El pago de los salarios es una atribución de los consejos de salud de los municipios, explican

Pablo Méndez, director de la Dirección General de Descentralización del Ministerio de Salud contestó al reclamo de las enfermeras, que protesta por atrasos salariales y paupérrimos ingresos sostenidos hace varios años.

Este dijo a Radio Universo que los consejos locales de salud están al arbitro de las municipalidades y que la Dirección de Descentralización del Ministerio de Salud no tiene potestad en este caso.

Pablo Méndez no obstante dijo que “​entre este lunes o martes estaremos distribuyendo los sueldos a los consejos locales de salud” para el pago de haberes a enfermeras.

A propósito, la Asociación Paraguaya de Enfermería denunció bajos pagos y retrasos de aproximadamente tres meses, situación que pone en riesgo su labor.

“Los consejos de salud son organizaciones autónomas y ellos son los que deciden a quiénes contratar. Nosotros somos el brazo ejecutor del Ministerio de Salud en cuanto a verificar sus gastos y de transferir sus fondos”, explicó.

Sobre una eventual intervención y el establecimiento de un tope de salarios, Méndez dijo que “con la autonomía de los consejos, la Dirección de Descentralización no tiene nada que hacer”.

“Escapa a nuestras posibilidades porque se les transfiere los fondos y ellos deciden en qué gastar. Algunos no invierten en recursos humanos y esa es una decisión de cada consejo”, recalcó, al tiempo de decir en cuanto al salario de una enfermera que no maneja montos.

 

COVID-19: Laboratorio privado extrae muestras a domicilio y entrega resultados en 24 horas

La realización del test para coronavirus en el sector privado tiene un costo de G. 770.000 y se ofrece la posibilidad de la extracción en la casa de la persona afectada siguiendo un proceso con medidas de seguridad y evitar la exposición de terceros.

Uno de los laboratorios privados habilitados para la toma y procesamiento de muestras para detectar el coronavirus tiene la capacidad diaria de realizar 60 test, los entrega en 24 horas y da la posibilidad de extracción a domicilio.

El laboratorio recepciona las llamadas y las muestras son extraídas con cita previa tanto en el edificio como a domicilio aunque esto último es lo que sugieren a los usuarios. “Esta es una posibilidad para que las personas se queden en sus casas, no salgan y así no exponen a otras personas”, afirmó José Pereira, bioquímico y uno de los propietarios de Laboratorio Brunelli.

En caso que el paciente no quiera que lleguen hasta su domicilio, se recomienda que salga llevando en cuenta las prácticas seguras de lavado de manos, tapabocas, subir al vehículo con las ventanillas cerradas y una vez en el estacionamiento del laboratorio dirigirse a un área exclusiva para toma de muestras respiratorias.

Las personas que no cuentan con indicación médica para realizarse la prueba de todas formas pueden solicitarla pero Pereira aclaró que deben cumplir con ciertos requisitos como presentar síntomas respiratorios en los últimos cinco días, haber tenido contacto con un paciente positivo para coronavirus o haber llegado del exterior donde circula el virus.

Para realizar la prueba se requiere de una zona preparada para la utilización de los equipos y debe estar dividida en tres áreas y cada una lleva filtros, luces UV y todo el equipamiento debidamente instalado y una cabina de bioseguridad es donde se analiza cada extracción.

Pasos previos

Durante la extracción y procesamiento de las muestras, el personal utiliza equipos de protección personal que incluye el mameluco, bata quirúrgica descartable, guantes, tapabocas N95, protección facial y ocular.

El personal a cargo se coloca el equipo de protección personal procede a realizar el hisopado nasal y faríngeo al paciente lo que lleva unos 20 minutos y se coloca lo extraído en una primer, segundo y tercer contenedor para esterilizarlo.

La entrega de los resultados se realiza en 24 horas porque la exigencia de Vigilancia de la Salud es que se envíen los datos en el día además de remitir los resultados para su análisis a Laboratorio Central.

“Dada la emergencia 24 horas es el tiempo para informar lo antes posible sobre el resultado al paciente”, señaló.

Para cada muestra domiciliaria van dos personas y una es la que se encarga de ingresar a la vivienda y luego de retirarse debe ser rociado con alcohol de 80º y luego realiza la misma acción con el acompañante.

“Estamos alentando a que las pruebas se hagan la prueba estrictamente si son necesarias, insistimos con eso porque hay mucha gente que pregunta y puede llegar un punto en que todas quieran hacerse la prueba sin necesidad alguna”; agregó.

A partir del quinto día de síntomas es que se recomienda hacerse el test ya que la prueba tiene una sensibilidad que puede ser o muy alta o muy baja y uno de los factores es que no se detecta el virus porque la carga viral está a inicios o al final de la enfermedad.

“Cuando se encuentra que la carga viral es mayor entre los 5 a 7 días de haber iniciado los síntomas”, aclaró.

Reactivos y equipos de protección costosos

Los reactivos utilizados en el proceso más todo el equipamiento de seguridad es lo que determina el costo de la prueba valuada en G. 770.000, precios cuestionado a través de las redes sociales. “Es la técnica más cara y los reactivos tienen un costo mayor. Es tecnología de última que se utiliza a nivel mundial y es la recomendada tanto por la OPS como la OMS para el diagnóstico de coronavirus”, explicó Pereira.

"La ganancia es mínima atendiendo el costo de los reactivos y lo que implica poner a punto un laboratorio para manejar este tipo de muestras y cumplir con todas las exigencias. Para nosotros lo más fácil hubiera sido no hacer nada pero no es el caso, queremos ayudar al Ministerio de Salud y aumentar la capacidad de toma de muestra y procesamiento”, puntualizó.

Este laboratorio es uno de los tres habilitados por Salud Pública para aumentar la cantidad y capacidad de procesamiento de muestras por día para detecar el coronavirus, los otros otros son Laboratorio San Roque y Laboratorio Curie.

 

Soares y Guachiré denuncian a jueces por supuesta violación de la cuarentena

Camilo Soares y Alfredo Guachiré denunciaron ante el Ministerio Público a los miembros del Tribunal de Sentencia por supuestamente no cumplir medidas sanitarias. Asimismo, solicitaron que se pare el juicio oral que afrontan los mismos.

El exministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Camilo Soares y su exjefe de Contrataciones, afronta un juicio oral por la acusación de desvío de unos G. 1.200 millones.

Ambos acusados presentaron una denuncia ante el Ministerio Público ante los jueces del Tribunal de Sentencia, por supuesto incumplimiento de la Emergencia Sanitaria en el marco del coronavirus.

La nota refiere que ambos acusados padecieron situaciones que comprometen seriamente su estado salud. En dos ocasiones ya habían solicitado la suspensión del juicio oral, sin embargo las peticiones fueron rechazadas.

También señalaron como antecedente que una actuaria judicial presentaba problemas respiratorios durante una audiencia desarrollada el pasado 24 de marzo, por lo que temen que sea un posible caso de Covid-19.

Soares y Guachiré solicitaron además la verificación correspondiente del estado de salud de los integrantes del Tribunal de Sentencia, la desinfección correcta de las salas donde se llevan a cabo el proceso y finalmente la suspensión de dicho Juicio Oral y Público hasta que culmine la Emergencia Sanitaria en el país.

 

Enfermeras del sector público no perciben sus sueldos desde hace tres meses

Mirna Gallardo, representante de la Asociación de Enfermeras contó que al menos unas setecientas profesionales del ramo no perciben sus sueldos hace tres meses. Así las cosas, se les hace imposible cumplir suficientemente con sus labores.

Gallardo contó a Radio Universo que deben cumplir treinta horas a la semana por rangos que apenas llegan a setecientos mil a novecientos mil guaraníes.

La licenciada explicó que "las enfermeras, contratadas por el Consejo de Salud están en la primera línea de batalla pero con un sueldo paupérrimo e indignante, encima no se les paga desde enero. Es una situación preocupante".

"Tienen que subsistir con ese salario que es mucho menor a lo que establece el Código Laboral. La situación la venimos denunciando hace tiempo", indicó pero aclaró que no reciben respuestas inmediatas y mucho menos efectivas.

Las mismas operan en los hospitales distritales y regionales, algunas de ellas en Misiones, Encarnación, Alto Paraná, Coronel Oviedo, Santaní y San Lorenzo.

Mirna Gallardo asimismo dijo que "tenemos enfermeras con ocho a diez años de antigüedad con esta situación. Y si se mantienen así es porque tienen la esperanza de ser recategorizadas".

"Es una vergüenza que tengan a seres humanos con esta clase de salarios", dijo y apuntó sus dardos a la Dirección de Descentralización del Ministerio de Salud, que es la encargada de transferir los fondos a los Consejos.

Estos realizan las contrataciones por dichos montos y el Ministerio de Salud recibe la transferencia del Ministerio de Hacienda.

"Las enfermeras continúan en sus puestos. Sufriendo pero siguen allí en las urgencias, en sala de internados. Y hoy hablamos de que el COVID-19 es de contagio comunitario y ellas se están exponiendo", se quejó.