193.500.000 en contra de sus propios intereses y a favor de Eletrobras.

Finalmente concluye que las irregularidades detectadas demuestran claramente que todas ellas fueron en beneficio de Eletrobras y el Estado brasileño, y en perjuicio de la ANDE y el Estado paraguayo, a pesar de ser la entidad binacional Itaipú es propiedad del Estado paraguayo y del Estado brasileño en partes iguales, con los mismos derechos y las mismas obligaciones.