El “riesgómetro” aplicado antes de las fiestas de fin de año evitará infectados en la familia

Se acercan las fiestas de Navidad y Año Nuevo y en las últimas semanas cambió el panorama epidemiológico con el aumento de casos positivos, internados y muertos por COVID-19 lo que supone un riesgo para las familias que pretenden pasar juntos y compartir la mesa.

Si una persona quiere pasar las fiestas de Navidad y Fin de Año con sus padres debe mantener las medidas de prevención al menos dos semanas antes del día en que compartirá la mesa con su familia.

La Doctora Adriana Amarilla explicó que el riesgómetro es tener en cuenta las actividades que uno realiza, priorizar las escenciales y descartar otras en las que el riesgo de contagio es mayor. “Existen actividades más riesgosas que otras y la gente sabía qué hacer en cada fase, y no porque se habilitan actividades tengo que hacer todas y estar en todas, hay que visualizar”, afirmó en contacto con la 680 AM.

“Si quiero pasar las fiestas con mis padres dos semanas antes tengo que eliminar actividades, regular, si participo en una no voy a otra así no me perjudico ni perjudico a mi familia y es con cuantas menos personas me junto el riesgo es menor”, agregó.

Con relación al anuncio de restricción por parte de Salud Pública, en vista al panorama epidemiológico con el aumento de casos positivos internaciones, Amarilla afirmó a modo personal que las restricciones deberían guardar relación con un refuerzo en el control de las medidas sanitarias y el cumplimiento del protocolo que está escrito y vigente.

 

“Los recuperados no son inmortales, deben seguir cuidándose”, advierten

Si bien los estudios preliminares revelan que una persona, luego de recuperarse del COVID-19, adquiere una inmunidad que puede durar de 3 a 6 meses aproximadamente, lo que no sugiere que la inmunidad sea absoluta y que deba abandonar las medidas sanitarias.

Entre los recuperados se registran reinfectados y muertos, afirmó el Doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud. “Hay que descartar esa idea de que si uno superó el COVID-19 ya es inmortal y no va a volver a enfermarse. Eso no es así. Tenemos casos de reinfección, si bien son pocos, son graves, algunos de ellos fallecieron”, lamentó.

Actualmente, son más de 58.900 paraguayos que enfermaron con COVID-19 se recuperaron hasta el momento.

Insistió que la recuperación no implica que sean inmunes a padecer una reinfección y hasta el momento no se sabe con certeza la duración real de los anticuerpos y si todos los infectados generan inmunidad.

El profesional recordó que estudios preliminares revelan que una persona, luego de recuperarse del COVID-19, adquiere una inmunidad que puede durar de 3 a 6 meses aproximadamente, lo que no sugiere que la inmunidad sea absoluta y que deba abandonar las medidas sanitarias.

Advirtió que los pacientes recuperados corren el mismo riesgo de contagiarse con el virus al igual que aquellos que aparentemente aún no adquirieron la enfermedad, por esta razón reiteró la necesidad de cumplir con las medidas sanitarias vigentes.

En Paraguay, al igual que en otros países del mundo, se registraron personas que tiempo después de su recuperación volvieron a infectarse con el virus, algunos de ellos han muerto en esta oportunidad.

Aclaró que la transmisión del COVID-19 se realiza solo de una persona enferma a una sana.

En el caso de la persona recuperada, si bien no transmite la enfermedad mientras dure el periodo de inmunidad, puede constituirse en un agente contaminante, por esta razón, aunque haya superado la infección debe seguir adherido a las medidas sanitarias.

El virus puede pegarse a las manos y de esta manera, contaminar el entorno e ingresar al organismo al tocarnos la boca, la nariz o los ojos.

El médico recuerda y alienta a la ciudadanía a seguir con el uso de mascarilla en espacios compartidos para disminuir el riesgo de contagios, conservar la distancia física, cumplir con el lavado correcto y constante de las manos, y mantener los ambientes ventilados como acciones esenciales que deben formar parte de la actividad diaria de todos, incluso de los que han vencido a la enfermedad.

 

Ajuste de fases: buscar culpables no evitará contagios, advierte Villamayor

Si bien para los cumplen las medidas sanitarias no es justo recibir nuevas restricciones, el buscar culpables no evitará que se produzcan más contagios y muertes, advirtió el jefe de Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor para justificar las medidas que serán anunciadas mañana.

“No está bien volver atrás y no está bien que el virus exista, pero las cosas hay que plantearlas tal cual son, decir tiene la culpa este o el otro, no nos libera de aumentar el número de contagiados y de terapias y de que haya más muertos”, explicó el ministro Juan Ernesto Villamayor en relación a las restricciones que serán anunciadas mañana por el Ministerio de Salud.

Argumentó que se observa una elevada incomprensión ciudadana sobre la importancia de acatar las reglas y que la Policía no puede andar detrás de cada persona. Como ejemplo citó a los que estuvieron en un balneario de Caacupé el fin de semana pasado.

Villamayor consideró que al principio se veía con entusiasmo la disposición de encierro, pero que a estas alturas hay una saturación mental y un cambio de actitud por el hartazgo que genera adaptarse a las medidas.

“Lo que al principio parecía un juego dejó de serlo para pasar a ser un peso en la mochila demasiado grande, “, opinó Villamayor.

Las autoridades del Ministerio de Salud se reunirán este jueves para implementar restricciones a ciertas actividades, debido al aumento de la ocupación de camas y al incremento de contagios.

 

Caacupé: Caminera anuncia cobertura del 100% a partir del sábado

Desde la Dirección Nacional de la Patrulla Caminera anuncian que a partir de este sábado 5 de diciembre realizarán la cobertura del 100% en la ciudad de Caacupé. Aplicarán desvíos preventivos desde la ciudad de San Lorenzo.

El inspector principal, Florencio Vargas mencionó a canal Trece, que la Patrulla Caminera como institución de prevención tiene previsto un operativo para los próximos días y, en especial en la celebración de la Virgen de Caacupé.

Según explicó, realizarán la cobertura total a partir de este sábado desde la ciudad de San Lorenzo hasta las proximidades de Coronel Oviedo. Para el efecto, anunció que también se aplicarán los desvíos correspondientes que se utilizan todos los años durante estas fechas con la cantidad requerida de funcionarios para el trabajo.

“Para este sábado a las 06:00 de la mañana ya tenemos previsto la cobertura total en todos los destacamentos y que corresponden al ‘operativo Caacupé’, no solo en la ruta principal sino también en los desvíos, inclusive en los alrededores de Tobatí y Compañía Escurra donde cada año nos instalamos”, expresó Vargas.

Señaló la resolución emitida por el MOPC se prohíbe la circulación de camiones de carga y colectivos de larga distancia sobre la Ruta 2 desde el domingo 6 de diciembre.

“Los desvíos comenzarán desde San Lorenzo, Paraguarí, Piribebuy, ya sea camino al interior o del interior con dirección a la capital”, detalló.

La resolución se implementará a partir de las 00:00 del domingo 6 hasta el martes 8 de diciembre con motivo de las festividades de la Virgen de Caacupé.

Estas medidas especiales dispuestas rigen para la circulación de vehículos con acoplados, camiones de carga de (10) diez toneladas en adelante, vehículos transportadores de ganados en pie, cargas indivisibles, combustibles, materiales inflamables o explosivos y transporte público de pasajeros de larga distancia, así como también la circulación de vehículos que no reúnen las condiciones técnicas y de seguridad, por la ruta Nacional PY02 "Asunción - Ciudad del Este", en el tramo comprendido entre las ciudades de San Lorenzo e Itacurubi de la Cordillera (km 83).

Por consiguiente, se establece la utilización de caminos alternativos y paradas obligatorias, en casos necesarios para mantener el orden en el tránsito por la precitada red vial, específicamente en la ciudad de Caacupé.