Donantes de médula óseas podrán formar parte de un registro mundial para curar la leucemia

El trasplante alogénico de médula ósea cura la leucemia y un donante puede encontrarse en cualquier parte del mundo en caso que la compatibilidad con donante emparentado que se fija entre hermanos, no se da. Existe un registro mundial de donantes en el que Paraguay puede estar presente y que los pacientes locales tengan la posibilidad de acceder a donantes de otros países.

Un trasplante alogénico no solo mejora la calidad de vida del paciente sino que lo cura por ejemplo, de la leucemia. El donante de preferencia debe ser un hermano y existe un 25% de probabilidad de compatibilidad. En caso de que no se logre compatibilidad es cuando se requiere de otros donantes.

Es cuando se recurre a los registros mundiales y Paraguay puede tener uno. “Es un sueño que Paraguay pueda acceder a los registros y varios estudios muestran que un mexicano o argentino encuentra donante en su país pero si un paciente tiene todo el dinero para ir a otro país a buscar el procedimiento pero cuesta que busquen donante si en su país no hay un registro”, explica la doctora Alana Von Glasenapp, coordinadora del CPH y del Registro del INAT.

La profesional destacó que con este trasplante se da vida al paciente que está con un diagnóstico de leucemia, aplasia medular o enfermedades genéticas.

La donación consiste en aplicar vacunas subcutáneas durante unos días y es cuando la propia médula aumenta las células madre y sale la sangre periférica, una vez que se retira las células se devuelve la sangre periférica al donante.

El procedimiento dura aproximadamente 90 minutos, tiempo en que se puede salvar la vida de una persona.

Existen otros tipo de procedimientos como la punción pero no se dan en todos los casos par convertirse en donante.

“En el adulto el esternón y la cadera tenemos una buena proporción de médula ósea, el 80% se hace de sangre periférica, en pocos casos se llega hasta la cadera y punzar las células madre”, explicó.

Para las personas que estén interesadas pueden acudir el sábado 31 de agosto de 9:00 a 18:00 horas en el paseo entre las dos torres del Mariscal Shopping donde podrán quedar registrados como donantes.

Los requisitos son tener de 18 a 50 años de edad, pesar más de 50 kilos, no haber padecido enfermedad que haya recibido como tratamiento quimioterapia ni radioterapia o enfermedades infecciosas muy graves como tuberculosis.

“La persona tendrá toda la información necesaria, se llenará No hay pinchazo, es hisopado de la mucosa de la boca, se firma un documento de autorización para que sus datos sean volcados a un estudio mundial y si alguna vez son compatible con algún paciente serán convocados”, explicó la doctora.

El año pasado, el IPS reactivó los trasplantes alogénicos que llegaron a cinco en total y luego desde su reactivación sumaron 11 más.

Muerte del bebé Renato por presunta negligencia: “Juegan con la vida de asegurados”

La muerte del pequeño de 2 años en extrañas circunstancias en el sanatorio privado Migone, sigue siendo centro de debate. Mientras se realizan las correspondientes investigaciones en busca de llegar a la veracidad de lo ocurrido, los familiares exigen justicia y que los responsables asuman sus culpas en lo ocurrido.

Desde la familia aseguran que no descansarán hasta que se haya justicia para el pequeño de 2 años fallecido en el Sanatorio Migone, según lo expresado por la abuela del menor, Rosi Lugo, en su cuenta de facebook.

“Nadie puede devolvernos a nuestro maravilloso Renato, pero vamos a luchar hasta el cansancio para que no haya más casos como el de nuestro niño”, manifestó la abuela del pequeño.

La misma ratificó que la urgencia que se necesitaba para el caso, no apareció a pesar de estar en una sala destinada para tal efecto. “Desprovista de insumos y desprovista de humanidad, desprovista de todo lo que hasta el código de la niñez propone”, subrayó.

Por otra parte, el tío del menor, Hugo Talavera, habló de la necesidad de que los sanatorios privados ligados directamente a empresas de medicina pre-paga, sean regulados por los órganos competentes.

“Así como existe la superintendencia de bancos, la superintendencia de seguros, etc., se debe crear un organismo regulador de estas empresas que a consta de un lucro desmedido juegan con la salud y la vida de sus asegurados”, escribió Talavera.

Talavera sostuvo que en el caso particular del Migone, el sanatorio está “colapsado” y mientras continúe la situación, “se va acumulando una oscura lista de casos similares al de Renatito”.

Aseguró que la sala de Urgencias del Migone, no es tal, sino una simple sala de espera con “camas en vez de sillas para fortalecer la imagen de marketing, de su negocio de hotelería disfrazado de hospital. No cuenta con personal médico, está a cargo de un call center de enfermeros que reciben indicaciones por teléfono de los médicos que efectivamente están en el mismo edificio pero detrás del mostrador de los consultorios, haciendo malabarismos para despachar a la desbordada cantidad de asegurados”.

Abdo y Macri habilitan el paso fronterizo Ayolas-Ituzaingó y prometen estimular el comercio

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y su homólogo argentino, Mauricio Macri, inauguraron este viernes un nuevo paso fronterizo en la presa de Yacyretá, sobre el río Paraná, con el que confían en que se estimulen las relaciones comerciales, el turismo y la cultura entre ambos territorios.

En un encuentro en la sala de máquinas de la central hidroeléctrica compartida, los dos mandatarios formalizaron la firma del acuerdo bilateral para abrir este cruce que conectará la ciudad argentina de Ituzaingó, en el departamento de Corrientes, con la paraguaya de Ayolas, en Misiones.

“Estamos realmente convencidos de que argentinos y paraguayos juntos tenemos más posibilidades de salir adelante, tenemos más posibilidades de crecer, de desarrollarnos y de vivir mejor”, expuso Macri en una declaración conjunta.

El presidente argentino afirmó que la apertura del paso “cambia la historia de estas dos regiones”, ya que desde ahora no contarán con “impedimentos geográficos” que las separen.

En ese mismo sentido se expresó Abdo Benítez, quien calificó la infraestructura como “un punto de inflexión natural de integración entre nuestras sociedades”, gracias a la puesta en marcha de una “vía de comunicación directa y efectiva que va a cambiar la realidad de la región”.

“Confiamos que con esta iniciativa potenciaremos el desarrollo económico de las poblaciones aledañas mediante un incremento del comercio fronterizo, el turismo y la prestación de servicios”, agregó el mandatario nacional.

La habilitación del cruce fronterizo representó una inversión cercana a un millón de dólares, destinados para adecuar las infraestructuras, la conectividad o la iluminación de la zona.

De momento, el paso solo estará abierto entre las 09.00 y las 19.00 horas y no se permitirá el tránsito a pie, motocicleta, bicicleta o vehículos tirados por animales.

Desde el Gobierno Nacional se espera que tenga un impacto positivo en la economía y el turismo de Ayolas, que cuenta con una población de 20.000 personas, más de 400 comercios, 40 posadas turísticas y cinco hoteles.

Además, confían en que aumente el número de visitantes que llegan a la zona para practicar pesca deportiva o para participar en las actividades que ofrece Yacyretá, que cada año atrae a cerca de 40.000 turistas.

Además de la apertura de la frontera, los mandatarios de los dos países también aprovecharon el encuentro para acordar otras políticas de cooperación destinadas a garantizar la libertad de navegación en condiciones de igualdad de oportunidades en el río Paraná.

También se comprometieron a desarrollar acciones conjuntas en materia de seguridad pública, especialmente en el combate del narcotráfico, a través de inspecciones en las embarcaciones e instalaciones portuarias en aguas compartidas.

Finalmente, se mostraron partidarios de evaluar las propuestas técnicas y buscar alternativas de financiación para la construcción de un nuevo puente sobre el río Pilcomayo, que conectaría las ciudades de Puerto Falcón y Clorinda.

Burocracia estatal retarda hasta el fin compra de equipos, 200 pacientes con cáncer sufren

Familiares y pacientes con cáncer exigen al Ministerio de Salud Pública que agilice la compra de los aceleradores lineales para el INCAN. Cabe recordar que estos equipos son necesarios para llevar a cabo los tratamientos de radioterapia.

María Luisa Vera, presidenta de la Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares (APACFA), en entrevista con Radio Uno recordó que hasta hace poco se contaba con un solo acelerador lineal pero, debido a su continuo uso, el mismo quedó fuera de funcionamiento.

A raíz de esta situación y de la falta de reparación, varios pacientes oncológicos que acuden para seguir su tratamiento de radioterapia en el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN) quedaron en lista de espera, aguardando a que les toque un turno para ser tratados.

En vista a esta necesidad, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) autorizó hace unas semanas la adquisición de dos aceleradores lineales. Según Vera, esta compra primeramente debe ser autorizada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

La cartera de salud ya habría aplazado en tres ocasiones la apertura de sobres de las empresas que participaron del llamado a licitación -mencionó-, hecho que sigue dilatando esta compra de equipos de radioterapia.

“Como nosotros somos pacientes oncológicos, no podemos esperar mucho. Son más de 200 pacientes los que están en la espera de su tratamiento”, expresó a la 650 AM, resaltando la urgencia de la cuestión.

Según mencionó, la cantidad de sesiones de radioterapia varía dependiendo del cuadro de cada paciente, aunque como mínimo se suelen realizar unas 25 en promedio. En algunos casos, estas sesiones se llevan a cabo de forma diaria.

Desde APACFA piden que el MSPyBS continúe con el proceso, de manera a agilizar la compra de los aceleradores médicos lineales. Asimismo, exigen que se pueda firmar un convenio con instituciones del sector privado que poseen equipos de radioterapia (como el Centro Médico La Costa o el Instituto Codas Thompson), a fin de que los pacientes con cáncer puedan ser derivados allí para continuar con sus respectivos tratamientos.

“Apelo a la solidaridad y la sensibilidad de la gente del Ministerio de Salud para que se pongan las pilas y vean una solución inmediata, que no tarden otra vez. Estamos haciendo todo lo posible para ver cómo hacemos para solucionar el problema”, puntualizó Vera.